Sinergia

Rebeca Stones

Fragmento

cap-37

Vivía en una realidad nítida, que yo misma emborronaba, como escapatoria a un día a día caracterizado por los tintes del sufrimiento de un amor muy lejano de considerarse amor.

Mas yo, desconocedora hasta el momento de tal agridulce y arrasador sentimiento, creía encontrar en aquella dependencia lo que en tantos poemas había leído.

imagen

Te imploro el respeto que nunca tendría que pedirte,

te suplico la empatía que jamás demostraste por mí.

 

Aprendí a base de golpes

que esa no es una buena manera

de aprender.

imagen

La traición tiene doble fondo,

unas raíces profundas bajo tierra

de las que tan solo es visible la flor.

 

Juré resurgir de las cenizas

de tu fuego, y así lo hice.

imagen

Llegó el momento de avanzar,

de olvidar, de dejar que la rabia consuma los últimos cimientos

que quedaban en pie.

 

Y así dejé de temer al futuro,

porque todo futuro posible

era mejor que mi pasado.

Y dejaron de asustarme las incógnitas, porque encontré en ellas la belleza

de lo desconocido, de lo sorpresivo, del destino.

imagen

Pero el vacío que habitaba mi pecho aún no sabía muy bien cómo llenarse. La soledad se asentó con anhelos

de paz y llegó para fijar la calma.

 

El olor marino impregna el ambiente

y la cálida luz del sol salpica mi piel con luz. Así siento la libertad,

así llegan las miles de oportunidades que ahora se ciernen sobre mí.

imagen

¿Mi exotismo me convierte en bestia? Cuando hablo desde lo más profundo de mi ser, atreviéndome a compartir mis locuras más propias, intuyo entre la multitud miradas de incomprensión. En sus pupilas veo su supremacía, su constante necesidad de criticar para quedar por encima. Si mis ideales y mis alocadas ideas me convierten en bestia, orgullosa estoy de ello.

 

Lucharé por ser individuo

entre una colectividad

que nos acabará matando.

imagen

Su noche no era oscura, sino que bebía de su día la luz que sus estrellas imploraban. Él brillaba sin querer hacerlo, y quizá por eso aquel brillo puro e inocente prendió esa mecha en mí que no puede dejar de extenderse por todo mi ser.

No sabía que se podía amar tanto hasta que lo conocí.

imagen

Él me hacía sentir perfecta, conseguía que mi piel brillase al posar sus yemas sobre ella. Pequeñas centellas de conexión saltaban en cada caricia. Su energía era la mía y la mía también era la suya, alimentándonos del poder ajeno nos hacíamos cada vez más grandes y pudientes.

 

Habrá simulacros,

pero cuando llega el amor de tu vida, descubres lo que es un incendio.

Y entonces, cuando le miras a los ojos, te das cuenta de que la has encontrado.

De que por fin has hallado

la verdadera sinergia.

cap-38

imagen

Primero, debo darle las gracias a la persona más maravillosa que he tenido el placer de conocer en mi vida.

Gracias mi amor, gracias por enseñarme lo que verdaderamente significa amar. Pero sobre todo, gracias por hacerme descubrir lo que se siente al ser amada. Si este libro existe es porque tú me has dado el valor que tanto tiempo necesité a mi lado, me has dado la confianza que necesitaba en mí misma y has disipado todas las dudas que invadían mi mente.

Te mereces lo mejor que este mundo pueda darte.

Tú siempre serás lo mejor de mi mundo.

Continúo dándole las gracias a la mujer de mi vida, mi madre.

Mi apoyo incondicional, mi mayor soporte y mi mayor confidente. Gracias por hacerme mejor persona, por estar junto a mí en las buenas rachas pero todavía más en las malas. Por alumbrarme siempre el camino con tus consejos y tus sonrisas, siempre ocuparás la mayor parte de mi corazón.

Gracias a ti, lector.

Si es la primera vez que te sumerges en uno de mis libros, gracias por darme esta increíble oportunidad, gracias por dejarme robar tu tiempo.

Si has vuelto a confiar en mis palabras, gracias por seguir envolviéndote con el aroma de mis historias.

Sin vosotros y vosotras, esto no sería más que un mísero diario oculto en un cajón de mi escritorio. Escribir es, sin duda, lo que más me apasiona, y por eso mismo os lo debo todo.

Gracias por transformar mi pasión en mi trabajo.

Gracias a mi editorial, los primeros en ver un ápice de talento en mí. Aún me parece inaudito el haber tenido entre mis manos la oportunidad de hacer realidad la primera historia alojada en mi cabeza.

Rosa Samper, mi primera editora, siempre te recordaré por tu grandiosa gratitud y la fe (al principio totalmente a ciegas) que depositaste en mí.

Ana Palou, la editora que me acompañó en este viaje lleno de emociones y sentimientos. Gracias por tan bien.

Y por último, gracias a mis dos amigos que tanto se han preocupado y que han estado en cada uno de los momentos. Gracias a Uxia, y gracias a Lucas.

Biografía

El libro más íntimo de Rebeca Stones.

«Te animo a abrirte paso entre mis latidos.
Te animo a descubrir el desamor, el dolor y la rabia, la recuperación y la verdadera sinergia.
Aquí, entre tus manos, poso parte de mi historia.»

CubiertaRebeca ha pasado un año muy difícil, pero en vez de dejarse aplastar por el peso de sus pensamientos, los ha usado como inspiración para escribir una historia de desamor y amor contada tan solo con sentimientos.

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist