Reaccionados

Varios autores

Fragmento

Indice

Índice

Portadilla

Índice

Nunca se vio mayor destrozo en menos tiempo, por Rosa María Artal

I. Un nuevo comienzo, por Federico Mayor Zaragoza

II. De la Justicia posible a la Justicia necesaria, por Baltasar Garzón

III. La estafa se consumó pero el futuro no está escrito, por Juan Torres López

IV. En el lado oscuro de la globalización, por Àngels Martínez i Castells

V. Las grandes mentiras sobre la menguante clase media, por Ignacio Escolar

VI. Periodismo, sucedáneos y sucesores, por Rosa María Artal

VII. La poda del árbol de la ciencia, por Carlos Martínez y Javier López Facal

VIII. Educación, cultura y PP: la tormenta perfecta, por Javier Pérez de Albéniz

IX. Rompan filas, por Lourdes Lucía

Epílogo. Ha llegado la hora, por Javier Gallego, Crudo

Notas

Créditos

Reaccionados-2.xhtml

Nunca se vio mayor destrozo en menos tiempo

 

 

 

«La Historia no admite vacíos:

imparable la Vida los llena.

Todo ocaso ofrece una ocasión».

JOSÉ LUIS SAMPEDRO, Reacciona

 

 

En abril de 2011 se publicó Reacciona, el que sería el libro español de ensayo más vendido de aquel año con seis ediciones y cerca de cien mil ejemplares. Una ola de indignación despertaba recorriendo numerosos países. El exdiplomático francés Stéphane Hessel comenzaba a hacer historia con su libro Indignez vous, prologado en España por nuestro gran humanista José Luis Sampedro. Ambos participaron también en Reacciona, invirtiendo los papeles.

En el acto de presentación de Reacciona en Madrid unos jóvenes pidieron subir al escenario del Círculo de Bellas Artes para anunciar una gran manifestación que se preparaba para poco después: el 15 de mayo de 2011. Estaba naciendo el 15M. Pese a la enorme repercusión del movimiento, de la rabia por las consecuencias que estaba trayendo la crisis para España, las elecciones municipales del 22 de mayo dieron el triunfo al Partido Popular (PP) y las generales del 20 de noviembre también y por mayoría absoluta.

Repasar hoy Reacciona, tan influyente y clarificador en su día, nos sitúa ante una realidad que ha cambiado dramáticamente. Para mal y para bien. Porque han sido tantos los atropellos que se ha producido ya una reacción real. Ciudadanos dispuestos a organizarse para poner coto a tanto abuso. En el otoño de los escándalos (2014) nos despertamos a saqueo diario. Se ha producido un auténtico estallido de la corrupción, largamente gestado. Como si el pozo donde la ocultaban no pudiera ya contenerla. Fuimos pasando de la enquistada trama Gürtel, al caso Bárcenas, al caso Blesa o al caso Rato, grandes figuras del Partido Popular imputadas. Mientras, seguía el goteo de los ERE en Andalucía, que implican al PSOE. Las andanzas tan poco ejemplares de la saga Pujol en Catalunya. Vimos, no sin perplejidad, los periplos judiciales de la infanta Cristina. Nos indignamos al conocer las tarjetas black de Caja Madrid —en el eje del rescate bancario que la sociedad española ha tenido que costear—. Casi una anécdota en comparación con los grandes latrocinios, sublevó a la ciudadanía al comprobar cómo miembros del PP, PSOE e Izquierda Unida, sindicatos y organizaciones empresariales gozaban de lujos altamente ofensivos para el resto de los ciudadanos, cada vez más recortados. La Operación Púnica con medio centenar de cargos municipales —la mayoría del PP—, con sus presuntas comisiones ilegales gestadas en cacerías como en los tiempos del franquismo. La lista de los desvalijadores de lo público aumenta de día en día. Un no parar.

Y, mientras, la sociedad española sufriendo uno de los mayores destrozos de su historia reciente. Unos pocos datos como ejemplo. El paro juvenil había alcanzado en España, según contaba —para alarma de todos— el periodista Ignacio Escolar en Reacciona, el 40,06 por ciento; hoy, poco más de tres años después, está en el 53 por ciento. La tasa de pobreza infantil se situaba en un insostenible 17,2 por ciento, algunas estadísticas la cifran ahora en torno al 33 por ciento. Los dueños de las empresas que cotizan en el Ibex son, en cambio, un 67 por ciento más ricos desde que gobierna Rajoy. La deuda pública ha aumentado en 265.000 millones de euros, hasta alcanzar 1 billón de euros y un récord histórico. Verán por qué. Y qué se puede hacer con ella en el ejercicio de realismo que plantea el economista Juan Torres López, que ahonda en lo viable y lo inviable de la economía, sin seguir el mandato neoliberal que nos ha traído hasta aquí.

Una de las consecuencias más llamativas de lo que llaman crisis ha sido el brutal aumento de la desigualdad, en España y en el mundo. Por cualquier lado y referencia que los tomemos, los autores reflejan la realidad de su atroz incremento. «Está poniendo en peligro las bases de la democracia», aseguramos. Un deterioro social sin precedentes desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Cada capítulo de ReaccionaDos nos va a situar ante el espejo de la destrucción que se ha operado en menos de cuatro años y que resulta menos perceptible en el día a día. En todos los campos además. El catálogo de los horrores que venimos padeciendo abarca desde la merma de derechos a arbitrariedades del calibre de penar con la misma multa (la máxima) el autoconsumo eléctrico que la fuga radiactiva: 30 millones de euros. En el balance de estos tres años largos apenas podemos felicitarnos sino de una novedad, eso sí, fundamental, que puede cambiarlo todo: ha

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados