Limpiando las arterias de su corazón

Carlos L. Delgado M.D.

Fragmento

1
Un nuevo comienzo

Tienes en tus manos uno de los libros más completos que se hayan escrito sobre el taponamiento arterial. Aquí encontrarás la manera de detenerlo y de revertirlo ¡YA! No solo eso, si sigues con juicio todo lo que aquí te explico, serás capaz de retrasar el proceso de envejecimiento natural acortado en nuestros días por el estilo de vida poco saludable que hemos llevado durante tantos y tantos años.

Para muchos médicos generales, internistas, cardiólogos y cirujanos cardiovasculares, el taponamiento de las arterias que irrigan los diferentes órganos del cuerpo como el corazón y el cerebro, es un proceso de carácter irreversible y definitivo. Una vez se ha iniciado, ningún procedimiento o tratamiento médico será capaz de detenerlo. Por supuesto, mucho menos será posible ponerlo a correr en sentido contrario al de las agujas del reloj, es decir, revertirlo.

A pesar de estas creencias largamente asentadas entre los médicos y la cultura popular creo que hay muy buenas razones para estar optimistas.

Primero que todo quiero que sepas que soy un médico internista que ha tratado la obstrucción de las arterias por más de 25 años. Quizá la primera noticia que tengo que darte después de todo el camino recorrido, es que a pesar de la manera como lo agredimos a diario, el corazón es un órgano sumamente noble y agradecido.

Esto no significa que su estructura permanezca intacta ante las continuas provocaciones que recibe. Si hay algo que caracteriza al corazón es su increíble adaptabilidad ante las circunstancias. A pesar del daño que le hemos ocasionado, éste órgano maravilloso puede continuar su trabajo por años como si nada hubiese sucedido. Un ejemplo, mi padre.

Su primer infarto cardiaco lo tuvo cuando cumplió los 68 años de edad. La arteriografía coronaria mostraba unas arterias taponadas en un 70%. Solo el 30% de la luz del vaso era permeable al paso de la sangre.

En ese entonces los médicos decidieron hacerle una cirugía de revascularización coronaria. Los stents apenas estaban comenzando a implantarse. Pocos creían que un tratamiento médico a base de fármacos y modificación de los hábitos nutricionales pudiera ofrecerle unos pocos años más de vida. La cirugía aparentemente fue un éxito, sin embargo, años mas tarde, una arteriografía de control mostró que los vasos utilizados para el reemplazo (venas femorales) se habían ocluido nuevamente. Con un buen tratamiento médico conservador mi padre logró vivir 12 años más. Solo se le administraban los medicamentos tradicionales en este tipo de casos. Aunque sus arterias estaban taponadas en un 70% pudo vivir relativamente bien, con escasos síntomas y una buena calidad de vida.

Esto por supuesto no me sorprende. Muchos pacientes que he visto posteriormente y que han sido sometidos a un tratamiento médico conservador, porque no tenían otras opciones posibles, todavía siguen vivos. A pesar del sombrío pronóstico, sus síntomas de dolor y fatiga se encuentran controlados.

Lo que te he querido decir, es que a pesar de no haber sido sometidos a programas como el que aquí te ofrezco (porque no existían) y a pesar de la gravedad de sus lesiones, los pacientes, haciendo un buen uso de los medicamentos apropiados pudieron continuar llevando una vida relativamente normal. El taponamiento no se detuvo, no regresó pero los síntomas pudieron ser controlados. Tienes un órgano vital verdaderamente generoso. Te repito, tu corazón es un órgano agradecido.

Si hay algo que sorprende del corazón es su extraordinaria adaptabilidad frente a circunstancias extremas.

Ahora bien, tú no quieres curaciones a medias y exiges la posibilidad real de que el ingreso de grasa al interior de tus arterias pueda ser bloqueado y si es posible, revertido.

Los programas conservadores (medicación apropiada, una dieta baja en grasas animales y algo de ejercicio de acondicionamiento del cuerpo) producen resultados, mejoran los síntomas del paciente y su calidad de vida pero no detienen el proceso. El programa que te ofrezco te brinda mejores resultados; no solo lo detiene cuando es practicado con juicio y por varios meses y años, sino que es también capaz de revertirlo.

El taponamiento puede detenerse y revertirse

Estudios recientes han mostrado que un manejo agresivo de los niveles de colesterol y de los transportadores repartidores del colesterol en la sangre (colesterol LDL) es capaz de detener el taponamiento de las arterias que irrigan el corazón. Estos resultados han sido verificados por procedimientos de diagnóstico como la tomografía por emisión de positrones y la arteriografía coronaria. En muchos de ellos no solo se detuvo el taponamiento sino que los estudios evidenciaron una regresión de las placas de grasa que en aquellos pacientes que han seguido fiel y juiciosamente las instrucciones impartidas, aún después de varios años, continúa presentándose.

En este trabajo nos referiremos en repetidas oportunidades a estos estudios, principalmente los llevados a cabo por los doctores Dean Ornish, de la Universidad de California en San Francisco y Caldwell B. Esselstyn, médico clínico y cirujano de la Clínica Cleveland en los EE.UU. La mayoría de estos pacientes están vivos a pesar de la severidad del diagnóstico. La calidad de vida de cada uno de ellos es excelente y muchos se encuentran asintomáticos desde hace ya varios años.

Un estilo de vida compatible con la regresión del taponamiento arterial debería ser adoptado para disfrutar de una salud perfecta toda la vida.

Otros estudios llevados a cabo con medicamentos utilizados para disminuir agresivamente los niveles de colesterol total y el colesterol LDL en la sangre, como algunos tipos de estatinas, parecen arrojar también resultados alentadores.

 Estatinas

Las estatinas son medicamentos utilizados para disminuir el colesterol total y muy especialmente el colesterol LDL, popularmente conocido como colesterol malo. Ejemplos de estatinas son la lovastatina, la atorvastatina, la pravastatina, la simvastatina y la rosuvastatina, entre otras. Actúan inhibiendo la producción de colesterol en el cuerpo al bloquear la enzima que facilita su producción, la HMG-CoA reductasa. Tienen muchos efectos secundarios especialmente dolores musculares, debilidad general, trastornos cognitivos y de memoria y disminución de la libido. Mucho se ha escrito sobre el pro y el contra de este tipo de medicamentos. Más adelante aprenderás la importancia del colesterol en nuestro cuerpo. ¿Crees que es conveniente bloquear con un medicamento la producción endógena de esta importante grasa? Es mucho mejor hacerlo a través de los medios naturales que te propongo en este libro y ¡SIN EFECTOS SECUNDARIOS! A pesar de ello, el uso de estatinas continúa siendo el eje central del tratamiento para la enfermedad coronaria y su prevención de acuerdo al ATP IV (Guías para la educación del colesterol en la población adulta. 2014). Cualquier duda deberías consultarla con tu médico.

Incluso la práctica de procedimientos como

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist