Prelectores. Cómo acompañar este momento clave para que amen la lectura
Muerdelibros 3 min

Prelectores. Cómo acompañar este momento clave para que amen la lectura

La etapa de los prelectores suele estar comprendida entre los 3 y los 6 años, y el acompañamiento de la misma suele ser bastante clave para establecer el amor por la lectura en los niños y niñas. Seguí leyendo si querés un par de consejos para que tus hijos se aficionen a la lectura lo antes posible. 

BEATRIZ MILLAN

PENGUIN KIDS ESPAÑA

Durante la etapa de los 3 a los 6 años suele ocurrir el primer contacto de escolarización de los peques, y con él, la incursión en el mundo de la lectoescritura.

Es por esto que el acompañamiento que hagamos desde las familias debe tener un componente sobre todo lúdico, en el que dejemos en un segundo plano el hecho de que aprendan las letras o no (ya que esta labor la realizan ya en los coles), y prioricemos que las lecturas sean amenas, divertidas y con ilustraciones ricas y llenas de color.

Tener en cuenta la opinión de los chicos a la hora de elegir los libros es esencial

Cómo elegir libros adecuados para esta franja de edad

Lo más importante es que las historias sean sencillas y se comuniquen bien a través de las ilustraciones. A partir de estas, los peques van a poder conocer el concepto básico de lo que se cuenta en el libro, tanto cuando lo hojeen por sí mismos como cuando les acompañamos en la lectura. 

En cuanto al formato, es importante que sean manejables para ellos, como los libros de hojas de cartoné flexible, pero también es interesante que no tengamos miedo a que comiencen a tocar libros de hojas más delicadas, a pesar de que puedan sufrir algún rasguño. Mostrarles cómo pasar las hojas de este tipo de libros también es un aprendizaje para ellos, y un ejercicio fantástico de psicomotricidad fina.

Te recomendamos

El álbum ilustrado será nuestro gran aliado en este momento. Vamos a poder descubrirles un montón de historias en las que la imagen o la ilustración son clave, pero también es recomendable seguir dejando a su alcance libros que utilizaban cuando eran más pequeños. Tenerlos cerca les proporciona seguridad, y muchos de estos libros tienen un largo recorrido.

También podemos recurrir a los libros divulgativos adaptados a los más pequeños, ya que en muchas ocasiones, a estas edades, se convierten en superexpertos en alguna temática. Universo, dinosaurios, animales marinos… Algunos peques se muestran más interesados en la lectura de este tipo de libros, y hay varias opciones que nos pueden servir de gran ayuda.

A estas edades es muy probable que ya tengan un criterio y gustos propios, por lo que contar con su opinión a la hora de elegir los libros de la librería o biblioteca es algo esencial. 

Intentemos evitar también anteponer nuestros gustos a los suyos, o impedir que elijan un libro porque pensemos que no va a gustarles. Puede que se equivoquen en su elección, pero esto también les servirá para crear un criterio propio.

Cómo presentar los libros a prelectores

Tal y como os he comentado al inicio del artículo, es muy importante que separemos los conceptos de aprender a leer y amar los libros. En esta etapa en la que la mayoría de los peques inician su primer contacto con la lectoescritura, debe preservarse la idea de que disfruten de los libros y de los momentos de lectura en familia.

La franja prelectora es una muy buena edad para establecer rutinas lectoras en casa. Al tratarse de edades en las que los peques suelen estar escolarizados, podemos aprovechar las tardes para dedicar un ratito a leer, y que el momento de antes de dormir se convierta en la hora del cuento. 

Si por el motivo que sea no podemos estar presentes a la hora de acostarles, hay otros muchos momentos en los que podemos crear nuestro ratito lector, como los fines de semana, por ejemplo. Lo importante es crear el momento para compartir lecturas juntos.

Estas edades también son perfectas para afianzar o generar recuerdos alrededor de la lectura, como asistir a cuentacuentos en librerías y bibliotecas, establecer la tradición de ir en familia a la feria del libro de nuestras ciudades, celebrar el día del Libro en familia regalándonos libros entre nosotros…

Al igual que en otros aspectos de la educación de los peques, la imitación es clave para su aprendizaje, por lo que si ven a los adultos de su entorno con libros en las manos, ellos también querrán copiar su comportamiento.

Este artículo fue originalmente publicado en PenguinKids España

Más Populares

Más populares

Elmer y la tía Zelda
  • ¡En oferta!
  • Fuera de stock
David McKee
Elmer y la tía Zelda
9789871409716
 
Elmer y Wilbur van de visita a casa de la tía Zelda, ¿les acompañas? La colección «Primeras lecturas» de Elmer es ideal para transmitir a los niños valores positivos tan importantes como la solidaridad, el respeto, la amistad y, sobre todo, la celebración de las diferencias.
Fuera de stock
$ 10.399,00
Imaginación con René Descartes
  • ¡En oferta!
  • Fuera de stock
Duane Armitage Maureen McQuerry
Imaginación con René Descartes
9789878120850
 
¡Tu primer libro para pensar en grande!Es importante entender que cada persona piensa de una forma distinta. ¿Sabes qué decía Descartes sobre la imaginación?
Fuera de stock
$ 8.599,00

Artículos relacionados

Así empieza «En agosto nos vemos», la novela inédita de Gabriel García Márquez
Este 6 de marzo de 2024, el día en el que Gabriel García Márquez cumpliría 97 años, los amantes de la lectura disfrutaremos juntos de un hecho literario histórico: el lanzamiento de «En agosto nos vemos»… ¡su novela inédita! Para ir abriendo boca, LENGUA tiene el placer de publicar a continuación (¡en exclusiva mundial!) las primeras páginas del nuevo libro del premio Nobel colombiano, un título editado por Random House.
Así empieza «En agosto nos vemos», la novela inédita de Gabriel García Márquez
El cuerpo sometido de las mujeres: la lucha feminista sigue
Compilados por Ana Sofía Rodríguez Everaert y Marta Lamas, los textos que conforman la antología «Lo personal es político. Textos del feminismo de los setenta» (Lumen) restauran la historia de las mujeres y grupos que se movilizaron en pro del feminismo en distintas partes de México y en distintos momentos. Son puertos de entrada a cientos de experiencias de organización y protesta, historias que habían sido olvidadas entonces y que lo volvieron a ser después. Al hilo de la reciente publicación de este libro, reproducimos a continuación uno de los ensayos que lo componen, una pieza firmada por Rosario Castellanos, filósofa, docente, diplomática y promotora cultural, una autora cuyas obras son clave en la historia de la literatura mexicana, pues ayudaron a que se reconociera el valor tanto académico como literario de voces y narrativas que, por lo general, se consideraban menos importantes por hablar desde lo personal. La pieza que aquí sigue, titulada «Feminismo 1970: curarnos en salud» y publicada por primera vez en el periódico «Excélsior» en noviembre de 1969, ofrece perspectiva para entender la importancia y persistencia de la lucha feminista de hace medio siglo en el contexto actual.
El cuerpo sometido de las mujeres: la lucha feminista sigue
Karina Sainz Borgo: «El deterioro del espacio público es violencia, la proliferación de rejas es violencia y la pobreza también es violencia»
En 2019, Karina Sainz Borgo publicó «La hija de la española» en medio de una enorme expectación. El libro se convirtió en un fenómeno y catapultó su nombre al extranjero. Las traducciones se pusieron en marcha a muy buen ritmo. En 2021 llegó a las librerías su siguiente novela, «El tercer país», que también alcanzó un enorme éxito; y en 2023 publicó «La isla del doctor Schubert» (editada por Lumen, como las anteriores), que mantuvo el nivel de ventas y aplausos. Este buen hacer se ha visto recompensado -además- en forma de premios, como el reciente Premio de Periodismo David Gistau o el Premio Jan Michalski 2023. Ahora, cuando está escribiendo su próxima obra, Karina Sainz Borgo conversa con LENGUA sobre sus raíces y su falta de arraigo y sobre cómo Venezuela marcó su infancia y su posterior relación con la literatura y el periodismo.
Karina Sainz Borgo: «El deterioro del espacio público es violencia, la proliferación de rejas es violencia y la pobreza también es violencia»
Añadido a tu lista de deseos