El problema secreto de Stacey (Serie El Club de las Canguro 3)

Ann M. Martin

Fragmento

cap

Kristy Thomas:

imagen Extrovertida, mandona y llena de ideas, Kristy es la presidenta del club. Tiene tres hermanos, dos mayores que ella, Sam y Charlie, y otro pequeño, David Michael. Es una apasionada del béisbol y le fascinan los deportes y la aventura. Su extraordinario optimismo e inalterable confianza en sí misma la convierten en la líder indiscutible de El Club de las Canguro.

Mary Anne Spier:

imagenSu fantástico sentido de la organización y su caligrafía fina y clara la convierten en la candidata ideal a secretaria del club. Callada, tímida, sensible, romántica y muy leal, Mary Anne aborrece el deporte y le gustan las manualidades. Vive con su padre y su gato Tigre.

Stacey McGill:

imagenNació en Nueva York y es la chica nueva en Stoneybrook. Pero enseguida se ha hecho superamiga de Claudia, quien la ha introducido en El Club de las Canguro. Como es un genio con las matemáticas, a Stacey le ha tocado ser la tesorera. Al igual que a Claudia, le encanta la ropa y vestir de forma original, y, por supuesto, hablar de chicos.

Claudia Kishi:

imagenCreativa, glamurosa y soñadora, Claudia es sin duda la artista del grupo. Le encantan las golosinas y las novelas de misterio, aunque sus padres piensan que debería dedicarse más a sus estudios. Es la vicepresidenta del club porque tiene un número de teléfono privado en su habitación, que se ha convertido en la oficina del club.

Jessica Ramsey:

imagenJessi es dulce, divertida e inteligente. Sabe distinguir lo que está bien de lo que no, y no duda en expresar sus opiniones. Tiene mucho sentido del humor y le encanta contar chistes.

Dawn Schafer:

imagenEsta californiana es una chica superindependiente y segura de sí misma y siempre dice lo que piensa. Le obsesiona la comida sana, es inteligente, organizada y algo ecologista. Como sus padres están divorciados, ella vive con su madre en Stoneybrook, y su padre y su hermano Jeff, en California.

Mallory Pike:

imagenAunque es muy jovencita, Mallory es muy responsable y le encantan los niños. Es una chica práctica y muy sensata, pero tiene poca autoestima y le falta un poco de confianza en sí misma.

cap-1

 

imagen

—Como presidenta de El Club de las Canguro —dijo Kristy Thomas—, propongo que decidamos qué haremos cuando la señora Newton vaya al hospital para tener al niño.

—¿Qué quieres decir? —pregunté.

—Pues que tendríamos que estar preparadas. Hace meses que esperamos al bebé, y los Newton son uno de nuestros mejores clientes. Van a necesitar que alguien cuide de Jamie mientras ellos estén en el hospital. Las canguros inteligentes tendrían que estar preparadas para casos como este.

—Me parece buena idea —convino Mary Anne Spier—. Apruebo la moción.

Mary Anne normalmente está de acuerdo con Kristy en todo. Al fin y al cabo, son mejores amigas.

Miré a Claudia Kishi. Es mi mejor amiga y la vicepresidenta de nuestro club. Se limitó a encogerse de hombros.

El club está formado por cuatro chicas: Kristy, Claudia, Mary Anne (que es la secretaria) y una servidora, Stacey McGill. Yo soy la tesorera. Hace aproximadamente dos meses que creamos el club. La idea fue de Kristy, y por eso ella es la presidenta. Nos reunimos tres veces por semana, desde las cinco y media hasta las seis, en la habitación de Claudia, que tiene su propio teléfono. Durante ese rato, nuestros clientes pueden llamar para pedir una canguro. El club funciona porque, como somos cuatro, casi siempre una de nosotras está disponible. A nuestros clientes les gusta este sistema. Dicen que les ahorra muchas llamadas y, por lo tanto, mucho tiempo. Además, también les gustamos nosotras. Somos buenas canguros y hemos trabajado duro para poner en marcha nuestro negocio. Hicimos folletos del club y los repartimos por los buzones, e incluso pusimos un anuncio en el Stoneybrook News, el periódico de Stoneybrook.

Aquí es donde vivo ahora, en esta pequeña ciudad de Connecticut. Tengo que admitir que es un gran cambio después de haber vivido en Nueva York, que es una ciudad enorme, justo lo contrario que Stoneybrook. Aquí solo hay un instituto: el mío. Bueno, el nuestro. Las cuatro vamos a primero de la ESO. En Nueva York hay miles de colegios. En realidad, en Nueva York hay de todo por miles: gente, coches, edificios, tiendas, palomas, amigos y cosas que hacer.

Aquí, bueno, la verdad es... que no hay mucho que hacer. Mis padres y yo nos mudamos a nuestra casa en agosto y no hice ninguna amiga hasta que empezaron las clases en septiembre y conocí a Claudia. Aquí todo el mundo se conoce desde la infancia. Claudia, Kristy y Mary Anne son amigas desde pequeñas. Las tres crecieron juntas, ya que Kristy y Mary Anne viven una al lado de la otra en la calle Bradford Court, y Claudia vive justo enfrente. Mi casa está dos calles más abajo.

Así que me alegré muchísimo cuando Claudia me contó que Kristy quería fundar un club. Por fin tendría amigas, pensé. Y así fue. Aunque me lleve mejor con Claudia, no sé lo que haría sin Kristy y Mary Anne. Es verdad que parecen más pequeñas que nosotras (a ellas no les interesan los chicos ni la ropa, aunque Kristy fue a su primer baile hace poco), y Mary Anne es supertímida y Kristy, un poco muchachote. Pero son mis amigas y me siento unida a ellas. Y eso no lo puedo decir de ciertas traidoras de Nueva York.

—Se me acaba de ocurrir un plan —anunció Kristy—. Imaginaos que es un día cualquiera por la tarde. La señora Newton se da cuenta de que ha llegado el momento de ir al hospital. Llama a su marido, a un taxi o algo así, luego nos avisa y una de nosotras va a cuidar de Jamie.

—¿Y si ninguna estuviera libre? —pregunté.

—Hummm. —Kristy se puso a pensar—. Quizá sería mejor que, a partir de ahora, una de nosotras siempre estuviera libre para que la señora Newton tenga la seguridad de que encontrará una canguro. Será un servicio especial para ella, ya que los Newton son muy buenos clientes.

—Me parece demasiado —declaró Claudia.

Era justo lo que yo estaba pensando.

—Tienes razón —dije—. Además, a veces los niños se retrasan. Podríamos perder muchos t

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist