En carne y hueso

Margarita Be

Fragmento

En_carne_y_hueso_v9-1

En carne y hueso

Primera edición: 2021

ISBN: 9788418500060
ISBN eBook: 9788418500572

© del texto:

Margarita Be

https://www.margaritabe.com/

https://www.facebook.com/margaritabeblog

https://www.instagram.com/margaritabeblog

© del diseño de esta edición:

Penguin Random House Grupo Editorial
(Caligrama, 2021

www.caligramaeditorial.com

info@caligramaeditorial.com)

Impreso en España – Printed in Spain

Quedan prohibidos, dentro de los límites establecidos en la ley y bajo los apercibimientos legalmente previstos, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, ya sea electrónico o mecánico, el tratamiento informático, el alquiler o cualquier otra forma de cesión de la obra sin la autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. Diríjase a info@caligramaeditorial.com si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

En_carne_y_hueso_v9-2

A todos aquellos que sueñan con llenar sus estómagos de mariposas engendradas por el amor, la adrenalina, la travesía… el cambio.

En_carne_y_hueso_v9-3

Los hombres no desean la bendición en sus labios ni la verdad en sus corazones, porque la primera es producto de las lágrimas y la segunda es hija de la sangre.

Kahlil Gibran

En_carne_y_hueso_v9-4

Nota de la autora

Una noche, mientras miraba por la ventana de mi studio en Sugar Hill, una voz comenzó a gritar en la mitad de mi pecho: “Vete de aquí, ya tomaste todo lo que esta ciudad te debía, y tú, ya entregaste todo lo que le debías a ella.”

Solo hasta ese momento, comprendí que el motor de mi viaje jamás fue encontrarme con un ser en particular o aprender un segundo idioma. Yo había ido a Nueva York por algo más transformador, más profundo, más potente: arrancarle a esa ciudad mi primer libro.

Hay cosas que no se perciben, ni se comprenden del todo hasta que no quedan por escrito. Sin duda lo que se vive fuera, no solo de un país si no de quien supuestamente somos, revela una verdad que en la mayoría de los casos duele casi de forma física, pero sin la cual sería absolutamente inútil y vacío vivir.

Escribí este libro estando en España. En esa época vivía de dos en cuatro: dos horas de sueño, cuatro horas de vigilia, dos horas de sueño, cuatro horas de vigilia. Así por semanas. Sin estar muy enterada del loop del tiempo (o tal vez, más enterada que cualquiera). Escribía y luchaba por olvidar la situación en la que me encontraba: atravesando un compromiso roto, en plena pandemia, lejos de los míos, una vez más en un país desconocido, como ya me era costumbre. Por eso, este libro se editó e imprimió en España. Dejé pactado el tema editorial estando allá, antes de regresar a Colombia en un vuelo humanitario.

Exceptuando el primer capítulo, en donde relato mi primera vez tomando Yagé o Ayahuasca y la epifanía que experimenté ese día, en las primeras páginas encontrarán pasajes similares a otros publicados en mi blog. “En carne y hueso” está basada en la primera mitad de mi viaje a Nueva York, que se resume en tres años aproximadamente. Aún hay muchos sucesos que se cuentan de manera acelerada, casi como levitando sobre ellos, y por eso me disculpo de antemano. Por falta de tiempo y costos de impresión fue imposible realizarlo de otra manera.

Aunque encontrarán detalles más puntuales y profundos, los nombres serán otros y algunas cosas han sido cambiadas para que la novela esté catalogada bajo el género de Autoficción. Pero la historia en esencia, es la misma. Sus páginas rozan realidades como el racismo, la discriminación, la drogadicción, la prostitución, las enfermedades mentales, la ilegalidad y la muerte. Me vi inmersa en ellas casi de forma automática. Caminándolas sin saber, como una sonámbula en medio de la noche. Ignorando que estaba siendo entrenada para algo que sintetizó a la perfección Mario Mendoza en “La importancia de morir a tiempo”:

“Es preciso que el escritor ingrese en realidades inéditas, que ahonde, que penetre y que agudice de tal modo su forma de percibir que los demás podamos, después de leerlo, modificar y reinventar el mundo que nos rodea. Y para eso es preciso que el artista esté enchufado a dimensiones curiosas de lo real, que haya vivido a fondo, que conozca los límites de la euforia, de la desdicha, de la locura, de la bondad y de la entrega”.

Sobre los personajes, tengo que decir que todos son superhéroes. Cuentan con la rara habilidad de saber saltar al vacío. De caer parados. De entender que es necesario quemarse la piel del corazón a cambio de vivir. Saben que hay una enorme distancia entre el acto de vivir y el de estar vivo, y me gusta pensar que en el fondo todos somos como ellos: viajeros suicidas en una travesía por varios infiernos. Escogiendo de forma inconsciente situaciones y personas que nos queman. Todo esto con la intención oculta de cruzar esos fuegos que a través del dolor nos purifican, y en el mejor de los casos, ennoblecen nuestra defectuosa humanidad.

Margarita Be.

En_carne_y_hueso_v9-5

1.
Leer la mente
a través del tacto

El chamán me miró a los ojos y me fulminó por dentro. Me sudaban las manos, solo podía oír su extraño canto y el silbido de los grillos nocturnos en medio de ese lugar lleno de rostros sin cara. En la mitad del círculo, una hoguera a fuego vivo inundaba el vacío del humo que me quemaba las retinas. Me habían contado que muchos se quedaban en el viaje. Que tomaban ayahuasca en un bosque, con amigos, entre risas, y de pronto morían, como si el espíritu de la selva hubiera venido a llevárselos. Me entró angustia al recordarlo, pero era demasiado tarde. Ya había viajado horas por carretera. Ya había caminado en la oscuridad por trochas resbaladizas. Ya estaba varada en medio de la nada frente a ese ser hecho de sabiduría ancestral y ápices de galaxias. Era muy, muy viejo, debía tener cien años: El pellej

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados