• ¡En oferta!
Máquinas mortales (Mortal Engines 1)
Escuchar fragmento
Philip Reeve
Philip Reeve Ver Más
Philip Reeve (1966), Brighton, Reino Unido. Reeve empezó su carrera profesional como librero, además de director, escritor y productor de obras de teatro. Reeve se pasó al mundo de la ilustración infantil y su...
Leer más

Philip Reeve (1966), Brighton, Reino Unido. Reeve empezó su carrera profesional como librero, además de director, escritor y productor de obras de teatro. Reeve se pasó al mundo de la ilustración infantil y su trabajo ilustró más de cuarenta obras. Con Máquinas mortales (2001), comenzó su tetralogía de Ciudades depredadoras.

Leer menos
Ver Más
Booktrailer - Máquinas mortales (Mortal Engines 1)

Máquinas mortales (Mortal Engines 1)



Formatos disponibles
$ 77.900


Opción de compra
Compra Rápida
Formatos disponibles
$ 77.900

Opción de compra
Compra Rápida
Duración: 09 horas 53 minutos

Una trepidante y original historia llena de misterio, con una ambientación única en un mundo futurista y postapocalíptico.

Escucha ahora las novelas en las que se basa la superproducción cinematográfica de Peter Jackson.

Formatos disponibles
$ 77.900
$ 77.900
Opción de compra
Compra Rápida
Escuchar fragmento

Una trepidante y original historia llena de misterio, con una ambientación única en un mundo futurista y postapocalíptico.

Escucha ahora las novelas en las que se basa la superproducción cinematográfica de Peter Jackson.


Londres está en movimiento. Su presa podrías ser tú...

Londres es una ciudad sobre ruedas: una ciudad como nunca habías visto. Tras la terrible Guerra de los Sesenta Minutos, las ciudades que sobrevivieron al apocalipsis se convirtieron en depredadoras, persiguiendo a ciudades menores y alimentándose de ellas.

Londres es una de ellas y se encuentra a la caza de una peque...

Leer más

Londres está en movimiento. Su presa podrías ser tú...

Londres es una ciudad sobre ruedas: una ciudad como nunca habías visto. Tras la terrible Guerra de los Sesenta Minutos, las ciudades que sobrevivieron al apocalipsis se convirtieron en depredadoras, persiguiendo a ciudades menores y alimentándose de ellas.

Londres es una de ellas y se encuentra a la caza de una pequeña urbe cuando Tom se topa con una joven asesina. Ambos acabarán en la Región Exterior, un páramo desolador marcado por las huellas de las ciudades ambulantes. Este es el comienzo de una gran aventura para estos dos chicos, que tendrán que aliarse para poder sobrevivir.

Máquinas mortales es el audiolibro que nos introduce en el mundo futurista de la tetralogía «Mortal Engines», en el que las máquinas son instrumentos de poder y la religión es la tecnología. En este mundo, el joven Tom, que nunca ha salido de Londres, se convertirá en un héroe que, tras verse alejado de su ciudad y de su amiga Katherine, luchará para conseguir que su urbe se salve de una destrucción inminente.

Reseña:
«Al leer las novelas, supimos que serían películas geniales. ¡No puedo esperar a verlas!»
Peter Jackson

Leer menos

Colección
716119
SIN LÍMITES
Páginas
0
Serie-Saga
Mortal Engines
Target de Edad
A partir de 12 años
Tipo de encuadernación
Audiolibro
Idioma
ES
Fecha de publicación
11-10-2018
Autor
Philip Reeve
Editorial
ALFAGUARA IJC
nombre_etemocion
Cuadernos de vacaciones
Colección
716119
SIN LÍMITES
Páginas
0
Serie-Saga
Mortal Engines
Target de Edad
A partir de 12 años
Tipo de encuadernación
Audiolibro
Idioma
ES
Fecha de publicación
2018-10-11
Autor
Philip Reeve
Editorial
ALFAGUARA IJC
nombre_etemocion
Cuadernos de vacaciones
9788420434179

Escuchar fragmento
Philip Reeve
Philip Reeve Ver Más
Philip Reeve (1966), Brighton, Reino Unido. Reeve empezó su carrera profesional como librero, además de director, escritor y productor de obras de teatro. Reeve se pasó al mundo de la ilustración infantil y su...
Leer más

Philip Reeve (1966), Brighton, Reino Unido. Reeve empezó su carrera profesional como librero, además de director, escritor y productor de obras de teatro. Reeve se pasó al mundo de la ilustración infantil y su trabajo ilustró más de cuarenta obras. Con Máquinas mortales (2001), comenzó su tetralogía de Ciudades depredadoras.

Leer menos
Ver Más
Booktrailer - Máquinas mortales (Mortal Engines 1)

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Reseñas
6 Reseñas
Un título mortalmente acertado
A raíz de un apocalipsis el mundo cambió por completo. Ahora, las ciudades se encuentran en constante movimiento y a esto me refiero que son como barcos en el mar que navegan pero con ruedas y en la tierra. La ciudad más grande y poderosa es Londres. Tom, nuestro protagonista vive allí como aprendiz de historiador. Porque en esta ciudad los más ... Leer más
A raíz de un apocalipsis el mundo cambió por completo. Ahora, las ciudades se encuentran en constante movimiento y a esto me refiero que son como barcos en el mar que navegan pero con ruedas y en la tierra. La ciudad más grande y poderosa es Londres. Tom, nuestro protagonista vive allí como aprendiz de historiador. Porque en esta ciudad los más importantes son los gremios de Ingenieros (que en realidad son cientificos y se encargan de reparar tecnología vieja que pueda servirles) y el gremio de los historiadores (que son los encargados del conocimiento).¿Por qué están en movimiento? Porque cazan otras ciudades. Literalmente “se las comen”. Por eso, a su vez, tienen que huir para no ser atacados. Cuántas más ciudades engullen, más poderosas se vuelven. Así le hacen justicia al título de la historia porque se convierten en Máquinas Mortales.Si bien Tom se conformaba con la vida que tenía, siempre le pareció genial la idea de poder hacer cosas grandes y ser considerado un héroe. Un hecho difícil para su vida que estaba destinada a estar entre libros y el museo. Sin embargo, por un acto de desobediencia y una traición se ve involucrado en la huida de una joven criminal; Hester. Ambos terminan fuera de la ciudad, desterrados y condenados a sobrevivir en el “Terreno de caza”. Hester no se dará por vencida y Tom quiere regresar a Londres ¿Podrán lograrlo?Mi opiniónLa historia engancha desde el principio y está cargada de adrenalina y acción. Hay que destacar la originalidad del relato, estamos hablando de ciudades que literalmente se comen entre ellas. No había escuchado hablar nunca de nada parecido.Por otro lado hay una gran combinación de personajes; aparecen piratas, personas que reviven medio robotizadas, cientificos, historiadores, forajidos. Tom y Hester van a tener que sortear varias dificultades y enfrentarse a ellos si quieren volver a Londres con vida.Los personajesTom: Al salir de su sona de confort, Tom descubre lo que realemente es el mundo y cómo se ve desde afuera a Londres, su preciada ciudad. Es un personaje que peca de moralista; siempre quiere hacer las cosas “bien” e incluso toma decisiones equivocadas porque le cuesta escaparse de “lo correcto”.Si bien le faltó un poco más de desarrollo al personaje creo que lo vamos a ir conociendo de a poco en las próximas entregas. Su historia, algo sobre su familia, etc.Hester: Es genial cuando se apuesta por un personaje diferente como protagonista. Estamos hablando de una chica que, al contrario de las grandes y hermosas heroínas, se nos presenta como antihéroe o incluso villana con un aspecto desagradable. Es complicado sentir empatía con ella, pero la relación va mejorando a medida que las páginas avanzan y conocemos un poco más de su historia.Katherine: Es la hija de Valentine, un hombre poderoso, respetado y con mucha influencia en Londres. Con ella, nos vamos enterando de lo que sucede en la ciudad. Hay muchos secretos por descubrir y aunque la relación que tiene con su padre es de total confianza sabe que le está ocultando cosas importantes.Como de películaHay libros que son visualemente atractivos y fáciles de imaginar y Máquinas Mortales se ajusta a esta caracteristica. No solamente por la parte visual, sino que también por los sucesos, la adrenalina, la acción.Los personajes se meten en lios constantes y cuando parece que no tienen más escapatoria se salvan por un pelito gracias a algun milagro. Esto convierte al libro en un tomo entretenido y que no nos da respiro. Lo que también es perjudicial para la parte histórica; me hubiese gustado saber qué pasó para que el mundo se convierta en lo que es. Un poquito más de profundidad en este tema.El final fue bastante inesperado y me sorprendió en este sentido. No es para nada predecible y te deja con ganas de saber más. Leer menos
Persecuciones amenazantes
Título: Máquinas Mortales (Serie Máquinas Mortales 1)Autor: Philip ReeveEditorial: AlfaguaraPáginas: 548Una verdadera novela de aventuras para todos aquellos que deseen ser parte de una misión sin precedentes que se propone la lucha por la supervivencia en un mundo post-apocalíptico, y de la que solo se puede salir siendo un héroe, o muriendo en... Leer más
Título: Máquinas Mortales (Serie Máquinas Mortales 1)Autor: Philip ReeveEditorial: AlfaguaraPáginas: 548Una verdadera novela de aventuras para todos aquellos que deseen ser parte de una misión sin precedentes que se propone la lucha por la supervivencia en un mundo post-apocalíptico, y de la que solo se puede salir siendo un héroe, o muriendo en el intento.Tiempo después de la Guerra de los Sesenta Minutos, la humanidad ha hallado una nueva forma de vivir. Los Gremios se han apoderado de Londres y la ciudad se encuentra dividida en estratos que respetan la verticalidad social a rajatabla. Como si eso fuera poco, reina un ambiente de amenaza constante en las distintas ciudades gigantes y móviles que vagan por el planeta, y solo existen dos destinos posibles para cada una de ellas: el escape o la caída en los suburbios. Philip Reeve nos presenta una historia en la que reina la acción desde la primera página a bordo de las ciudades tracción que tienen como único objetivo derrocar y conquistar otras ciudades. En este contexto de lucha política, social y religiosa, que no deja nada librado al azar, Tom deberá llenarse de valentía para enfrentar al Gremio y su proyecto en pos de salvar su vida y la de quienes lo rodean, aliándose incluso con sus enemigos.Ambientado en un futuro distópico que imprime una constante sensación de persecusión, este relato resulta intrigante de principio a fin y no permite pausas en su lectura. En el Gran Territorio de Caza solo sobrevive el más fuerte e inteligente y, en medio de los enfrentamientos, la vida corre peligro para todos los que no tiene suficiente poder. Una verdadera novela de aventuras que ya ha llegado a los cines por la excelente construcción espacial que presenta y que no puede dejar de recomendarse a todos aquellos que quieran ser parte de una misión sin precedentes que puede convertirte en héroe de la noche a la mañana, si la muerte no se interpone en tu camino. Leer menos
Original distópia del fin del mundo
“Tú no eres un héroe y yo no soy bonita”, así es como se autodefinen los protagonistas de Maquinas mortales, el primer libro de la tetralogía del autor británico Philip Reeve que si bien fue publicada en el 2001 recién llegó a Argentina este 2018.En el libro se plasma un mundo distópico en donde después de la guerra de los Sesenta Segundos, ocas... Leer más
“Tú no eres un héroe y yo no soy bonita”, así es como se autodefinen los protagonistas de Maquinas mortales, el primer libro de la tetralogía del autor británico Philip Reeve que si bien fue publicada en el 2001 recién llegó a Argentina este 2018.En el libro se plasma un mundo distópico en donde después de la guerra de los Sesenta Segundos, ocasionada por un extraño dispositivo tecnológico, las ciudades se vieron forzadas a montarse sobre ruedas y recorrer el planeta en busca de poblaciones más pequeñas que cazar y saquear para conseguir combustible. En este contexto, en Londres para ser más precisos, es que nos encontramos con Tom, un joven ingenuo y cobarde aunque simpático al lector, que pertenece al gremio de historiadores dirigido por el venerable Valentine.La vida de Tom cambia una vez que conoce a Hester Shaw, una joven basurera con el rostro atravesado por una cicatriz y una extraña relación con el líder de los Historiadores. Juntos serán lanzados fuera de Londres y deberán aprender a sobrevivir en el territorio de caza.El libro, escrito en tercera persona y con dudosos e inesperados cambios del pasado al presente, nos trae algunos clichés propios de las distopías (una sociedad sectorizada, uniformes característicos de cada gremio), como también críticas a la sociedad, reflejadas en el personaje de Katherine Valentine, la hija del  gran historiador, quien acostumbrada a la vida de la clase alta y a depender de los hombres, descubre las falencias de los más pobres.Si bien con el correr de las páginas la trama se vuelve repetitiva (caminar – subir a una nueva ciudad – escapar) y los diálogos algo insulsos, los giros inesperados hacen a la historia así como también el recurso de la muerte de los personajes, que se presenta sin demasiado drama y sin perdonar a nadie.Al ser el autor un experimentado ilustrador los personajes son muy visuales y descriptivos como también toda la estética steampunk de los escenarios, ambas características que podrán ser explotadas por los estudios Universal que ya anunciaron la llegada de la película para diciembre de este año. ¿Qué esperar del libro?– Una trama futurista original con una fuerte impronta steampunk.– Diálogos ligeros y en algunos casos sin mucho sentido.– Inesperados giros de la trama y sobretodo, un buen final.– Personajes bien construidos. El protagonista no el típico héroe valeroso. Leer menos
Una historia posapocalíptica llena de acción y aventura
Máquinas mortales (en inglés, Mortal Engines) es el primer libro de una saga de 4 novelas llamada The Hungry City Chronicles. En un principio, iba a leer el ebook en Edición anticipada, pero resulta que a partir de ahora ya no se pueden leer ebooks en la página de esta iniciativa, sino que hay que bajarse una aplicación que solo funciona en disp... Leer más
Máquinas mortales (en inglés, Mortal Engines) es el primer libro de una saga de 4 novelas llamada The Hungry City Chronicles. En un principio, iba a leer el ebook en Edición anticipada, pero resulta que a partir de ahora ya no se pueden leer ebooks en la página de esta iniciativa, sino que hay que bajarse una aplicación que solo funciona en dispositivos de Apple o que usen Android. Como yo tengo un Windows Phone, se me hace imposible acceder a los ebooks, a menos que la gente de Edición Anticipada desarrolle una aplicación para quienes tenemos un Windows Phone o que yo me compre un teléfono nuevo, cosa que por el momento descarto ya que mi teléfono funciona bien. Al ver que no iba a poder leer el ebook, mandé un correo electrónico a Edición Anticipada donde les comenté mi problema, pero nunca me respondieron. El tema es que hasta que no subiera la reseña de Máquinas mortales a la plataforma no iba a poder acceder a libros nuevos. Para solucionar este inconveniente y quedar disponible para acceder a libros en papel, que es el único formato en el que puedo leer libros en este momento en Edición Anticipada, decidí comprar el ebook en inglés, sobre todo cuando me enteré de que se va a estrenar próximamente una película.Máquinas mortales es un libro que empieza rápido como a mí me gusta. Imposible no engancharse con esta primera oración: "Era una tarde de primavera, oscura y desapacible, y la ciudad de Londres iba en persecución de una pequeña población minera cruzando el lecho seco del antiguo mar del Norte". Se trata de una novela distópica posapocalíptica y del subgénero steampunk que se lanzó en 2001 y que forma parte de un cuarteto de libros. Tengo que reconocer que es la primera vez que leo steampunk y me resultó interesante, aunque al principio me costaba imaginarme cómo las ciudades grandes se comían a las más chicas, pero cuando vi el tráiler de la película lo entendí mejor.La construcción del mundo en que transcurre la novela es fascinante. En esta Londres futurista, la sociedad se divide en cuatro gremios: los ingenieros, los historiadores, los navegantes y los comerciantes. Los dos primeros gremios son los que tienen protagonismo en la novela y me quedé con ganas de saber más sobre los otros. Este mundo se rige por el darwinismo municipal, según el cual, las ciudades móviles más grandes se comen a las más chicas, les sacan los recursos y esclavizan a sus habitantes. Sin embargo, no todo el mundo es así. Aún hay ciudades que están fijas, como las nuestras de hoy en día, que forman parte de la liga antitracción. Me hubiera gustado saber más sobre la Guerra de los Sesenta Minutos que dio lugar a esta forma de vivir, pero tal vez eso se cuente en otros libros. Hace poco me enteré de que hay una precuela en forma de trilogía (Fever Crumb).Máquinas mortales es una novela narrada desde distintos puntos de vista, algo que siempre aprecio mucho. Tenemos dos líneas argumentales: por un lado, lo que le pasa a Tom cuando se cae de Londres y empieza una serie de aventuras con Hester y, por el otro, lo que le pasa a Katherine luego de la desaparición de Tom.Tom es un aprendiz del gremio de los historiadores. Su ídolo es Valentine, un arqueólogo famoso y personaje clave de la novela. Es interesante cómo evoluciona Tom a lo largo de la novela. Él está muy absorbido por el darwinismo municipal. Para él, las personas que forman parte de la liga antitracción son terroristas e incivilizados. Según Tom, toda persona civilizada debe vivir en una ciudad sobre ruedas. A Tom le llenaron el cerebro de ideas y prejuicios, y no puede comprender algo que hace Valentine al principio de la novela y que desencadena toda la historia.Hester es una chica huérfana que quiere asesinar a Valentine debido a una venganza familiar. Al principio, parece ser una asesina sin motivos, pero después vamos conociendo su pasado y entendemos por qué se comporta de esta forma. Es muy valiente, independiente y fuerte. Otro personaje femenino importante es Katherine, la hija de Valentine, que adora a su papá hasta que en un momento dado comienza a desconfiar y decide investigar en qué anda su padre.Con los personajes que más conecté fue con Hester y Katherine. Al principio me costó conectar con Tom debido a su mente cerrada, pero, como dije antes, evolucionó a lo largo del libro y me empezó a caer bien. Entre los personajes secundarios que me gustaron, sobresalen la señorita Fang y Shrike.Tengo que advertirles algo: el escritor es un asesino literario. No tiene problema en matar personajes secundarios y principales si es necesario. Esto me resultó un poco frío. Se moría un personaje y no había tiempo para el duelo. El final me sorprendió mucho y me pareció bastante jugado para una novela juvenil, además de ser bastante cerrado para el comienzo de una saga. No tengo idea de qué hará el autor con los personajes en la segunda parte que se llama El oro del depredador.En conclusión, Máquinas mortales es un libro atrapante en el que Philip Reeve critica el uso de la tecnología y nos muestra hasta dónde podríamos llegar en un futuro lejano. Se trata de una novela llena de acción y aventura, con muy poco romance y que nos deja pensando en el futuro de la humanidad. Me parece bien que hayan hecho una película porque esta historia tiene un gran potencial cinematográfico. Leer menos
Ciudades que comen ciudades, que comen máquinas, que comen hombr
Acerca del libro, lo que más me llamaba la atención desde un comienzo era la manera en la que estaba estructurada la trama. Con esto me quiero referir a que no sólo me gustaban las ideas de fantasía tan originales que el autor despliega a través de este primer libro, sino que además me gustó la idea de que vaya enhebrando estos elementos con los... Leer más
Acerca del libro, lo que más me llamaba la atención desde un comienzo era la manera en la que estaba estructurada la trama. Con esto me quiero referir a que no sólo me gustaban las ideas de fantasía tan originales que el autor despliega a través de este primer libro, sino que además me gustó la idea de que vaya enhebrando estos elementos con los del Steampunk. Este es un subgénero que a mí particularmente me gusta muchísimo. Creo que es uno de los pocos en los que, cuando están bien logrados, se pueden percibir dos ramas históricas. Por un lado, hay una tendencia al modernismo, al futuro. Pero que, por otro lado, está atravesado por una sociedad pasada; se siente un aire no tan lejano, como lo son aquellos tiempos en los que recién se estaban inventando las maquinarias de las fábricas. Aquella época donde se comienza a vislumbrar la industrialización, cuando las ciudades se expanden de una manera casi irrefrenable y estaban todos estos elementos característicos, como las máquinas de vapor, que comenzaban el cambiar la vida de las personas. Un poco de todo esto se percibe en la novela y juega en la trama. A veces de manera imperceptible y, por otras, de forma elemental dentro de los personajes.Además, como aclara la sinopsis, en esta historia nos vamos a encontrar con un mundo atestado de máquinas y tecnología en todo momento. Nos vemos atravesados por una escasa naturaleza que está siendo reemplazada constantemente por lo artificial, aquello creado por el hombre. Esto, en mi opinión lectora, creo que es lo que genera los problemas en la novela: la mano del hombre.El entorno con el que se juega aquí me parece increíble, dotado de gran creatividad por parte del autor. Además, se nota que el escritor hizo una gran investigación acerca de los elementos importantes dentro del género. He visto muy pocas veces el Steampunk en la literatura de una manera tan acertada que a la vez es versátil. Se colocan sus propias variaciones de él que hacen a la historia aún más rica. Sin embargo, hay muy poca descripción sobre la causa de los problemas centrales de la novela; es decir, el por qué las ciudades tienen este estado. Hay una falta de explicación de hechos que a mí en muchos momentos me dejó bastante insatisfecha. Si bien me gustó el tipo de descripción que hay en el libro ya que creo que es bastante innovadora (el autor crea situaciones a partir de su imaginación, de comparaciones que jamás se me hubieran ocurrido y que me han parecido muy ingeniosas), Philip Reeve se decantó por describir situaciones de ese presente donde se narra el libro, dejando de lado casi por completo el pasado de las cosas. Debido a ello, se generan varios espacios en blanco que uno como lector tiene que empezar a recomponerlos desde la nada. Esto es algo que no me ha gustado del todo, pienso que se podría haber dado algunos indicios de este mundo tan creativo. El problema que genera todo esto es que estas faltas de descripciones suelen ser acerca de los elementos más imaginativos de la historia, aquellos que tal vez como lector cuesta un poco más imaginarse porque no es algo cotidiano. A mí me costó muchísimo tratar de recomponer las ciudades andantes, por lo que fui perdiendo la magia de la lectura. Todo el trabajo de recomposición es por parte del lector y es algo que con un par de páginas mas podría haber resultado mejor.Algo que realmente me ha dejado con un mal sabor de boca fue la escritura en cuanto a la traducción. Por momentos he visto palabras que no concordaban, que no creo que el autor tuviera esos errores gramaticales. Sino que esto más bien se ha creado a través de la traducción al español. Por supuesto, uno cuando lee fuera del idioma original se está perdiendo un mundo entero producido por el lenguaje, pero en este caso lo que me ha pasado fue distinto. La he sentido tosca a la narración y por momentos había ciertos errores gramaticales que me han parecido tontos, que con un repaso de lectura se cambian fácilmente. Todo eso fue perdiendo la calidad de la lectura, en mi opinión.En fin, este ha sido un libro con el que he tenido bastantes altibajos. Si bien desde un inicio tenía muchas ganas de leerlo y no me ha decepcionado por completo la originalidad y maestría del autor con sus ideas tomadas del Steampunk, hubo varios elementos que me impidieron una lectura ágil. En principal, creo que el autor tendría que haber aclarado ciertas cuestiones desde el inicio y no esperar para, posiblemente, hacerlo en el segundo tomo. Este libro lo recomiendo para aquellos que apuestan al género de Fantasía, pero sobre todo les guste el Steampunk o quieran darle una oportunidad a él. Leer menos
Ciudades que comen ciudades, un mundo distópico no tan distinto
Lo primero que escuche de este libro fue su sinopsis, en el canal de Raquel Bookish, y al instante pensé que su resumen del la trama del libro era perfecta: la mezcla exacta entre El Castillo Ambulante y Mad Max, no es que Mad Max me guste demasiado, pero El Castillo Ambulante sí, por lo que me llamo la atención ver cómo se trataba en otra histo... Leer más
Lo primero que escuche de este libro fue su sinopsis, en el canal de Raquel Bookish, y al instante pensé que su resumen del la trama del libro era perfecta: la mezcla exacta entre El Castillo Ambulante y Mad Max, no es que Mad Max me guste demasiado, pero El Castillo Ambulante sí, por lo que me llamo la atención ver cómo se trataba en otra historia la situación de construcciones móviles.Y todavía me parece interesante, un mundo donde las ciudades se comen entre ellas, la supervivencia solo la consigue el más apto y hay una constante  lucha contra la liga Antitracción, esa parte de la población humana que se estableció en lo que actualmente conocemos como China para llevar una vida en contacto con la naturaleza.Y nuestra historia empieza ni más ni menos cuando Tom entra en contacto por primera vez en su vida con el barro,  sale despedido de su ciudad, en compañía de Hester y juntos van a intentar volver a Londres, Tom quiere su hogar y Hester busca venganza. Mientras acompañamos a Tom y a Hester conocemos el mundo exterior, las ciudades aéreas, las ciudades piratas e incluso llegamos a ver sociedades establecidas en territorios fijos, y así llegamos a tener un pantallaso general del mundo distópico en el que se desarrolla la historia.Al mismo tiempo vemos la historia de Katherine, que intenta descubrir los secretos de Londres y su padre, jefe del gremio de historiadores amado por todos.Es una buena historia, pero me resulto insulsa en ciertos puntos.Empece mal cuando el libro me recordó a Divergente, pero sobre ruedas, también me recordó a Mazze Runner (probablemente porque en ambos libros hay protagonistas masculinos llamados t(h)om(as)), dos distopías que cuanto mas tiempo pasa, mas me disgustan.Seguí con la lectura y entonces comenzó a desagradarme la facilidad con lo que todo sucedía, grandes problemas que tienen su inicio y su final en un solo capitulo, pero esto mismo desencadeno en tres capítulos finales con sucesos inesperados, respuestas inesperadas y un final muy inesperadamente cerrado, más teniendo en cuenta que estamos hablando de un inicio de tetralogía.Mientras se cambia rápida y constantemente el enfoque de la historia conocemos a nuestros personajes. Y acá es donde siento que leí un libro insulso, porque esta trama que no se diferencia demasiado de otras distopías por ciertos patrones que repite (supongamos que se le perdona porque estamos hablando de un libro publicado en el 2001), podría haberse diferenciado a creces de otras novelas con buenos personajes. Hay un gran abanico de personajes con muchos matices y que, dentro de todo, se diferencian de muchos otros personajes que leí, pero no llegan a ser impactantes.A lo largo de la novela llegamos a conocer a los personajes, nos enteramos de lo mejor y lo peor de ellos pero, en mi caso, no llegamos a quererlos.Me faltaron diálogos, me hubiera encantado tener más diálogos entre personajes donde hubiera podido empatizar con ellos, entre todos los diálogos que favorecían el desarrollo de la trama había pocas frases en donde realmente llegue a ver como surgía un vinculo estrecho que le diera sentimiento y corazón a la historia.¿que justo me puse exigente con esta novela? Si, puede ser, pero mientras leía el libro pensaba en esta reseña que iba a escribir,intentando poner en palabras ese gran "meh" que sentí en gran parte de la historia y creo que mi respuesta final sería: fue por los personajes. Necesitaba mas de esos personajes. Llegue a querer a Hester, esa chica rota y hosca que finalmente logra superarse. Fue agradable leerla, a ella si.Repito que los tres últimos capítulos fueron muy interesantes y los disfrute gratamente, en esos momentos llegue a querer un final feliz para todos y, aunque no se puede hablar de finales felices, yo pude encontrar algunos y me gusto.Entonces Maquinas Mortales es una novela (que yo voy a tomar como independiente gracias a su final cerrado para no continuar la saga) sobre ciudades que comen ciudades, en un mundo distópico no tan distinto al nuestro, donde vemos a personajes muy distintos que luchan por la verdad, la libertad, la justicia y la venganza.2,5/5 Leer menos
Añadido a tu lista de deseos