Organizaciones inteligentes

Susana Gómez Foronda

Fragmento

Prólogo

Prólogo

En el momento de publicarse esta obra estamos inmersos en uno de los períodos más complejos y desconcertantes que hayamos vivido: la crisis sanitaria, económica, social y política provocada por la propagación del nuevo coronavirus a escala planetaria. Da igual de dónde sea el lector, la edad que tenga o en qué industria desarrolle su actividad empresarial o profesional, todos compartimos el hecho de experimentar un momento extraordinario. Ninguno de nosotros —salvo aquellos lectores que vivieron la Segunda Guerra Mundial— recuerda haber sido testigo de una crisis global semejante a la que estamos atravesando.

Cada día tenemos más claridad sobre las consecuencias de la crisis del COVID-19, en el corto y medio plazo. Los gobiernos y organismos multilaterales se esmeran en medir el impacto de la pandemia sobre el crecimiento económico. Esta es, sin duda, una tarea imprescindible para orientar las medidas de política económica que contribuirán a paliar la pérdida de riqueza y empleo y situarnos cuanto antes en una senda de recuperación. Quizá, sin embargo, debamos empezar a prestar más atención a lo que hemos vivido a lo largo de los últimos meses como catalizador de una disrupción cuyo desenlace sea la transformación radical de muchas industrias; e, incluso, de nuestra forma de ver las cosas y de vivir.

¿El trabajo en remoto es algo coyuntural y volveremos a trabajar como antes o ha cambiado para siempre la forma de organizar el trabajo? ¿La experiencia online va a tener algún impacto en el futuro de la educación o en la sanidad? ¿Preferiremos seguir viviendo mayoritariamente en el centro de las ciudades? ¿Cómo serán nuestras casas después del confinamiento? ¿Cuál es el futuro de la distribución comercial? ¿Hay alguien que pueda ahora dudar del impacto de los coches sobre la polución del aire de las ciudades? Parafraseando a santa Teresa de Jesús, quizá solo estamos pasando una mala noche en una mala posada. Aunque es probable que estemos ante cambios más importantes y duraderos; y tal vez, como sugiere la autora de Organizaciones Inteligentes, afrontamos cambios muy profundos que vienen de antes y que exigen adaptar nuestros propios hábitos y los de las organizaciones.

La autora de la obra que el lector tiene en sus manos va mucho más allá de poner de manifiesto la obsolescencia y disfuncionalidad de muchas —la mayoría— de las organizaciones actuales: define cómo es una organización capaz de lograr sus objetivos de manera sostenible en un entorno cambiante, incierto, complejo y ambiguo; presenta un modelo de «organización inteligente» de forma extraordinariamente precisa, y, al final, propone una detallada metodología para acercarse a ese referente organizativo.

Las organizaciones son sistemas compuestos por personas, de ahí que la autora proponga, también, una definición de liderazgo que apela no solo a quienes tienen responsabilidades, sino a todos y cada uno de nosotros, como líderes y responsables de nuestras propias vidas. Les confieso que mientras leía el manuscrito que me envío Susana Gómez Foronda, tras anunciarme el privilegio de prologar este libro, envié a una de mis hijas el siguiente mensaje: «Liderazgo es la capacidad de una persona de transformar sus intenciones en realidad». Mariola es un buen ejemplo de ello. La búsqueda del liderazgo no es algo que solo sea pertinente en la vida profesional ni que concierna exclusivamente a los jefes o aspirantes a jefe: es un excelente ejercicio al alcance de todos nosotros que sirve para mejorar la vida de quienes nos rodean.

JUAN JOSÉ GÜEMES

VP Finance, Chairman Center for

Entrepreneurship & Innovation, IE University

Introducción

Introducción

Camino a los cincuenta años y con aproximadamente un 50% de mi vida consumida (hago ese cálculo basándome en el hecho de que mis ancestros son longevos), hay dos preguntas que siempre han estado en mi cabeza durante los veinticinco años de experiencia profesional que tengo:

□ ¿Por qué las organizaciones, independientemente de su naturaleza (privadas, públicas, asociaciones, ONG, etc.), tienen tantas disfunciones?

□ ¿Por qué muchas personas consideran el trabajo como una fuente de problemas y su vida laboral se caracteriza por la frustración, el conflicto, la apatía y/o el burnout?

Lo bueno de plantearte preguntas un tanto abstractas, amplias y complejas, es que te entretienes mucho pensando en ellas porque carecen de respuestas evidentes y concretas. Y después de todos estos años, en los que he tenido la fortuna de asumir roles muy diferentes en organizaciones de primer nivel, de fundar mi propia compañía, de acceder a programas de formación y a expertos de prestigio internacional, sigo sin tener respuestas concretas y cerradas. Lo que sí he conseguido es llegar a una comprensión amplia y sistémica de los retos y problemas de una organización, así como elaborar hipótesis sólidas sobre las causas fundamentales de la mayor parte de las disfunciones que vivimos día a día en ellas.

En la búsqueda de respuestas he tomado conciencia de la crisis institucional en la que están inmersas las organizaciones. Y hablo de crisis porque estamos fracasando en lo esencial: cada vez más empresas e instituciones son incapaces de hacer realidad el propósito para el que fueron creadas. Y es este despropósito generalizado el que se traduce en dinámicas organizativas que son una amenaza para nuestro planeta, nuestra sociedad y nuestra plenitud como seres humanos.

Nunca ha sido tan importante desarrollar organizaciones de alto rendimiento sostenible que resuelvan simultáneamente las necesidades de «las 3 P»: planeta, personas y prosperidad financiera.

No es un problema sencillo, es un problema complejo, pero es el único que hay que resolver. Y en él se centra el propósito de este libro: inspirar y ayudar a personas motivadas por desarrollar lo que yo he denominado «Organizaciones Inteligentes», y que defino como aquellas que logran de manera sistemática los objetivos que derivan de su propósito mediante el desarrollo de un ecosistema humano de alto rendimiento sostenible, en el que las personas que lo integran contribuyen con su cien por cien y en ello encuentran significado y realización.

Puedes pensar que este es uno más de todos esos libros de empresa que están tan de moda, y puede que tengas razón. Déjame que comparta contigo algunas pistas de lo que ti

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados