La verdadera historia de la Caperucita Roja

Luis Noriega

Fragmento

Page 3 of 69
background image
background image
background image
background image
L
a v
er
d
ad
er
a h
i
s
t
o
ri
a d
e
Page 4 of 69
background image
background image
background image
background image
background image
La verdadera historia de Caperucita Roja es que no hay una verdadera historiadeCaperucitaRoja... Hace mucho mucho tiempo, cuando se contaba junto al fuego el cuento de la niña, el lobo y la abuela era muy diferente al que nos han contado. La niña, para empezar, no se llamaba Caperucita, y el lobo no siempre era un lobo. ¡Eh!–protestaránloschicos.–¡Y las chicas! –corrige Camila. –Tienesrazón.¡Eh! –protestarán los chicos y las chicas–. Vale que Caperucita no se llameCaperucita, que ya es mucho. Pero que el lobo no sea un lobo es demasiado. –Sí–apruebaJacobo–. ¡Caperucita y el lobo son inseparables!–Esta vez estoy de acuerdo con mi hermano –dice Camila–. Esto suena mása la no tan verdadera historia de Caperucita Roja. –Eso es lo que intento deciros, chicos. No hay una única historia deCaperucita Roja. Antes de llamarse Caperucita, por ejemplo, la niña podía conversar en el bosque con un hombre lobo, un licántropo, o encontrarse a una mujer ogro metida en la cama de la abuela. La verdadera historia de Caperucita Roja tendremos que buscarla entre todas esas historias. –¿Y qué hay de la abuela?–Por desgracia, la suerte de la abuela suele ser siempre la misma y lobo,hombre lobo u ogresa, la pobre termina, ay, en la panza de la bestia. –¿Y el leñador?–El cazador, querrás decir.
Page 5 of 69
background image

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados