Diario de Anne Frank (ed. actualizada)

Anne Frank

Fragmento

Prólogo

Prólogo

ANNE Y LA FAMILIA FRANK

Anne Frank nació en Frankfurt el 12 de junio de 1929. Era la segunda hija de Edith y Otto Frank. Su hermana, Margot, le llevaba tres años. Otto procedía de una familia alemana de origen judío y clase media-alta de Frankfurt, mientras que Edith (de soltera, Holländer), también judía, era hija de un acaudalado industrial de Aquisgrán.

Debido al ascenso del nacionalsocialismo (el Partido Nazi), a la grave crisis económica con una inflación galopante y al nombramiento de Adolf Hitler como canciller del Reich el 30 de enero de 1933, la familia Frank veía difícil su futuro en Alemania. En el verano de ese mismo año, Otto Frank fue el primero en trasladarse a Amsterdam, seguido unos meses más tarde por su esposa Edith y luego por Margot, a finales de 1933. Y finalmente, Anne, que había vivido con su abuela en Aquisgrán durante varias semanas, se reunió con el resto de su familia.

Durante sus primeros años en Amsterdam, los Frank vivieron en el barrio judío de clase media de Merwedeplein, y Anne, que pronto hizo nuevas amistades, disfrutó de una niñez normal. Fue al jardín de infancia del colegio Montessori, donde prosiguió sus estudios de primaria hasta que la obligaron a asistir al liceo judío.

AMSTERDAM DURANTE LA OCUPACIÓN NAZI

Los alemanes ocuparon los Países Bajos en mayo de 1940, y la vida de la familia Frank cambió drásticamente. El 20 de junio de 1942, Anne escribió:

Los judíos deben llevar una estrella de David; deben entregar sus bicicletas; no les está permitido viajar en tranvía; no les está permitido viajar en coche, tampoco en coches particulares; los judíos solo pueden hacer la compra desde las tres hasta las cinco de la tarde; solo pueden ir a una peluquería judía; no pueden salir a la calle desde las ocho de la noche hasta las seis de la madrugada; no les está permitida la entrada en los teatros, cines y otros lugares de esparcimiento público; no les está permitida la entrada en las piscinas ni en las pistas de tenis, de hockey ni de ningún otro deporte; no les está permitido practicar remo; no les está permitido practicar ningún deporte en público; no les está permitido estar sentados en sus jardines después de las ocho de la noche, tampoco en los jardines de sus amigos; los judíos no pueden entrar en casa de cristianos; tienen que ir a colegios judíos, y otras cosas por el estilo.

En octubre de 1940, Otto Frank perdió el derecho a poseer una empresa por su condición de judío. A Anne y Margot se les prohibió seguir yendo al colegio con niños no judíos, y fueron obligadas a inscribirse en el liceo judío en el otoño de 1941. Desde mayo de 1942, la familia entera tuvo que llevar una estrella judía en un lugar visible de la ropa, como todos los demás judíos de los Países Bajos.

Durante este período, Otto Frank hizo reiterados e intensos esfuerzos para que su familia pudiera salir de los Países Bajos. Por desgracia, sus intentos de conseguir un visado fracasaron, ya que ninguno de los países en cuyos consulados presentó una solicitud estuvo dispuesto a aceptar a una familia de apátridas.

HUIDA LA CASA DE ATRÁS

Cuando Margot recibió, a principios de julio de 1942, la orden de presentarse en un campo de trabajo, las dos hermanas supieron entonces que sus padres llevaban tiempo preparando en secreto un escondite en un anexo de la fábrica que Otto Frank tenía en Prinsengracht. Este había ido trasladando allí discretamente, a lo largo de varios meses, ropa, vajilla, medicinas y otros enseres. El 5 de julio por la noche, Anne y Margot guardaron algunas posesiones en sus carteras para llevárselas la mañana siguiente. Anne tuvo que despedirse de su querido gato Moortje.

El 6 de julio, Anne llegó con su familia al anexo secreto, o, tal como ella lo llama, la Casa de atrás, que compartirían con otras cuatro personas. No saldría de él hasta su arresto, el 4 de agosto de 1944.

EL DIARIO

El 12 de junio de 1942, los padres de Anne Frank regalaron a su hija un diario por su decimotercer cumpleaños. A partir de ese día, Anne escribió en él cartas a Kitty, su amiga imaginaria.

Anne empezó a escribir su diario cuando aún vivía en la calle Merwedeplein y continuó haciéndolo en la Casa de atrás. Al principio, escribía solo para sí misma. Sin embargo, en la primavera de 1944, mientras escuchaba con su familia una transmisión de una emisora inglesa, lo cual era ilegal, oyó que un ministro neerlandés en el exilio anunciaba su intención de publicar, tras la guerra, una recopilación de diarios y cartas escritos durante la ocupación alemana. Inspirada por sus palabras, Anne decidió publicar una novela titulada Het Achterhuis (La casa de atrás), basada en su diario. En ese momento, empezó a corregir y a revisar lo que había escrito, usando pseudónimos para la mayoría de las personas mencionadas.

Anne realizó su última anotación en el diario el 1 de agosto de 1944. Tres días después, el 4 de agosto, la descubrieron y arrestaron junto con todas las demás personas que vivían en la Casa de atrás. Al cabo de un tiempo, la deportaron y luego la asesinaron. Otto Frank fue el único ocupante del anexo secreto que sobrevivió a la guerra y regresó de los campos de concentración. Dedicó el resto de su vida a publicar el diario de Anne.

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados