• ¡En oferta!
Jaque al psicoanalista

Jaque al psicoanalista

EDICIONES B , octubre 2018
(8)

Un auténtico thriller con elementos muy oscuros, dinamismo, tensión, violencia contenida y constantes giros.

La esperada continuación de El Psicoanalista.

Han pasado cinco años desde que el doctor Starks acabó con la pesadilla que casi le cuesta la vida y que arrasó con todo lo que había sido hasta entonces, descubriéndole las facetas más oscuras del alma humana, también la suya.

Desde entonces, ha logrado reconstruir su vida profesional y vuelve a ejercer de psicoanalista instalado en Miami y atendiendo a adolescentes con graves problemas psicológicos y también a pacientes adinerados de la sociedad de Florida.

Sin embargo, una noche, cuando entra en su consulta, descubre tumbado en el diván a aquel al que había dado por muerto: Rumplestilskin ha vuelto y esta vez no busca acabar con él sino solicitar su ayuda. Por supuesto, no va a aceptar un no por respuesta.

Han pasado cinco años desde que el doctor Starks acabó con la pesadilla que casi le cuesta la vida y que arrasó con todo lo que había sido hasta entonces, descubriéndole las facetas más oscuras del alma humana, también la suya.

Desde entonces, ha logrado reconstruir su vida profesional y vuelve a ejercer de psicoanalista instalado en Miami y atendiendo a adolescentes con graves problemas psicológicos y también a pacientes adinerados de la sociedad de Florida.

Sin embargo, una noche, cuando entra en su consulta, descubre tumbado en el diván a aquel al que había dado por muerto: Rumplestilskin ha vuelto y esta vez no busca acabar con él sino solicitar su ayuda. Por supuesto, no va a aceptar un no por respuesta.

Colección
601008
LA TRAMA
Páginas
440
Target de Edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
11-10-2018
Autor
John Katzenbach
Editorial
EDICIONES B
Colección
601008
LA TRAMA
Páginas
440
Target de Edad
Adultos
Tipo de encuadernación
eBook
Idioma
ES
Fecha de publicación
2018-10-11
Autor
John Katzenbach
Editorial
EDICIONES B
9788466664219
11-10-2018
John Katzenbach
John Katzenbach
Ver Más
John Katzenbach es uno de los autores más importantes de novela negra en el mundo; muchas de sus novelas han sido adaptadas al cine y a la televisión. Posee también una larga trayectoria como periodista en temas... Leer más

John Katzenbach es uno de los autores más importantes de novela negra en el mundo; muchas de sus novelas han sido adaptadas al cine y a la televisión. Posee también una larga trayectoria como periodista en temas judiciales. Después del éxito de su novela El psicoanalista (un millón de ejemplares vendidos), su secuela, Jaque al psicoanalista, va por el mismo camino con 150.000 ejemplares vendidos desde su publicación. Es autor, además, de las novelas La guerra de Hart, Al calor del verano, El hombre equivocado, Historia del loco, Juegos de ingenio, La Sombra, Juicio final, Retrato en sangre, Un final perfecto, El estudiante y Personas desconocidas.

Leer menos
Ver Más
Booktrailer - Jaque al psicoanalista

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Digna continuación del Psicoanalista
La forma en la que Katzenbach entrelaza a los personajes siempre fue esencial en la primera parte y en esta no decepciona usando esos resquebrajados ámbitos psicológicos que cada uno posee nos acerca más a cada introduciendo nos más a la historia del doctor Stark. Y esta vez se nos presenta como una partida de ajedrez donde debes de usar tu int... Leer más
La forma en la que Katzenbach entrelaza a los personajes siempre fue esencial en la primera parte y en esta no decepciona usando esos resquebrajados ámbitos psicológicos que cada uno posee nos acerca más a cada introduciendo nos más a la historia del doctor Stark. Y esta vez se nos presenta como una partida de ajedrez donde debes de usar tu intelecto para poder ganar, ¿será rápido?, ¿se prolongará?,¿Cuánto tiempo se podrá mantener en la partida para poder ganar? Es interesante como la pieza más peligrosa y valiosa es femenina Leer menos
UNA PARTIDA DE HUÉRFANOS. UN JAQUE AL PSICOANALISTA DE JOHN KATZ
Las relaciones entre personas son cada vez son más complejas. El tener que contemplar diferentes factores como el tiempo, las circunstancias, las diferencias culturales o las particularidades individuales, hace que en algunas ocasiones más que relacionarnos con alguien estemos interpretándolo. Además, si la relación es profesional, la cosa se co... Leer más
Las relaciones entre personas son cada vez son más complejas. El tener que contemplar diferentes factores como el tiempo, las circunstancias, las diferencias culturales o las particularidades individuales, hace que en algunas ocasiones más que relacionarnos con alguien estemos interpretándolo. Además, si la relación es profesional, la cosa se complica, jefes-empleados, profesores-alumnos, médico-paciente... Todo ello provoca que siempre tengamos que ir un paso por delante de lo que tenemos ante nuestros ojos y ese paso puede ser correcto o... ser un paso en falso.Podemos entender que esta idea es uno de los motores que impulsa las tramas de las novelas de Katzenbach. A ella, por supuesto, tendríamos que añadir el requiebro psicológico que imprime a sus personajes. Ahora bien, ¿no tenemos todos algún recoveco por el que puede introducirse la luz de lo psicopático? Y, a mi juicio, esta es la exploración que John Katzenbach acomete en  su nueva novela.Laberinto TécnicoUna de las primeras impresiones que me causó la novela fue que todo eso ya lo había leído antes. El género de suspense, sobre todo si es un thriller psicológico, puede tener como hándicap que su estructuración y puntos de giro (plots en el lenguaje cinematográfico) sean típicos: el asesino que parece que ha muerto, pero que no ha muerto; la muchacha seductora que está compinchada, etc.Sin embargo, debo reconocer que en esta cuestión en la novela había ciertos regustos que me eran muy gratos. La relación entre el protagonista y el asesino, sea quien sea este, es muy entrañable, ya que recuerda mucho a la relación que Sherlock y Moriarty tenían entre ellos. En este sentido, la necesidad que tiene el doctor Starks de ponerse en el lugar del asesino, la reflexión secuencial de ambos, bebe, bajo mi punto de vista, de la más pura novela detectivesca. Sea esta Sherlock o cualquier otra.Pero no solo la relación entre personajes tiene regustos familiares, sino que también el tono de las escenas más oscuras puede recordar a otro grande: Stephen King. La novela no es de terror, pero la tensión narrativa de ambos géneros puede ser compartida y en ese punto de unión es donde vemos la niebla de King en la novela de Katzenbach. El relato de la América profunda, la necesidad de que lo que sucede en el pueblo se quede en el pueblo, recuerdan escenarios y ambientes tan memorables como el de It, por ejemplo.No obstante, hay alguna fisura en la parte técnica que desluce todo el entramado de la novela. En primer lugar tiene una construcción algo repetitiva, lo que  permite al lector saber qué va a pasar en las próximas páginas. Y no tiene nada que ver con la estructura del thriller en sí, sino con la propia novela. Cuando la misma secuencia la ha presentado ya tres veces, ya sabes cómo va a ser a cuarta y la quinta. Además, a nivel de la descripción del entorno, bien sea el escenario o bien sea la tensión psicológica superficial, emplea construcciones exactamente iguales y muy subjetivas, como si el propio autor no recordara que ya nos ha dado su opinión sobre tal edificio o no sé cual persona. Estos dos problemas hacen que la novela sobre todo en la primera parte sea un poco ralentizadora. Eso sí, el desenlace es brutal. En mi caso al menos, no me lo esperaba de ninguna manera. Se te dan varias posibilidades, puedes elucubrar otras tantas, pero es tan inesperado y tan poco ambientado que es sin duda genial. La parte del epílogo se hace un poco pesada, porque precisamente el desenlace quita el protagonismo a quien se supone que debería tenerlo y parece que el autor quiere devolvérselo en el epílogo. Pero lo dicho, un desenlace sorprendente y además con una puesta en escena estupenda.El Cazador CazadoAsí como decíamos que lo primero que notas al nivel técnico son los aires conocidos, a nivel de trama, al principio de la novela, encontramos algunos problemas. Problemas que afectan al lector tanto si se ha leído El psicoanalista, la primera parte, como si no. En mi caso, no me había leído la primera novela y cuando se me dio la opción de coger esta no parecía completamente indispensable haberla leído. Y es cierto, me he enterado de todo lo que sucedía porque el autor no ha parado de explicar la primera novela durante toda la primera parte.Esto es contraproducente. Por una parte, el lector de El psicoanalista conoce ya la historia como para que le tenga que estar explicando qué paso. Además, de malas maneras porque lo explica como flashes o como reflexiones internas del protagonista muy flojas, del tipo «claro, como hace cinco años yo hice esto y aquello y lo de más allá es normal que el asesino esté enfadado». Por otra parte, para quienes no hemos leído la primera parte, el contexto es suficiente y todo lo anterior casi innecesario. Lo podía haber solucionado con una referencia a que hacía cinco años el protagonista se había enfrentado a un asesino que le propuso un juego muy turbio. Lo que motivó al asesino hace cinco años no es relevante en esta segunda parte, no porque lo diga yo, sino porque el propio autor se centra más en que no ha podido cumplir su plan. Es decir, el motor de esta segunda parte es la venganza de los tres hermanos huérfanos (Virgil, Merlin y el señor R.) y terminar el trabajo, no el trauma... Menudo giro, ¿no?Sin embargo, una vez que pasé esas páginas, una vez que terminaron las ráfagas del pasado, la novela me enganchó. Su protagonista es un personaje muy particular, cuya configuración se efectúa en la novela y a través de ella. Ha pasado de ser un hombre con una vida, a un hombre que busca su lugar, pasa del lujo y la riqueza a convertirse en un ser necesario para una comunidad que realmente lo necesita, como le sucede en Nueva Orleans o Miami. Y gracias a ello, va evolucionando como ser moral a través de sus casos (Tarik, Sra. Heath, Charlie, Roxxy). No solo atiende a sus pacientes y pone la mano para recibir el dinero, sino que aprende de ellos cómo es el mundo y qué dilemas aparecen teniendo en cuenta cómo este está estructurado.Todo esto no es obvio en la novela, cosa que el autor hace muy bien, ya que la primera causa del movimiento de nuestro protagonista es arreglar el «fallo» que comete al final de la primera novela: dejar con vida al señor R. Sin embargo, pronto se da cuenta de que esto no es posible y de manera muy sutil y muy bien enlazada el autor le dará un nuevo motivo para continuar.Así, y como ya hemos dicho antes, se llega a un final que si a nivel técnico era inesperado, a nivel de trama es inesperado y te saca una sonrisa. Quizá lo mejor de esta nueva novela de Katzenbach no sea el suspense en sí, sino la reflexión de los personajes, la valentía que nos muestran y el entramado psicológico de la misma. La partida llevada a cabo por los huérfanos se vuelve en su contra. Pasa de partida a baile, nuestro protagonista se convierte en el director de orquesta y las nuevas generaciones en los participantes. Al final, de una u otra manera, todos somos algo psicópatas.  Leer menos
Jaque Mate
Aquí traigo la reseña de la segunda parte de El psicoanalista, recientemente publicada por Ediciones B y gracias a Edición Anticipada.    El esqueleto de la novela es el que sigue:PrólogoPrimera parte. La visita inoportunaSegunda parte. Las visitas bienvenidasTercera parte. El hombre que deberías estar muertoEpílogo   Una partida de ajedrez, a m... Leer más
Aquí traigo la reseña de la segunda parte de El psicoanalista, recientemente publicada por Ediciones B y gracias a Edición Anticipada.    El esqueleto de la novela es el que sigue:PrólogoPrimera parte. La visita inoportunaSegunda parte. Las visitas bienvenidasTercera parte. El hombre que deberías estar muertoEpílogo   Una partida de ajedrez, a menudo, sirve como metáfora de cualquier ámbito de la vida. La lucha del bien contra el mal, contra uno mismo o contra cualquier enemigo.  Para que un jugador gane debe producirse la muerte de su openente.  Una victoria rápida es casi imposible, va en contra del planteamiento de estrategia y desgaste de este juego, sin embargo,  hay momentos en los que sucede que el jugador de blancas, juega tan rematadamente mal que las negras pueden  realizar mate en tres movimientos. A esta jugada se la conoce como el “mate del loco”.  El doctor Starks, Virgil , Merlin, Rumplestiltskin vuelven a ofrecernos un partida de vida o muerte sobre un tablero, una novela,  excelente.   Magnifica continuación de El psicoanalista. Los mismos personajes juegan la  revancha de la partida que en la primera novela termina en tablas,  esta vez a muerte.Han pasado 5 años desde que el doctor Starks resucitara. Ha vuelto a ejercer su profesión, lleva una vida tranquila, sin sobresaltos, a más de 2.000 Km de su Monte Calvario.  La cuenta atrás comienza de nuevo.Nueva York, Alabama, Miami, Atlanta…todos son escaques del tablero.¿Quién ganará la partida?   Capítulos cortos que terminan al alza, que nos hacen ansiar comenzar el siguiente y no dejar de leer. Con una muy buena traducción, que es capaz de transmitir la atmosfera que imagina el autor.La historia la vemos siempre a través de los ojos de Rick Starks, bien sea por él mismo, bien  a través del narrador que sitúa al Dr. Starks en el centro  del objetivo de su cámara.    440 páginas de las que no sobra ninguna. John Katzenbach nos vuelve a llenar de tensión e intriga. Thriller muy recomendable no sólo para los aficionados a esta clase de literatura, también para cualquiera que quiera pasar un rato de entretenimiento puro. Leer menos
Inesperada y agradable segunda parte de un gran libro
Cuando vi que aparecía un libro con esta portada y este título me quedé con la boca abierta. No esperaba ni sabía que John Katzenbach iba a continuar con la historia que tanto me gustó en su momento y que pasó a ser una de mis favoritas. Creo que puede leer de forma independiente porque una parte de esta historia empieza y termina en este libro ... Leer más
Cuando vi que aparecía un libro con esta portada y este título me quedé con la boca abierta. No esperaba ni sabía que John Katzenbach iba a continuar con la historia que tanto me gustó en su momento y que pasó a ser una de mis favoritas. Creo que puede leer de forma independiente porque una parte de esta historia empieza y termina en este libro aunque no lo recomiendo ya que los personajes principales que aparecen arrastran una historia personal importante desde el anterior que debe conocerse para disfrutar de todo lo que sucede en este. Si no leíste El psicoanalista te lo recomiendo muchísimo!  No quiero decir mucho sobre la trama porque creo que lo que más me ha gustado es descubrir que es lo que hace que un psicópata acuda a pedir ayuda a nuestro protagonista y ver como se desarrolla su relación. La trama es muy parecida a la del primer libro, por lo que se centra mucho en los pensamientos y las sensaciones del psicoanalista y no tanto en la acción. A pesar de que no hay excesivos diálogos no me ha parecido un libro denso aunque si que es un poco lento. No obstante hay bastantes momentos en los que suceden cosas interesantes y que te mantienen enganchado al libro. El punto fuerte de John Katzenbach siempre ha sido y es la construcción del mundo interior de los personajes. Es capaz de diseccionar cada parte de su personalidad para darles una historia, unos motivos para actuar como actúan y una forma de ser diferenciada con unas cualidades distintivas que no dudan en explotar al máximo. Ricky es muy reflexivo, un hombre capaz de prestar atención a todos los detalles y muy planificador. El señor R, aunque también es muy reflexivo, tiene un carácter fuerte que le domina a veces y le hace cometer errores al creerse superior a los demás. La señora Heath me parece un encanto y es mi personaje favorito de todos los que aparecen en este libro porque le aporta la parte divertida y más humana. Siento que no puedo hablar mucho más de este libro sin hacer spoiler así que sólo decir que hay que leerlo. La energía del libro fluctúa un poco: empieza fuerte y luego parece que decae un poco el ritmo pero hacia la mitad hay un plot twist que me dejó con la boca abierta y que volvió a motivarme lo suficiente como para no poder dejar de leer hasta el final. Me encanta la forma en que el autor hila la historia de forma en que cada detalle que nos da acaba teniendo un sentido diferente al que parecía en un principio. Leer menos
¿El final de El psicoanalista?
“Cuando había recuperado ingenuamente su nombre y su profesión, había vuelto a ser vulnerable. Se regañó a sí mismo por haber llegado a pensar en algún momento que estaba a salvo. Cinco años le habían dado una sensación de seguridad que era falsa”.John Katzenbach, escritor norteamericano, estudió periodismo, profesión que ejerció en el área de s... Leer más
“Cuando había recuperado ingenuamente su nombre y su profesión, había vuelto a ser vulnerable. Se regañó a sí mismo por haber llegado a pensar en algún momento que estaba a salvo. Cinco años le habían dado una sensación de seguridad que era falsa”.John Katzenbach, escritor norteamericano, estudió periodismo, profesión que ejerció en el área de sucesos y crímenes, adquiriendo conocimientos que luego utilizaría en sus novelas. En 1987 comenzó a dedicarse exclusivamente a la literatura con libros de intriga psicológica.En 2002, John Katzebach nos sorprendió con El psicoanalista, una obra que a casi todos nos dejó sin aliento hasta el final. El protagonista, el Doctor Starks, psicoanalista de éxito, recibe un anónimo el día de su 53 cumpleaños. Si en quince días no descubre al autor, debe elegir entre suicidarse o ver morir a sus allegados. El motivo de este reto es básicamente la venganza.Ahora con Jaque al psicoanalista, no solo nos provoca una lectura compulsiva para saber su final, si no que tanto a quien ya lo leyó como a quien no lo ha leído, le dan ganas de hacerlo.Pero volviendo a Jaque al psicoanalista, seguimos el hilo de la anterior novela. El Doctor Starks ha estado cinco años escondido, con una identidad falsa. Ahora recupera su solitaria vida y su trabajo en Miami, según él, ciudad ideal para esconderse entre la gente. Se ha especializado en estrés postraumático y a menudo trata a gente sin recursos. Un día encuentra a su antiguo enemigo, el Señor R., sentado en su consulta y apuntándole con una pistola. Le pide ayuda para salvar a sus hermanos. Nuestro doctor no sale de su asombro y a partir de este momento, ya no podremos dejar la lectura en una acción imparable.El personaje del psicoanalista está perfectamente definido, no es un hombre de acción, es un hombre de pensamiento que analiza todo lo que hace o va a hacer, que lleva una vida tranquila en su mundo, con sus pacientes, y sin embargo, siempre está alerta esperando la aparición de su enemigo. Lo más importante es cómo el autor sabe dar la vuelta al Doctor Stark para convertirle en prácticamente un asesino. Son excelentes las escenas en que Starks se pone a pensar qué haría un asesino y entonces lo hace o cambia sus planes:  “Sabía que la llamada estaba planeada para que el aspirante a asesino recabara información sobre él. Y sabía instintivamente que el truco consistía en aparentar responder sus preguntas sin contestar en realidad demasiado, mientras averiguaba muchísimas más cosas acerca del hombre que estaba al otro lado del teléfono”.Como en todo thriller psicológico, el protagonista tiene que meterse en la retorcida mente del asesino para intentar adelantarse a sus pasos y solucionar el caso sin que haya víctimas.Su oponente vuelve a ser el Señor R. un hombre perverso cuya única aptitud es matar, cuyo leiv motiv es la venganza, y el poco amor que tiene es para sus hermanos. Es un asesino nato, sin escrúpulos que no parará hasta conseguir su objetivo. Sus hermanos, una bella actriz y un poderoso abogado, solo son marionetas en sus manos, hacen lo que él les manda hacer. Es a ellos a quien persigue el anónimo asesino y a quien Starks tendrá que salvar.Mi personaje favorito es la Sra. Heath, paciente riquísima, una mujer que lo ha vivido todo, enferma pero con una fuerza que supera a cualquier otro personaje, que no teme arriesgar, que no teme recordar y que no teme enfrentarse ni a sus mismos hijos.También, como en su predecesor, en Jaque al psicoanalista encontramos un giro sorprendente en la acción cuando casi podría decirse que la historia está terminada. No es así: aquí empieza lo bueno.En fin, solo una frase más para los que todavía dudan si leer o no esta novela:“Volverán a encontrarte y entonces te matarán” Leer menos
Un thriler psicológico envolvente
La historia transcurre cinco años después de los hechos acaecidos en "El psicoanalista", con la diferencia de que ahora el señor R busca la ayuda del doctor Sparks.A pesar de haber pasado muchos años entre los dos libros, el autor sigue en la misma linea, envolviendo al lector con la trama, creando un suspense y una tensión que te mantienen en v... Leer más
La historia transcurre cinco años después de los hechos acaecidos en "El psicoanalista", con la diferencia de que ahora el señor R busca la ayuda del doctor Sparks.A pesar de haber pasado muchos años entre los dos libros, el autor sigue en la misma linea, envolviendo al lector con la trama, creando un suspense y una tensión que te mantienen en vilo durante toda la lectura. Y para ello utiliza atmósferas asfixiantes y perturbadoras. Por otro lado, continua profundizando en la psicología de los personajes, algo que, a diferencia de lo que opinan algunos, no se me ha hecho nada aburrido. En ningún momento la lectura ha sido lenta o pesada. Al contrario, el estilo directo y sencillo del autor hace que la historia sea muy dinámica.Además, los giros inesperados son muy buenos, especialmente el del final, que te deja con la boca abierta.También me ha encantado la evolución del personaje, sobre todo ese intercambio de papeles entre presa y cazador que nos da una nueva visión del doctor Starks. Pero también tengo que mencionar el papel de los personajes secundarios que en esta novela forman una parte importante de la trama, aunque al principio no lo parezca.Desde luego, para mi, Katzenbach es un maestro indiscutible del thriller psicológico. Leer menos
El regreso del psicoanalista
Hay un dicho que asegura que las segundas partes nunca son buenas. Quizá por no contener la sorpresa de conocer por primera vez a los personajes, o porque la experiencia que el lector vivió con el libro anterior es tan intensa que el siguiente se le antoja como un intento de explotar el filón. Pero lo cierto es que cuando hablamos de maestros de... Leer más
Hay un dicho que asegura que las segundas partes nunca son buenas. Quizá por no contener la sorpresa de conocer por primera vez a los personajes, o porque la experiencia que el lector vivió con el libro anterior es tan intensa que el siguiente se le antoja como un intento de explotar el filón. Pero lo cierto es que cuando hablamos de maestros de la literatura como John Katzenbach, y en concreto de una continuación de una de sus obras más célebres, ‘El psicoanalista’, es difícil decir que esa segunda parte va a ser mala. Al contrario, tras su lectura puedo asegurar que es uno de los mejores libros que he leído de este escritor.Conocí a Katzenbach hace casi 13 años, precisamente con ‘El psicoanalista’. Era la época en la que, tras años ansiando poder acceder a esa parte de la estantería que mi familia consideraba ‘para mayores de 18 años’, estaba devorando toda la novela negra que tenían allí. Douglas Preston, Lincoln Child, Robin Cook, Dean Koontz… Ellos estaban allí esperando junto al único Katzenbach que mi madre había pedido en Círculo de Lectores, con el que disfruté a lo grande como un novato que descubre de repente el placer de leer buena literatura.Soy un orgulloso coleccionista de su obra, que a lo largo de los años ha incorporado a su biblioteca las obras de este escritor, y cuando descubrí que con motivo del 15 aniversario de la publicación de ‘El psicoanalista’ salía al mercado su continuación, ‘Jaque al psicoanalista’, me emocioné. Necesitaba tener ese libro en la colección, y andaba pendiente de la fecha de publicación cuando desde la web de Edición Anticipada me ofrecieron reseñarlo.Acepté encantado, pero sabiendo que antes de ponerme con él me tocaba releer la primera parte. Qué decir de este clásico del thriller psicológico, en el que un asesino plantea a un veterano psicoanalista de Nueva York un juego mortal: averigua mi nombre o suicídate. La apacible vida de Ricky Starks se trastoca hasta el punto de ver cómo su mundo se desmorona mientras él se siente impotente e incapaz de acertar el reto. Y por eso idea una forma de dar la vuelta a la tortilla y ganar algo de tiempo, haciendo creer al señor R (el asesino) que ha muerto mientras se prepara para enfrentarse a él.Si os acabo de soltar este spoiler es porque sin él es muy difícil hablar de ‘Jaque al psicoanalista’. La continuación de la obra maestra de Katzenbach sumerge de nuevo a sus lectores en un juego a vida o muerte en el que nada es lo que parece y que hilvana una historia perfectamente narrada de la que se disfruta de forma adictiva hasta la última  página.  Con ciertas pinceladas de otras novelas, como ‘Juegos de ingenio’, el autor salda una deuda con quienes ansiábamos saber más de nuestro querido psicoanalista.En esta ocasión el bueno de Ricky ha dejado de esconderse. Ha pasado un lustro desde su cara a cara con el señor R y cree que la deuda está ya saldada, por lo que ha recuperado su nombre y ejerce su oficio en Miami. Pero la suerte no está de su lado, porque una noche recibe una inesperada visita en su diván. El hombre de sus pesadillas, el señor R, ha regresado pistola en mano y le apunta con una sonrisa. ¿Será ese el fin del psicoanalista?Ni por asomo. Por primera vez en su vida el temible sicario necesita la ayuda de Ricky para resolver un problema. Alguien amenaza a su hermano abogado, alguien que ha iniciado un juego perverso y que oculta su identidad tan bien que el señor R tiene que pedir auxilio a un experto en dar con quienes quieren ocultarse. Y ante ese dilema de ayudar o no a un asesino, Ricky recibe el mejor aliciente: el señor R se olvida para siempre de la vendetta que tiene contra él.Así, el Ricky que confía en sí mismo y que ha dejado atrás los miedos de antaño se vuelca en desentrañar el misterio con la ayuda de los dos hermanos del señor R, mientras el misterioso asesino se pone en contacto con él. Pronto el psicoanalista descubre que está tratando de tú a tú con un nuevo psicópata dispuesto a jugar más fuerte aún que el señor R, y sin que pueda darse cuenta acabará convertido de nuevo en alguien perseguido, aquejado por los miedos del pasado y sin una oportunidad clara de escapar.Con ‘Jaque al psicoanalista’ Katzenbach supera todas las expectativas en una historia de segundas oportunidades donde el mal está siempre presente. Por eso, no dudo en recomendar esta novela a los amantes del género negro, pero con el consejo de sumergirse antes en la lectura de la primera parte.   Leer menos
Vuelve el maestro del thriller psicológico
John Katzenbach es uno de mis autores favoritos haciendo thriller, pero el número uno indiscutible en mi lista de prioridades cuando se trata de intriga psicológica.Hace dieciséis años que leí El psicoanalista, cuando se publicó en España, y desde entonces he leído todos sus libros. Todos, excepto Un final perfecto, me engancharon desde la prime... Leer más
John Katzenbach es uno de mis autores favoritos haciendo thriller, pero el número uno indiscutible en mi lista de prioridades cuando se trata de intriga psicológica.Hace dieciséis años que leí El psicoanalista, cuando se publicó en España, y desde entonces he leído todos sus libros. Todos, excepto Un final perfecto, me engancharon desde la primera página y no los pude soltar. Es un maestro. Y esa novela que menciono no es que no esté a la altura, es que cuando nos encontramos no era su momento.Por eso, al ver que publicaba la secuela me volví loca y más la mañana que recibí un correo de EA en el que me lo ofrecían. Y aquí están mis impresiones de Jaque al psicoanalista, una novela que he disfrutado muchísimo a pesar de lo malísima que es esa aplicación de lectura (entre nosotros, podrían cuidarla más; que no digo yo que la hagan como la de Apple o Kindle, pero que sea decente, por lo menos). ¿Qué me ha gustado? Me ha encantado volver a reencontrarme con el doctor Starks. Dieciséis años después de haber leído El psicoanalista no recordaba nada de la novela anterior, (aunque sí, obviamente, que me había requeteencantado, qué cursi me ha quedado, ¿no?), pero Katzenbach me ha puesto al día antes de la página 30. Es recomendable leer los libros en orden, pero no lo veo necesario. La manera de crear intriga, de generar tensíón y de hacer que nos zambullamos en la novela y acompañemos a nuestro «héroe», viendo cómo pasa de presa a cazador y como su profesión le permite pasar de psiconalista a casi psicópata. Los personajes, que psicológicamente son perfectos. Y dentro de ellos, que no hay ninguno que aparezca de relleno, todos tienen su función en la novela. Al principio pensé que para qué me estaba contando la terapia de algunos de los pacientes, pero han terminado teniendo un papel fundamental en la historia. Entre todos los secundarios que, como he dicho anteriormente, son de lujo, me quedo con la señora Heath. Lo que me he podido reír con ella, algo que se agradece cuando estás «sufriendo» esta tensión. Una crack. Desde aquí pido una novela con ella de reina y señora de la historia. Los monólogos interiores del doctor Starks son para quitarse el sombrero. Vemos cómo intenta ponerse en la piel del asesino para adelantarse a sus pensamientos y poder ganar esta especie de partida de ajedrez, en la que solo puede quedar uno. El desenlace es magnífico, un broche perfecto para un thriller que es imposible dejar de leer.  Leer menos
Product added to wishlist