¿Quién fue Leonardo da Vinci?

Fragmento

cap-2

imagen

Capítulo 1

Un niño que nadie quería

imagen

imagen

El 15 de abril de 1452 nació un bebé en un pueblecito de las montañas italianas. Su padre era un adinerado hombre de negocios llamado ser Piero. Su joven madre, Caterina, era una campesina pobre de la que no conocemos ni siquiera el apellido. Al bebé lo llamaron Leonardo y, como el pueblo en el que nació se llamaba Vinci, se le conocería como Leonardo da Vinci. En italiano, significa «Leonardo de Vinci».

imagen

Los padres de Leonardo no estaban casados. Ser Piero se avergonzaba del bebé y lo abandonó con su madre. Se casó con una mujer más respetable, formó una nueva familia y se mudó a una bulliciosa ciudad cercana: Florencia.

Caterina tampoco quería quedarse con el bebé, y solo lo cuidó durante un año o dos. Después también se casó con otra persona y formó una nueva familia.

Así pues, ¿qué fue del pequeño Leonardo?

La solución de ser Piero fue dejar al bebé con sus padres. Sin embargo, los abuelos de Leonardo eran muy viejos: en aquel momento, el abuelo ya tenía ochenta y cinco años. A su edad, ¿cómo iban a cuidar de un bebé? Pero aun así lo acogieron. Le dieron comida, ropa y un hogar, pero poco más. Nadie quería al pequeño. La única persona que mostraba algún interés por él era uno de sus tíos, Francesco.

imagen

Francesco era granjero y amaba los preciosos campos que había en los alrededores de Vinci. Solía dar largos paseos por las colinas, que estaban repletas de oliveras, y Leonardo lo acompañaba. Fue durante estos paseos cuando el pequeño descubrió su amor por el mundo natural: por las formas ondulantes de las montañas, las hojas plateadas de las oliveras, el vuelo de los pájaros y la suave y difusa luz del sol.

imagen

Allá donde iba, Leonardo llevaba consigo una libretita donde dibujaba cualquier cosa que le interesara: una planta, unos patos en un arroyo, flores, un insecto, algunas vacas... Entonces, el papel era muy costoso, pero Leonardo era afortunado. Gracias al negocio de su padre, podía tener todo el papel que quisiera. Fue una de las cosas más importantes que ser Piero dio nunca a su hijo.

imagen

PERGAMINO Y PAPEL

El pergamino se hace con la piel de animales como las ovejas, los becerros o las cabras. La piel se deja secar y se trata hasta que se queda plana y se transforma en algo parecido al papel.

imagen

Pero el pergamino es mucho más resistente, y también más caro. Tanto los bonitos libros de oraciones como las biblias que se copiaban a mano en la Edad Media estaban hechos con pergamino. Hoy en día, casi nunca se utiliza.

imagen

El papel se fabricó por primera vez en China hace dos mil años con la corteza de un árbol llamado morera, aunque hoy en día el mejor papel se hace con trapos de tela. El papel se fabricaba a base de mojar y golpear el material hasta que se separaba en fibras o hebras. Estas hebras se deshacían hasta convertirse en una sustancia líquida que se vertía en un molde de malla. Se dejaba secar en el molde y después, cuando se sacaba, ya tenía forma de hoja de papel. En Europa, el papel fue introducido por los moros, que venían del norte de África. La primera fábrica de papel se construyó en España alrededor del año 1150.

imagen

Ya desde que era pequeño, Leonardo demostró un increíble talento para dibujar. Los dibujos parecían fluir sobre el papel desde las puntas de sus dedos. Sus conejos y pájaros no parecían dibujos, parecían tener vida.

Comprendía la hermosura de la naturaleza, y también conocía sus peligros. Cuando solo tenía cuatro años, un terrible huracán azotó los campos de Vinci. Algunas granjas quedaron destruidas y mucha gente murió. Más tarde, cuando tenía diez, el río Arno inundó Florencia. Leonardo observó la tormenta y vio la riada, y jamás olvidó ninguna de las dos. Dibujaría imágenes del agua en movimiento durante toda su vida.

imagen

El agua era una fuente de vida para los animales y las plantas, pero también era una fuente de destrucción. Leonardo quería comprender ambas caras de su fuerza y controlar su poder.

Ser Piero, viendo los bocetos de su hijo, sin duda debió de darse cuenta del don que el chico tenía para el dibujo. Era un hombre práctico, y sabía que las opciones que su hijo tenía en su vida eran limitadas. Como ser Piero no se había casado con la madre de Leonardo, el chico no podía ir a la universidad. No podría ser abogado ni un hombre de negocios como él, y tampoco podría ser médico. Sin embargo, sí podría trabajar en alguno de los talleres de artistas de Florencia, y la de artista era una profesión respetable. Ser Piero decidió llevarse a Leonardo a la ciudad y allí dispuso que viviese y trabajase con un famoso artista llamado Andrea del Verrocchio. Fue, sin duda, lo mejor que ser Piero hizo nunca por su hijo, ya que esto cambiaría la vida de Leonardo para siempre.

imagen

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tu lista de deseos