B DE BOLSILLO , julio 2024
  • ¡En oferta!
  • -5%
  • Fuera de stock
Bajo cielos lejanos
Pagos 100% seguros
Sarah Lark
Sarah Lark Ver Más
Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que reside en Almería. Durante muchos años trabajó como guía turística, gracias a lo cual descubrió su amor por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos...
Leer más

Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que reside en Almería. Durante muchos años trabajó como guía turística, gracias a lo cual descubrió su amor por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Ha escrito diversas sagas, como la Trilogía de la Nube Blanca, la Trilogía del Árbol Kauri o la Trilogía del Fuego, de las que ha vendido, en total, más de un millón y medio de ejemplares en lengua española. Sus últimas novelas, Bajo cielos lejanos, El año de los delfines, El secreto de la casa del río, Allí donde nace el día y El secreto de la Isla Norte, han recibido también el favor del público.

Leer menos
Ver Más
B DE BOLSILLO , julio 2024

Bajo cielos lejanos



Formatos disponibles
12,74 €
13,41 €


Este libro estará disponible el 11-07-2024, pero puedes reservarlo en algunas de las siguientes opciones de compra:
Formatos disponibles
12,74 €
13,41 €

Descubre aquí cómo leerlo o reproducirlo.
Este libro estará disponible el 11-07-2024, pero puedes reservarlo en algunas de las siguientes opciones de compra:

Una emocionante novela sobre un dramático secreto familiar. Sarah Lark, reina del best seller internacional, relata una historia sobre la verdad y el silencio, sobre decisiones erróneas y correctas, sobre la confianza y el amor.

Formatos disponibles
12,74 €
13,41 €
12,74 €
13,41 € -0,67 €

Una emocionante novela sobre un dramático secreto familiar. Sarah Lark, reina del best seller internacional, relata una historia sobre la verdad y el silencio, sobre decisiones erróneas y correctas, sobre la confianza y el amor.


Hamburgo, en la actualidad: la periodista alemana Stephanie nació y creció en Nueva Zelanda. Pero ha perdido cualquier recuerdo sobre sus primeros años de vida ahí. Ahora deberá volver al país de su infancia y recuperar su pasado.

Ahí descubre la existencia del diario de una joven maorí del siglo pasado, cuya dramática historia tiene una profunda influencia sobre los hechos del presen...

Leer más

Hamburgo, en la actualidad: la periodista alemana Stephanie nació y creció en Nueva Zelanda. Pero ha perdido cualquier recuerdo sobre sus primeros años de vida ahí. Ahora deberá volver al país de su infancia y recuperar su pasado.

Ahí descubre la existencia del diario de una joven maorí del siglo pasado, cuya dramática historia tiene una profunda influencia sobre los hechos del presente.

En su viaje por Nueva Zelanda la acompañará el carismático y atractivo maorí Weru, que la ayudará no solo a descubrir secretos familiares escondidos durante mucho tiempo, sino también emociones que Stephanie nunca se había atrevido a conocer.

Reseñas:
«Una novela emocionante sobre un dramático secreto familiar. Sarah Lark, reina del best seller internacional, vuelve con Bajo cielos lejanos, una historia sobre la verdad y el silencio, sobre decisiones erróneas y correctas, sobre la confianza y el amor.»
La voz de Almería

«Lark es una escritora con una gran capacidad de imaginación. [...] Bajo cielos lejanos marca un cambio en la forma de escribir de Sarah Lark. [...]»
Diario de Almería

Leer menos

Colección
FICCION
Páginas
656
Traductor
Susana Andrés Font
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Bolsillo
Idioma
ES
Fecha de publicación
11-07-2024
Autor
Sarah Lark
Editorial
B DE BOLSILLO
Dimensiones
125mm x 190mm
Colección
FICCION
Páginas
656
Traductor
Susana Andrés Font
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Bolsillo
Idioma
ES
Fecha de publicación
2024-07-11
Autor
Sarah Lark
Editorial
B DE BOLSILLO
Dimensiones
125mm x 190mm
9788413148038
11-07-2024

Pagos 100% seguros
Sarah Lark
Sarah Lark Ver Más
Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que reside en Almería. Durante muchos años trabajó como guía turística, gracias a lo cual descubrió su amor por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos...
Leer más

Sarah Lark es el seudónimo de una exitosa autora alemana que reside en Almería. Durante muchos años trabajó como guía turística, gracias a lo cual descubrió su amor por Nueva Zelanda, cuyos paisajes asombrosos han ejercido desde siempre una atracción casi mágica sobre ella. Ha escrito diversas sagas, como la Trilogía de la Nube Blanca, la Trilogía del Árbol Kauri o la Trilogía del Fuego, de las que ha vendido, en total, más de un millón y medio de ejemplares en lengua española. Sus últimas novelas, Bajo cielos lejanos, El año de los delfines, El secreto de la casa del río, Allí donde nace el día y El secreto de la Isla Norte, han recibido también el favor del público.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Reseñas
17 Reseñas
Una novela que no podrás dejar de leer
Título: Bajo cielos lejanosAutora: Sarah LarkEditorial: Ediciones B Precio: 20,80€ReseñaStephanie es una periodista que nació y creció en Nueva Zelanda, pero ha perdido sus recuerdos de su niñez allí, así que decide volver para recuperar estos recuerdos. Lo que no se espera es encontrarse con el diario de una maorí del siglo pasado, cuya histori... Leer más
Título: Bajo cielos lejanosAutora: Sarah LarkEditorial: Ediciones B Precio: 20,80€ReseñaStephanie es una periodista que nació y creció en Nueva Zelanda, pero ha perdido sus recuerdos de su niñez allí, así que decide volver para recuperar estos recuerdos. Lo que no se espera es encontrarse con el diario de una maorí del siglo pasado, cuya historia tiene influencia en el presente.Durante su viaje en Nueva Zelanda conocerá a Weru, un maorí, que la ayudará ha descubrir los secretos secretos familiares y nuevas emociones y sentimientos. Opinión Al principio no sabía que esperar del libro, pues no soy una gran amante del misterio y en cierta parte las primeras páginas me estaban pareciendo aburridas y pensaba que lo iba a abandonar por completo, pero a medida que iba leyendo e iba avanzando más quería leer más y más, tengo que confesarlo, no podía dejar de leer el libro ni un segundo en mi mente se quedaba la historia y necesitaba seguir leyendo fuese cuando fuese o donde fuese, un libro que a pesar de su cantidad de páginas me lo he leído en nada, para ser concretos en una semana y media. Una recomendación es que si sois estudiantes no lo leáis hasta que acabéis los exámenes ya que es un libro que requiere mucha concentración. Es uno de los mejores libros de misterio que he leído en cuanto a trama, que unido a como escribe la escritora, te puede llegar a enamorar incluso si no eres un amante del misterio. Le doy 4 estrellas porque como he dicho antes no me gustan mucho los libros de misterio, pero ese gran aprobado se lo lleva por que me ha dejado enganchada hasta el final. Por su puesto se lo recomiendo a la gente que es una gran amante del misterio porque estoy segura de que le va a encantar y a la gente que no le gusta tanto el misterio debería probar a leerlo ya que a pesar del grosor del libro te lo lees en nada. Creo que el ambiente perfecto para leer este libro sería en un día frío de otoño o invierno, este sería el clima y ambiente perfecto para leerlo, para meterte de lleno en la historia que está contando la autora y para vivir la mejor experiencia posiblePuntuación4,5 semidioses y medio de 5 semidioses Leer menos
Recomendable pero no es de las mejores
Bajo cielos lejanos es un libro ameno, agradable, que engancha lo indispensable, y que se lee de buen grado. Tampoco es que sea una experta pero, según otras críticas que he leído por ahí y mi experiencia con En el país de la nube blanca, no creo que sea uno de sus mejores libros, pero aún así creo que hará las delicias de todas las que nos pirr... Leer más
Bajo cielos lejanos es un libro ameno, agradable, que engancha lo indispensable, y que se lee de buen grado. Tampoco es que sea una experta pero, según otras críticas que he leído por ahí y mi experiencia con En el país de la nube blanca, no creo que sea uno de sus mejores libros, pero aún así creo que hará las delicias de todas las que nos pirramos por la romántica de aventuras.Me ha gustado conocer la vida de Marama o Marian Clavell, el nombre que le pondrán más tarde. Una niña que tiene que adaptarse a una familia blanca adoptando sus costumbres y cómo, aunque goza de ciertos privilegios que otros trabajadores del servicio no tienen, ella se sigue siendo una buena “adquisición” para la familia. Se criará al lado de los hijos de los Clavell pensando que es una más en la familia pero con el paso del tiempo llegará el momento en que cada uno tenga ocupar su sitio.Como siempre los personajes que traza esta autora me han resultado cercanos, carismáticos y muy humanos. Marian y Stephanie no serán las únicas que aparecerán porque también hay otras figuras que nos resultarán atractivas tanto en una como otra época y que tienen mucha importancia para el desarrollo.A través de ellos la historia tiene intriga, secretos familiares, una investigación, un asesinato, dos personas desaparecidas, una mente traumatizada, un diario, una bonita historia de amor… Todos estos ingredientes hacen que sea una novela muy entretenida y que lees sin darte cuenta. Y gracias también al estilo narrativo tan ágil y fluido con que la autora siempre narra sus historias.Y como es habitual Nueva Zelanda ocupa un lugar especial en la novela a través de las cual seguimos conociendo más datos sobre la historia y cultura de este país. Se nota el amor y cariño de Sarah Lark con que la autora quiere recuperarlos y hacer que el lector los visualice. Y sobre todo se nota ese proceso de documentación que ha tenido que realizar para mezclar ficción y realidad. Serán diversos escenarios los que iremos visitando aunque esta vez en dos épocas diferentes dándonos una idea de cómo es este país en la actualidad. Aunque se toma ciertas licencias literarias para hacer más atractiva la historia. Por ejemplo creando un centro turístico en Parihaka, un lugar en donde corrió mucha sangre y que actualmente no queda mucho de él. El hombre blanco siempre pretendió quitarle todo lo posible a los nativos e incluso esclavizarlos y estos se defendieron como pudieron. Leer menos
No me llegó
No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro.No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el lib... Leer más
No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro.No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro.No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro.No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro.No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. No me llegó el libro. Leer menos
Una novela única que nos muestra dos vidas bajo un mismo cielo
La historia nos narra las vidas entrecruzadas de dos protagonistas: Stephanie y Marian. La primera es una periodista de madre alemana que trabaja para el diario alemán Die Lupe. En concreto para la sección de crímenes sin resolver junto a su compañero Rick. Un día, el editor jefe le propone a Stephanie desenmascarar a un hipnotizador sometiéndos... Leer más
La historia nos narra las vidas entrecruzadas de dos protagonistas: Stephanie y Marian. La primera es una periodista de madre alemana que trabaja para el diario alemán Die Lupe. En concreto para la sección de crímenes sin resolver junto a su compañero Rick. Un día, el editor jefe le propone a Stephanie desenmascarar a un hipnotizador sometiéndose a una sesión de hipnosis. Nuestra protagonista vivió sus primeros años de vida en Nueva Zelanda pero tiene lagunas en su memoria de aquellos años. Stephanie tiene recuerdos bloqueados y teme que con la hipnosis salga algo a la luz desconocido para ella. A la par de este asunto, el jefe decide enviarla a Nueva Zelanda a investigar un crimen sin resolver. Sin entrar en más detalles, Marian es el nombre de una niña que es hija de un jefe de una tribu maorí que conoceremos a hilo de Stephanie aunque su vida se desarrolla en un pasado de tribus y colonos ingleses.Lark dota a sus personajes de personalidades singulares y realistas acordes a las tramas y circunstancias que les corresponde vivir a cada uno de ellos. En cuanto a Stephanie es una mujer de las que seremos testigos de sus inseguridades. En cambio, Marian es todo un espíritu vivaz y con una fortaleza interior que desafiará las reglas y a toda una sociedad con objeto de ser feliz. Sus líneas de vida y voces se unen en una línea argumental que nos sumerge desde el siglo XIX hasta la actualidad. Todo tipo de acontecimientos y sucesos se darán en la vida de estas dos mujeres. Los lectores seremos testigos de un viaje tanto por los territorios de Nueva Zelanda como por los sentimientos de estas dos protagonistas.La ambientación y el contexto histórico están muy bien recreados. Sorprende el grado de detalle en las descripciones de la vida y cultura maorí, aportando realismo y dinamismo a una historia trepidante, adictiva donde la emoción y carga dramática están compensados logrando en conjunto una novela más que correcta. Otro punto a destacar es el trabajo de documentación que denota ha realizado la autora. El hilo y los datos aportados dan como resultado un buen libro que mantiene atrapada la atención, especialmente en la historia de vida de Marian. Si gustan de leer novelas landscape, ésta puede ser su próxima lectura. Leer menos
Una historia en la que se mezclan las tradiciones más ancestrale
Una periodista alemana, especialista en sucesos, que no recuerda nada de sus primeros años de vida. Unos asesinatos sin resolver en Nueva Zelanda, su país de la infancia. Un hipnotista que asegura hacer aflorar los recuerdos de una vida pasada.Y la historia de una hija de un jefe tribal. Este es el punto de partida de Bajo cielos lejanos, una no... Leer más
Una periodista alemana, especialista en sucesos, que no recuerda nada de sus primeros años de vida. Unos asesinatos sin resolver en Nueva Zelanda, su país de la infancia. Un hipnotista que asegura hacer aflorar los recuerdos de una vida pasada.Y la historia de una hija de un jefe tribal. Este es el punto de partida de Bajo cielos lejanos, una novela en la que Sarah Lark nos transporta a Nueva Zelanda de una manera vívida y gráfica a través de la búsqueda de la verdad de Stephanie, que viaja desde Hamburgo para averiguar más datos sobre la historia de la maorí Marama y arrojar luz sobre el caso Mathews.La novela nos plantea dos líneas temporales que, según avanza la historia, se van entrelazando de una manera magistral: por un lado, la historia de Marama, la hija de un jefe tribal, y, por otro, el propio pasado de Stephanie a través de una trama en tiempo presente.El diario de la maorí finalmente acaba por estar relacionado, de un modo u otro, con los crímenes que Stephanie intenta resolver y, de esa manera, se embarca en la búsqueda del documento junto al maorí Weru, descendiente de la propia Marama. Mientras buscan el diario, recorren Nueva Zelanda y nos dibujan un paisaje idílico de un país en el que se mezclan las tradiciones más ancestrales con la modernidad de la colonización.Bajo cielos lejanos es una novela entretenida que mezcla la intriga, la historia y el amor al mismo tiempo que despierta las ganas de viajar a Nueva Zelanda a todo aquél que no conozca este increíble país (al menos así ha resultado ser en mi caso). Un libro imprescindible en el que el pasado maorí tiene un gran peso. Leer menos
Sarah Lark regresa a Nueva Zelanda para narrar la vida de una jo
Sarah Lark —uno de los seudónimos de la escritora alemana Christiane Gohl— alcanzó la fama a nivel mundial con la aparición en 2007 de En el país de la nube blanca, primera entrega de la trilogía sobre Nueva Zelanda, a la que le seguirían La canción de los maoríes y El grito de la tierra. A lo largo de su carrera literaria la autora ha sido pers... Leer más
Sarah Lark —uno de los seudónimos de la escritora alemana Christiane Gohl— alcanzó la fama a nivel mundial con la aparición en 2007 de En el país de la nube blanca, primera entrega de la trilogía sobre Nueva Zelanda, a la que le seguirían La canción de los maoríes y El grito de la tierra. A lo largo de su carrera literaria la autora ha sido perseverante en la escenografía de sus novelas, un despliegue de paisajes oceánicos que se han erigido en su seña de identidad; y así sigue siendo en su último título, Bajo cielos lejanos, relato que se mueve a caballo entre el presente y las guerras maoríes en la segunda mitad del siglo XIX. Con un punto de partida que aúna crímenes sin resolver, un excéntrico hipnotizador y un diario, Sarah Lark propone un intenso periplo desde Hamburgo hasta la pequeña comunidad de Parihaka para narrar la tortuosa vida de la joven Marama. Os cuento con detalle.Stephanie Martens es una articulista de Die Lupe conocida por sus reportajes sobre cruentos homicidios. Söder, director del periódico, le encomienda una labor que se aparta de su línea habitual: ponerse en manos de un hipnotizador para corroborar la validez de sus prácticas y desenmascarar un posible fraude. Stephanie convive desde su niñez con una amnesia que mantiene bloqueados los recuerdos de gran parte de su infancia, lo que la convierte en una candidata ideal para una sesión de hipermnesia —entrada en un trance profundo para acceder a hechos pasados—. Hasta entonces, los vacíos de aquella época los suplía con los datos aportados por su madre: el viaje en el que conoció a su padre, su nacimiento en Nueva Zelanda y el accidente del que salió ilesa cuando tenía seis años. Ahora, gracias a la regresión de Helbrich, puede comprobar en primera persona las habilidades del hipnotizador, aunque ello suponga enfrentarse de nuevo a sus miedos.No es difícil suponer que será aquí donde salten los primeros datos inconexos que desencadenen la trama: durante el estado de hipnosis, la periodista menciona a una niña maorí llamada Marama —a veces Marian—, a la que se refiere como «hija de un jefe tribal». Söder aprovecha los crímenes sin resolver de Masterton —pequeña ciudad de Wellington— para enviar a Stephanie hasta Nueva Zelanda y descubrir, no tanto lo que sucedió en aquella región, sino si detrás de la evocación de la pequeña hay una vivencia real o, incluso, una vida pasada. Este es el punto de partida del intenso viaje de la protagonista y, por ende, de la novela. No obstante, lo que realmente reactiva todo el proceso de investigación —y, consecuentemente, la memoria de Stephanie— es la aparición de un diario escrito de puño y letra por Marama, hilo del que tira para conocer a la joven maorí, su difícil historia de amor, la vida en Parihaka y la infame batalla de Orakau en 1864.Desde que viera la luz En el país de la nube blanca es palmario el dilatado recorrido de Sarah Lark en tierras neozelandesas, por lo que no sorprende la soltura narrativa dedicada a los sucesos históricos vinculados a las tribus maoríes. Aun así, la escritora alemana reconoce un trasfondo real que le sirvió para madurar Bajo cielos lejanos: más allá de la propia historia de Nueva Zelanda, «llena de jóvenes que con destinos singulares se movían más o menos desarraigados entre grupos étnicos antagónicos», Sarah Lark basa el relato de Marama en Wiremu Pokia Omahura, niño maorí «raptado por tropas kupapa y adoptado, más tarde, por el entonces primer ministro [del país], William Fox» (pág. 651). Quizá sea ese extenso bagaje el motivo de una correcta narración en la parte dedicada a las memorias. Es innegable que la vida de Marama está construida sobre numerosos contratiempos que poco a poco forjan la fuerte personalidad del personaje, pero más allá de su creación, es fácil dejarse llevar por un contexto histórico perfectamente integrado en la línea ficticia. En otras palabras, el diario se convierte por méritos propios en el mejor aliado de la novela.Tanto brilla la joven maorí que los pasos de Stephanie en busca de respuestas para su amnesia pierden fuerza a medida que pasan las páginas. Hay que tener en cuenta para este asunto un detalle que la escritora reconoce en el epílogo: Bajo cielos lejanos ha sido, en parte, un experimento para Sarah Lark, al tratarse de la primera vez que enlaza en uno de sus libros «el tiempo presente con componentes históricos de la evolución de Nueva Zelanda». ¿Tiene esto algo que ver con que suscite un mayor interés el destino de Marama frente a las pesquisas de Stephanie? Probablemente. Las indagaciones de la periodista pisan poco a poco el freno, se sienten como accesibles, transitorias y, en algunos momentos, incluso prescindibles, casi como un mero vehículo para narrar las cuitas tribales en pleno conflicto colonizador. Ambas líneas argumentales cuentan con temas amorosos, conflictos personales, toma de decisiones y un desenlace conectado; pero, al final, la balanza se inclina hacia una Marian dispuesta a todo para luchar por sus ideales.Bajo cielos lejanos, de Sara Lark, continúa la amplia senda de la autora en la serie de exitosas novelas ambientadas en Nueva Zelanda. Lejos ya de la trilogía que le brindó el triunfo a nivel mundial, la escritora alemana apuesta por un entorno harto conocido, pero con una nueva dinámica narrativa que le permite saltar entre dos líneas temporales. Así, entre el caso de homicidio investigado por Stephanie y las vicisitudes de la dura vida de Marama, Sarah Lark construye una novela que, con calma, acerca a ambas protagonistas, siempre con el trasfondo maorí vigilante. Tal vez queden más historias ambientadas en parajes oceánicos, pero de lo que no hay duda es de que el éxito cosechado hace una década sigue siendo el principal reclamo para los lectores. Si algo funciona, ¿por qué cambiarlo? Leer menos
Dos líneas argumentales (una en el presente y otra en el pasado)
Este libro me llegó en el día de San Valentín, lo cual me pareció mi acertado ya que esta autora destaca por sus tramas amorosas. Mi madre fue la que mencionó a esta autora y sabía que le habían gustado mucho sus libros. Por eso, no me lo pensé mucho y lo pedí. Si no me gustaba a mí, por lo menos mi madre iba a disfrutarlo. Además, pude comentar... Leer más
Este libro me llegó en el día de San Valentín, lo cual me pareció mi acertado ya que esta autora destaca por sus tramas amorosas. Mi madre fue la que mencionó a esta autora y sabía que le habían gustado mucho sus libros. Por eso, no me lo pensé mucho y lo pedí. Si no me gustaba a mí, por lo menos mi madre iba a disfrutarlo. Además, pude comentarlo con ella ;).Desde el principio, la trama me llamó la atención por el tema de los maoríes. Este es el primer libro que leo de la autora, y sé que solo escribe historias ambientadas en Nueva Zelanda, pero para mí era algo nuevo e innovador. Además, lo de las dos líneas argumentales de distintas épocas es un recurso que me gusta mucho. Así que, a pesar de ser un tocho enorme, fue una lectura agradable.En el presente tenemos a Stephanie, una periodista alemana de crímenes sin resolver, que vivió sus primeros años de vida en Nueva Zelanda, pero de los cuales no se acuerda. No voy a desvelar cómo recupera algunos de sus recuerdos, pero estos están relacionados con de Marama, una joven maorí de la época colonial. Por tanto, ella emprenderá un viaje a su país de origen para descubrir qué relación tiene Marama con los recuerdos perdidos de su infancia, resolver un asesinato múltiple que sucedió hace años allí y algún que otro secreto familiar.Las historias de ambas se intercalan por partes, pero tengo que admitir que la de Marama me gustó mucho más que la de Stephanie, a pesar de que en la historia de Stephanie con ese asesinato tan sangriento también me llamaba mucho la atención. Para ser sincera, la historia de Stephanie no me interesó hasta que entró en escena Weru con esa pasión y naturaleza salvaje, tan distinta de la actitud alemana de Stephanie :D.Sin embargo, la historia de Marama, estaba tan llena de cosas desconocidas para mí, de tanto drama, felicidad e injusticia, que me tuvo enganchada y casi me salto las parte de Stephanie. Me fascinó tanto que inmediatamente después me puse a investigar los lugares y los personajes mencionados para ver qué fue un hecho real y qué fue invención de la autora.El único defecto que le puedo poner es que el personaje de Stephanie no me convenció y que el final, en mi opnión, fue un poco forzado.Por todo esto, le doy 3 plumas. Puede que lea otras obras de la autora porque realmente el tema de los maoríes me pareció muy interesante. Leer menos
Una nueva (y típica) historia de la reina del bestseller
Llevo algunos meses offline (espero que sigáis ahí). Lo siento mucho, pero he estado hasta arriba con movidas que seguro que, si os las contara por aquí, os aburrirían muy mucho. De todas formas, no penséis que no tenía tiempo para reseñar por aquí lo leído. Ojalá fuera sólo eso, porque la verdad es que tampoco he leído nada durante este tiempo ... Leer más
Llevo algunos meses offline (espero que sigáis ahí). Lo siento mucho, pero he estado hasta arriba con movidas que seguro que, si os las contara por aquí, os aburrirían muy mucho. De todas formas, no penséis que no tenía tiempo para reseñar por aquí lo leído. Ojalá fuera sólo eso, porque la verdad es que tampoco he leído nada durante este tiempo (a excepción de este libro, claro) y es algo que, como diría Rocío Dúrcal, me hace sentir... extraña. ¿Yo? ¿Separada de un libro? Que sepáis que se aproxima el fin del mundo...En cualquier caso, ya estoy aquí. He vuelto (respirad tranquilos y tranquilas, por el momento), y nada más ni menos que para hablar del nuevo libro de Sarah Lark: la reina del bestseller internacional.  Bajo cielos lejanos es su última novela, y es un libro enorme:  de esos que, como las Biblias, llevan una cinta para marcar las páginas. Impone. Impone mucho, pero, bueno, los libros de esta señora son así, ¿qué le vamos a hacer?Aunque no está reseñado en el blog, en su día, yo leí, como una gran parte de la raza humana, En el país de la nube blanca, que, todo sea dicho, me gustó bastante. No está reseñado porque mi intención, como siempre, era leerme toda la trilogía de un tirón, y no continué leyendo el resto de los libros porque, para qué negarlo, el volumen de los libros me echó para atrás. Cuando me ofrecieron la posibilidad de leer su última obra, Bajo cielos lejanos, acepté como una manera de resarcirme con su autora, aunque no os niego que temblé un poquito con ese marcapáginas bíblico.Sin embargo, tampoco es para tanto. Bajo cielos lejanos es un libro ameno, agradable, que engancha lo indispensable, y que se lee de buen grado. Tampoco es que sea una experta pero, según otras críticas que he leído por ahí y mi experiencia con En el país de la nube blanca, no creo que sea uno de sus mejores libros, pero aún así creo que hará las delicias de todas las que nos pirramos por la romántica de aventuras.Lark, como en otros de sus libros, combina a la perfección la sobriedad alemana con el alma salvaje neozelandesa, y creo que es lo que nos cautiva tanto de sus obras. En el caso de este Bajo cielos lejanos, nos introduce en la vida de Stephanie, una periodista alemana, de pasado misterioso, que viaja a Nueva Zelanda para escribir un reportaje. Como podréis imaginar, ese viaje también la marcará íntimamente, y le hará resolver un gran conflicto de su infancia.Aunque la historia es un tanto previsible, el de Lark no deja de ser un enfoque bastante original. La regresión hipnótica a la que se somete la protagonista, el salvaje maromo mahorí que conoce... En fin, es un buen libro para leer con tranquilidad, bastante adecuado para las vacaciones que están por llegar... Ainss las vacaciones... ¿Quién pudiera pasarlas en Nueva Zelanda?En definitiva: paciencia y al toro. Leer menos
Dos Historias, una Verdad.
La historia está narrada en dos tiempos. El presente, donde somos testigos de la investigación llevada a cabo por Steph y de todo lo que a ella le supone esa investigación a nivel sentimental y mental; y el tiempo pasado, donde conoceremos a Marama, la hija de un jefe tribal, que ve cómo su vida cambia drásticamente al invadir su poblado los col... Leer más
La historia está narrada en dos tiempos. El presente, donde somos testigos de la investigación llevada a cabo por Steph y de todo lo que a ella le supone esa investigación a nivel sentimental y mental; y el tiempo pasado, donde conoceremos a Marama, la hija de un jefe tribal, que ve cómo su vida cambia drásticamente al invadir su poblado los colonos británicos. Seremos testigos de primera mano de todas las penurias e injusticias a las que tendrá que enfrentarse para poder llegar a ser feliz algún día.Pese a lo extenso de la novela, no cuesta apenas nada de esfuerzo leerla, la narración es muy ágil y los giros argumentales que, en mi caso, no vi venir, atrapan y enganchan a partes iguales.Sí que es cierto que hay partes de la historia del presente y alguna que otra parte al inicio de la narración del pasado, que se pueden hacer algo pesadas y el lector puede llegar a sentir que no avanza en la trama en exceso, pero os aseguro que esa sensación dura muy poco.Los personajes principales son Steph y Marama. Steph es una mujer joven, obsesionada y enamorada de su trabajo de periodista de crímenes, un tanto insegura consigo misma y a la que rodea un misterio en su vida, y es que, su mente ha borrado seis años de su infancia de un plumazo y no es capaz de saber los motivos por los que ha ocurrido tal cosa, ni es capaz de recordar absolutamente nada por más que lo intente. Steph ha sido un personaje bastante bueno pero que a ratos me tenía descolocada su actuación, llegando incluso a descolocarme sus actos por completo.En cambio, el personaje de Marama, ha sido un personaje maravilloso de principio a fin de la historia. Luchadora, guerrera, fuerte y con una seguridad en sí misma que le ayudará a luchar por lo que desea sin importarle las consecuencias. El lector logra conectar con ella sin esfuerzo alguno y es capaz de ponerse en su piel y sentir lo que Marama está sintiendo a cada momento.En cuanto al resto de personajes, prácticamente todos me han dejado indiferentes excepto Leonard y Rick. Leonard es un personaje de la historia pasada y pilar fundamental en ella junto a Marama. Irradia una fuerza asombrosa y muestra una seguridad en sí mismo comparable con la de Marama. Rick, novio de Steph, ha sido un personaje que me ha tenido muy perdida cada vez que salía. No me gustaba en exceso su carácter y, a pesar de que al final se ha ganado un poco de mi cariño, me ha resultado un personaje demasiado sobreprotector y controlador con Steph, y me ha llegado a agobiar un poco su actitud ya que no entendía muy bien qué le pasaba por la cabeza.Me ha encantado descubrir la historia maorí y todo lo que les ocurrió de manos de los británicos. Se ve que la autora se ha documentado mucho para realizar la historia pasada. Otro punto positivo, y que he disfrutado mucho, ha sido cada descripción de los lugares de Nueva Zelanda por los que va transcurriendo la trama, se nota en cada descripción el amor que siente la autora por esa tierra y la verdad es que me han dado muchas ganas de visitarla algún año...Resumiendo, Bajo cielos lejanos es una historia entretenida y muy interesante, que engancha una barbaridad a pesar de que haya algunos puntos que ralentizan un poco la trama. Ha sido mi primera obra de esta autora pero tengo claro que no será la última Leer menos
Dos Historias, una Verdad.
La historia está narrada en dos tiempos. El presente, donde somos testigos de la investigación llevada a cabo por Steph y de todo lo que a ella le supone esa investigación a nivel sentimental y mental; y el tiempo pasado, donde conoceremos a Marama, la hija de un jefe tribal, que ve cómo su vida cambia drásticamente al invadir su poblado los col... Leer más
La historia está narrada en dos tiempos. El presente, donde somos testigos de la investigación llevada a cabo por Steph y de todo lo que a ella le supone esa investigación a nivel sentimental y mental; y el tiempo pasado, donde conoceremos a Marama, la hija de un jefe tribal, que ve cómo su vida cambia drásticamente al invadir su poblado los colonos británicos. Seremos testigos de primera mano de todas las penurias e injusticias a las que tendrá que enfrentarse para poder llegar a ser feliz algún día.Pese a lo extenso de la novela, no cuesta apenas nada de esfuerzo leerla, la narración es muy ágil y los giros argumentales que, en mi caso, no vi venir, atrapan y enganchan a partes iguales.Sí que es cierto que hay partes de la historia del presente y alguna que otra parte al inicio de la narración del pasado, que se pueden hacer algo pesadas y el lector puede llegar a sentir que no avanza en la trama en exceso, pero os aseguro que esa sensación dura muy poco.Los personajes principales son Steph y Marama. Steph es una mujer joven, obsesionada y enamorada de su trabajo de periodista de crímenes, un tanto insegura consigo misma y a la que rodea un misterio en su vida, y es que, su mente ha borrado seis años de su infancia de un plumazo y no es capaz de saber los motivos por los que ha ocurrido tal cosa, ni es capaz de recordar absolutamente nada por más que lo intente. Steph ha sido un personaje bastante bueno pero que a ratos me tenía descolocada su actuación, llegando incluso a descolocarme sus actos por completo.En cambio, el personaje de Marama, ha sido un personaje maravilloso de principio a fin de la historia. Luchadora, guerrera, fuerte y con una seguridad en sí misma que le ayudará a luchar por lo que desea sin importarle las consecuencias. El lector logra conectar con ella sin esfuerzo alguno y es capaz de ponerse en su piel y sentir lo que Marama está sintiendo a cada momento.En cuanto al resto de personajes, prácticamente todos me han dejado indiferentes excepto Leonard y Rick. Leonard es un personaje de la historia pasada y pilar fundamental en ella junto a Marama. Irradia una fuerza asombrosa y muestra una seguridad en sí mismo comparable con la de Marama. Rick, novio de Steph, ha sido un personaje que me ha tenido muy perdida cada vez que salía. No me gustaba en exceso su carácter y, a pesar de que al final se ha ganado un poco de mi cariño, me ha resultado un personaje demasiado sobreprotector y controlador con Steph, y me ha llegado a agobiar un poco su actitud ya que no entendía muy bien qué le pasaba por la cabeza.Me ha encantado descubrir la historia maorí y todo lo que les ocurrió de manos de los británicos. Se ve que la autora se ha documentado mucho para realizar la historia pasada. Otro punto positivo, y que he disfrutado mucho, ha sido cada descripción de los lugares de Nueva Zelanda por los que va transcurriendo la trama, se nota en cada descripción el amor que siente la autora por esa tierra y la verdad es que me han dado muchas ganas de visitarla algún año...Resumiendo, Bajo cielos lejanos es una historia entretenida y muy interesante, que engancha una barbaridad a pesar de que haya algunos puntos que ralentizan un poco la trama. Ha sido mi primera obra de esta autora pero tengo claro que no será la última Leer menos
Una historia llena de cultura, amor y lucha
Stephanie es una periodista alemana y que escribe series de crímenes sin resolver. No conserva ningún recuerdo de sus seis primeros años de vida porque, según su madre, sufrió un trauma al morir su padre en un accidente de coche en Nueva Zelanda. Su jefe quiere que se someta a una sesión de hipnosis con un doctor bastante famoso cuyos pacientes ... Leer más
Stephanie es una periodista alemana y que escribe series de crímenes sin resolver. No conserva ningún recuerdo de sus seis primeros años de vida porque, según su madre, sufrió un trauma al morir su padre en un accidente de coche en Nueva Zelanda. Su jefe quiere que se someta a una sesión de hipnosis con un doctor bastante famoso cuyos pacientes dicen que recuerdan vidas pasadas. Söder quiere destaparlo como un fraude, sin embargo, algo ocurre en la sesión: Stephanie se mete en la piel de Marama, una niña maorí  cuya tribu fue masacrada por los ingleses y que fue adoptada por una familia inglesa. Ante esta revelación, Söder decide mandar a Stephanie a Nueva Zelanda a investigar sobre Marama, para ver si alguien pudo haberle contado su historia de forma que la conservara en su subconsciente para luego revivirla en la sesión de hipnotismo. Ella se muestra bastante escéptica, pero acaba aceptando porque así puede aprovechar para investigar sobre el caso Matthews. Así, pone rumbo a Nueva Zelanda. Allí descubre que Marama escribía un diario que le leían a Stephanie cuando era pequeña, aunque eso no es todo: el diario no aparece por ningún lado y, para más inri, está relacionado con el crimen de Matthews. Stephanie, como personaje, no se implica emocionalmente en nada. Incluso cuando debería estar afectada por las cosas que descubre, ella se queda tan pancha. A ella lo que realmente le interesa es investigar esos crímenes que todavía no tienen respuesta. Lo bueno que tiene, es que es bastante independiente y que es capaz de hacer las cosas sola. Y aun así, no me ha gustado. No he empatizado para nada con ella y tampoco me ha gustado su actitud llegados a cierto punto. Rick tampoco ha terminado de gustarme. Se ve bueno, pero es un poco fatalista en su preocupación por Stephanie. Más personajes, Lisa, una que me ha caído bien. Volvemos a los noes con Weru. Este sí que tiene un problema o, mejor dicho, obsesión con el diario de Marama. A veces tiene unos arranques de mal humor bastante chungos, y después tan tranquilo y seductor como siempre... ¡Error! Ya veis que los personajes no me han calado demasiado, al menos, los que viven en el presente. Y es que el libro cuenta dos historias: la de Stephanie y la búsqueda de su identidad y la de Marama y la lucha maorí. Está otra trama sí que me ha gustado. Marama me ha parecido un personaje muy bien perfilado porque nos cuenta cómo cambia su pensamiento, cómo acaba dándose cuenta de las cosas a medida que va haciéndose mayor, y también lo luchadora que era. Desde el principio se nota que miss Hill no le tiene mucho afecto, que la exhibe un poco como un animalillo exótico. Y, en palabras de la propia Marama, para Sissi, ella no es más que una muñeca que habla. En cambio, Leonard es un cielo con ella desde el principio, es el único que la ve como una igual, y es que él de por sí es un completo amor. No encaja con los suyos, no quiere seguir los pasos de su padre, ni está dispuesto a vivir una vida que sabe que no le va a proporcionar ninguna felicidad. Ambos me han parecido muy valientes."Para los pakeha, los maoríes no éramos más que marionetas con las que ellos jugaban. Unas veces les resultábamos provechosos, otras molestos, en unas ocasiones éramos bien recibidos y en otras, un engorro. Pero nunca nos tomaban en serio y siempre nos trataban según su propio interés."La trama avanza a buen ritmo y se hace ligero de leer, cosa que yo no pensaba que fuera posible con un libro histórico. No se hace para nada pesada y tampoco se nos abruma con detalles (aunque algunas conversaciones me parecían un poco vacías y solo para salir del paso y seguir avanzando). Nos ponemos muy pronto en situación así que la intriga se mantiene durante todo el libro. Me han gustado mucho más las partes de Marama a pesar de lo largas que eran (y sin estar divididas en capítulos) que las de Stephanie. Otra cosa que tampoco ha terminado de convencerme, ha sido el hecho de interrumpir ambas tramas de forma tan brusca. Ambas líneas temporales se van alternando, pero creo que alternan con demasiadas páginas de diferencia. Al final, conocemos nosotros el diario de Marama y toda su historia antes que los propios protagonistas, que está muy bien conocerla, pero quizás me hubiera gustado que ambas tramas se entrelazaran, que se integraran bien la una con la otra y no simplemente parar una trama para continuar la otra y viceversa (no sé si me he explicado bien, creo que me he hecho un pequeño lío, jaja).Y ya, por último, nada realista la forma en la que se resuelve el misterio. Spoiler: En serio, ¿me vas a decir que Stephanie se ha pateado con Weru Nueva Zelanda entera y llega Rick con sus dos huevos gordos en dos segundos y desde su casa da en el clavo? Venga ya. Fin del spoiler. Simplemente no tiene sentido, demasiado fácil teniendo en cuenta que la única pista que tenemos es quién lo tiene. Ahora, dónde está esa persona a saber, no hay ningún indicio en toda la novela o al menos que yo me haya dado cuenta.En definitiva, lo que más me ha gustado del libro ha sido la inmersión en la cultura maorí. Aprender sobre sus costumbres, las injusticias que se cometieron contra ellos y la lucha por sus derechos, por no perder sus raíces, que todavía continúa a día de hoy. Y es que la historia tiene un componente verídico muy importante. La historia de Marama y de Stephanie está claro que son ficticios, pero no el resto: Te Whiti, las batallas con los ingleses, Rewi Maniapoto y Ahumai Te Paerata, Parihaka... Vamos, que la cultura y el país me han fascinado por completo. Tanto que voy a repetir con la autora sí o sí con En el país de la nuble blanca, el primer libro de la Trilogía de la Nube Blanca."Yo era maorí. Ya hacia suficiente tiempo que había intentado esconderlo y no me había servido de nada. ¡A partir de ese día exhibiría la belleza de mi pueblo!" Leer menos
Una historia llena de cultura, amor y lucha
Stephanie es una periodista alemana y que escribe series de crímenes sin resolver. No conserva ningún recuerdo de sus seis primeros años de vida porque, según su madre, sufrió un trauma al morir su padre en un accidente de coche en Nueva Zelanda. Su jefe quiere que se someta a una sesión de hipnosis con un doctor bastante famoso cuyos pacientes ... Leer más
Stephanie es una periodista alemana y que escribe series de crímenes sin resolver. No conserva ningún recuerdo de sus seis primeros años de vida porque, según su madre, sufrió un trauma al morir su padre en un accidente de coche en Nueva Zelanda. Su jefe quiere que se someta a una sesión de hipnosis con un doctor bastante famoso cuyos pacientes dicen que recuerdan vidas pasadas. Söder quiere destaparlo como un fraude, sin embargo, algo ocurre en la sesión: Stephanie se mete en la piel de Marama, una niña maorí  cuya tribu fue masacrada por los ingleses y que fue adoptada por una familia inglesa. Ante esta revelación, Söder decide mandar a Stephanie a Nueva Zelanda a investigar sobre Marama, para ver si alguien pudo haberle contado su historia de forma que la conservara en su subconsciente para luego revivirla en la sesión de hipnotismo. Ella se muestra bastante escéptica, pero acaba aceptando porque así puede aprovechar para investigar sobre el caso Matthews. Así, pone rumbo a Nueva Zelanda. Allí descubre que Marama escribía un diario que le leían a Stephanie cuando era pequeña, aunque eso no es todo: el diario no aparece por ningún lado y, para más inri, está relacionado con el crimen de Matthews. Stephanie, como personaje, no se implica emocionalmente en nada. Incluso cuando debería estar afectada por las cosas que descubre, ella se queda tan pancha. A ella lo que realmente le interesa es investigar esos crímenes que todavía no tienen respuesta. Lo bueno que tiene, es que es bastante independiente y que es capaz de hacer las cosas sola. Y aun así, no me ha gustado. No he empatizado para nada con ella y tampoco me ha gustado su actitud llegados a cierto punto. Rick tampoco ha terminado de gustarme. Se ve bueno, pero es un poco fatalista en su preocupación por Stephanie. Más personajes, Lisa, una que me ha caído bien. Volvemos a los noes con Weru. Este sí que tiene un problema o, mejor dicho, obsesión con el diario de Marama. A veces tiene unos arranques de mal humor bastante chungos, y después tan tranquilo y seductor como siempre... ¡Error! Ya veis que los personajes no me han calado demasiado, al menos, los que viven en el presente. Y es que el libro cuenta dos historias: la de Stephanie y la búsqueda de su identidad y la de Marama y la lucha maorí. Está otra trama sí que me ha gustado. Marama me ha parecido un personaje muy bien perfilado porque nos cuenta cómo cambia su pensamiento, cómo acaba dándose cuenta de las cosas a medida que va haciéndose mayor, y también lo luchadora que era. Desde el principio se nota que miss Hill no le tiene mucho afecto, que la exhibe un poco como un animalillo exótico. Y, en palabras de la propia Marama, para Sissi, ella no es más que una muñeca que habla. En cambio, Leonard es un cielo con ella desde el principio, es el único que la ve como una igual, y es que él de por sí es un completo amor. No encaja con los suyos, no quiere seguir los pasos de su padre, ni está dispuesto a vivir una vida que sabe que no le va a proporcionar ninguna felicidad. Ambos me han parecido muy valientes."Para los pakeha, los maoríes no éramos más que marionetas con las que ellos jugaban. Unas veces les resultábamos provechosos, otras molestos, en unas ocasiones éramos bien recibidos y en otras, un engorro. Pero nunca nos tomaban en serio y siempre nos trataban según su propio interés."La trama avanza a buen ritmo y se hace ligero de leer, cosa que yo no pensaba que fuera posible con un libro histórico. No se hace para nada pesada y tampoco se nos abruma con detalles (aunque algunas conversaciones me parecían un poco vacías y solo para salir del paso y seguir avanzando). Nos ponemos muy pronto en situación así que la intriga se mantiene durante todo el libro. Me han gustado mucho más las partes de Marama a pesar de lo largas que eran (y sin estar divididas en capítulos) que las de Stephanie. Otra cosa que tampoco ha terminado de convencerme, ha sido el hecho de interrumpir ambas tramas de forma tan brusca. Ambas líneas temporales se van alternando, pero creo que alternan con demasiadas páginas de diferencia. Al final, conocemos nosotros el diario de Marama y toda su historia antes que los propios protagonistas, que está muy bien conocerla, pero quizás me hubiera gustado que ambas tramas se entrelazaran, que se integraran bien la una con la otra y no simplemente parar una trama para continuar la otra y viceversa (no sé si me he explicado bien, creo que me he hecho un pequeño lío, jaja).Y ya, por último, nada realista la forma en la que se resuelve el misterio. Spoiler: En serio, ¿me vas a decir que Stephanie se ha pateado con Weru Nueva Zelanda entera y llega Rick con sus dos huevos gordos en dos segundos y desde su casa da en el clavo? Venga ya. Fin del spoiler. Simplemente no tiene sentido, demasiado fácil teniendo en cuenta que la única pista que tenemos es quién lo tiene. Ahora, dónde está esa persona a saber, no hay ningún indicio en toda la novela o al menos que yo me haya dado cuenta.En definitiva, lo que más me ha gustado del libro ha sido la inmersión en la cultura maorí. Aprender sobre sus costumbres, las injusticias que se cometieron contra ellos y la lucha por sus derechos, por no perder sus raíces, que todavía continúa a día de hoy. Y es que la historia tiene un componente verídico muy importante. La historia de Marama y de Stephanie está claro que son ficticios, pero no el resto: Te Whiti, las batallas con los ingleses, Rewi Maniapoto y Ahumai Te Paerata, Parihaka... Vamos, que la cultura y el país me han fascinado por completo. Tanto que voy a repetir con la autora sí o sí con En el país de la nuble blanca, el primer libro de la Trilogía de la Nube Blanca."Yo era maorí. Ya hacia suficiente tiempo que había intentado esconderlo y no me había servido de nada. ¡A partir de ese día exhibiría la belleza de mi pueblo!" Leer menos
Un libro inolvidable con una historia preciosa en tierras neozel
Hablar de Sarah Lark es hablar de lugares exóticos de una belleza inigualable donde hay mil y una historias por contar. Es el caso de Bajo cielos lejanos. Sé que la autora tiene un buen puñado de novelas, algunas de ellas son muy queridas y famosas pero para mí, esta es la primera que tengo en mis manos. También es la primera vez que me sumerjo ... Leer más
Hablar de Sarah Lark es hablar de lugares exóticos de una belleza inigualable donde hay mil y una historias por contar. Es el caso de Bajo cielos lejanos. Sé que la autora tiene un buen puñado de novelas, algunas de ellas son muy queridas y famosas pero para mí, esta es la primera que tengo en mis manos. También es la primera vez que me sumerjo en el género landscape. En pocas palabras, me ha encantado. He conocido Nueva Zelanda y quiero poder regresar en algún otro momento. Este país me gusta desde que hobbits, elfos y otros seres se colaran por allí para grabar una de las mejores trilogías del cine. En esta ocasión he podido indagar en su pueblo e historia. La novela se inicia en Alemania, país donde reside Stephanie, quien será nuestra protagonista pero no la única. Periodista treintañera y con un pasado que no logra recordar, se verá envuelta en una aventura gracias a su trabajo. De una manera bastante curiosa Stephanie vuelve a Nueva Zelanda, su verdadero país de origen donde pasó sus primeros años de vida, para investigar un caso de homicidio. También tratará de esclarecer esas dudas que tanto tiempo llevan rondando por su cabeza porque como ya he dicho tiene lagunas y no consigue recuperar la memoria. Entre investigaciones, viajes y viejos conocidos iremos haciendo averiguaciones junto a ella.  Conforme Stephanie avanza paso a paso y une las piezas del complejo puzle, la novela viaja al pasado para presentarnos a su segunda protagonista. Marama es una niña maorí (son los nativos neozelandeses o inmigrantes polinesios) a la que veremos crecer, vivir y luchar. Su historia es tan importante o más que la de Stephanie. Marama es quien nos abre las puertas de la verdadera cultura e historia de su país, así como también de sus memorias. Enmarcada en el siglo XIX seremos testigos de las guerras entre maoríes y colonos ingleses. Si os pica la curiosidad, hay mucha y diversa información sobre la colonización de Nueva Zelanda a manos del Imperio Británico. Que el libro se divida en dos mujeres tan distintas y de diferentes épocas tiene su razón de ser. Para eso, tenéis que leerlo.  Sarah Lark ha puesto muchísimo empeño y trabajo en esta novela. Supongo que como en el resto pero por ahora, solo puedo hablaros de Bajo cielos lejanos. Se nota desde las primeras páginas la  extensa documentación llevada a cabo y cuánto se implica en narrar los hechos, que aunque sean ficticios, se basan en casos reales. Así mismo y esto lo sabía de sobra, me encanta encontrarme con dos mujeres como protagonistas. No actúan como narradoras pero en tercera persona igualmente tenemos acceso a sus situaciones, sentimientos, pensamientos... La pluma de la autora está cuidada pero es sencilla, fácil de leer y muy bonita, sobretodo en la parte maorí. Hay capítulos cortos y otros muy extensos (más de cien páginas) y por supuesto, presente y pasado se intercalan. He de decir que siempre en los momentos menos oportunos, los más álgidos, se pone un punto y aparte para volver más tarde. Tiene 656 páginas y se hace larga al inicio, especialmente cuando no sabemos que nos encontraremos con otra protagonista o que estaremos con la atención puesta a dos historias. Y la portada es sencillamente preciosa al igual que la edición en papel. El tamaño de las letras es grande y hay algunos pequeños dibujos, así como también el mapa de Nueva Zelanda con sus localizaciones más importantes. Ya he comentado cuánto me ha gustado y es que el libro une diferentes géneros sin apenas darnos cuenta. Desde la narrativa contemporánea a la histórica, con un poco de suspense y de romance e incluso aventura... He disfrutado todo y me he llevado una grata sorpresa capítulo tras capítulo. Por supuesto me quedo con la parte de Marama y la propia MARAMA, un encanto y una vida increíble. Irradia luz, coraje, amor... Echar un vistazo a su cultura ha sido toda una gozada y un lujo compartir sus vivencias. Es imposible que caiga mal. Con STEPHANIE no he logrado conectar, especialmente en el terreno amoroso. No obstante, no hay por qué actuar siempre de la misma manera y cada uno es como es. Mientras Marama es cálida y bondadosa, Stephanie se muestra fría y metódica durante gran parte de la novela. Puede ser por sus recuerdos perdidos... No me olvido de LEONARD, un amor de chico que me ha enternecido. O WERU, un hombre pasional pero rudo y terco, del cual siempre he desconfiado. Hay más personajes que os invito a conocer. Leer menos
Un libro entretnido, emocionante y lleno de historias y paisaje
En esta historia conocemos a la protagonista Stephanie, periodista de investigación de crímenes y desapariciones que a sus 6 años de edad presenció un acto bastante desagradable que marcará su vida tanto que no es capaz de recordar sus estos primeros años de su infancia. Nuestra protagonista se ve en la obligación de tener que cubrir un artículo... Leer más
En esta historia conocemos a la protagonista Stephanie, periodista de investigación de crímenes y desapariciones que a sus 6 años de edad presenció un acto bastante desagradable que marcará su vida tanto que no es capaz de recordar sus estos primeros años de su infancia. Nuestra protagonista se ve en la obligación de tener que cubrir un artículo de una sección ajena a ella y para ello tendrá que tener una sesión de hipnosis con uno de los más reputados hipnotistas que hay en ese momento. A pesar de que los recuerdos de su infancia son nulos para ella, mediante la sesión de hipnosis, el hipnotista la lleva a otra vida anterior a esta. Es aquí cuando Stephanie comenzará a hablar de una niña maorí llamada Marama que posiblemente vivió entorno al siglo XIX.Su jefe conmocionado por el éxito de la hipnosis decide mandar a Stephanie a Nueva Zelanda para investigar la procedencia de esta niña. Además se adentrará en la historia de un asesinato acaecido también en Nueva Zelanda. A partir de aquí Stephanie irá descubriendo datos y acontecimientos que le harán adentrarse cada vez más en esta maravillosa historia.La autora de este libro ha hecho un gran trabajo a la hora de contar dos historias en épocas diferentes. Por un lado, la historia que hemos comentado anteriormente de Stephanie, planteada al principio como la gran protagonista de la novela pero cuando conocemos a Marama nos damos cuenta de que es ella quien toma las riendas de la historia. Esta niña se nos presenta como una joven valiente, con audacia y coraje que no se dará por vencida en las trabas que le ponga el camino.Respecto a la historia cabe decir que es emotiva y emocionante. La ambientación es genial ya que la autora consigue realmente adentrarnos al mundo maorí. Nos cuenta cómo son las casas, el vestuario y la actitud que adoptan todas estas personas ante las insistentes guerras y luchas con el ejército de casacas rojas por la conquista de sus tierras.La intriga se mantiene durante toda la historia desde la primera página hasta la última. La lectura es muy ágil, sencilla y cómoda. La única pega que encuentro en este libro es que quizá me hayan sobrado unas cuantas páginas que a mi parecer no son tan relevantes para el transcurso de la historia. En ocasiones también se me ha hecho un poco pesado la estructura del libro, es decir, quizá hubiese sido mejor, a mi parecer, que existieran más saltos en el tiempo a la hora de contar tanto la historia de Stephanie como la de Marama ya que en algunas ocasiones puede resultar pesado. Por lo demás, todo son anotaciones positivas para este libro.En resumidas cuentas, si lo que buscas es una historia entretenida, de secretos familiares, de intriga y que enganche página tras página, este es tu libro. Leer menos
Novela muy entretenida
 Los que pasáis por aquí a menudo ya sabes que he leído todas las trilogías y la biología que ha publicado Sarah Lark (no las voy a mencionar porque son muchas), que disfruto mucho con sus novelas y me resultan muy entretenidas. Es una autora muy prolífica que, aunque cuenta historias distintas, sigue una estructura similar en sus historias. Sin... Leer más
 Los que pasáis por aquí a menudo ya sabes que he leído todas las trilogías y la biología que ha publicado Sarah Lark (no las voy a mencionar porque son muchas), que disfruto mucho con sus novelas y me resultan muy entretenidas. Es una autora muy prolífica que, aunque cuenta historias distintas, sigue una estructura similar en sus historias. Sin embargo en Bajo cielos lejanos vamos a apreciar una serie de cambios que más abajo os comento.La historia comienza en Hamburgo en la actualidad. Stephanie es una periodista obsesionada y especializada en escribir artículos sobre casos criminales. Precisamente se encuentra trabajando en un proyecto en que sacará a la luz una serie de asesinatos que nunca fueron resueltos para publicar en Halloween. Investigando se encuentra con uno ocurrido en Nueva Zelanda, precisamente la ciudad en que pasó sus primeros seis años de vida, pero de los que no conserva ningún recuerdo desde el que, según le han contado, sufriera un accidente en el que murió su padre. Tras este acontecimiento su madre y ella se mudaron a Alemania y nunca regresaron.Cuando su jefe le propone participar en una investigación sobre un hipnotista que dice poder hacer recordar a sus pacientes sus vidas anteriores Stephanie acepta. Se trata de desenmascararlo pero sin embargo ella sale de la consulta convencida de que en otra vida fue una niña maorí llamada Marama. Para investigar decide viajar a Nueva Zelanda en donde encuentra un diario que será muy revelador y que le ayudará a comprender su pasado.Por primera vez Sarah Lark introduce como forma de desarrollo una novela que se desdobla en dos líneas argumentales, una en pasado y otra en el presente. Con respecto a la primera nos traslada a la segunda mitad del siglo XIX que será protagonizada por la pequeña hija de un jefe tribal que pierde a toda su familia y su tribu en una batalla contra el hombre blanco y es comprada por los Clavell, una familia adinerada. En las novelas de Sarh Lark es muy importante la relación de los nativos maoríes con los colonos y en esta novela no va a ser diferente. Hará hincapié en esta ocasión en como los niños de una u otra étnica fueron secuestrados o adoptados por la otra y como se tuvieron que adaptar a ese cambio completo de vida.Me ha gustado conocer la vida de Marama o Marian Clavell, el nombre que le pondrán más tarde. Una niña que tiene que adaptarse a una familia blanca adoptando sus costumbres y cómo, aunque goza de ciertos privilegios que otros trabajadores del servicio no tienen, ella se sigue siendo una buena “adquisición” para la familia. Se criará al lado de los hijos de los Clavell pensando que es una más en la familia pero con el paso del tiempo llegará el momento en que cada uno tenga ocupar su sitio.La parte del presente va cobrando interés conforme la historia avanza. No os quiero contar mucho pero su protagonista, Stephanie, se pondrá a investigar sobre un asesinato (también es una novedad en las novelas de Sarah Lark) ocurrido hace más de treinta años y que nunca se llegó a resolver. Y lo más importante recordará sus primeros seis años de vida en Nueva Zelanda que hasta el momento eran un agujero en su mente. ¿Qué clase de trauma habrá sufrido para que su mente reniegue de ello? ¿Es verdad la historia que su madre le contó?Como siempre los personajes que traza esta autora me han resultado cercanos, carismáticos y muy humanos. Marian y Stephanie no serán las únicas que aparecerán porque también hay otras figuras que nos resultarán atractivas tanto en una como otra época y que tienen mucha importancia para el desarrollo.A través de ellos la historia tiene intriga, secretos familiares, una investigación, un asesinato, dos personas desaparecidas, una mente traumatizada, un diario, una bonita historia de amor… Todos estos ingredientes hacen que sea una novela muy entretenida y que lees sin darte cuenta. Y gracias también al estilo narrativo tan ágil y fluido con que la autora siempre narra sus historias.Y como es habitual Nueva Zelanda ocupa un lugar especial en la novela a través de las cual seguimos conociendo más datos sobre la historia y cultura de este país. Se nota el amor y cariño de Sarah Lark con que la autora quiere recuperarlos y hacer que el lector los visualice. Y sobre todo se nota ese proceso de documentación que ha tenido que realizar para mezclar ficción y realidad. Serán diversos escenarios los que iremos visitando aunque esta vez en dos épocas diferentes dándonos una idea de cómo es este país en la actualidad. Aunque se toma ciertas licencias literarias para hacer más atractiva la historia. Por ejemplo creando un centro turístico en Parihaka, un lugar en donde corrió mucha sangre y que actualmente no queda mucho de él. El hombre blanco siempre pretendió quitarle todo lo posible a los nativos e incluso esclavizarlos y estos se defendieron como pudier  Leer menos
Nuevo libro, nuevas experiencias......
Os quiero hablar del libro en sí y del detalle. Sí este libro, es un SEÑOR LIBRO, de los clásicos, de los que debemos y tenemos que leer en un sitio cómodo y disfrutar de la lectura, del tacto del libro, de su pasta dura y sus delicadas hojas. SINCERAMENTE, UN TACTO ESPECIAL. Son de los que gusta tener entre nuestras manos durante horas y horas,... Leer más
Os quiero hablar del libro en sí y del detalle. Sí este libro, es un SEÑOR LIBRO, de los clásicos, de los que debemos y tenemos que leer en un sitio cómodo y disfrutar de la lectura, del tacto del libro, de su pasta dura y sus delicadas hojas. SINCERAMENTE, UN TACTO ESPECIAL. Son de los que gusta tener entre nuestras manos durante horas y horas, mientras intentamos desentrañar los misterios y sobre todo, sumergirnos en su historia a través de sus páginas. Aunque a simple vista parece que es un libro de gran tamaño y es muy manejable a pesar de su grosor que a simple vista nos impresionará. Y sobre todo, no podemos olvidar el contenido. Se encuentra cargado de detalles que ayudan e invitan a que leamos y leamos página tras página. A todo esto, tenemos que sumar la trama del libro que sin duda me ha parecido apasionante y sorprendente. Si nos los proponemos seremos capaces de adentrarnos en un mundo diferente, de misterio y donde veremos que el pasado es en cierta medida es pieza clave para nuestro presente MI VALORACIÓN ES MUY POSITIVA Y OS ANIMO A TOD@S A QUE OS DEJÉIS CAUTIVAR POR ESTE LIBRO Y POR LA BUENA ESCRITURA DE SU AUTORA (SARAH LARK). Y POR SUPUESTO DISFRUTAD DE ESTÁ Y DE CUALQUIER LECTURA, PUES TENEMOS EL ACCESO A MIL MUNDOS A TRAVÉS DE SUS PAGINAS. Leer menos
Un nuevo viaje a la Nueva Zelanda transformadora del alma
En esta nueva entrega el afortunado pesonaje de Sarah Lark es Stephanie. Ella es periodista en Hamburgo, donde vive alejada de las sombras de su pasado. Conocemos en esa situación a la mujer entregada a su trabajo y a sus rutinas, con esa especie de celosía que impide echar la vista atrás.Solo que ningún pasado puede abandonarse cuando nos dispo... Leer más
En esta nueva entrega el afortunado pesonaje de Sarah Lark es Stephanie. Ella es periodista en Hamburgo, donde vive alejada de las sombras de su pasado. Conocemos en esa situación a la mujer entregada a su trabajo y a sus rutinas, con esa especie de celosía que impide echar la vista atrás.Solo que ningún pasado puede abandonarse cuando nos disponemos a hacer balance de lo que somos. La cuenta vital de Stephanie se encuentra en deuda. Los miedos y recelos han ayudado a construir ese escondite en Hamburgo. Pero la hora ha llegado.El olvido puede ser un ejercicio de memoria selectiva. Pero ese olvido es una trampa para Stephanie. En su pasado pudo sacar mucho de enseñanza, de fortaleza, si lo hubiera afrontado con un punto de mayor valentia. Y sin embargo nunca es tarde.En ocasiones deberíamos aprender a convivir con nuestra esencia de la forma en que lo hacen otras culturas más acostumbradas a la vida como lo trágico y lo cómico en plena integración con el ser y el entorno. Cuando volvemos a la naturaleza para respirar su aire podemos reconciliarnos con todo.La cultura Maorí, del gran archipiélago oceánico, tiene mucho que ofrecer a Stephanie en ese viaje hacia la reconciliación. Pero además, liberada de estigmas autoimpuestos, nuestra protagonista se abrirá al amor en primera instancia y a multitud de emociones sumamente plenas.Alejada del ruido, liberada de esa sensación de dependencia del anonimato de las grandes ciudades, Stephanie se encontrá por fin a sí misma, en una introspección que también sirve al lector para ahondar en las sensaciones propias. Leer menos
Añadido a tu lista de deseos