Llega la noche y, con ella, el mismo problema de todos los días: mi hijo o hija no quiere irse a dormir. Están inquietos, quieren jugar, revolotean por toda la casa, no prestan atención al cuento... Sigue leyendo este post para descubrir los trucos que usamos en la editorial para ayudar a que nuestros hijos concilien el sueño con más rapidez.