En la amistad no existen normas, solo aceptar que los demás son diferentes y aprender de ellos.