El plan infinito

Isabel Allende

Fragmento

cap

A mi compañero, William C. Gordon, y las otras personas que me confiaron los secretos de sus vidas. También a mi madre, por su cariño sin condiciones y el implacable lápiz rojo con que me ayudó a corregir esta historia.

I. A.

Gracias a la vida, que me ha dado tanto,

me ha dado la risa y me ha dado el llanto...

VIOLETA PARRA, Chile

Estoy solo en la cumbre de la montaña al amanecer. En la niebla lechosa veo los cuerpos de mis amigos a mis pies, algunos han rodado por las laderas como rojos muñecos desmembrados, otros son pálidas estatuas sorprendidas por la eternidad de la muerte. Sombras sigilosas trepan hacia mí. Silencio. Espero. Se acercan. Disparo con­tra esas oscuras siluetas en piyamas negros, fantasmas sin rostro, siento recular la ame­tralladora, la tensión me quema las manos, cruzan el aire las líneas incandescentes de los fogonazos, pero no hay un solo sonido. Los asaltantes se han vuelto transparentes, las balas pasan a través de ellos sin detenerlos, siguen avanzando implacables. Me rodean... silencio...

Mi propio grito me despierta y sigo gritando, gritando.

GREGORY REEVES

cap-1

PRIMERA PARTE

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist