El exorcista

William Peter Blatty

Fragmento

Creditos

Título original: The Exorcist

Traducción: Raquel Albornoz

1.ª edición: enero, 2015

© 2015 by William Peter Blatty

© Ediciones B, S. A., 2015

Consell de Cent, 425-427 - 08009 Barcelona (España)

www.edicionesb.com

Depósito Legal: B 23673-2014

ISBN DIGITAL: 978-84-9019-929-9

Maquetación ebook: Caurina.com

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en el ordenamiento jurídico, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

Dedicatoria

 

 

 

 

 

A mis hermanos

Maurice, Edward y Alyce,

y a la querida memoria de mis padres.

Cita

 

 

 

 

 

Y bajando Él a tierra, le salió al encuentro un hombre de la ciudad poseído de los demonios... Muchas veces se apoderaba de él [el espíritu], y le ataban con cadenas y le sujetaban con grillos, pero rompía las ligaduras... Preguntóle Jesús: ¿Cuál es tu nombre? Contestó él: Legión.

LUCAS VIII, 27-30

JAMES TORELLO: A Jackson lo colgaron de ese gancho de carnicero. Era tan pesado, que lo dobló. Estuvo ahí tres días, hasta que murió.

FRANK BUCCIERI (riéndose): Jackie, tendrías que haber visto al tipo. Parecía un elefante, y cuando Jim- my le puso la aguijada eléctrica...

TORELLO (excitado): Se balanceaba en el gancho, Jackie. Le echamos agua para que trabajara mejor la aguijada, y gritaba...

Fragmento de una conversación telefónica de Cosa Nostra interceptada por el FBI con motivo del asesinato de William Jackson.

... No hay otra explicación para algunas de las cosas que hicieron los comunistas, como el caso del sacerdote a quien hundieron ocho clavos en la cabeza... Y también el de los siete niños y su maestro. Estaban rezando el Padre nuestro cuando llegaron los soldados. Un soldado arremetió con la bayoneta y le cortó la lengua al maestro. Los otros cogieron palitos chinos y se los metieron en las orejas a los siete niños. ¿Cómo se tratan los casos como éstos?

DR. TOM DOOLEY

Dachau

Auschwitz

Buchenwald

Contenido
Product added to wishlist