• ¡En oferta!
Poemas (edición bilingüe)

Poemas (edición bilingüe)

LUMEN , septiembre 2012

Una nueva y extraordinaria traducción del gran poeta alemán.

«Vivimos en mitad de la noche. Y desde hace años a mí sólo me ilumina en la noche la luz de Hölderlin.»
Walter Benjamin

«Los poetas son vasos sagrados
donde se custodia el vino de la vida,
el espíritu de los héroes.»

Junto a Píndaro, Dante o Shakespeare, Hölderlin pertenece a la restringida familia de los grandes cantores de todos los tiempos. La insondable belleza de sus poemas alcanza una trascendencia que rebasa los límites del movimiento romántico en que se gestaron, adentrándose así en un territorio indómito en el que se entreveran la poesía, la filosofía, el mundo clásico y la espiritualidad.

El presente volumen, extraordinariamente traducido por Eduardo Gil Bera, reúne el corpus esencial de la poesía de juventud y madurez del poeta de Suabia, desde las grandes odas hasta las elegías y los himnos, incluido «El archipiélago», uno de los grandes hitos de la poesía universal. Como recuerda Félix de Azúa en su iluminador prólogo, en estos poemas, a pesar de la oscuridad circundante, aúlla un inmenso sí a la vida.

La crítica ha dicho:


«Su influencia sobre mí ha sido amplia y abundante, como solo puede serlo la de los más exquisitos y con un interior poderoso.»
Rainer Maria Rilke

«El poeta genial y malogrado: concentrado y listo, joven atractivo y vigoroso, fogoso y espontáneo, sensible en extremo, y dotado de un talento excepcional para la poesía y el pensamiento. [...] El amor imposible, la libertad nunca alcanzada, la república que jamás llega, la existencia inconsistente, todo ello contribuyó tal vez a la lucidez que sí iluminó sus versos.»
Luis Fernando Moreno Claros, Babelia

«Uno de los grandes maestros de la poesía alemana [y] uno de los grandes referentes históricos. [...] Su creación poética, en el umbral del romanticismo alemán, tuvo una enorme repercusión posteriormente. Su obra está considerada como una muestra de su profundo conocimiento sobre la métrica clásica griega y la transformación que, al imponer ese modelo, provocó en las letras alemanas.»
Jesús Arias, El País

«Comoquiera que Europa se ha eclipsado a sí misma a lo largo de su historia -no por azar la nuestra es una civilización envuelta en constantes zozobras-, se puede decir que Hölderlin expresa, como si de un sensor se tratara, esa misma inestabilidad e indefensión ante los hechos que le salen al paso.»
Ramón Andrés, El Cultural

«Su obra es considerada una de las cumbres del romanticismo.»
Xavi Ayén, La Vanguardia

«Hölderlin, el más grande de todos los poetas alemanes, exploró los límites y las profundidades más insondables de la lengua alemana -hasta el punto de ser considerado intraducible-.»
Werner Herzog

«Hölderlin vivía en la poesía y su lenguaje buscaba o, mejor dicho, incitaba continuos instantes de epifanía.»
Rüdiger Safranski

«Toda la locura de Hölderlin proviene de una constitución demasiado delicada, su alma es como un pájaro de las Indias incubado en una flor y ahora vive encerrado entre muros de cal, duros y severos, y se le ha encerrado entre mochuelos.»
Bettina Von Arnim

Leer más

«Los poetas son vasos sagrados
donde se custodia el vino de la vida,
el espíritu de los héroes.»

Junto a Píndaro, Dante o Shakespeare, Hölderlin pertenece a la restringida familia de los grandes cantores de todos los tiempos. La insondable belleza de sus poemas alcanza una trascendencia que rebasa los límites del movimiento romántico en que se gestaron, adentrándose así en un territorio indómito en el que se entreveran la poesía, la filosofía, el mundo clásico y la espiritualidad.

El presente volumen, extraordinariamente traducido por Eduardo Gil Bera, reúne el corpus esencial de la poesía de juventud y madurez del poeta de Suabia, desde las grandes odas hasta las elegías y los himnos, incluido «El archipiélago», uno de los grandes hitos de la poesía universal. Como recuerda Félix de Azúa en su iluminador prólogo, en estos poemas, a pesar de la oscuridad circundante, aúlla un inmenso sí a la vida.

La crítica ha dicho:


«Su influencia sobre mí ha sido amplia y abundante, como solo puede serlo la de los más exquisitos y con un interior poderoso.»
Rainer Maria Rilke

«El poeta genial y malogrado: concentrado y listo, joven atractivo y vigoroso, fogoso y espontáneo, sensible en extremo, y dotado de un talento excepcional para la poesía y el pensamiento. [...] El amor imposible, la libertad nunca alcanzada, la república que jamás llega, la existencia inconsistente, todo ello contribuyó tal vez a la lucidez que sí iluminó sus versos.»
Luis Fernando Moreno Claros, Babelia

«Uno de los grandes maestros de la poesía alemana [y] uno de los grandes referentes históricos. [...] Su creación poética, en el umbral del romanticismo alemán, tuvo una enorme repercusión posteriormente. Su obra está considerada como una muestra de su profundo conocimiento sobre la métrica clásica griega y la transformación que, al imponer ese modelo, provocó en las letras alemanas.»
Jesús Arias, El País

«Comoquiera que Europa se ha eclipsado a sí misma a lo largo de su historia -no por azar la nuestra es una civilización envuelta en constantes zozobras-, se puede decir que Hölderlin expresa, como si de un sensor se tratara, esa misma inestabilidad e indefensión ante los hechos que le salen al paso.»
Ramón Andrés, El Cultural

«Su obra es considerada una de las cumbres del romanticismo.»
Xavi Ayén, La Vanguardia

«Hölderlin, el más grande de todos los poetas alemanes, exploró los límites y las profundidades más insondables de la lengua alemana -hasta el punto de ser considerado intraducible-.»
Werner Herzog

«Hölderlin vivía en la poesía y su lenguaje buscaba o, mejor dicho, incitaba continuos instantes de epifanía.»
Rüdiger Safranski

«Toda la locura de Hölderlin proviene de una constitución demasiado delicada, su alma es como un pájaro de las Indias incubado en una flor y ahora vive encerrado entre muros de cal, duros y severos, y se le ha encerrado entre mochuelos.»
Bettina Von Arnim

Leer menos
Colección
POESIA
Páginas
496
Traductor
EDUARDO GIL BERA
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
13-09-2012
Autor
Friederich Hölderlin
Editorial
LUMEN
Dimensiones
140mm x 210mm
Colección
POESIA
Páginas
496
Traductor
EDUARDO GIL BERA
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
2012-09-13
Autor
Friederich Hölderlin
Editorial
LUMEN
Dimensiones
140mm x 210mm
9788426421265
13-09-2012
Friederich Hölderlin
Friederich Hölderlin
Ver Más
Friedrich Hölderlin (1770-1843) es uno de los grandes poetas líricos de la literatura universal. Su obra tiende un puente entre la tradición clásica y el nuevo romanticismo alemán. Hölderlin nació en Lauffen am... Leer más

Friedrich Hölderlin (1770-1843) es uno de los grandes poetas líricos de la literatura universal. Su obra tiende un puente entre la tradición clásica y el nuevo romanticismo alemán. Hölderlin nació en Lauffen am Neckar, en Wurtemberg, en el seno de una familia burguesa. En 1788 inició los estudios de teología en la Universidad de Tubinga, donde conoció a Hegel y Schelling, de quienes recibió una gran influencia. Se interesó por la literatura y la filosofía clásicas, y tradujo al alemán algunas tragedias griegas. En esa época también empezó a escribir poesía, inspirándose en la filosofía de Platón y la mitología y cultura helénicas. De esta forma, fue distanciándose cada vez más de la fe protestante, hasta el punto que en 1793 decidió abandonar el seminario. Ejerció de tutor privado de hijos de nobles y comerciantes ricos, y entre 1796 y 1798 trabajó en casa del prominente banquero frankfurtés Jakob Gontard. Hölderlin se enamoró de su esposa, Susette, quien apareció como Diótima en Hiperión o el eremita en Grecia, una de sus obras más destacadas, de la cual aparecieron algunos fragmentos publicados en Thalia, la revista de Schiller. El tiempo que Hölderlin pasó en casa de los Gontard fue de lo más prolífero a nivel literario. En los años posteriores siguió trabajando como preceptor, escribió los «Himnos» y empezó la tragedia La muerte de Empédocles, que quedó inacabada. Cuando en 1801 regresó a casa de su madre, Hölderlin ya mostraba síntomas de padecer una enfermedad mental. Su condición empeoró cuando dos años más tarde recibió la noticia de la muerte de Susette Gontard. Las crisis eran cada vez más frecuentes e indicaban que su enfermedad era irreversible -actualmente se cree que Hölderlin sufría de esquizofrenia-. Tras pasar un tiempo ingresado en una clínica psiquiátrica, en mayo de 1807 el ebanista de Tubinga Ernst Zimmler, entusiasta admirador del Hiperión, le acogió en su casa, donde permaneció hasta su muerte en 1843.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

No reviews
Product added to wishlist