El método Ikigai

Francesc Miralles

Fragmento

Ikigai-3

LA AVENTURA DEL IKIGAI
Un viaje por las estaciones de la felicidad

Hace algo más de dos años, los autores de este libro completamos un proyecto que llegaría mucho más lejos de lo que habíamos podido soñar.

Todo empezó con una conversación en un parque de Tokio en la que compartimos nuestro deseo de visitar «la aldea de los centenarios», un pueblo rural al norte de Okinawa con el mayor índice de longevidad del mundo.

Decidimos viajar a ese insólito lugar y entrevistar a los más ancianos, que nos contaron sus secretos para vivir tantos años con motivación y energía.

El resultado de ese estudio fue el libro Ikigai: los secretos de Japón para una vida larga y feliz, que se centra en una de las claves de la eterna juventud: tener una «razón de ser» que nos procure la felicidad de estar siempre ocupados.

Para sorpresa de todo el mundo, el mismo día de su publicación fue ya número uno en España en la principal librería online. Dos meses más tarde se había vendido a treinta países, incluidos Estados Unidos, Rusia, China e incluso el mismo Japón.

Recibimos cientos de mensajes y correos de lectores entusiasmados con las inspiraciones que obtenían de Ikigai, pero también nos preguntaban: ¿cómo encuentro mi ikigai? Sé cuál es mi pasión en la vida, pero estoy siempre tan ocupado con mis obligaciones que apenas tengo tiempo para mi ikigai. ¿Cómo puedo llevar adelante mi sueño?

Son preguntas que los autores también nos hemos hecho. Por eso nos propusimos que nuestro siguiente proyecto fuera totalmente práctico y que nos ayudara tanto a nosotros como a nuestros lectores a encontrar y empoderar todas las facetas de nuestro ikigai.

Sí, ese fue el objetivo. Dos años después, el libro que tienes en tus manos es la prueba de que hemos cumplido el desafío. Tenemos el placer de entregarte una herramienta que va a revolucionar tu futuro, ayudándote a entender tu pasado para vivir el presente como tú quieres.

Para darle forma emprendimos un nuevo viaje por Japón, el país que inspiró nuestra primera obra conjunta, en busca de lecciones esenciales para convertir tu ikigai en el centro de tu existencia y en un motor de cambios para cumplir tu misión en la vida.

IKIGAI

Escrito , ikigai es una palabra japonesa que no tiene una traducción exacta. El ikigai es el sentido de la vida o aquello que te hace levantarte con ilusión cada día.

La palabra se compone uniendo iki, , que significa «vida» o «estar vivo», y gai, , que significa «lo que vale la pena y tiene valor». Traducido literalmente sería, pues, «aquello por lo que vale la pena vivir».

Según los japoneses, todos albergamos un ikigai, o incluso varios, en nuestro interior, aunque aún no lo sepamos.

El efecto Shinkansen

Al investigar sobre el llamado «milagro japonés», que tuvo lugar entre 1960 y 1980, cuando Japón pasó de la devastación de la posguerra a ser la segunda economía mundial, descubrimos el efecto Shinkansen. Hasta ahora este concepto rompedor se había aplicado solo en la ingeniería y en las empresas niponas, pero estamos convencidos de que podemos aprovechar los mismos principios para acelerar nuestros éxitos personales.

Nuestro cometido en la primera parte de este libro es llevar el «milagro japonés», por vez primera, a la vida personal de cada lector para lograr el salto exponencial que lleva de lo imposible a lo posible en cualquier ámbito de nuestra existencia.

El concepto del efecto Shinkansen nos fascinó, pero no todo en la vida es hacer las cosas mejor y más rápidamente.

En el viaje que empezamos ahora hemos desarrollado técnicas para que nuestro pasado alimente nuestro presente y, a su vez, el presente ilumine nuestro camino hacia un futuro en el que cumplamos nuestros propósitos.

En oriente lo llaman aceptar el paso del tiempo, porque lo único que no cambia es el cambio. Y aquí es donde vale la pena indagar y comprender para tomar el control del tren de nuestra vida y saber cómo nos afectaron los cambios del pasado. Así estaremos preparados en el futuro cuando las vías se bifurquen y tengamos que tomar decisiones cruciales.

Aceptar el paso del tiempo como una oportunidad es esencial para ser felices y llevar adelante nuestros propósitos.

Nuestro ikigai se parece mucho al cambio: es una constante que nos acompaña siempre y va mutando según la fase de la vida en la que estemos. Nuestra «razón de ser» es diferente a los quince años que cuando tenemos setenta.

Es esencial estar en sintonía en cada etapa con nuestro ikigai. De lo contrario, sentiremos que nos hemos desviado de nuestro propio camino y que las fuerzas exteriores han tomado el control del día a día.

Nuestro ikigai es como una radiofrecuencia: cuanto mejor sintonicemos con él, mayor será la sensación de que nuestra vida tiene un sentido.

Este es un manual de ruta que nos ayudará a mantener la sintonía a lo largo de los inevitables vaivenes de nuestra siempre cambiante existencia, integrando pasado, presente y futuro para realizarnos cumpliendo nuestra misión personal.

En nuestro viaje por Japón elegimos tres localizaciones que nos ayudaron a organizar este libro en tres grandes bloques:

1. Viaje por el FUTURO: TOKIO

En la capital nipona tomaremos el tren bala apuntando a las estrellas mientras diseñamos nuestro futuro ideal. Aquello que podemos conseguir en la vida está limitado por el alcance de nuestra imaginación. Encontrarás ejercicios para proyectar el futuro con todo tu potencial, activando tu shinkansen interior.

2. Viaje por el PASADO: KIOTO

Visitaremos esta provincia con un trenecito que va lento, lo que nos dará tiempo a saborear el paisaje de la tradición y el pasado. La nostalgia de este tren nos ayudará a reflexionar sobre lo ya vivido para conocernos mejor. La respuesta al aforismo griego «Conócete a ti mismo» tiene mucho que ver con cómo reaccionamos ante los retos que se nos plantearon en el pasado. Interpretar las experiencias de forma positiva nos da salud emocional y mental. Ser conscientes de nuestro pasado da sentido a la historia de nuestra vida. Redescubrir nuestras pasiones de cuando éramos niños y adolescentes nos da pistas fundamentales para discernir cuál es nuestro verdadero ikigai.

3. Viaje por el PRESENTE: ISE

El santuario de Ise tiene más de dos mil años. ¿Debería ser algo del pasado? Los japoneses destruyen este edificio histórico cada veinte años y lo vuelven a reconstruir. Por eso el santuario de Ise vive en un eterno presente. Esta tradición nos ayudará a ver que no es bueno dejarse arrastrar por el peso del pasado, ya que somos libres de decidir lo que queremos ser y hacer en cada momento. Al pasearnos por el santuario de Ise, también visitaremos templos en los que aprenderemos a dibujar círculos enso y entenderemos el poder de disciplinas orientales como el tiro con arco para atraer nuestro espíritu al presente. También veremos que cualquier tipo de arte es una herramienta maravillosa para estar presentes y ayudarnos a entrar en estado de flow.

Este libro

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados