Griego (Idiomas para viajar)

Varios autores

Fragmento

El idioma

EL IDIOMA

GUÍA DE PRONUNCIACIÓN

El griego es una lengua hablada y escrita sin interrupción a lo largo de 3.500 años y su vocabulario ha influido poderosamente sobre todas las lenguas cultas del mundo. De ella llama la atención el hecho de tener un alfabeto diferente, aunque este no debe resultar totalmente extraño, ya que muchas de sus 24 letras guardan correspondencia con el alfabeto latino, que procede del griego. Además, algunas de sus letras más particulares son conocidas porque se utilizan en matemáticas o en física para expresar conceptos: es el caso de la pi (Π) o la sigma (Σ). Lo más sorprendente para el viajero es el curioso parecido fonético que existe entre el español y el griego hablado; de hecho, la sensación que tiene un hispanohablante al escuchar griego por primera vez es la de estar oyendo “un español desordenado”. El griego se pronuncia de manera clara y con una entonación muy similar a la española. Hay muchísima similitud entre los sonidos consonánticos de una y otra lengua, a excepción de algunos que no existen en español. Por ejemplo, en griego se conserva la diferencia entre los sonidos “b” y “v”, entre la “s” sorda y la “s” sonora, y hay distintas pronunciaciones para la “d” y la “g”.

A diferencia de otros países con mayor extensión y mayor número de hablantes, en Grecia hay bastante uniformidad en cuanto a los acentos locales, y la lengua no experimenta muchas variantes. Pero el griego es también la lengua de Chipre, donde presenta rasgos particulares, y la de las numerosas comunidades de griegos dispersas por el mundo.

Las vocales del griego suenan exactamente igual que las cinco vocales españolas (a, e, i, o, u), es decir, sin grados intermedios como en otros idiomas. Sin embargo, son diez las letras que se utilizan para representar estos sonidos. Así, la a se representa con la letra alfa (α); la e con la letra épsilon (ε) y el antiguo diptongo (αι); el sonido i puede escribirse de cinco formas diferentes: con la iota (ι), la ita (η), la ípsilon (υ) o con las grafías dobles (ει) y (οι); para el sonido o se utilizan la ómicron (ο) y la omega (ω) –“o” pequeña y “o” grande–, que se pronuncian igual; por último, el sonido u se escribe únicamente con la grafía doble (ου).

El hecho de que se utilicen diferentes grafías para los sonidos vocálicos –sobre todo para el sonido i– pone de manifiesto que el griego no se escribe exactamente como se pronuncia, es decir, que, a pesar de que los sonidos se han ido modificando a lo largo de su historia, las palabras conservan muchos de sus rasgos ortográficos originales, como es el caso de las consonantes geminadas (consonantes repetidas de las que se pronuncia solo una). De este modo, la ortografía del griego es una representación de su etimología y de su historia.

El griego es una lengua muy sonora. Las interjecciones que se usan para expresar sorpresa, alegría, pena, molestia o algún otro sentimiento, así como las que sirven para interpelar al que nos escucha, se forman fundamentalmente con vocales abiertas: la a, la e y la o. Así son, por ejemplo, ώπα! (ópa), “¡olé!”, “¡oops!”; άντε! (ánde), “hala”, “venga”; αμάν! (amán), “¡madre mía!”.

Por regla general, todas las palabras terminan en vocal o en consonante “n” o “s”. Solo algunas interjecciones y voces onomatopéyicas, así como vocablos de origen extranjero, presentan otras consonantes a final de palabra: αχ! (ah), “¡huy!”; μπλουμ! (blum), “¡plaf!”; νίκελ (níquel), “níquel”; Μωάμεθ (Moamez), Mohamed.

Tradicionalmente, se han utilizado para la transcripción del griego grafías ajenas al idioma español, como la combinación ph para el sonido f, la th para el sonido θ o la ou para el sonido u. La transcripción de las palabras griegas utilizada en esta guía aspira a resultar sencilla y eficaz para el lector de lengua española, por lo que se han empleado las letras españolas para todos los casos en que estas tienen un equivalente exacto en griego y se ha buscado la opción gráfica más cercana al castellano para aquellos casos en que no lo tienen. Así, para el sonido θ se utilizan las letras “c” y “z” (y no la notación internacional “th”), y para el sonido k las letras “c” y “qu”, igualmente más familiares a los lectores de esta guía. Para los sonidos consonánticos con articulaciones, una oclusiva y otra fricativa, se adoptan las siguientes transcripciones:

“d” oclusiva

ντ

d

como en “dama” (más fuerte)

“d” fricativa

δ

dh

como en “lado” (más suave)

“g” oclusiva

γκ

g

como en “gota” (más fuerte)

“g” fricativa

γα, γο, γου

gh

como en “lago” (más suave)

Aunque en el sistema internacional de transcripción la “s” sonora se representa como “s” y la “s” sorda como “ss”, se ha preferido utilizar la notación “ss” para reflejar el sonido vibrante sonoro que representa la grafía ζ, por lo cual se transcribe:

“s” sorda

σ, ς

s

como en “sal”

“s” sonora

ζ

ss

como en inglés “easy” o en francés “poison”

Por último, se utiliza la “h”, que en español no se pronuncia, para representar la letra χ, que se pronuncia como una aspiración, más suave que la “j” española:

Δεν έχω χρόνο

Dhen ého hróno

No tengo tiempo

VOCALES

Α/α

Alfa. Se pronuncia como la “a” abierta del castellano. Καλά (calá), “bien”; Αθήνα (acína), “Atenas”; αεροπλάνο (aeropláno), “avión”.

Ε/ε

Épsilon. Es el sonido e del español. Ένα (éna), “uno”; επιβάτες (epivátes), “pasajeros”.

Η/η

Ita. Históricamente, se conoce esta letra con el nombre de “eta”. Es la “letra insignia” de la tendencia erasmista en la pronunciación del griego antiguo, que aboga por la pronunciación de esta letra como e larga; sin embargo, la “ita”, como se dice en griego moderno, ilustra claramente el fenómeno fonético denominado “iotacismo”, es decir, la confluencia en la pronunciación i de los sonidos representados por cinco grafías diferentes (η, ι, υ, ει, οι).

Así pues, la ita, siempre se pronuncia i. Es una letra muy frecuente porque es la terminación más característica de la mayoría de los sustantivos y adjetivos femeninos del griego y de muchos masculinos, así como la marca diferen

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados