¿Qué puede salir mal?

Sandra Ortonobes Lara (La Hiperactina)

Fragmento

que_puede_salir_mal-2

Introducción

Se habla mucho del milagro de estar vivos: por qué, de entre todos los planetas, surgió vida en este; de entre todas las especies, evolucionó la tuya; de entre todas las personas que pudieron haber nacido, naciste tú. A mí me gusta pensar en ello de modo un poco más literal. El cuerpo humano es un sistema increíblemente complejo formado por toda una red de células distintas que, mientras lees este libro despreocupadamente, captan nutrientes y los transforman, fabrican proteínas, secretan hormonas, transmiten impulsos nerviosos, se contraen e incluso nos defienden contra las amenazas de fuera, y que gracias a todo ello consiguen hacer funcionar un organismo entero. Es precisamente por eso, por su complejidad, por su enjambre de moléculas, por tantísimos elementos que lo componen y que interaccionan entre sí, que es fácil que alguno meta la pata. Desde el momento en que fuiste concebido hasta este preciso instante hay muchas cosas que podrían haber salido mal: una infección que comienza con una bacteria despistada y se nos va de las manos, una pequeña mutación que termina en un ejército de células inmortales, o un gen que se activa en un momento de tu vida y te la cambia para siempre. Y aun así, aquí estás. Para mí, ese es el verdadero milagro de la vida: que a estas alturas no hayas muerto.

Pero debo reconocer que, cuanto más conoces el cuerpo humano y cómo funciona, mejor entiendes que sea capaz de hacer frente a todo eso. Porque lejos de un milagro, lo que te salva es tu propia biología: no eres consciente de hasta qué punto tu organismo está preparado para enfrentarse a casi cualquier cosa, por muy mal que pinte. De que, a pesar de no ser siempre así, cuando un gen muta, lo reparas; cuando una bacteria entra con malas intenciones, la destruyes; y cuando una célula pierde el control, a veces, incluso se suicida por el bien del resto. La cuestión es que encontré en esta reflexión una excusa perfecta para hablar de lo que más me fascina: la biomedicina. Esta disciplina estudia lo que eres y cómo funcionas, tanto a pequeña escala (genes, proteínas o células) como en su conjunto, entendiendo el organismo como un todo. La biomedicina trata de comprender qué es lo que te hace estar vivo, cuál es la causa y el efecto de cada pequeña alteración en tu cuerpo, y de qué modo puede, o no, arreglarse. Y si podemos estudiar eso es porque, de algún modo, todos somos parecidos.

Entre tú y yo existe una enorme cantidad de diferencias, y sin embargo muchos de nuestros procesos biológicos se rigen por las mismas normas. Hay muchas formas de vida, pero todas utilizan los mismos bloques de construcción como base: los elementos que se encuentran en la naturaleza. Es como si tuvieses que construir una sociedad en miniatura con piezas de LEGO. Crearías árboles, ríos y personitas, pero utilizarías las mismas piezas fundamentales para todos. A lo largo del libro, a medida que pases de un capítulo al siguiente, te darás cuenta de que algunos conceptos se repiten, como esos bloques de LEGO.

De todos ellos, probablemente el concepto más importante sea el del equilibrio. Nuestro organismo es parecido a una receta de cocina: tiene las cantidades exactas de los ingredientes que necesita, y tanto la falta como el exceso de uno de ellos puede tener consecuencias importantes en el resultado final. Es por eso por lo que, como verás, muchas de las enfermedades a las que nos enfrentamos vienen dadas precisamente por un desequilibrio en nuestro cuerpo, porque rompemos esa estabilidad que lo hace funcionar. Porque este equilibrio es tan delicado que nuestra existencia parece peligrar a cada segundo, y sin embargo aquí seguimos.

Estudié Biomedicina porque quería comprender qué es lo que nos permite seguir con vida a pesar de todo esto y decidí escribir este libro porque me encantó la idea de poder compartir esas respuestas. Mi objetivo es mostrarte el mapa básico del funcionamiento de tu cuerpo para que entiendas de qué estás hecho, cómo funcionas y cómo interaccionas con tu entorno. Quiero darte una visión general de la biomedicina que te permita no solo saciar esa curiosidad que te llevó a leer este libro, sino que a partir de aquí seas capaz de entender mejor otras cosas que ni siquiera están escritas en estas páginas. Si consigo lo primero, estaré más que feliz. Pero si además logro lo segundo, habré hecho algo mucho más valioso. Este es un libro que va de principio a fin, no solo por sus páginas, sino en cuanto a su contenido: comienza por la molécula más esencial de la vida y avanza a través de innumerables obstácu­los hasta el final de nuestros días, en los que el cuerpo se enfrenta a las secuelas del tiempo en una lucha consigo mismo. Pero no nos adelantemos. Empecemos por donde hay que empezar, por el principio: cuando aún nos queda una vida por delante. ¿Qué puede salir mal?

que_puede_salir_mal-3

Despacito y buena letra

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados