Lo que nadie se atrevió a decir

Diego Alexander Cardona Montoya

Fragmento

Lo_que_nadie_se_atrevio_a_decir_v1.2-3

Capítulo 1.
Sigue tu instinto

En este capítulo conocerás y aprenderás:

•Cómo seguir nuestro instinto

•Cómo poner en práctica el instinto

•Cómo despertar nuestro instinto

•Cómo aprender de las ideas de los demás

Sigue tu instinto

Muchas veces nos da miedo seguir nuestro instinto porque estamos acostumbrados a seguir las cosas comunes, no nos damos cuenta de lo que tenemos en nuestro interior, de dónde estamos y por qué estamos en ese lugar. Cuando te des cuenta sabrás que tu mente y tú, en sincronía, no tienen límites a la hora de alcanzar lo que deseas. Tu instinto es el comienzo de lo que puedes obtener, es la luz que te guiará a tu destino. En lo más profundo de ti se encuentra tu futuro porque tu voz interior te conoce más que nadie, por lo tanto, tu instinto siempre ha estado ahí desde que naciste, observa cuáles son tus errores y cuáles son tus logros. Sería difícil y sorprendente saber cómo sería el mundo si cada uno persiguiera su instinto sin hacer nada por obligación o por alguien, sino por pasión y talento. Cuando tú mismo tomas tus propias decisiones, te conoces más y te das cuenta de qué es lo que te perjudica. Los seres humanos no hemos alcanzado nuestro límite porque no lo tenemos: tú mismo puedes crear, ver y realizar lo que tú quieras. Es curioso cómo hay personas distintas a uno mismo, personas de alto intelecto o fuera de lo común, personas que llegan a rozar su límite porque no se comparan con nadie. Cuando te comparas con alguien te estás rebajando, cuando tú podrías alcanzar lo que quisieras. ¿Te has preguntado cómo era el mundo antes de tener lo que hoy tenemos? Nosotros mismos hemos creado el mundo como hoy lo conocemos y tú puedes ser la próxima persona que lo mejore. A veces no nos damos cuenta de lo que tenemos a nuestro alrededor, pero eso solo sucede cuando nos obsesionamos por algo o alguien. En ocasiones no entendemos la vida, pero podemos entenderla diciendo que es irónica. Podemos adaptarnos a la vida, pero no ser como ella, pues si hacemos eso no nos llevará al lugar que queremos. Cuidado con desconfiar de ti mismo porque te puedes convertir en tu propio enemigo y en tu peor versión de ti.

Tan solo fíjate en las personas que han logrado sus sueños sin haber nacido con una fortuna de dinero bajo el brazo, como Leonardo DiCaprio o Halle Berry. DiCaprio nació el 11 de noviembre de 1974 y acumula numerosos premios en su intensa trayectoria; a día de hoy este actor y productor es uno de los más reconocidos de Hollywood. Su infancia fue de lo más desafortunada: confesó que aunque su madre trabajaba, nunca había dinero suficiente en casa. Por otra parte, Halle Berry nació el 14 de agosto de 1966, fue la ganadora de un Óscar por Monster’s Ball y tampoco tuvo una infancia fácil. Su padre abandonó a su madre cuando Halle tenía solo cuatro años para regresar cuatro años más tarde al seno familiar, pero era un hombre muy agresivo y de carácter difícil. Después de que el matrimonio se separara por violencia de género, la actriz tuvo que vivir con su progenitora en un albergue.

Cuando el instinto se pone en práctica

Estas personas han seguido su instinto. Nos damos cuenta de nuestro instinto cuando estamos en una situación que nos obliga a seguir adelante, pero puedes ser diferente y darte cuenta de cuál es tu talento siguiendo tus propias direcciones. A veces no es necesario hablar con tu voz interior, sino que esta automáticamente te guía cuando tú mismo tomas tus decisiones. No obstante, no solo hay un camino, ya que en cada uno vas descubriendo más de ti. Del mismo modo, llegarás hacia la luz a la que te estás dirigiendo; en esa luz brillarán todas tus ideas. Tu relajación con tu sombra no es lo mismo, pues la sombra es solo la revelación oculta de ti y tu reflejo es la identidad a la que te enfrentas; tú decides quién quieres ser una vez te hayas dado cuenta de cuál es tu propósito.

Debes tener control de ti mismo. Experimentarás cosas que sentirás no haber vivido nunca, pues traes con tu mente todo lo que has pasado. La mente puede hacer cosas extraordinarias, aunque dependiendo de ti, para que tú atraigas las cosas que quieres que te sucedan. Tienes que hacerte amigo de tu mente, pues es una voz interior que te dice lo que está bien o lo que está mal. Muchas personas han ignorado esto porque creen que no es para personas normales. Si ser normal significa que en el mundo hay personas llenas de éxito, ¿entonces por qué hay personas limitadas de éxito? Porque las personas no ven lo que llevan dentro y, por lo tanto, siempre tratan de parecerse a alguien, imitarlo, porque simplemente no intentamos sobrepasar nuestros propios límites para alcanzar lo que queremos. Debes usar la ley de la atracción, esta ley es el secreto. Tus pensamientos constituyen una forma de energía que vibra a una velocidad determinada en función del nivel de intensidad emocional que acompañe al pensamiento. Cuanto más excitado o temeroso estés, más rápido tus pensamientos irradiarán de ti y atraerán hacia tu vida personas y situaciones afines. Tus amigos, tu familia, tus relaciones, tu trabajo, tus problemas y tus oportunidades han sido atraídos hacia ti por tu modo habitual de pensar en cada una de estas áreas. La ley de la atracción es esencial para la comprensión de la condición humana y afirma que eres un imán viviente. La ley de la atracción actúa en todas partes y en todo momento. Puedes tener más, ser más y hacer más porque puedes cambiar como persona. Eres capaz de cambiar tus pensamientos dominantes por medio de un riguroso ejercicio mental.

Cómo despertar nuestro instinto

Puedes autodisciplinarte enfocando tus pensamientos hacia lo que te interese y rehusando pensar sobre lo que no te convenga. Puedes fijarte en quienes hacen de forma automática sus tareas diarias: deprimente, ya que ni siquiera piensan qué van a hacer a lo largo del día; están atrapados en una cárcel mental. En la mayoría de estas cárceles se encuentran los jóvenes. Puedes predecir un día de un joven diciendo: «Se levanta de la cama, mira su teléfono, desayuna, puede que complete su tarea escolar, mira otra vez su teléfono y luego va a estudiar. Sale a la calle, regresa a casa y luego mira su teléfono hasta que obtenga su santo sueño». Podemos modificar todo esto. En el ejemplo del teléfono están las herramientas útiles y necesarias para que puedas descubrir tu talento o múltiples talentos, pero todo depende de ti.

Puedes empezar usando la neuróbica, también conocida como gimnasia cerebral o gimnasia mental; todas las actividades de nuestro gimnasio para la mente parten de los principios de la neuróbica. Debes centrarte en aquellos aspectos que ofrecen un mayor beneficio para las capacidades cognitivas de tu cerebro y hacer, con cada actividad que llevas a cabo, los ejercicios cerebrales y actividades orientadas a mejorar esas capacidades. Estas actividades se contraponen a aquellas que, por rutinarias o automáticas, no suponían ningún esfuerzo para la mente. Sal de la rutina e intenta descubrir cosas nuevas que pueden llegar a cambiar el futuro que tú mismo estás creando; si crees en ti mismo podrás alcanzar tus sueños. Debes creer en t

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist