Abuso del poder en México

Martín Moreno-Durán

Fragmento



Índice

Portadilla

Índice

Agradecimientos

El poder en México

Mancera: el fabricante de culpables

Narcopoder

Adriana Morlett

Ellos, los priístas

Calderón por dentro

El falso izquierdista

SME: el dragón de dos cabezas

Elba Esther: la bruja del cuento

Televisa: el poder tras el cristal

Los olvidados

Napito

Epílogo

Créditos

Grupo Santillana

Dedicatoria

A la memoria de mis padres, Ana María y José.

Para quienes han sufrido el abuso del poder.

Para los inocentes en prisión. Para los civiles caídos.

Para los periodistas asesinados y sus familias.

Cita

Una verdad de la palabra siempre provoca una respuesta del poder, si es eficaz.

Poder es una palabra genérica y rufianesca.

Poder institucional, militar, criminal, cultural, empresarial.

Roberto Saviano.

Agradecimientos

Image

AGRADECIMIENTOS

Un libro de esta dimensión no puede, por supuesto, realizarse por una sola persona. Es cierto que son dos manos las que escriben, pero fueron varias las que, de una u otra forma, participaron. A todas ellas, gracias.

También mi agradecimiento a quienes de manera anónima proporcionaron información. Y particularmente, a Javier Velázquez, Miguel García Tinoco, Rodrigo Higuera, Félix Fuentes, Raúl Plascencia: presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Arturo Zárate Vite, Georgina Mena y Yohali Reséndiz.

A los compañeros de profesión que con su trabajo diario contribuyeron —tal vez sin saberlo pero con una valiosa aportación periodística— a la integración del texto, y que se encuentran bien identificados en estas páginas.

En especial, mi reconocimiento a la madurez editorial, valentía personal y compromiso social, de Carlos Ramírez, Patricia Mazón, César Ramos, Fernanda Gutiérrez Kobeh y Juan Carlos Valdivia, cabezas y corazón de Santillana Ediciones Generales de México.

El poder en México

Image

EL PODER EN MÉXICO

En México, el poder no se ejerce, se explota. Y tiene, en el abuso del poder mismo, la principal fuente de atropellos, usura al precio de ser ciudadano: la corrupción, el sometimiento, la amenaza, el engaño, la tragedia. Arrodillamiento ante el dragón de mil fauces. Doblar voluntades con el mazo del poderoso.

¡Todos a callar, a obedecer, el abuso del poder está hablando!

Por más de setenta años ese poderío tuvo un nombre. El amo se llamaba Partido Revolucionario Institucional (PRI); a su amparo nacieron los abusos institucionalizados: las crisis financieras, los fraudes electorales, los cacicazgos, las matanzas estudiantiles, los crímenes políticos, los monopolios. El abuso del poder oficial.

Con la alternancia de papel, el Partido Acción Nacional (PAN) tuvo destellos del mismo abuso: de los hijastros presidenciales enriquecidos a las frivolidades y caprichos de la señora de la casa; del vacío de poder a la intervención grosera del Presidente en asuntos electorales; de la promesa de generar empleos a una guerra contra el narcotráfico sin estrategia ni brújula, desaforada y contabilizada en la numeralia de la muerte: 50 mil en todo el país, cientos de ellos civiles que estuvieron donde no tenían que estar. “Daños colaterales”, justifica la voz gubernamental. Mala suerte. Ni modo. “Me los mataron”, r

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist