El camino del artista para padres

Julia Cameron

Fragmento

Índice

Índice

img

Portadilla

Índice

Dedicatoria

Cita

Introducción

Capítulo 1 • CULTIVAR LA SEGURIDAD

Capítulo 2 • CULTIVAR LA CURIOSIDAD

Capítulo 3 • CULTIVAR LA CONEXIÓN

Capítulo 4 • CULTIVANDO LÍMITES

Capítulo 5 • CULTIVAR LA EXPRESIÓN PERSONAL

Capítulo 6 • CULTIVAR LA INVENTIVA

Capítulo 7 • CULTIVAR LA TOMA DE CONCIENCIA

Capítulo 8 • CULTIVAR LA CONCENTRACIÓN

Capítulo 9 • CULTIVAR EL DESCUBRIMIENTO

Capítulo 10 • CULTIVAR LA HUMILDAD

Capítulo 11 • CULTIVAR LA INDEPENDENCIA

Capítulo 12 • CULTIVAR LA FE

Agradecimientos

Créditos

Grupo Santillana

Dedicatoria

El camino del artista para padres


está dedicado a


Dorothy y James Cameron


y


Martha y Robert Lively,


quien resucitó a los niños creativos.


img

Cita

Ser padre es una gran aventura. Despertar el sentido de la curiosidad y el asombro de tu hijo te ayuda a reavivar el tuyo. Reavivar tu sentido de la curiosidad y el asombro ayuda a despertar el de tu hijo.

JULIA CAMERON

IntroducciÓn

INTRODUCCIÓN

img

Hace veinte años publiqué un libro titulado El camino del artista. Su premisa, que la creatividad es un asunto espiritual y que todos somos creativos, produjo un enorme eco en el público lector. Casi cuatro millones de personas compraron El camino del artista y trabajaron con sus herramientas. Cuando daba una clase, la gente se me acercaba para darme regalos.

“He estado usando sus herramientas y esto es lo que hice”, solían decirme al darme un libro, un CD o un DVD. Pero, con frecuencia, con los regalos se me hacía una petición: “Soy padre de familia. ¿Podría escribir un libro sobre la creatividad en los niños?”

“No”, me reía yo. “Si usted quiere que sus hijos sean creativos, practique usted mismo la creatividad. Los niños aprenden de todo lo que hacemos.”

Y, entonces, me enfrentaba a la decepción de quienes me lo solicitaban. En realidad creía que si ellos trabajaban el programa de El camino del artista, encontrarían maneras imaginativas e innovadoras de ser padres.

Pero tal vez mi respuesta era demasiado débil. Año tras año y petición tras petición, yo mostraba resistencia, pues creía que los niños ya son creativos de por sí, y sus padres podrían usar el texto básico de El camino del artista para liberarse ellos mismos de manera creativa y ponerle el ejemplo a sus hijos. ¿Pero qué pasaría con esos padres que no estuvieran familiarizados con El camino del artista? Los primeros años de la educación del niño no son necesariamente el mejor momento para que los padres, que ya están muy ocupados, se lancen en un programa intensivo para recuperar su propia creatividad. ¿Qué suposiciones hacía, yo misma, de acuerdo con la educación que me habían dado mis padres, que fue tan rica y motivante? Tal vez había lecciones que podría —y debería— enseñar.

Durante dos décadas, muchas personas, me han pedido que escribiera este libro.

Por tanto, ¿por qué ahora? Cuando mi propia hija se entrega a una nueva etapa como esposa y madre, de nuevo, me encuentro reconsiderando mi propia posición, deseando darle a mi hija un conjunto práctico de herramientas que pueda usar en los cuidados maternales. Quiero compartir con ella tanto las herramientas que he usado como las que mi madre, que era muy creativa, también usó en su momento.

Yo vengo de una familia de siete hijos. Cada uno de nosotros se gana la vida por medio de sus propios talentos. Mi hermana mayor, Connie es escritora, mi hermano Jaimie es músico, mi hermana Libby es pintora, mi hermano Christopher es músico y mi hermana Lorrie es escritora, también, como mi hermana menor, Pegi.

En lo que se refiere a mi madre, era una poeta a la que le gustaba la maternidad. Solía tener un enorme tablón de anuncios, donde pegaba nuestras obras de arte más recientes. Cada día de fiesta se destinaba a proyectos de arte temáticos. Hacíamos fantasmas y espectros para Halloween, copos de nieve para Navidad, tarjetas para el Día de San Valentín y huevos para Pascua. Todos trabajamos en nuestros proyectos sobre la gran mesa de roble del comedor. Los niños y las niñas por igual nos entregábamos a las artes manuales. Nuestra madre mostraba el fruto de nuestros esfuerzos sobre la pared a lo largo

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados