Triunfo

Robin Sharma

Fragmento

1BR>Sé tu mejor tú

Warren Buffet señaló en una ocasión: «Nunca habrá un mejor tú que tú». Una observación brillante de un tipo brillante. Nunca habrá un mejor yo que yo. Y nunca habrá un mejor tú que tú. Puede que otros traten de emular tu forma de pensar, hablar y actuar, pero por mucho que se esfuercen solo llegarán a ser un segundo mejor tú. Porque tú eres único. En este mundo, hay un solo tú entre los miles de millones de seres. Da que pensar, ¿verdad? Hace que te des cuenta de que eres bastante especial. Bastante no. Muy especial. Y que no hay competidores.

Así pues, ¿qué harás hoy cuando salgas a un mundo que necesita más que nunca gente que aspire a tener una vida extraordinaria? ¿Harás un mayor uso de tu potencial oculto? ¿Liberarás más tu creatividad natural? ¿Te mostrarás más auténtico? ¿Y serás más ese tú que estás destinado a ser? Solo curiosidad. Porque nunca habrá un mejor momento para ser tu mejor tú que hoy. Porque, si no es ahora, ¿cuándo entonces? Eso me recuerda lo que el filósofo Heródoto dijo una vez: «Es preferible ser audaces y correr el riego de padecer la mitad de los males que es

14

peramos que permanecer en cobarde apatía por temor a lo que pueda ocurrir». Qué hermosa frase.

Nunca habrá un mejor momento para ser tu mejor tú que hoy.

2Barreras Invisibles

Estoy sentado en el aeropuerto de Los Ángeles. Vine a dar una charla a un grupo de empleados altamente cualificados de General Electric. Sobre «Liderar sin título». Sobre aspirar a la excelencia. Sobre ser excepcionales en todo lo que hacen.

Después de la charla, me detuve a reflexionar acerca de por qué tantos de nosotros nos conformamos con tan poco en las áreas fundamentales de nuestra vida. Por qué evitamos el cambio. Por qué no innovamos ni dejamos que se exprese el genio creativo que llevamos dentro. Por qué nos negamos a aceptar la llamada de nuestra vida. Y por qué tantos de nosotros nos resistimos a ser excepcionales. ¿La conclusión a la que llegué? Barreras Invisibles.

Te pondré un ejemplo. La semana pasada salí a dar un paseo en coche por el campo. Para respirar. Para refrescarme. Para pensar. En un jardín, vi un cartel de una empresa de adiestramiento de perros que hablaba de la Barrera Invisible. Se trata de un sistema que establece un límite invisible que el perro no puede traspasar. Con el tiempo, se condiciona al perro hasta tal punto que incluso cuando la barrera ya no está, se comporta como si estuvie

16

ra. El perro establece límites imaginarios que determinan su realidad. Nosotros funcionamos igual. A medida que crecemos, adoptamos creencias negativas, suposiciones falsas y miedos saboteadores acerca del mundo que nos rodea. Todo eso acaba convirtiéndose en nuestras Barreras Invisibles. Creemos que son reales. Cuando chocamos con ellas en el trabajo (y en la vida en general), retrocedemos. Creemos que la barrera existe de verdad. Por lo tanto, nos apartamos de todo aquello que podemos ser/hacer/tener. Se trata de una ilusión que parece completamente real. Pero no lo es. Por favor, tenlo siempre presente.

Te invito a poner en duda tus Barreras Invisibles. Toma conciencia de ellas, obsérvalas, desafíalas de manera que cuando se te pongan delante, en lugar de huir hagas uso de tu fuerza de voluntad y de tu coraje interior para traspasarlas y abrirte a las extraordinarias posibilidades que te ofrece la vida. Porque aquello a lo que uno se resiste persiste. Pero aquello que se acepta trasciende.

A medida que crecemos, adoptamos creencias negativas, suposiciones falsas y miedos saboteadores acerca del mundo que nos rodea. Todo eso acaba convirtiéndose en nuestras Barreras Invisibles.

3BR>El poder de lo sencillo

Aprendo tanto de mis hijos... No solo son mis héroes, sino dos de mis mejores maestros. Me han enseñado a vivir el momento, me han ayudado a ver la vida como una aventura y me han mostrado cómo abrir el corazón. También me han dado numerosas lecciones sobre «el poder de lo sencillo». Últimamente doy mucha importancia a la sencillez. Al sencillo mensaje de que todas las personas son líderes, independientemente de lo que hagan o de quiénes sean. A las ideas y herramientas sencillas (que realmente funcionan) para ayudar a personas y organizaciones a alcanzar un nivel de excelencia mundial. Y a llevar una vida mucho más sencilla (porque, en el fondo, soy un hombre muy sencillo). La sencillez, para mí, tiene un gran poder. (El cofundador de Google, Sergey Brin, lo expresó magníficamente cuando dijo que en su empresa «el éxito se basará en la sencillez».) Lo que me lleva a Conn, mi hijo.

Hace un par de semanas fuimos los dos solos a Nueva York, experiencia que llevábamos mucho tiempo planeando para celebrar su trece cumpleaños (solo se es adolescente una vez). Paseamos por el SoHo. Fuimos a comprar juguetes a FAO Schwarz. Comimos estupendamente en

18

Bread (uno de mis locales para almorzar favoritos). Y vimos la gran obra Wicked. Un fin de semana repleto de encantadores placeres y recuerdos inolvidables. Entre un padre y un hijo.

El domingo por la noche, en el avión que nos devolvía a casa, pregunté a mi joven amigo: «¿Qué es lo que más te ha gustado del fin de semana?». Lo meditó detenidamente. Luego sonrió. «Papá, ¿te acuerdas del perrito caliente que me compraste ayer en la calle? Eso fue lo que más me gustó.» El poder de lo sencillo.

El éxito se basará en la sencillez.

4BR>Sé tan bueno que no puedan ignorarte

He aquí el consejo del actor cómico Steve Martin a los jóvenes humoristas: «Sé tan bueno que no puedan ignorarte». Me encanta. La vida favorece a los devotos. Cuanto más le das a la vida, más te devuelve. Es imposible ser excepcional en lo que haces, buscar siempre la brillantez y aspirar a la excelencia, y que al final no ganes. (Jerry Garcia, de The Grateful Dead, dijo una vez: «No solo quieres ser el mejor entre los mejores. También quieres que te vean como el único que hace lo que tú haces».)

A veces aflora el desánimo. Nos ocurre a todos. Nos esforzamos, nos mantenemos fieles a nuestros sueños, perseguimos nuestros ideales, pero nada ocurre. O eso parece. Sin embargo, cada decisión es importante. Y cada paso cuenta. La vida sigue su propia agenda, no la nuestra. Sé paciente. Confía. Actúa como el picapedrero que pica la piedra sin prisa pero sin pausa, día tras día. Al final, un simple golpe resquebrajará la piedra y revelerá el diamante. La persona entusiasta, entregada, increíblemente buena en lo que hace, no puede pasar desapercibida. En serio.

La observación de Steve Martin tiene mucho sentido.

20

«Sé tan bueno que no puedan ignorarte.» (Peter Drucker, el gurú de la gestión de las organizaciones, lo expresó de una manera algo diferente cuando dijo: «Sé bueno o lárgate».) Aplica esta filosofía en el trabajo. Aplícala en casa. Aplícala en tu comunidad. Aplícala en tu mundo. Tener el valor de mostrar tus dones y habilidades te traerá mangníficas recompensas.

La vida siempre es justa al final. Confía en ella.

5BR>Principio de la expansión del éxito

He aquí una poderosa idea que podría revolucionar tu manera de trabajar y de vivir si la integras en tu ADN: tu vida se expandirá o se contraerá en la misma proporción que tu disposición a caminar directamente hacia las cosas que temes. Afronta tus miedos y brillarás. Huye de ellos y te alejarás del éxito. Esto me recuerda lo que Frank Herbert escribió en Dune: «No debo tener miedo. El miedo es el asesino de la mente. El miedo es una pequeña muerte que provoca la aniquilación total. Me enfrentaré a mi miedo. Dejaré que me envuelva y me atr

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados