Las gafas de la felicidad (edición 5º aniversario)

Rafael Santandreu

Fragmento

cap-1

imagen

imagen

Ya han pasado cinco años desde que se publicó la primera edición de Las gafas de la felicidad, mi segundo libro.

Y, en todos estos años, he tenido el privilegio de contactar en mis viajes por España y Latinoamérica con personas que lo han leído, han trabajado sobre él y han transformado su psique y su vida. ¡Cientos de personas! ¡Qué satisfacción! Tú también puedes unirte a ese club.

La psicología cognitiva es una joya que todo aquel que la descubre convierte en su tesoro más importante, tal y como le pasó al emperador romano Marco Aurelio. Y es algo que se puede hacer por cuenta propia, a partir de los libros, o en consulta, acompañado por un terapeuta (o entrenador personal).

Los testimonios que encontrarás al final del libro son tan sólo una muestra de lo que sucede en terapia. Los resultados que obtenemos mi equipo y yo, en nuestras consultas presenciales de Madrid y Barcelona, son realmente radicales. Un 80 % de las personas logran cambios de, al menos, un 80 %. Muchos obtienen incluso transformaciones muy por encima del 10 ya que mejoran en ámbitos que ni sospechaban.

Entre estos cinco casos está el de Ana María, que se liberó de una relación inadecuada y aprendió a ser feliz sola, sin dependencias. El miedo a cambiar, a dar pasos adelante, es algo muy típico. La terapia no sólo te permite hacerlo, sino que al perder totalmente el temor, el paso resulta hermosamente fácil y exitoso.

Después, se exponen dos casos de trastornos serios: ataques de ansiedad y obsesiones. Las personas con estos problemas se hallan en un pozo que las lleva con frecuencia a pensar en el suicidio.

En mi consulta, vemos cientos de estos casos todos los años y me enorgullezco de decir que ayudamos a solventarlos en tiempo récord (1 o 2 meses, muchas veces), de forma completa y sin medicación de ningún tipo.

Y, por último, se narran las historias de una persona celosa que dejó de serlo y un tímido que se convirtió en extrovertido, dos transformaciones que muchos creerán imposibles.

Estos dos casos son dos pruebas vivas de que eso que llamamos «carácter» está formado, en realidad, por una serie de creencias instaladas en la mente y hábitos adquiridos, dos cosas que podemos cambiar si tenemos la guía adecuada.

cap-2

imagen

imagen

Siempre que me dispongo a prologar un libro me viene a la memoria mi primera monografía, que versó sobre una nueva técnica, la laparoscopia, que por entonces era prácticamente desconocida en nuestro país. La prologó mi propio padre.

La principal razón que me impulsó a divulgar la técnica fue la cantidad de intervenciones en las que se abría el abdomen tan sólo para dilucidar la causa de los trastornos que padecía el paciente. En un alto porcentaje, la intervención era inútil, y nada se encontraba. Fue una divulgación dirigida a médicos que pronto marcaría un antes y un después en nuestra práctica clínica.

Desde entonces me he dado cuenta de la importancia de dar a conocer nuevos procedimientos de intervención o prevención en salud.

Este libro, como el resto de los publicados por Rafael Santandreu, cumple con este cometido fundamental en medicina y psicología y creo que puede ser útil no sólo a la población en general sino también a los profesionales médicos. Pero empezaré explicando cómo conocí al autor.

Hace un par de años, operé a una joven paciente —llamémosla X— cuya madre había sido intervenida por mí de un tumor maligno de ovario. La madre fue tratada muy agresivamente y superó el cáncer, pero en la mente de su hija supongo que quedó grabada la imagen de un ser querido sufriendo los efectos secundarios de la cirugía, con un postoperatorio tormentoso y la quimioterapia.

Procuré informar debidamente a X de que su problema nada tenía que ver con el de su madre ya que se trataba de un proceso benigno, como se confirmó por el análisis de la pieza operatoria.

Pero a las 48 horas del postoperatorio, X desarrolló un cuadro doloroso abdominal de gran intensidad. Descartamos cualquier fallo o complicación de la cirugía, pero la paciente seguía con dolores que se complicaron con un extraño rechazo a ingerir cualquier alimento. En realidad, la paciente, como vimos después, había desarrollado un trastorno psicógeno: fobia a cualquier intervención médica y a ingerir alimentos.

Hubo un momento en que la paciente estaba allí, ingresada en nuestro centro, pero luchaba irracionalmente contra su propia recuperación: no comía y no se dejaba ayudar.

En un destello de racionalidad, la paciente decidió consultar telefónicamente con un psicólogo que había conocido tiempo atrás. Tras una charla de cuarenta minutos, el estado de la enferma mejoró radicalmente. El psicólogo, que no era otro que el autor de este libro, completó su actuación con un par de visitas a la paciente ingresada, que fue dada de alta en el tiempo esperado y en perfectas condiciones.

«Todo está en la mente», suele decir Rafael Santandreu. Pero sin duda hay que saber tocar las teclas de ese increíble instrumento para producir efectos tan rápidos y radicales como los que vimos con esta paciente. Así es como conocí al autor y, más tarde, su obra escrita.

Sin duda alguna, la mente se halla detrás de todas nuestras realizaciones, comportamientos, deseos y aversiones. Una buena salud mental —o mala— puede multiplicar los beneficios —o arruinarlos— de cualquier procedimiento médico. Y lo mismo sucede con el resto de las facetas de nuestra vida. Por eso es tan importante promover la salud emocional.

El trabajo de Rafael Santandreu se basa en la psicología más moderna y científica y se halla respaldado por numerosos estudios. Sus libros tienen el mérito de hacer llegar ese difícil contenido al gran público de forma que el lector podrá llevar a cabo una correcta psicohigiene mental, algo esencial para todos en nuestros días.

SANTIAGO DEXEUS, médico miembro honorario de la Real Academia de Medicina de Cataluña, profesor en la Universidad Autónoma de Barcelona, presidente de la Sociedad Española de Citología, Creu de Sant Jordi.

cap-3

imagen

Antes de empezar

Hace más o menos un año, recibí un email de Juancho, un joven veinteañero del sur de España, en el que me contaba una historia de superación muy hermosa. Durante los últimos años había estado mal, pues le habían diagnosticado un trastorno bipolar, un problema que consiste en alternar períodos de euforia descontrolada con otros de depresión aguda. Incluso había tenido algún brote psicótico. Su médic

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados