GRIJALBO , marzo 2019
  • ¡En oferta!
  • -5%
  • Fuera de stock
El día que amaneció sin colores
Pagos 100% seguros
Jean-Gabriel Causse
Jean-Gabriel Causse Ver Más
Jean-Gabriel Causse
Jean-Gabriel Causse Leer menos
Ver Más
Booktrailer - El día que amaneció sin colores
GRIJALBO , marzo 2019

El día que amaneció sin colores



Formatos disponibles
5,43 €
5,72 €


Formatos disponibles
5,43 €
5,72 €

Descubre aquí cómo leerlo o reproducirlo.

Una novela luminosa que dará color a tu vida.

Formatos disponibles
5,43 €
5,72 €
5,43 €
5,72 € -0,29 €

Una novela luminosa que dará color a tu vida.


Una novela que es como un arcoíris: unos personajes carismáticos, una premisa original, magia, intriga y aprendizaje sobre la simbología de los colores.

Una atractiva historia rica en matices, para el deleite de los sentidos.

Un día misteriosamente los ...

Leer más

Una novela que es como un arcoíris: unos personajes carismáticos, una premisa original, magia, intriga y aprendizaje sobre la simbología de los colores.

Una atractiva historia rica en matices, para el deleite de los sentidos.

Un día misteriosamente los colores empiezan a desaparecer. Así, sin más. Nadie sabe por qué, ni tan siquiera los científicos son capaces de encontrar una explicación razonable. La comida resulta insípida a la vista, la ropa se ha vuelto uniforme, los diseñadores se desesperan, todo es más aburrido, monótono y triste, y la economía se va a pique. En definitiva, la vida sin colores es deprimente.

En este nuevo mundo en blanco y negro, Arthur, empleado de una fábrica de lápices de colores, conoce a su vecina, Charlotte, una bella locutora de radio ciega de nacimiento que paradójicamente es una científica especializada en el color. Esta curiosa pareja se embarcará en una arriesgada aventura junto a la hija de Charlotte, una niña con un don especial que podría devolver el ansiado color a la humanidad.

Después de leer esta novela deliciosa, no volverás a percibir los colores de la misma manera. Una historia para aquellos que ven con el corazón.

La crítica ha dicho...
«El día que amaneció sin colores es un rayo de sol.»
Aveyron

«¡Una lectura llena de color que te alegrará el día!»
Fémi-9

«Una novela entretenida y alegre que hará que nos olvidemos de la monotonía gris de lo cotidiano y nos permitirá devolver el color a nuestras vidas.»
Biblioteca Magazine

«Una historia con tanta imaginación, que verás el mundo a través de otros ojos.»
Freudin

«Una verdadera joyita.»
Lecteurs

Leer menos

Colección
Grijalbo Narrativa
Páginas
304
Traductor
Paz Pruneda Gozálvez
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
07-03-2019
Autor
Jean-Gabriel Causse
Editorial
GRIJALBO
Dimensiones
151mm x 230mm
Colección
Grijalbo Narrativa
Páginas
304
Traductor
Paz Pruneda Gozálvez
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
2019-03-07
Autor
Jean-Gabriel Causse
Editorial
GRIJALBO
Dimensiones
151mm x 230mm
9788425357251

Pagos 100% seguros
Jean-Gabriel Causse
Jean-Gabriel Causse Ver Más
Jean-Gabriel Causse
Jean-Gabriel Causse Leer menos
Ver Más
Booktrailer - El día que amaneció sin colores

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Reseñas
3 Reseñas
Érase una vez un mundo sin color
Esta novela nos cuenta la historia de la repentina pérdida de colores que sucede a nivel mundial. De forma inesperada e inaudita, las personas solo pueden ver el blanco, negro y gris a su alrededor, lo que provoca una epidemia de tristeza y depresión en la población. La ciencia es incapaz de dar con una explicación a este hecho insólito que prov... Leer más
Esta novela nos cuenta la historia de la repentina pérdida de colores que sucede a nivel mundial. De forma inesperada e inaudita, las personas solo pueden ver el blanco, negro y gris a su alrededor, lo que provoca una epidemia de tristeza y depresión en la población. La ciencia es incapaz de dar con una explicación a este hecho insólito que provoca tanta confusión y desorden emocional. Los protagonistas, Arthur y Charlotte se darán cuenta de la misión que tendrán en sus manos para devolver los colores ya que Louise, hija de Charlotte, tiene un don.Arthur, trabaja en una fábrica de lápices de colores que cierra después de que este desgraciado fenómeno tuviera lugar. Este personaje sufre una adicción al alcohol y está enamorado de su vecina, Charlotte, locuta de radio invidente y especialista en la historia de los colores. Louise, es una niña especial con una capacidad que será clave para la solución de este desolador problema.Son tres los personajes destacados en esta novela, la trama principal gira en torno a ellos aunque hay otros secundarios que tienen importancia en la historia como Ajay, un taxista hindú con una peculiaridad: es capaz de percibir la gama de colores a través del sonido. A esto se le suman los intereses ocultos de un personaje que tratará de evitar que se resuelva esta situación. Una carrera a contrarreloj para Arthur y Charlotte con un enemigo acechándoles los talones...  El Día que amaneció sin colores es una historia contada por un narrador omnisciente que nos conduce por diferentes perspectivas y caminos, no obstante hay dos líneas que toman más cuerpo que las demás, transcurren paralelamente en París y Nueva York. Hay cambios continuamente de personajes por lo que no se profundiza en ellos, sí es cierto que conoceremos mejor a los protagonistas pero personalmente no pude conectar con ninguno. Los capítulos son extensos, sin embargo al haber diversidad de personajes y líneas en la trama, no será un punto en contra.? ¿Qué vamos a aprender con El día que amaneció sin colores?: Teniendo en cuenta que Jean-Gabriel Causse es publicista y diseñador especializado en los colores, vamos a conocerlos no solo desde el punto estético. Nos habla de sus estudios sobre cómo éstos influyen en nuestro comportamiento y percepciones. ¡Son muy interesantes!? ¿Podemos reflexionar con este libro?: Veremos que con la ausencia de colores la humanidad cae en estado depresivo, empieza a valorar lo que nos aporta el color (lo normal, cuando pierdes algo, es cuando ves su valor) y con el personaje de Charlotte, ciega de nacimiento, nos damos cuenta de cómo perciben y valoran los invidentes los colores. La historia tiene su por qué, si desaparecen los colores es por un propósito y a su vez consecuencia de algo...La lectura de esta novela tiene un ritmo muy bueno ya que he comentado que hay muchos cambios de personajes, eso hace que nos entretenga y fluyan las páginas. Sin embargo, no ha sido una lectura adictiva. No es un libro que atrape por su trama, para mí no tiene más encanto que el de desconectar y pasar un buen rato, entre reflexiones, eso sí.El estilo del autor para la narración es objetivo e informal. Su forma de expresarse refleja una escritura muy cuidada pero llana, sencilla y coloquial en determinados momentos. Puntualizo el exquisito sentido del humor con el que dota sus relatos, un humor inteligente para sacar unas risas al lector y contrarrestar la tristeza que supone vivir en un mundo sin colores.La ambientación no es un rasgo destacado en la historia, hay descripciones justas y suficientes para imaginar los pasajes en los que están los personajes, sin descripciones detalladas de los lugares públicos o interiores. El autor se centra en darnos a conocer las circunstancias de cada uno de ellos y no desarrolla otros aspectos.El final es previsible por un lado, pero ocurren algunas cosas que sí me sorprendieron. El autor guarda información que a última hora desvela y que no había sospechado en ningún caso. Así que este factor ha sido muy positivo para dejarme buen sabor de boca.ConclusiónEl día que amaneció sin colores es un libro original, entretenido, divertido y reflexivo. Para apreciar el sentido que tienen los colores en el universo, conocer lo que influyen en nosotros y darse cuenta de la desesperación y miedo que nos invadiría un mundo gris, blanco y negro. Además con un toque de suspense en la trama que desemboca en algunas sorpresas al final. Personajes diversos con unos protagonistas entrañables. Su lectura es fácil, fluida y amena. ¿Te animas a imaginar la vida sin colores? Leer menos
El día que amaneció sin colores
Todos los colores desaparecen del mundo sin ninguna explicación y la gente no está preparada para ello. A excepción del blanco, el negro y el gris el resto no existe Las crisis empiezan a manifestarse a todos los niveles: personal, económico, social, etc.A partir del momento en que el color deja de existir es muy complicado realizar cualquier ac... Leer más
Todos los colores desaparecen del mundo sin ninguna explicación y la gente no está preparada para ello. A excepción del blanco, el negro y el gris el resto no existe Las crisis empiezan a manifestarse a todos los niveles: personal, económico, social, etc.A partir del momento en que el color deja de existir es muy complicado realizar cualquier actividad o rutina como antes. Comer resulta insípido porque parece ser que el color también afecta al sabor y la fruta gris no apetece en absoluto. La salud física y emocional de toda la humanidad se resiente de forma notable. Lo mismo que nuestra relación con los demás porque todos los que nos rodean se vuelveninvisibles ya que sin color es difícil relacionarlos con alguien conocido o digno de conocer.París y Nueva York son las dos ciudades elegidas para mostrar lo que sería nuestra existencia con la ausencia de algo tan trascendental a lo que no damos importancia. Con un narrador externo que transita desde la perspectiva de diferentes personajes sabemos de la felicidad de las pequeñas.Arthur y su vecina Charlotte son los dos protagonistas indiscutibles de la historia. Mientras él trabaja en una fábrica de lápices de colores ella es una locutora de radioinvidente interesada por los colores hasta el punto de especializarse en ello. Gracias a la hermosa voz de la joven y a los programas donde habla de su interés por el color Arthur se siente atraído por ella desde el principio.Otros personajes muy importantes son Ajax, un taxista de origen hindú que gracias a la sinestesia es capaz de "ver" los colores a través del sonido. Y, sobre todo, la hija de Charlotte que demuestra tener la solución para devolver los colores del mundo. La niña tiene el maravilloso don de devolver el color a las cosas y con la ayuda de sus nuevos amigos se dispone a una difícil misión porque hay gente interesada a aprovechar la situación.Una historia original poblada por personajes entrañables y con mucho gancho que consiguen atraparnos desde el principio. La premisa es muy atractiva: ¿qué ocurriría si un día el mundo se quedara sin colores? Algunas personas lo tienen fácil porque los aprecian a través de otros sentidos, pero es necesario recuperarlos para que la vida sea más alegre y divertida. El poder de los colores, su simbología y la necesidad de apreciar las pequeñas cosas.  Leer menos
Un mundo sin color
El Día Que Amaneció Sin Colores nos narra la historia del día en que los colores desaparecieron. De un día para otro los colores desaparecen del mundo y nadie tiene ninguna explicación a ese hecho. El que los colores hayan desaparecido afecta a toda la población y a todos los sectores empezando una gran crisis personal y económica. El Día Que Am... Leer más
El Día Que Amaneció Sin Colores nos narra la historia del día en que los colores desaparecieron. De un día para otro los colores desaparecen del mundo y nadie tiene ninguna explicación a ese hecho. El que los colores hayan desaparecido afecta a toda la población y a todos los sectores empezando una gran crisis personal y económica. El Día Que Amaneció Sin Colores está escrito en tercera persona siguiendo a varios de nuestros personajes, unos más importantes que otros en la historia. El lenguaje usado es sencillo y ágil y aunque los capítulos son bastante largos se hacen rápidos de leer ya que van cambiando de personaje principal cada pocos párrafos. El libro está ambientado principalmente en París aunque tiene algún que otro escenario como Nueva York y ambas ciudades están muy bien retratadas cuando se quedan sin color y nos podemos imaginar sin problemas como serían esas ciudades si no pudiéramos ver los colores.Los personajes de la novela son muy variopintos, todos con sus peculiaridades y muy diferentes entre sí. Charlotte es una locutora de radio ciega que es una cientifica de la neurociencia especialista en el color. Ajay es un taxista de Nueva York de origen Hindú que es capaz de apreciar los colores a través del sonido. Arthur es un desempleado que un día se ve obligado a aceptar un trabajo en una fábrica lápices de colores. Charlotte es una niña que podría tener un don muy especial, devolver los colores a la humanidad. Estos y otros personajes verán sus vidas cambiadas cuando los colores desaparezcan y en un momento u otro de la historia verán sus vidas entrelazadas. Recomiendo el libro para todos aquellos que queráis una lectura original y fresca con personajes entrañables Leer menos
Añadido a tu lista de deseos