Da igual que hayas tenido un día de trabajo al que se le suman las preocupaciones extra. La noche no perdona y el cuento de antes de ir a dormir es intocable. Si ya no te quedan recursos para inventarte más historias o estás cansado o cansada de leer el mismo cuento cada noche, sigue leyendo; te proponemos varias opciones muy interesantes para que se queden groguis en minutos.