Me llamo Neymar

Fragmento

neymar-3

neymar-4

Prefacio

Neymar Jr.:

Al día siguiente de proclamarte campeón de la Libertadores, mi padre, Joelmir Beting, entonces presentador del Jornal da Band, se mojó la rala cabellera cana para hacerse un peinado mohicano como el tuyo. Estuvo a punto de presentar el noticiario con esa pinta. Y ten en cuenta que él era palmeirense...

Fue el mejor padre que un periodista puede ser. Y el mejor periodista que un hijo puede tener como padre.

Él te adoraba. Imagino cómo se quedó allí arriba, tres días después de abandonar este mundo, en noviembre de 2012, al ver a su hijo periodista recibiendo de ti, sobre el césped del estadio Vila Belmiro, una placa en su honor, en homenaje a su amor infinito por el fútbol. A su amor infinito por tu fútbol. Tal como Maracaná y el mundo entero pudieron verlo en la Copa de las Confederaciones. Exactamente cincuenta y dos años después de que mi padre entregara una placa a Pelé por el gol que se convirtió en una expresión de crack: Gol de Placa.

Como ya ocurre hoy, y lo hará por mucho tiempo, tú serás la mejor expresión de crack brasileño. Y mundial.

Confieso que no recuerdo lo que me dijiste aquel día, Neymar Jr., en el Vila. Confieso que no recuerdo lo que te dije sobre el césped cuando recibí la placa con la que el Santos homenajeaba a mi añorado padre.

Nunca me he sentido tan emocionado y honrado representándolo. Tanto que no recuerdo las palabras de ese momento inolvidable.

Imagino lo que Neymar padre debe sentir con cada jugada tuya. Soy padre e hijo de cracks en otros ámbitos. Mis padres y mis hijos lo son todo. No puedo imaginarme lo que debe significar para un padre tener un hijo que es uno de los mejores en lo que hace. Y que todavía no ha tocado techo.

Imagino lo que Neymar Jr. debe sentir por tener un padre crack como él. Cómplice como apenas hay. Amigo como se tienen pocos. Compañero como solo existe uno.

Imagino lo que Ivan Moré sintió siendo un espectador privilegiado de esta colección de cracks. Y felicito a mi amiga Marcia Batista por haber concebido un proyecto tan especial.

No existe un equipo mejor que la propia familia. Todas las familias. Pero pocas familias en el fútbol jugaron tan bien juntos como la de Neymar, que es más que un padre, y Neymar Jr., que es más que un hijo. Neymar, que es el Espíritu del Santos Futebol Clube.

¡Amén!

MAURO BETING,
periodista deportivo

neymar-5

Introducción

Conocí a Neymar Jr. poco después de su debut, cuando el equipo del Santos todavía estaba dirigido por Vanderlei Luxemburgo. Recuerdo perfectamente aquel día. Era un partido entre el Palmeiras y el Santos, en el Vila Belmiro. Neymar Jr. había marcado el gol decisivo, con la zurda, en la victoria por 2 a 1 del equipo local. Una anécdota: en la portería contraria estaba Marcos (el Santo Palmeirense).

Neymar Jr. fue sustituido en el segundo tiempo. Yo pedí permiso al entrenador para acercarme al banquillo, me senté al lado del jugador y le pedí que se quitase la bota del pie izquierdo. El gesto me serviría para elaborar la entrada de mi texto (momento en el que la imagen del reportero aparece en el artículo). Recuerdo la mirada del jovencísimo Neymar Jr.; estaba asustado y sorprendido, pero accedió puntualmente a mi petición.

Comenzaba en ese momento una relación de amistad y de profundo respeto mutuo con la entonces promesa santista. Durante los primeros triunfos de Neymar Jr. con la camiseta del Santos, tuve la oportunidad de realizar algunos reportajes especiales con el crack. En la meteórica ascensión de aquel chaval iluminado destaca una curiosidad: Neymar Jr. jamás sería lo que es si no tuviera detrás la figura de su padre. Y lo más bonito de todo es que, si repasamos la vida del padre, la historia que emerge salta a la vista, pues los problemas, los desafíos y las situaciones límite a los que la «familia Neymar» ha tenido que enfrentarse han sido innumerables. Y a partir de una historia tan rica solo puede constatarse lo siguiente: en la carrera del diamante tallado en las categorías inferiores del Santos nada ha sucedido por casualidad.

La idea del libro es mostrar cómo fue el origen de ese éxito. ¿Por qué este joven de peinado exótico es hoy en día la mayor estrella del deporte brasileño? ¿De dónde brota toda esa luz que irradia? ¿Toda esa energía?

Para responder estas preguntas combinamos las declaraciones del padre y del hijo, con la idea de entender el papel y la influencia de cada uno de ellos en la vida del otro y de qué forma esas vidas consiguieron, en una simbiosis perfecta, alcanzar el reconocimiento mundial.

Neymar Jr. posee un talento fuera de lo común, pero el chico podría perderse «en el ambiente del fútbol» si no estuviese guiado de una manera magistral. Y es ahí precisamente donde entra en juego la figura del padre. Al leer Ney­mar. Conversación entre padre e hijo, el lector entenderá la base del éxito de este genio llamado Neymar Jr. y el futuro prometedor que lo aguarda.

IVAN MORÉ,
periodista

neymar-6

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist