Mariana Furiasse: “Nos enseñaron a avergonzarnos de nuestro cuerpo, ocultarnos, apagar nuestra voz”
Nivel pro 3 min

Mariana Furiasse: “Nos enseñaron a avergonzarnos de nuestro cuerpo, ocultarnos, apagar nuestra voz”

Mariana Furiasse es escritora de novelas y cuentos infantiles y juveniles. A lo largo de su carrera recibió numerosos premios. A propósito de la reedición de sus novelas Rafaela e Intermitente Rafaela, conversó con Penguin Kids. 

EQUIPO PENGUIN KIDS

@penguinkidsar

¿Cuándo empieza tu relación con la lectura y la escritura?

Desde antes de saber leer y escribir. Me cuenta mamá que siempre pedía que me regalaran libros. Y quería contar historias, le dictaba a ella, la perseguía por la casa para que escribiera lo que se me ocurría o hacía obras de títeres para contarlas. Aprender a escribir y leer fue lograr mi independencia. Ya no dependía de otra persona para poder contar.

Sentí que quería contar una historia sobre un cuerpo que no obedeciera el mandato hegemónico de belleza

Rafaela, la novela que habla de los vínculos, los cuerpos, las ausencias, los miedos, la mirada ajena, se publicó hace 20 años y se sigue leyendo. ¿Por qué te parece que sigue vigente? ¿Qué aspectos de la novela te parece que siguen convocando a los y las jóvenes? ¿Qué te movilizó a escribirla allá por el 2000 y qué temas te movilizan hoy?

Sigue vigente porque lamentablemente sigue existiendo el bullying y el mandato de belleza hegemónica sobre los cuerpos. Todavía es feroz. ¿Se habla de eso? Sí. Pero sigue pasando. Y esos creo que son dos de los aspectos que convocan a lxs jóvenes, también las relaciones familiares, el amor, la amistad, el sentir que leen algo que les podría pasar.  La escribí en el 2000 y en un principio sentí que quería contar una historia sobre un cuerpo que no obedeciera el mandato hegemónico. Fue una protesta. 

Te recomendamos

Les cuento a lxs chicxs en las escuelas que no es una novela autobiográfica en el sentido de que me haya pasado exactamente a mí lo que le pasó a Rafaela, pero sí el clima. No podía entender cómo estaba naturalizado el bullying, completamente establecido, como si fuera parte de la experiencia escolar y los mandatos de belleza, por los que la gente se enfermaba, dejaba de estar presente en determinados espacios. Nos enseñaban a avergonzarnos de nuestro cuerpo, ocultarnos, apagar nuestra voz. Rafaela fue una protesta ante eso. Fue mi forma de decir cuando no escuchaba voces que dijeran otra cosa. Pero recién con los años fui comprendiendo la dimensión cuando veía cómo resonaba y replicaba en otrxs.

Los temas que me movilizan hoy son los mismos que me movilizaron siempre, la injusticia, la intolerancia, la ausencia de amor, el amor, los vínculos.

¿Alguna vez pensaste en escribir sobre esas mismas temáticas pero para un público infantil más que juvenil?

¡Me encantaría! Pero cada vez que me siento a escribir salen historias juveniles.

La continuación de Rafaela, Intermitente Rafaela, se publicó 14 años después. ¿Cómo fue retomar el personaje, la historia, los conflictos, en un contexto que se había transformado bastante?

Fue un desafío inmenso. En su momento, cuando se publicó Rafaela, escribí una continuación que no me gustó nada. Y quedó guardada. Por años pensé que no iba a haber una segunda parte. Pero estaba esa primera intención, más los pedidos en las escuelas y la invitación de mi editora y decidí intentarlo. Retomé la idea de un capítulo de esa primera versión, lo llamo el capítulo semilla y reescribí ese capítulo y una nueva continuación. Me costó mucho volver a sentir la piel de Rafaela, había cambiado el mundo, había cambiado yo, la tecnología, pero una vez que logré meterme en la historia no pude parar de escribir. Me costaron especialmente las primeras palabras y las últimas. Tuve que esperarlas, y llegaron.

Tus libros son muy leídos en las escuelas. ¿Cómo es el intercambio que sucede en las aulas cuando sos invitada a charlar sobre tus textos?

Es hermoso. Me sorprende y emociona siempre. El entusiasmo, la alegría, la emoción. Salen a recibirme con una ternura, me cuentan que es el primer libro que los engancho o que leyeron, que a partir de conocerlo empezaron a escribir o a leer. Es un intercambio amoroso, espontáneo y profundo, de reflexión, donde lxs chicxs se animan a compartir experiencias dolorosas que atravesaron o están atravesando.

Hace muy poquito salieron nuevas -y muy cuidadas- ediciones de Rafaela y de Intermitente Rafaela, con nuevas tapas y nuevo diseño de interior. ¿Cómo fue ese trabajo de reedición?

Fue otro desafío hermoso. Encontrar nuevas tapas y trabajar los textos, buscando la forma en la que sentía Rafaela ahora, fue un camino intenso, de pensar por dónde, conversando con amigxs queridxs, con mis editoras María Amelia Macedo y Florencia Escande. Me preguntaban en las escuelas qué le cambiaría a la novela y les decía, algunas expresiones o palabras que ya no se sentían orgánicas y eso fue lo que cambiamos. Además agregamos subrayados, círculos sobre algunas palabras y dibujos en los márgenes: rayitos, flechas, corazones, estrellas. Es un diario intervenido. Agregamos números de capítulos. Y pensamos las tapas, que también era difícil porque Rafaela había tenido esa tapa veinte años. Me encanta el trabajo que hizo Candela Insua en cada una de las tapas.

¿En qué estás trabajando ahora?

Ahora estamos trabajando con la reedición de Ramona revelada que va a publicarse a principios del año que viene. También estoy  leyendo una novela que terminé de escribir hace una semana y trabajando sobre un taller de diarios que vamos a coordinar con mi amiga Valeria Sardi.

Más Populares

Más populares

Intermitente Rafaela
  • ¡En oferta!
  • Fuera de stock
Mariana Furiasse
Intermitente Rafaela
9789871997688
 
La entrañable voz de Rafaela regresa para contar su último año de secundaria. Con una escritura profunda y reflexiva, Mariana Furiasse ahonda en los miedos y las inseguridades de un personaje que se abre paso en el mundo, que duda, se asoma y avanza, intermitente, con luz propia.
Fuera de stock
$ 10.599,00
Rafaela
  • ¡En oferta!
  • Fuera de stock
Mariana Furiasse
Rafaela
9789871997640
 
¿Cuánto pesan las miradas ajenas? ¿Cómo enfrentar el mundo cuando nos sentimos, o nos hacen sentir, invisibles? En esta nueva edición, Mariana Furiasse seguirá conmoviendo a lectoras y lectores, y poniendo palabras a tantas situaciones que, aún hoy, nos interpelan. Rafaela obtuvo el premio El Barco de Vapor (SM, 2002) y el premio Los Favoritos de los...
Fuera de stock
$ 9.299,00

Artículos relacionados

Violencia debería ser «Violencio»
En «Veinte, veintiuno» (Random House, 2023), Laia Jufresa, una de las mejores escritoras mexicanas de la actualidad, narra cinco estaciones en la vida de su pequeña familia bilingüe para retratar -con la pandemia de fondo- las vivencias cotidianas que nos incumben, obsesionan, angustian y que, pese a todo, nos impulsan a seguir habitando este presente enrarecido. Entre esas vivencias se halla, claro, su manera de afrontar el feminismo, la maternidad y la crianza: en las siguientes líneas, apenas 1.000 palabras extraídas de esta obra de no ficción (su debut en el género, un texto que se lee como si fueran entradas de un diario personal), Jufresa se sincera ante la perspectiva de que su hija de cuatro años crezca en un país -que es reflejo de muchos otros- en el que la violencia (que debería ser en masculino) se descarga una y otra vez sobre el cuerpo de las mujeres.
Violencia debería ser «Violencio»
Así empieza «En agosto nos vemos», la novela inédita de Gabriel García Márquez
Este 6 de marzo de 2024, el día en el que Gabriel García Márquez cumpliría 97 años, los amantes de la lectura disfrutaremos juntos de un hecho literario histórico: el lanzamiento de «En agosto nos vemos»… ¡su novela inédita! Para ir abriendo boca, LENGUA tiene el placer de publicar a continuación (¡en exclusiva mundial!) las primeras páginas del nuevo libro del premio Nobel colombiano, un título editado por Random House.
Así empieza «En agosto nos vemos», la novela inédita de Gabriel García Márquez
El cuerpo sometido de las mujeres: la lucha feminista sigue
Compilados por Ana Sofía Rodríguez Everaert y Marta Lamas, los textos que conforman la antología «Lo personal es político. Textos del feminismo de los setenta» (Lumen) restauran la historia de las mujeres y grupos que se movilizaron en pro del feminismo en distintas partes de México y en distintos momentos. Son puertos de entrada a cientos de experiencias de organización y protesta, historias que habían sido olvidadas entonces y que lo volvieron a ser después. Al hilo de la reciente publicación de este libro, reproducimos a continuación uno de los ensayos que lo componen, una pieza firmada por Rosario Castellanos, filósofa, docente, diplomática y promotora cultural, una autora cuyas obras son clave en la historia de la literatura mexicana, pues ayudaron a que se reconociera el valor tanto académico como literario de voces y narrativas que, por lo general, se consideraban menos importantes por hablar desde lo personal. La pieza que aquí sigue, titulada «Feminismo 1970: curarnos en salud» y publicada por primera vez en el periódico «Excélsior» en noviembre de 1969, ofrece perspectiva para entender la importancia y persistencia de la lucha feminista de hace medio siglo en el contexto actual.
El cuerpo sometido de las mujeres: la lucha feminista sigue
Añadido a tu lista de deseos