El caballo valiente y otros cuentos para leer en familia

Helen Lindes

Fragmento

Page 3 of 50
background image
background image
background image
Con ilustraciones de Gemma Capdevila
Page 4 of 50
background image
background image
background image
background image
Page 5 of 50
Hola,soyHelen Lindes.Tenéis envuestrasmanos miprimerlibrodecuentos.Antesdeleerlo,megustaríaque me conocierais un poco más y que supierais de dónde vienen algunas de estas historias. Crecí rodeada de animales. No recuerdo ningún momento de mi vida en el que no haya un animal acom-pañándome. Tuve la suerte de pasar la infancia viviendo en casas de campo. Primero en Torroella de Montgrí, en laCosta Brava, y luego en la isla de Lanzarote. Allí pudimos adoptar muchos animales, ya fueran gatos, perros, caballos, patos, conejos, o hámsteres… Desde el día en que nací hasta hoy, las mascotas han formado parte de mi familia.Todas las mañanas he tenido algún «amiguito/a» acompañándome a los pies de la cama o enroscado en el edredón.He tenido quecompartirconmis mascotaseldesayunoy,algunavez,mitarea fuecepillar ypaseara algunade ellas antesde ir al colegio.Estas responsabilidades forjaronmi carácter con disciplina ycompromi-so. ¡Y a la vez ellas me han dado tanto! Han sido mi paño de lágrimas, mi estufa en las noches frías, mis com-pañeras de batallas y mis más eles condentes.Por eso, ahora que soy madre intento que mis hijos se críen como yo lo hice, disfrutando de la preciosa co-nexión quese creaentre un niñoy unanimal,sobretodosi convivendesdeel primer día. Para míesfundamentalque en su educación se incluya el respeto por los animales y su cuidado. ¡Tienen tantas cosas que enseñarnos!De esa idea surgió este libro. En él, a través de estas historias, quiero reejar todas esas vivencias que tuve a lo largo de los años y transformarlas en lecciones de vida. Son los cuentos que cada noche me han llenado la cabeza y la boca para hacer dormir a mis hijos. Historiasde niños como ellos que viven una aventura en la que, a pesar de las dicultades, siempre hay una bonita lecciónque aprender.Unos son más autobiográcos que otros: El caballo valientees, en parte, un relato el de cómo era mi vidacuando tenía doce años y me mudé por tercera vez a un pueblo en el norte de Lanzarote que se llama Tabayesco.Todas estas pequeñas historias desvelan un aprendizaje que tuve que superar, aunque yo no sea la prota-gonista. En ellas destaco valores tan importantes como el cuidado del medio ambiente, el valor, la amistad y el amor propio. Y para hacerlo aún más personal he nombrado a cada animal con los nombres de mis mascotas o animales queme marcaron en algún momento y a los humanos les he «regalado» los nombres de alguno de mis familiares.Espero que os guste mucho este pedacito de infancia de Helen, yo sin duda he disfrutado como una niña escribiéndolos.

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados