• ¡En oferta!
  • -5%
El último baile
Escuchar fragmento
Ficción ···

El último baile

PLAZA & JANÉS , enero 2019
(26)

Una fiesta.
Un asesinato.
Sin testigos.

Escuchar fragmento
Ficción ···

El cadáver de Kerry Dowling, de dieciocho años, aparece en el fondo de la piscina. Ninguno de los invitados a la fiesta que dio, aprovechando la ausencia de sus padres, ha visto absolutamente nada.

Sin embargo, la ausencia de testigos no significa que falten sospechosos, y la policía no tarda en centrarse en el novio de Kerry, con el que discutió en mitad de la celebración; o en su vecino, que se enfadó por no ser invitado (y todos saben lo difícil que es para Jamie relacionarse con los demás y contener las emociones). Se trata de una comunidad en la que todo el mundo se conoce y conocía a Kerry muy bien: su ex, sus amigos, sus profesores, sus vecinos... e incluso su asesino.

Mientras la policía sigue investigando, aparentemente dando vueltas en círculos, la familia y los amigos de la víctima esperan a que se haga justicia. Todos salvo la hermana mayor de Kerry, que decide tomar cartas en el asunto y ayudar a los investigadores. Pero lo que la intrépida Aline no sabe es que resolver el asesinato de su hermana pondrá su propia vida en peligro...

Críticas:
«La reina de la alta tensión.»
The New Yorker

«Siempre sabe cómo mantenernos intrigados.»
The New York Times

«Sin defectos.»
Daily Mirror

«Lectura ideal para los amantes del género policiaco. La recomiendo sin duda puesto que engancha desde el principio y se lee en un suspiro (a mí me duró sólo un día).»
Blog Mati caza libros

«Novela trepidante, sin pretensiones, donde lo que prima es el crimen y la investigación. Lectura adictiva.»
Blog La devoradora de letras

Leer más

El cadáver de Kerry Dowling, de dieciocho años, aparece en el fondo de la piscina. Ninguno de los invitados a la fiesta que dio, aprovechando la ausencia de sus padres, ha visto absolutamente nada.

Sin embargo, la ausencia de testigos no significa que falten sospechosos, y la policía no tarda en centrarse en el novio de Kerry, con el que discutió en mitad de la celebración; o en su vecino, que se enfadó por no ser invitado (y todos saben lo difícil que es para Jamie relacionarse con los demás y contener las emociones). Se trata de una comunidad en la que todo el mundo se conoce y conocía a Kerry muy bien: su ex, sus amigos, sus profesores, sus vecinos... e incluso su asesino.

Mientras la policía sigue investigando, aparentemente dando vueltas en círculos, la familia y los amigos de la víctima esperan a que se haga justicia. Todos salvo la hermana mayor de Kerry, que decide tomar cartas en el asunto y ayudar a los investigadores. Pero lo que la intrépida Aline no sabe es que resolver el asesinato de su hermana pondrá su propia vida en peligro...

Críticas:
«La reina de la alta tensión.»
The New Yorker

«Siempre sabe cómo mantenernos intrigados.»
The New York Times

«Sin defectos.»
Daily Mirror

«Lectura ideal para los amantes del género policiaco. La recomiendo sin duda puesto que engancha desde el principio y se lee en un suspiro (a mí me duró sólo un día).»
Blog Mati caza libros

«Novela trepidante, sin pretensiones, donde lo que prima es el crimen y la investigación. Lectura adictiva.»
Blog La devoradora de letras

Leer menos
Colección
EXITOS
Páginas
288
Traductor
Carlos Abreu Fetter
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
17-01-2019
Autor
Mary Higgins Clark
Editorial
PLAZA & JANES
Dimensiones
152mm x 229mm
Colección
EXITOS
Páginas
288
Traductor
Carlos Abreu Fetter
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
2019-01-17
Autor
Mary Higgins Clark
Editorial
PLAZA & JANES
Dimensiones
152mm x 229mm
9788401021770
17-01-2019
Mary Higgins Clark
Mary Higgins Clark
Ver Más
Mary Higgins Clark nació en Nueva York y falleció en Naples (Florida) a los 92 años. Cursó estudios en la Universidad de Fordham. Está considerada una de las más destacadas autoras del género de intriga, y sus... Leer más

Mary Higgins Clark nació en Nueva York y falleció en Naples (Florida) a los 92 años. Cursó estudios en la Universidad de Fordham. Está considerada una de las más destacadas autoras del género de intriga, y sus obras alcanzan invariablemente los primeros puestos en las listas de best sellers internacionales. Sus últimos libros publicados en castellano son Mentiras de sangre, Sé que volverás, Los años perdidos, Temor a la verdad, Asesinato en directo, El asesinato de Cenicienta, Fraude al descubierto, Legado mortal y Vestida de blanco.

Para más información, visita la página web de la autora (maryhigginsclark.com).

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

El último baile de Mary Higgins
Kerry acaba de dar una fiesta en su casa. Todo el mundo se ha ido ya y se queda recogiendo todo ella sola. A la mañana siguiente sus padres y su hermana llegan a casa y encuentran a Kerry muerta , flotando en la piscina: parece ser que alguien la ha golpeado en la cabeza con un palo de golf.  La sospecha recae en el novio de Kerry ya que ambos h... Leer más
Kerry acaba de dar una fiesta en su casa. Todo el mundo se ha ido ya y se queda recogiendo todo ella sola. A la mañana siguiente sus padres y su hermana llegan a casa y encuentran a Kerry muerta , flotando en la piscina: parece ser que alguien la ha golpeado en la cabeza con un palo de golf.  La sospecha recae en el novio de Kerry ya que ambos habían tenido una fuerte pelea en la fiesta. Pero alguien sabe lo que ocurrió de verdad esa noche, un único testigo que guardará el terrible secreto.  Con este premisa tan prometedora, que no dejará indiferente al lector al sembrar un atisbo de duda y sospecha en él, comienza una novela cuyo argumento está centrado en descubrir quién mató a Kerry y los motivos que lo instaron a cometer el crimen. Un crimen que afectará de diferente manera a tres familias y de cómo lidiaron con el terrible suceso. Todo el mundo tiene secretos que ocultar, por eso todos se van a convertir en sospechosos potenciales.El último baile está escrita con un lenguaje claro y conciso, tiene una escueta ambientación, un ritmo narrativo contenido que solo se incrementa conforme nos acercamos al desenlace, y una intriga correctamente planteada pero que se difumina en el mismo momento en que sale a escena cierto personaje, porque mis sospechas cayeron a plomo sobre él. Y por mucho que la autora se esforzó en ponerme en bandeja otros posibles sospechosos, por obviedad yo los iba descartando, por lo que el factor sorpresa brilló por su ausencia. Cuenta con un argumento articulado en un total de ochenta y tres capítulos de muy corta extensión, algunos de una sola página, y un epílogo, lo que contribuye a dar fluidez a la lectura.  Leer menos
Reseña el ultimo baile de Mary Higgins Clark
Mary Higgins Clark es una autora muy prolífica que cada año publica uno o dos libros. Yo los descubrí hace ya bastante tiempo, en esa colección de bolsillo en la que todos tenían la portada roja. Leí muchos, prácticamente de tirón y la verdad es que todos me gustaron. Reconozco que son libros de pura evasión que no permanecen en la memoria pero ... Leer más
Mary Higgins Clark es una autora muy prolífica que cada año publica uno o dos libros. Yo los descubrí hace ya bastante tiempo, en esa colección de bolsillo en la que todos tenían la portada roja. Leí muchos, prácticamente de tirón y la verdad es que todos me gustaron. Reconozco que son libros de pura evasión que no permanecen en la memoria pero para mí eso no es algo negativo sino todo lo contrario ya que, en ocasiones, es eso precisamente lo que busco. Después de alguna novela más negra, me apetecía leer algo más amable, más ligero y aunque Mary Higgins escribe sobre crímenes, lo hace de una forma “relativamente amable”. No son crímenes escabrosos ni vamos a ver escenas terribles. Para mí, por esto, Mary Higgins Clark es como mi Agatha Christie moderna (vale, que no las estoy comparando, que ya sé que hay diferencias enormes entre ellas pero si pienso en una Agatha de nuestros días, siempre se me viene esta autora a la cabeza) “El último baile” es una novela de misterio al estilo clásico. Una novela en la que hay un círculo cerrado de posibles sospechosos y en la que de lo que se trata es de averiguar las relaciones de todos ellos con la víctima para saber quién ha podido decidir matarla. Casi desde el principio la autora nos presenta dos posibles sospechosos: ambos tuvieron la oportunidad para matarla y, a su manera, también el motivo. Pero, ¿quién de ellos lo hizo? o, ¿quizás fue un tercero? La autora lo mismo te da razones en contra de cada uno de los dos como motivos para que el lector se ponga de su lado y desee que no hayan sido ellos. ¿Habré o no acertado? En mi caso, se me pasó por la cabeza quién había sido. En este sentido, ha sido un tanto previsible la novela aunque reconozco que no las tenía todas conmigo y que lo mismo que acerté pude haber errado. Así que no me importa nada haberlo hecho ya que en realidad me gusta haber tenido ahí las piezas (o algunas de ellas) para componer el puzle Las novelas de Mary Higgins Clark siempre son muy amenas y de lectura sumamente sencilla y “El último adiós” no es una excepción. A mí no me ha durado nada entre las manos y la he leído sin casi darme cuenta. Entre que es corta (no llega a trescientas páginas), que hay mucho diálogo y que la autora sabe cómo atraparte y mantenerte en tensión, te la lees en un santiamén. Es un narrador en tercera persona quien nos cuenta los entresijos de la acción. Lo hace focalizando en los diferentes personajes: Aline, el inspector encargado del caso, los vecinos de Kerry, su novio… Así, poco a poco, iremos conociendo de primera mano a todos los personajes y haciéndonos una idea de cómo son y de cómo era su relación con Kerry. Leer menos
Un gran personaje, una novela normalita
Me hice con este libro hace ya algunos meses un poco por probar algo diferente a lo que suelo leer. La sinopsis me pareció que podía dar juego y debo decir que me ha mantenido enganchada de la primera página hasta la última.El último baile de Mary Higgins Clark comienza con un primer capítulo bastante impactante. Es  muy breve (apenas tiene tres... Leer más
Me hice con este libro hace ya algunos meses un poco por probar algo diferente a lo que suelo leer. La sinopsis me pareció que podía dar juego y debo decir que me ha mantenido enganchada de la primera página hasta la última.El último baile de Mary Higgins Clark comienza con un primer capítulo bastante impactante. Es  muy breve (apenas tiene tres páginas) y nos muestra una prosa muy ágil y con un toque de inocencia que me resultó llamativo. El formato del resto del libro es muy similar: capítulos muy cortitos, lo que hace que te sepan a poco y avances muy rápido. Sin embargo, si bien la prosa se mantiene ágil, ese toque que menciono solo se mantiene cuando aparece cierto personaje y, según va avanzando la historia, el estilo va decayendo.Me explico.En El último baile de Mary Higgins Clark comienzan a aparecer lo que en un principio parecen monólogos interiores, pero al final resultan ser cambios de persona en los tiempos verbales sin ton ni son, tal y como ocurría en Cómo volé sobre el nido del cuco.  Comienza a ocurrir pasados algunos capítulos y, aunque al principio la tercera persona predomina, al final, sobre todo cuando "hablan" ciertos personajes, empieza a ser más común la primera:Marge no sabía qué hacer. ¿Se había olido el detective que Jamie no decía la verdad?[...]Como solía hacer cuando estaba nerviosa, Marge echó mano de su rosario. Antes de comenzar a recitar el primer misterio doloroso, la oración del huerto, se puso a pensar en Jack.[...]No nos separamos ni por un momento hasta que el grupo se embarcó de nuevo y las monjas nos hicieron subir al autobús.[...]Jack me pareció el hombre más guapo que había visto nunca; alto, rubio y de ojos azules. Jamie es su viva imagen. Jack me contó que el apellido Chapman estaba grabado en lápidas muy antiguas en Cape cod, donde yacían los restos de sus antepasados. (p. 66)A lo largo de la novela también aparece algún que otro giro manido que me ha provocado arrugar la frente, así como abundantes prosopografías muy seguidas que realmente son innecesarias para la trama (como todos los rasgos físicos de algún personaje o la ropa que lleva puesta.En cuanto a la trama en sí de El último baile de Mary Higgins Clark, tampoco me ha convencido que la policía descubriera según qué cosas tan tarde. O que el malo de la historia tenga el típico monólogo de malo antes de atacar. Ha sido un cliché que me ha chirriado mucho.Alta para su edad y con un aspecto más joven del que correspondía a sus dieciséis años, tenía los ojos verdes, el cabello negro azabache y la piel pálida. (p. 73) [...]Marge y ella habían permanecido muy unidas a lo largo de los años ...]- Mujer de estatura mediana, cabello cano corto y hombros estrechos, apreciaba su trabajo en casa de los Crowley, pero no los apreciaba a ellos. (pp. 75-76)[...]En aquel entonces, Aline era una niña escuálida de diez años con unos dientes que saltaba a la vista que habría que enderezar y un cabello castaño y apagado que le caía sobre los hombros. (p. 78)A pesar de todo (y aunque parezca inexplicable teniendo en cuenta el peso que le suelo dar yo a la forma), ha sido una historia que me ha enganchado de principio a fin y que he devorado en muy poco tiempo. El desenlace es correcto y el misterio se mantiene hasta casi el final. Estuve pensando quién podría ser el malo según leía si yo estuviera escribiendo el libro y veo que la autora y yo llegamos a la misma conclusión. Además, el personaje de Jamie me ha encantado. Ha sido una pena que no se desarrollara más porque para mí ha sido lo mejor de la historia. Su mirada inocente, su sinceridad absoluta y esa niñez que prevalecerá en él le daban un toque diferente a la novela, por no hablar del hecho de que me ha parecido maravilloso el hecho de cómo introduce la autora con toda normalidad, como un personaje más, a un muchacho con cierta deficiencia mental. Desde la primera página se veía que Higgins Clark nos estaba presentando un personaje interesante.En definitiva, El último baile de Mary Higgins Clark es una novela entretenida para leer cuando quieras algo que enganche que, a pesar de sus fallitos, te puede servir para evadirte de la rutina. Leer menos
Una novela que peca por ser demasiado sencilla
Cuando era adolescente tuve una obsesión muy grande con Agatha Christie y luego pasé a esta autora por recomendación de mi madre. Y aunque nunca me acabó de gustar tanto como la primera, si es cierto que disfrutaba mucho de sus misterios.Pero el año pasado, me animé a leer su última publicación y fue una auténtica decepción. Por ello, decidí dar... Leer más
Cuando era adolescente tuve una obsesión muy grande con Agatha Christie y luego pasé a esta autora por recomendación de mi madre. Y aunque nunca me acabó de gustar tanto como la primera, si es cierto que disfrutaba mucho de sus misterios.Pero el año pasado, me animé a leer su última publicación y fue una auténtica decepción. Por ello, decidí darle una última oportunidad a esta historia que os traigo hoy, pero ya os adelanto que no ha sido para nada lo esperado...Kerry es una joven de dieciocho años que aparece en el fondo de su piscina tras dar una fiesta, aprovechando la ausencia de sus padres que han ido a recoger a su hermana mayor, Aline.Entre los testigos, nadie parece haber visto nada. Pero eso no significa que no haya sospechosos como por ejemplo el novio de Kerry con el que mantenía graves discusiones por celos o Jaimie, su vecino, el cual tiene problemas para relacionarse y se enfadó al no ser invitado a la fiesta.Pero Aline no se quedará quieta y comenzará a investigar el caso a espaldas de la policía...Lo primero que no me gusta, es que aunque sus novelas no son complicadas, las últimas que he tenido el gusto de leer, no es que sean sencillas...es que son extremadamente sencillas, tanto que a veces da la impresión de estar leyendo un guión o un borrador. Y es algo que me afecta mucho, ya que pierde profundidad no sólo en la trama, sino en los personajes.Y lo de los personajes crea una consecuencia muy grave al menos para mi cuando estamos frente a un thriller. Y es que cuando los personajes quedan demasiado planos y sencillos, sin profundidad y muestran directamente lo que son...se vuelve todo tan predecible que por descarte puedes saber quien es el asesin@ a mitad de lectura.Y estos \"peros\" que estoy mencionando, por desgracia son los mismos que presentó la anterior publicación.Por lo tanto, aunque el inicio es interesante, va perdiendo fuerzas a marchas forzadas, hasta llegar a un final predecible y deshinchado que decepciona totalmente al lector.Un quiero pero no puedo y una historia que para mi vende más por el nombre de la autora que por la calidad o entretenimiento que presenta. Leer menos
Una fiesta de adolescentes que acaba con una muerte.
Una fiesta de adolescentes en su último año de instituto, alcohol y un asesinato. Así es el escenario que da comienzo a la historia de El último baile. Kerry, cuyos padres están de viaje, decide celebrar una fiesta de despedida en su casa, antes de marcharse a la universidad. La fiesta sale a pedir de boca, a pesar de que ha discutido con su nov... Leer más
Una fiesta de adolescentes en su último año de instituto, alcohol y un asesinato. Así es el escenario que da comienzo a la historia de El último baile. Kerry, cuyos padres están de viaje, decide celebrar una fiesta de despedida en su casa, antes de marcharse a la universidad. La fiesta sale a pedir de boca, a pesar de que ha discutido con su novio, Alan Dowling. Pero una vez termina y se queda sola limpiando el jardín, alguien sale del bosque y le atiza en el cráneo con el palo de golf de su padre, causándole una muerte inminente y empujándola a la piscina.Jamie Chapman, un chico con necesidades intelectuales especiales, vive junto a su madre en la casa colindante a la de Kerry y su familia, con tan poca fortuna, que además de no haber sido invitado a la fiesta, ha visto todo lo ocurrido desde la ventana de su habitación. Al verla en el agua, y como tantas otras veces, Jamie decide ir a acompañarla en su baño nocturno, sin ser consciente de la gravedad de la situación.A la mañana siguiente son sus padres, Steve y Fran, y su hermana, Aline, los que encuentran el cuerpo sin vida de la joven en la piscina.El detective Mike Wilson, de la fiscalía de Bergen, será el encargado de llevar a cabo la investigación del crimen, cuyos principales sospechosos son Alan Dowling y Jamie Chapman. A pesar de que está claro desde el principio que ninguno de los dos ha sido el asesino, no se descubre el pastel hasta las 10 últimas páginas, con un giro bastante inesperado, pero muy poco emocionante. Leer menos
Una novela de la que esperaba más
Los Dowling llegan a casa después de un viaje y están deseosos de encontrarse con su hija Kerry; Aline, su hermana, hace meses que no la ve y ansía abrazarla y tener con ella largas conversaciones. Sin embargo algo va mal, Kerry no contesta al teléfono, la casa está patas arriba y la joven no se encuentra en ella. Finalmente Aline se acerca a la... Leer más
Los Dowling llegan a casa después de un viaje y están deseosos de encontrarse con su hija Kerry; Aline, su hermana, hace meses que no la ve y ansía abrazarla y tener con ella largas conversaciones. Sin embargo algo va mal, Kerry no contesta al teléfono, la casa está patas arriba y la joven no se encuentra en ella. Finalmente Aline se acerca a la piscina y ve el cadáver de su hermana en el fondo. Kerry dio una fiesta el día anterior y se quedó sola limpiando los restos de la misma ya que instó a sus invitados a abandonar la casa para evitar así las quejas de los vecinos. Por lo tanto, ninguno de ellos vió ni oyó nada y la policía se encuentra sin un hilo del que tirar. Pronto recaen todas las sospechas sobre Alan, su novio, ya que los vieron discutir en la fiesta y se marchó borracho y confundido por los celos. La policía intenta por todos los medios recabar pruebas contra él aunque les es difícil ya que ninguno de los indicios que encuentran es concluyente. Jamie, un joven con una grave discapacidad intelectual, es vecino y gran amigo de Kerry y estaba dolido por no haber sido invitado a la fiesta. ¿Vio algo desde la ventana de su habitación? o ¿pudo ser él el autor del crimen?  A lo largo de ochenta y tres capítulos y un epílogo la autora desarrolla la trama que se sustenta en los hechos comentados anteriormente. Los capítulos son cortos y, en mi opinión, no están cohesionados entre sí sino más bien parecen una lista de acontecimientos siguiendo un orden, sin enlazar el final de uno con el principio de otro o al menos esa fue mi impresión durante su lectura. El lenguaje utilizado por la autora es sencillo y la prosa es simple, demasiado simple diría yo lo que unido a un ritmo ligero y a una abundancia de diálogos propicia una lectura rápida, cosa que agradezco porque de no haber sido así me hubiera resultado harto difícil acabar la novela.  Los personajes son planos y se les ve venir de lejos, tanto que descubrí al culpable muy pronto e intuí sus motivaciones poco después lo que restó a la novela el poco interés que me quedaba después de haber leído algunos capítulos. Demasiado previsibles, plagados de clichés y sin apenas evolución a lo largo de la historia serían las características con las que se les podría definir. Tampoco la ambientación tiene nada destacable ya que la autora se limita a describir ligeramente los lugares en los que se encuentran los personajes y poco más. El último baile es una novela que pasará sin pena ni gloria por mi biblioteca. Insisto en que en algunos momentos parecía que estaba leyendo una lista de cosas y ya cuando descubrí al culpable perdí todo el interés. Es una novela en la que por momentos parece que prima más la relación sentimental de uno de los personajes que la investigación por el asesinato. Esta es una novela que no puedo recomendar aunque es posible que a personas menos acostumbradas a leer novelas del género les pueda resultar satisfactoria.  Leer menos
Una novela que se lee sin apenas darte cuenta, pero es demasiado
La semana antes de irse a la universidad, Kerry Dowling decide organizar una fiesta en su casa aprovechando que sus padres están fuera de la ciudad. Cuando se encuentra recogiendo todo el estropicio ocasionado tras el evento, alguien la sorprende golpeándola en la cabeza con un objeto contundente y acaba con su vida. A la mañana siguiente, el cu... Leer más
La semana antes de irse a la universidad, Kerry Dowling decide organizar una fiesta en su casa aprovechando que sus padres están fuera de la ciudad. Cuando se encuentra recogiendo todo el estropicio ocasionado tras el evento, alguien la sorprende golpeándola en la cabeza con un objeto contundente y acaba con su vida. A la mañana siguiente, el cuerpo de Kerry es descubierto por su familia en el fondo de la piscina y será el detective de homicidios Michael Wilson, de la fiscalía del condado de Bergen, que está de guardia ese día, quien se haga cargo del caso. Como siempre ocurre en estos casos, todo indica que pudo ser algún miembro de su círculo más cercano ¿quizás su novio, con quien discutió durante la fiesta delante de muchos testigos? ¿Uno de sus compañeros de clase? Como era de esperar, la policía pondrá el foco de su investigación sobre el novio pero las pruebas contra él, a pesar de ser contundentes, no serán concluyentes. Lo que el detective no sabe, pero sí el lector, es que hay un testigo del trágico asesinato, pero alguien muy cercano a esta persona impedirá que lo denuncie…Con este premisa tan prometedora, que no dejará indiferente al lector al sembrar un atisbo de duda y sospecha en él, comienza una novela cuyo argumento está centrado en descubrir quién mató a Kerry y los motivos que lo instaron a cometer el crimen. Un crimen que afectará de diferente manera a tres familias y de cómo lidiaron con el terrible suceso. Todo el mundo tiene secretos que ocultar, por eso todos se van a convertir en sospechosos potenciales."El último baile" está escrita con un lenguaje claro y conciso, tiene una escueta ambientación, un ritmo narrativo contenido que solo se incrementa conforme nos acercamos al desenlace, y una intriga correctamente planteada pero que se difumina en el mismo momento en que sale a escena cierto personaje, porque mis sospechas cayeron a plomo sobre él. Y por mucho que la autora se esforzó en ponerme en bandeja otros posibles sospechosos, por obviedad yo los iba descartando, por lo que el factor sorpresa brilló por su ausencia. Cuenta con un argumento articulado en un total de ochenta y tres capítulos de muy corta extensión, algunos de una sola página, y un epílogo, lo que contribuye a dar fluidez a la lectura. Lo que me ha resultado un tanto discordante ha sido el constante cambio de punto de vista en el narrador, que pasaba de tercera a primera persona de una frase a otra, en el mismo capítulo. Me ha sorprendido el comportamiento incoherente de los padres y la hermana de la víctima, por la ausencia del duelo y la devastación que se les presupone después de haber perdido a un ser querido y de una manera tan trágica. Tampoco he visto nada lógico que el detective, al llegar a un callejón sin salida que le impide el avance en la investigación, implique en ésta a la hermana de la víctima.Con un desenlace demasiado previsible y una historia de amor que no me he llegado a creer en ningún momento, la autora ha dado prioridad a la acción, dejando de lado a los personajes, que me han parecido en exceso fríos al estar esbozados sin muchas pretensiones, al estilo de un guión de película de sobremesa dominical de la Primera, careciendo de profundidad psicológica y carisma, lo que impide que el lector consiga empatizar con alguno.Sintetizando: "El último baile" es una novela de misterio y suspense, cuyo planteamiento utiliza recursos manidos en una trama predecible que contaba con mucho potencial, pero una serie de carencias la han dejado en un quiero y no puedo. Un entretenido libro de fluida lectura que a pesar de mis objeciones, que no son más que una opinión personal, me atrevería a recomendar a un público joven que comienza a adentrarse en este género o a los que huyen de historias sangrientas o de complicado argumento. Leer menos
Investigando el asesinato de su hermana
Esta novela, es de misterio clásico, podríamos decir. Desde el principio hay unos sospechosos y se investiga el pequeño círculo relacionado con la víctima. Aunque evidentemente siempre hay un par de sospechosos muy claros. En nuestro caso son el novio, Alan, discutieron en la fiesta y su vecino Jamie, que no fue invitado a la fiesta y por lo cua... Leer más
Esta novela, es de misterio clásico, podríamos decir. Desde el principio hay unos sospechosos y se investiga el pequeño círculo relacionado con la víctima. Aunque evidentemente siempre hay un par de sospechosos muy claros. En nuestro caso son el novio, Alan, discutieron en la fiesta y su vecino Jamie, que no fue invitado a la fiesta y por lo cual estaba molesto. La autora juega contigo durante toda la novela, te da motivos para pensar que es alguno de los sospechosos principales como te da argumentos en contra, por lo que hasta casi el final de la novela no descubres quien ha sido. Es más, aparecen otros sospechosos a lo largo de la novela.El narrador es en 3ª persona por lo que vemos todo lo que ocurre ya que se centra en varios personajes, no solo en una perspectiva.Me ha parecido una novela amena, ágil, que entretiene mucho y que te mantiene en vilo para saber quien es el asesino. A mi no me duró ni 2 días, enganche total.Aunque hay cosas que no me gustaron como el final, porque pasada la mitad del libro ya empecé a sospechar de un personaje y claro descubrir tan rápido al sospechoso no me suele gustar.También tenemos que destacar que los personajes no están muy desarrollados, apenas los conocemos y el único que llamó mi atención fue el personaje de Jamie. La verdad es que creo que fue el personaje más elaborado y aun así faltaba información. Leer menos
Una novela muy ligera que nos ha gustado muchísimo.
El último baile nos ha enganchado desde los primeros capitulos, es una novela muy ligera que hemos devorado rapidismo, porque aunque esta compuesta por 83 capítulos son muy cortos y muy faciles de leer. La escritura que tiene la autora es muy buena y hace que te enganches al libro. Kerry acaba de dar una fiesta en su casa. Todo el mundo se ha id... Leer más
El último baile nos ha enganchado desde los primeros capitulos, es una novela muy ligera que hemos devorado rapidismo, porque aunque esta compuesta por 83 capítulos son muy cortos y muy faciles de leer. La escritura que tiene la autora es muy buena y hace que te enganches al libro. Kerry acaba de dar una fiesta en su casa. Todo el mundo se ha ido ya y se queda recogiendo todo ella sola. A la mañana siguiente sus padres y su hermana llegan a casa y encuentran a Kerry muerta , flotando en la piscina: parece ser que alguien la ha golpeado en la cabeza con un palo de golf. La sospecha recae en el novio de Kerry ya que ambos habían tenido una fuerte pelea en la fiesta. Pero alguien sabe lo que ocurrió de verdad esa noche, un único testigo que guardará el terrible secreto. Los personajes están muy bien construidos y que la historia se cuente desde las diferentes perspectivas de los personajes hace que puedas entender el punto de vista de cada uno de ellos. Nos parecio un poco predecible ya que descubrimos quién era el asesino muy pronto, pero aun así el final nos sorprendió mucho por los motivos que por los que Kerry fue asesinada.  Un thriller bastante recomendado, bien escrito, algo predecible, pero que finalmente te sorprende.Desde La Librería de Vicente y Bea os recomendamos que conozcáis esta fantastica historia.  Leer menos
WOOOOOOOW
Holaaaaaa, espero que tengáis una increíble semana. Hoy vengo a hablaros de El último baile, un libro que me llegó gracias a me gusta leer y que me ha gustado mucho. Es un thriller que me ha tenido enganchada toooodo el rato, casi no lo he soltado ni para comer. Me ha tenido intrigada durante toda la novela, del capitulo 1 al último. Si os gusta... Leer más
Holaaaaaa, espero que tengáis una increíble semana. Hoy vengo a hablaros de El último baile, un libro que me llegó gracias a me gusta leer y que me ha gustado mucho. Es un thriller que me ha tenido enganchada toooodo el rato, casi no lo he soltado ni para comer. Me ha tenido intrigada durante toda la novela, del capitulo 1 al último. Si os gustan los thrillers y cosas que os pongan tensos os recomiendo leer este libro porque vais a alucinar, estoy deseando leerlo de nuevo y eso que ya me sé el final. Lo comenté también antes de comenzar a leerlo en mi canal y que tenia muchas ganas pero también dije que tenia las expectativas bastante altas y... LAS HA SUPERADO. Hace tiempo que un libro de misterio y asesinatos no me engancha tanto como este. Muchas gracias a Megustaleer por el ejemplar, os debo una. También quiero añadir que los personajes en esta historia están muy bien construidos y me han encantado todos. ¿No os ha pasado nunca no poder de dejar de leer un libro? Pues este lo logrará, así no esperéis mas para comprarlo. Leer menos
Un asesinato con un testigo muy especial
Hace tiempo que me propuse leer a Mary Higgins Clark , todo el mundo me había hablado muy bien de sus libros, hace años me leí de ella Un grito en la noche y me gustó mucho, así que me animé con El último baile.La historia comienza muy potente. Una chica celebra una fiesta en su jardín en ausencia de sus padres y al irse todo el mundo es asesina... Leer más
Hace tiempo que me propuse leer a Mary Higgins Clark , todo el mundo me había hablado muy bien de sus libros, hace años me leí de ella Un grito en la noche y me gustó mucho, así que me animé con El último baile.La historia comienza muy potente. Una chica celebra una fiesta en su jardín en ausencia de sus padres y al irse todo el mundo es asesinada. Su vecino y amigo lo ve todo desde su ventana, pero el chico resulta tener una discapacidad mental, y aquí es donde se complica todo.El argumento del libro me ha parecido muy bueno, un crimen casi perfecto en el que varias personas son sospechosas y la única que puede decir quién fue el asesino no puede por su discapacidad, el chico que tiene veinte años pero su condición mental es de unos ocho años.Como digo el planteamiento me gustó mucho, pero no la manera de narrarlo. Cuenta con casi 90 capítulos pero de muy poquitas páginas cada uno, alguno de una sola página. Los personajes son numerosos en la historia, la propia víctima, su familia, y todos sus amigos que fueron a la fiesta. Además del investigador que se ocupa del caso. Lo que ocurre es que al contrario de la otra novela que leí de la autora, en ésta, los personajes son prácticamente planos, no me han transmitido ninguna emoción ni empatía, me hubiera gustado que la autora profundizara un poquito más en ellos. El libro está lleno de diálogos, por lo que no describe casi ningún sentimiento o pensamiento de los personajes.Otro punto negativo que le he visto es que desde casi el principio ya intuí quién fue el asesino. Y no lo dice la autora de forma explícita pero se ve venir. Es un libro muy previsible. Yo esperaba alguna historia más negra, con sorpresas o giros pero no, es tal como fui imaginando.Es una novela que aunque sin demasiadas pretensiones, entretiene que ese es el objetivo. A mi me ha parecido un poquito simple porque suelo estar acostumbrada a leer novela negra más bien pura pero como digo, para entretener está bien. Más bien me ha parecido dirigido a lectores de novela juvenil. Leer menos
Un thriller predecible y normalito.
A nivel de personajes no hay ninguno que parezca que destaque como protagonista del libro, ya que el narrador omnisciente suele enfocarse en uno u otro dependiendo del capítulo. Aunque sí es cierto que Mike y Aline son personajes más recurrentes a lo largo de la trama junto con Jamie y Alan. A parte, aparecen muchos otros que pasan realmente com... Leer más
A nivel de personajes no hay ninguno que parezca que destaque como protagonista del libro, ya que el narrador omnisciente suele enfocarse en uno u otro dependiendo del capítulo. Aunque sí es cierto que Mike y Aline son personajes más recurrentes a lo largo de la trama junto con Jamie y Alan. A parte, aparecen muchos otros que pasan realmente como si nada. Un pequeño interrogatorio y listo, prácticamente nos olvidamos de ellos. Apenas se les coge cariño, tampoco tienen la profundidad suficiente para ello.Eso sí, me ha encantado Jamie. Tiene una enfermedad y confunde un poco la temporalidad. Es un poco como un niño que no termina de entender lo que le ha pasado a su amiga ni es consciente de lo mucho que podría ayudar si solo contara lo que vio. El problema aquí es su madre, que quiere protegerlo a toda costa y teme que, si habla, los policías tomen su declaración como la confesión del crimen.La narración resulta un tanto caótica. He dicho que el libro está escrito en tercera persona. Casi. Mezcla cada dos por tres pensamientos de varios personajes sin señalarlo con comillas angulares. Tampoco ayuda que todo pase muy rápido tipo están en el coche de policías y a la frase siguiente ya están en comisaria y pleno interrogatorio. Además, va saltando de aquí a allá, de personaje en personaje, sobre todo mientras avanza el interrogatorio. Por suerte, esto no es tan evidente una vez pasa a la parte de lo que viene siendo las conjeturas y la investigación en sí.Con los diálogos he tenido un problema. Son demasiado escuetos, las respuestas son repetitivas y a base de monosílabos. Al final, resultan un tanto ridículos en el sentido de que son muy cortos, poco naturales y están muy seguidos. Pero luego sí que hay diálogos algo más elaborados con un poco más de sentido. Vamos, que entre esto, algo de paja que ha metido por medio y que no era para nada relevante para la trama, me ha parecido que no está del todo bien escrito en el sentido de que no parece un texto cuidado.Ahora, lo más importante...  La pregunta del millón... ¿Se ve venir quién es el asesino? SíCategórico. No hay más. Se ve venir casi desde el primer momento y cada vez que ese personaje entra en escena, se hace más y más evidente. Y da asco. Y rabia. Mucha.En definitiva, el libro está entretenido, sí, pero no lo recomendaría. No hay tensión hasta los últimos capítulos (que, por cierto, son cortísimos, así que a lo sumo la tensión llega a las 10 últimas páginas), apenas hay intriga, los personajes pasan un poco sin pena ni gloria aunque sí simpatizamos más con Jamie y como se ve venir quién está detrás de todo, tampoco llega a sorprendernos. ¿Se puede llegar a disfrutar? Bueno, depende. Entretiene, sí, pero hay libros mil veces mejores con los que poder disfrutar. Leer menos
Entretenido pero excesivamente previsible
Con una narración fluida y ligera, unos diálogos muy simples y poco más que destacar, la autora se mueve por esta historia a ritmo de thriller que se lee en un suspiro pero que narrativamente adolece de una gran pobreza. Además, en ciertas ocasiones mezcla la voz narradora con pensamientos de los personajes creando cierta confusión en el lector.... Leer más
Con una narración fluida y ligera, unos diálogos muy simples y poco más que destacar, la autora se mueve por esta historia a ritmo de thriller que se lee en un suspiro pero que narrativamente adolece de una gran pobreza. Además, en ciertas ocasiones mezcla la voz narradora con pensamientos de los personajes creando cierta confusión en el lector.   Como comento, el ritmo de la novela es muy ágil pero la trama, aunque está bien hilvanada, resulta excesivamente previsible, tanto que anticipé al culpable en cuanto ese personaje apareció en escena a las pocas páginas de empezar a leer, sus motivaciones para el crimen un poco después pero también demasiado pronto. No hay tensión durante la lectura, he leído con indolencia, casi con desdén y poco interés por saber, claro que yo al menos ya sabía todo antes de la mitad del libro y así es difícil implicarse en la historia.   La ambientación tampoco aporta nada destacable y el añadido romántico a la trama principal para mí es totalmente prescindible.   En cuanto a los personajes,  me ha gustado la aportación de un personaje principal con discapacidad intelectual, Jamie, el vecino de la chica fallecida. Por lo demás, el resto son muy planos y la familia de la víctima, padres y hermana, tienen una frigidez escandalosa o al menos la autora no ha logrado trasmitirme el más mínimo sentimiento de los que se esperan en una situación semejante. Los personajes carecen de alma y resultan muy poco atractivos.   Creo que Mary Higgins Clark siempre ha escrito el mismo tipo de libros de lectura fácil, previsibles aunque entretenidos y con una pizquita de amor. Evidentemente maduré, personalmente y como lectora, ya no me llenaban y por eso dejó de ser una autora habitual en mi biblioteca, al leer este libro es cuando me he dado cuenta de todo eso. Leer menos
Una novela muy fácil de leer, llevadera, una historia con tintes
Una novela muy fácil de leer, llevadera, una historia con tintes cinematográficos que te harán su lectura muy amena, muy recomendable para lectores de misterio e investigación, mucha intriga, varios presuntos culpables, un policia y una chica que invisnvestiga por su cuenta, un libro donde veremos como un buen policía llega hasta el final del as... Leer más
Una novela muy fácil de leer, llevadera, una historia con tintes cinematográficos que te harán su lectura muy amena, muy recomendable para lectores de misterio e investigación, mucha intriga, varios presuntos culpables, un policia y una chica que invisnvestiga por su cuenta, un libro donde veremos como un buen policía llega hasta el final del asunto mientras nos tiene pegados a sus páginas intentando averiguar quién es el asesino, esta autora sigue en su linea no nos defrauda en ninguna de sus novelas, si no has leído nada de ella todavía, esta es una buena novela para empezar o como transición de novelas mas largas o complicadas de leer . Cómo guinda al pastel la autora nos regala un último capítulo contándonos como ha sido la vida después, para todos los personajes es algo que pocas veces se jace en las novelas de investigación y se agradece saber como han acabado los protagonistas despues del desenlace y trama de la novela. Si te gusta la intriga y el misterio, esta es tu novela, llevadera y fresca no tardarás en leerla. Leer menos
Un final muy predecible
 Mary Higgins Clark es una de esas grandes autoras de libros de suspense a la que todavía no había tenido la oportunidad de leer. Por ese motivo y porque me gustan mucho los libros de intriga, quise darle una oportunidad a su nuevo libro, del que os hablo hoy, además de que era una lectura no demasiado extensa que sospechaba que acabaría disfrut... Leer más
 Mary Higgins Clark es una de esas grandes autoras de libros de suspense a la que todavía no había tenido la oportunidad de leer. Por ese motivo y porque me gustan mucho los libros de intriga, quise darle una oportunidad a su nuevo libro, del que os hablo hoy, además de que era una lectura no demasiado extensa que sospechaba que acabaría disfrutando.La historia comienza un día en casa de una joven de dieciocho años llamada Kerry. Aparece muerte en el fondo de su piscina y al parecer ninguno de los asistentes a la fiesta fue testigo de su muerte. Todas las hipótesis son posibles y hay varios sospechosos en la lista. La policía, en concreto el inspector Mike será el encargado de esclarecer lo ocurrido. Así su primer sospechoso es Alan el novio de Kerry con el que tuvo una discusión antes de morir e incluso su vecino con discapacidad intelectual con quien se enfadó. Todos esperan respuestas y la hermana mayor de Kerry, Alice estará dispuesta a ir más allá y ayudar a MikeLa estructura del libro es la siguiente, son un total de ochenta y tres capítulos y un epílogo. Pero el libro no es muy grueso porque los capítulos son cortos.La narración es omnisciente. Narra en tercera persona para poder dar una descripción de los amigos de Kerry, de los sospechosos y de los encargados de resolver el caso desde una perspectiva ajena.El lenguaje es propio de las novelas de misterio. Los capítulos son cortos y es algo que me ha gustado. Porque se leían rápido.Ahora sí, hay muchas cosas que no me han convencido del todo. Empezando por las pistas que van descubriendo.Un final precipitado, que ya se sabía que era inocente desde el principio pero la forma en la que se conoce al verdadero asesino ha sido como. ¡Sorpresa y se acabó! Eso no me ha gustado. También admito que sospeché de muchos de los personajes y me encantó la historia de Jamie.Ahora bien, voy a hablar de los personajesAline es la hermana de Kerry. Piensa que la policía no es capaz de esclarecer el caso y encontrar al asesino de su hermana. Y decide aceptar el trabajo como orientadora en el instituto para implicarse de lleno en él. Pero no es consciente de hasta donde la llevarán sus investigaciones.Mike es el inspector encargado del caso. Es una persona directa que trabaja muy bien y no se anda con rodeos.Alan es el novio de Kerry. El principal sospechoso porque su coartada deja mucho que desear. Está pasando el duelo de la muerte de Kerry. Y al principio empiezas odiándolo pero poco a poco lo vas conociendo.Jamie es mi gran descubrimiento de la novela. Si algo me gustó fue este personaje. Es un chico con discapacidad intelectual porque tuvo un parto complicado. Él es el único testigo de la muerte de Jamie. Lo que provoca que su madre lo proteja hasta la saciedad y entorpezca el caso. ¡Por fin una novela en que un personaje secundario tan relevante tiene una enfermedad!Valerie es compañera de Lacrosse de Kerry y su amiga. Se pasa todo el libro llorando y sufriendo.Mi valoración final es la siguiente es un libro de suspense donde hay un cadáver y hay que descubrir al asesino. Ahora sí, la verdadera protagonista es Aline y poco se sabe de ella. Le falta trasfondo. Y su relación con Mike deja mucho que desear. Por otra parte, es muy raro que casi no se pusiera en contacto con Alan. Me hubiera gustado conocer más su pasado con Jamie y el de Valerie. Y en realidad lo que más me ha gustado ha sido su personaje. Y Valerie me hubiera gustado que tuviera más escenas. Y sí, acabas queriendo saber ya de una vez quien mató a Kerry pero le ha dado muchas vueltas. Leer menos
El Último Baile, una historia de asesinatos y misterio bastante
Como ya sabréis, Mary Higgins Clark es una de las autoras estadounidenses más famosas y conocidas en la publicación de novelas de misterio y suspense pero, hasta ahora, no había tenido oportunidad de ponerme con una de sus novelas. En este caso, su última publicación en España, El Último Baile, una historia de asesinatos y misterio bastante senc... Leer más
Como ya sabréis, Mary Higgins Clark es una de las autoras estadounidenses más famosas y conocidas en la publicación de novelas de misterio y suspense pero, hasta ahora, no había tenido oportunidad de ponerme con una de sus novelas. En este caso, su última publicación en España, El Último Baile, una historia de asesinatos y misterio bastante sencilla pero que engancha sin darte cuenta, con una pluma directa y ágil que te transporta al interior de sus páginas, como si estuvieras ante una película o serie de televisión. Es muy fácil seguir cada punto de la trama, cada personaje y, la verdad, es que me ha gustado bastante. Estoy deseando conocer más de esta autora.Kerry Dowling es una joven de dieciocho años que ha dado una fiesta de fin de curso para sus compañeros y graduados a modo de despedida antes de hacer las maletas y marcharse a la universidad que han elegido para seguir estudiando. Cuando termina la fiesta, Kerry se encuentra en la parte trasera de la casa, junto a la piscina, recogiendo los restos de la fiesta, antes de que lleguen sus padres en unas horas de recoger del aeropuerto a su hija mayor, Aline, y vean el estropicio ocasionado. Pero, cuando los padres de Kerry y su hermana llegan a casa por la mañana se encuentra todo patas arriba y sin rastro de Kerry, a la que encuentran poco tiempo después flotando sin vida sobre la piscina del jardín. Los indicios son claros: alguien le dio un fuerte golpe en la cabeza a Kerry por la espalda y ésta cayo sin vida al agua. El primer sospechoso es el novio de Kerry, con el que ésta discutió horas antes de su muerte. Pero la policía no se cierra en banda e investigará todos los frentes posibles, sobre todo con la existencia de un posible testigo.La novela se divide en tres bloques: el crimen, la investigación y la resolución final del caso. La trama va girando en torno a varios personajes entre los que encontramos la familia de Kerry: sus padres y Aline, su hermana, la cual adquiere más importancia conforme se avanza en la lectura. Aline, que ha vivido varios años en Inglaterra, regresa a casa para comenzar su nuevo empleo como orientadora en su viejo instituto, lo que le permitirá acceder a información del alumnado que podría ser de vital importancia para la resolución de la investigación sobre el asesinato de su hermana. Con la ayuda del policía al mando, Mike, Aline se involucrará de lleno en la investigación, algo que la pondrá en peligro y que, al mismo tiempo, hará que estreche lazos con Mike.También tenemos como personaje a tener en cuenta a Jamie, un joven de veinte años con una discapacidad mental que vive con su madre, y vecino de la familia Dowling. Jamie es chico encerrado en la mente de un niño, con una inocencia adorable y también un personaje que se hace querer y adquiere importancia paso a paso.Entre otros también tenemos a Alan, el novio y principal sospechoso en la muerte de Kerry; la madre de Jamie, el agente Mike, etc. Son muchos los narradores y los puntos de vista que se nos van dando a través de capítulo breves y adictivos, pequeñas pistas, datos y pinceladas que van transformando la investigación y el caso en una historia que, sin darte cuenta, habrás leído casi de una sentada.Lo único negativo en mi caso es que descubrí rápidamente la identidad del asesino. No sé si será porque es un "sospechoso habitual" típico y tópico en toda serie y película de investigación policial y crímenes que se precie pero, nada más aparecer en escena, todas mis alarmas se encendieron y no lo perdí de vista. Por ello disminuyó la emoción de llevarme la sorpresa en la verdadera identidad del asesino e, igualmente, en los motivos que llevaron a cometer el asesinato. Fueron dos apartados que adiviné enseguida y, por desgracia, eso hizo que el final careciera de emoción por mi parte.En resumen, 'El Último Baile' es una novela sobre crímenes e investigación policial con una trama sencilla y con un ritmo ágil, lineal y muy adictivo. Mary Higgins Clark nos introduce en una trama muy visual y habitual en series, películas y otras novelas del género que, aún adivinando la identidad del asesino de forma precipitada, al menos en mi caso, sabe enganchar y hacer que el lector disfrute capítulo a capítulo. Leer menos
\"El último baile\": Una novela sin muchas pretensiones
¿Qué puedo decir de esta novela?. Creo que es entretenida, la investigación es ágil y los capítulos van desfilando de forma amena, pero poco más. Lo que menos me ha gustado es que el personaje del que sospeché desde su primera aparición fuese el asesino, de modo que no he disfrutado de ningún elemento sorpresa como suele suceder en libros de est... Leer más
¿Qué puedo decir de esta novela?. Creo que es entretenida, la investigación es ágil y los capítulos van desfilando de forma amena, pero poco más. Lo que menos me ha gustado es que el personaje del que sospeché desde su primera aparición fuese el asesino, de modo que no he disfrutado de ningún elemento sorpresa como suele suceder en libros de este tipo. Los personajes aparecen muy levemente esbozados y, aunque sí que me agrada el ritmo rápido de su narrativa, hubiese preferido que su trama fuese algo más compleja o enrevesada. Este libro puede pasar como una lectura ligera para momentos en los que el cerebro esté más saturado o se necesite una novela tranquila, y tampoco es que sea tan malo, sólo que yo tenía las expectativas bastante más altas. Eso sí, no voy a juzgar a la autora sólo por “El último baile” ya que entiendo que su extenso recorrido como escritora y su séquito de fieles lectores debe obedecer a un motivo de peso, por lo que tendré que leer alguna de sus novelas mejor consideradas para comprobar si este último libro es un tropiezo o una simple publicación de relleno que obedezca a algún requerimiento editorial. Leer menos
Una novela de misterio al estilo clásico
Cuando era jovencita, leí muchas novelas de esta autora. He de reconocer que, según las terminaba las olvidaba pero, mientras las leía, las disfrutaba mucho. Y a veces con eso es suficiente porque, al fin y al cabo, ¿para qué leemos? Mi respuesta es clara: para entretenerme, por placer. Si al mismo tiempo aprendo algo pues fenomenal pero no es e... Leer más
Cuando era jovencita, leí muchas novelas de esta autora. He de reconocer que, según las terminaba las olvidaba pero, mientras las leía, las disfrutaba mucho. Y a veces con eso es suficiente porque, al fin y al cabo, ¿para qué leemos? Mi respuesta es clara: para entretenerme, por placer. Si al mismo tiempo aprendo algo pues fenomenal pero no es eso lo que busco cuando leo novelas (otra cosa distinta es si leo en otro idioma o si leo para documentarme salvo algo). Cuando salió este libro en Edición Anticipada, me decidí rápidamente a cogerlo. Es cierto que el que se publicó el año pasado no me había convencido del todo pero tampoco quería quedarme con mal sabor de una autora que tanto me había hecho disfrutar. Así que lo cogí y, ya os lo adelanto, éste sí que me ha convencido Kerry Dowling, de dieciocho años, ha aparecido muerta en la piscina de su casa tras una fiesta a la que invitó a su novio y algunos amigos. Nadie ha visto qué ha pasado pero todos recuerdan una discusión entre Kerry y su novio por lo que las sospechas rápidamente recaen sobre él. El policía encargado del caso recibirá la inestimable ayuda de la hermana de la victima, Aline, que justo el día de los hechos volvía a casa tras una larga estancia en el extranjero para incorporarse como asesora en el instituto en el que estudiaban Kerry y la mayor parte de los asistentes a la fiesta. Las clases han terminado y la mayor parte de de los alumnos están esperando para incorporarse a la universidad. Aline intentará hablar con los jóvenes que aún se encuentran en el pueblo por ver si a ella se abren más que a la policía. Mary Higgins Clark es una autora muy prolífica que cada año publica uno o dos libros. Yo los descubrí hace ya bastante tiempo, en esa colección de bolsillo en la que todos tenían la portada roja. Leí muchos, prácticamente de tirón y la verdad es que todos me gustaron. Reconozco que son libros de pura evasión que no permanecen en la memoria pero para mí eso no es algo negativo sino todo lo contrario ya que, en ocasiones, es eso precisamente lo que busco. Después de alguna novela más negra, me apetecía leer algo más amable, más ligero y aunque Mary Higgins escribe sobre crímenes, lo hace de una forma “relativamente amable”. No son crímenes escabrosos ni vamos a ver escenas terribles. Para mí, por esto, Mary Higgins Clark es como mi Agatha Christie moderna (vale, que no las estoy comparando, que ya sé que hay diferencias enormes entre ellas pero si pienso en una Agatha de nuestros días, siempre se me viene esta autora a la cabeza) “El último baile” es una novela de misterio al estilo clásico. Una novela en la que hay un círculo cerrado de posibles sospechosos y en la que de lo que se trata es de averiguar las relaciones de todos ellos con la víctima para saber quién ha podido decidir matarla. Casi desde el principio la autora nos presenta dos posibles sospechosos: ambos tuvieron la oportunidad para matarla y, a su manera, también el motivo. Pero, ¿quién de ellos lo hizo? o, ¿quizás fue un tercero? La autora lo mismo te da razones en contra de cada uno de los dos como motivos para que el lector se ponga de su lado y desee que no hayan sido ellos. ¿Habré o no acertado? En mi caso, se me pasó por la cabeza quién había sido. En este sentido, ha sido un tanto previsible la novela aunque reconozco que no las tenía todas conmigo y que lo mismo que acerté pude haber errado. Así que no me importa nada haberlo hecho ya que en realidad me gusta haber tenido ahí las piezas (o algunas de ellas) para componer el puzle Las novelas de Mary Higgins Clark siempre son muy amenas y de lectura sumamente sencilla y “El último adiós” no es una excepción. A mí no me ha durado nada entre las manos y la he leído sin casi darme cuenta. Entre que es corta (no llega a trescientas páginas), que hay mucho diálogo y que la autora sabe cómo atraparte y mantenerte en tensión, te la lees en un santiamén. Es un narrador en tercera persona quien nos cuenta los entresijos de la acción. Lo hace focalizando en los diferentes personajes: Aline, el inspector encargado del caso, los vecinos de Kerry, su novio… Así, poco a poco, iremos conociendo de primera mano a todos los personajes y haciéndonos una idea de cómo son y de cómo era su relación con Kerry. Conclusión final La verdad es que he disfrutado de la lectura. A pesar de haber adivinado quién era el asesino, me he entretenido un montón así que os la recomiendo, sobre todo para esos momentos en los que apetece desconectar y tan sólo disfrutar de una lectura entretenida   Leer menos
Una novela de intriga de principio a fin.
“El último baile” es sin duda un thriller muy ameno que sabe cómo mantener al lector en tensión.Aunque a mi me ha parecido totalmente previsible, ya que desde los primeros capítulos ya sospeché quién sería el asesino, se trata de una novela de misterio muy recomendable para todos los amantes de la novela policíaca y de intriga, porque si algo ti... Leer más
“El último baile” es sin duda un thriller muy ameno que sabe cómo mantener al lector en tensión.Aunque a mi me ha parecido totalmente previsible, ya que desde los primeros capítulos ya sospeché quién sería el asesino, se trata de una novela de misterio muy recomendable para todos los amantes de la novela policíaca y de intriga, porque si algo tiene esta novela es eso, intriga, como todas las novelas de la gran Mary Higgins Clark.Aun sospechando de quién podría ser el asesino de Kerry, esta historia me ha mantenido pegada a sus páginas desde el principio al final.Se trata de una novela muy intrigante que se lee súper rápido; ¡¡dos días me ha durado!!Me ha encantado la forma en la que está narrada la trama, el curso que sigue la investigación para resolver el asesinato de Kerry y el trato con los dos principales sospechosos del asesinato.Algo que también me ha gustado bastante es el epílogo, ya que nos da la oportunidad de conocer cómo continúa la vida de los principales personajes del libro tras la resolución del caso, aunque he de reconocer que me he quedado con ganas de seguir conociéndolos un poco más.En resumen, una novela 100% adictiva a la que no le falta detalle, narrada de forma amena y misteriosa en pocas páginas donde el lector conoce y empatiza fácilmente con cada uno de los personajes desde el inicio. Leer menos
Un libro sin sorpresas
Antes de nada... ¿Es necesario que en la sinopsis desvelen toda la trama? Desde mi punto de vista fastidia toda sorpresa que pueda haber.Conseguí este libro mediante edición anticipada. Hace tiempo que leí otro libro de la autora y recuerdo que me gustó mucho, cuando vi éste no me lo pensé dos veces. Qué decepción.Estamos ante la investigación p... Leer más
Antes de nada... ¿Es necesario que en la sinopsis desvelen toda la trama? Desde mi punto de vista fastidia toda sorpresa que pueda haber.Conseguí este libro mediante edición anticipada. Hace tiempo que leí otro libro de la autora y recuerdo que me gustó mucho, cuando vi éste no me lo pensé dos veces. Qué decepción.Estamos ante la investigación policial de un asesinato en un pueblecito de EEUU. Esto debería ser interesante de por sí, pero no ha sido así.La historia es adictiva, no voy a negarlo, pero es más por el hecho de tener capítulos muy breves que porque la historia enganche.Los personajes son planos y no están nada desarrollados, el detective es un personaje soso y sin carisma. El único personaje que tiene algo de esencia es Jamie, amigo de la víctima que sufre una discapacidad, y es por el único por el que el lector puede llegar a sentir algo de empatía.En cuanto a la historia, toda la investigación es irreal y absurda. No he terminado de entender el motivo por el que el detective encarga la mayoría de la investigación a la hermana de la víctima, para mí ha sido un sinsentido.Por otra parte, el lector descubre, casi sin esfuerzo, alrededor del capítulo 10, quién es el asesino y por qué lo hace. Contando que el libro tiene 85 capítulos, la verdad es que no deja lugar a sorpresas.Por último, otra cosa que no me ha gustado son las ganas que ha tenido la autora de meter una relación amorosa en una historia que no lo pide y no es necesario. Queda forzado que en la mayoría de capítulos varios personajes inviten a la hermana de la víctima a cenar o comer a cada rato...Lo bueno de la novela es que, a pesar de tener 85 capítulos, se lee en dos días por la brevedad de los mismos, pero me ha parecido que la historia flojea por todas partes. Leer menos
El último baile
El último baile es un libro muy ameno y muy facil de leer. En mi opinion es un libro clasico de misterio sobre un asesinato. Lo recomiendo mucho a la gente que le guste el misterio suspense y la intriga. En mi opinion a mi me ha mantenido enganchada hasta el final ya que en las ultimas 20 paginas del libro es cuando se descubre quien es el verda... Leer más
El último baile es un libro muy ameno y muy facil de leer. En mi opinion es un libro clasico de misterio sobre un asesinato. Lo recomiendo mucho a la gente que le guste el misterio suspense y la intriga. En mi opinion a mi me ha mantenido enganchada hasta el final ya que en las ultimas 20 paginas del libro es cuando se descubre quien es el verdadero asesino. Me ha durado cuatro dias esta magnifica novela de misterio. La portada me llamó mucho la atencion y la sipnosis para poder cogerlo.Lo que mas me ha gustado del libro es como investigan quien podria ser el asesino hasta que finalmente saben quien es y como sospechan de tanta gente que podría haber sido sospechosa y que finalmente se resuelve el caso. Tambien lo que quiero destacar es que el ultimo capitulo del final del libro nos habla de como estan sus personajes despues de tres meses que se resolvió el caso y asi podamos saber con la historia que han podido seguir cada uno de ellos en el libro. Muy recomedable para quien quiera pasar un rato con una magnifica novela de misterio y suspense. Leer menos
El último baile. ¡Cuidado, altamente adictiva!
 Gracias a edición anticipada me llega este libro, el último de la llamada reina del misterio. Un libro que desde que comienzas la lectura, ya sabes que no hay vuelta atrás, necesitas saber y saber.La historia comienza con la muerte de Kerry en una fiesta en su propia casa, a partir de este momento y acompañando a Mike Wilson, el detective y de ... Leer más
 Gracias a edición anticipada me llega este libro, el último de la llamada reina del misterio. Un libro que desde que comienzas la lectura, ya sabes que no hay vuelta atrás, necesitas saber y saber.La historia comienza con la muerte de Kerry en una fiesta en su propia casa, a partir de este momento y acompañando a Mike Wilson, el detective y de Aline, la hermana de la victima, el lector se convierte en un investigador más que necesita descubrir que es lo que pasó esa noche.No es una novela en la que los giros te confunden o te sorprenden en gran manera, ya que desde el principio se conoce que ciertos acusados no son culpables, pero la verdadera angustia viene por saber si injustamente estos acusados serán culpados o no,  o si verdaderamente se descubrirá al culpable, el cual la autora va dejando claro desde el principio quien puede llegar a ser, aunque existen varios señalados.CONCLUSIÓN:Una novela de suspense que lleva un ritmo trepidante y de la que verdaderamente se puede decir que es adictiva, ya que te crea la necesidad de seguir leyendo.Debido a su poca extensión podrás saciar tu curiosidad en apenas un par de jornadas. Muy recomendable, ya que no exige ningún esfuerzo, porque aunque tiene unos cuantos personajes, estos están muy bien presentados para que rápidamente te hagas con sus nombres y los puedas identificar a pesar de los nombres americanos. Leer menos
Una historia típica y superficial
No hay duda alguna de que Mary Higgins Clark es una de las grandes damas de la novela de policiaca y suspense actuales. Tampoco hay duda alguna de que es una escritora prolífica donde las haya que ha sabido dar con la tecla de eso que se llama novela súper ventas y cada uno de sus títulos se convierten de manera inmediata en éxitos de ventas. Pe... Leer más
No hay duda alguna de que Mary Higgins Clark es una de las grandes damas de la novela de policiaca y suspense actuales. Tampoco hay duda alguna de que es una escritora prolífica donde las haya que ha sabido dar con la tecla de eso que se llama novela súper ventas y cada uno de sus títulos se convierten de manera inmediata en éxitos de ventas. Pero como ya he comentado alguna que otra vez ventas y calidad literaria no suelen ir ligadas; hay casos en que sí, que una novela realmente bien escrita, de alto nivel literario y narrativo, se convierte en un fenómeno popular de ventas. Pero como digo no es lo normal. No puedo juzgar la obra de Higgins Clark en su totalidad (son 57 novelas) pero sí puedo juzgar esta y es lo que voy a hacer teniendo en cuenta que nunca antes había leído a esta autora, veterana ya de la pluma y el papel, por lo que no puedo comparar esta última novela publicada en español con sus anteriores trabajos.“El último baile” es la última novela publicada en castellano de Mary Higgins Clark. La acción se sitúa en un barrio de clase acomodada y los protagonistas, como en un buen drama telenovelesco de después de comer, son muchos y variados. La acción se estructura alrededor del asesinato de una joven llamada Kerry, que aparece en el fondo de la piscina de su casa una mañana después de una fiesta adolescente. Se suman a este hecho un vecino con una minusvalía intelectual, un ex novio celoso, unos padres destrozados y una comunidad pequeña donde todos se conocen y los rumores se expanden como la pólvora. Pero no hay testigos fiables…Voy a ser sincero desde el principio, “El último baile” es una novela simple y muy básica, destinada a un público determinado que busca una novela ligera, que no le complique la existencia (la lectura en un vagón de metro, en el salón de su casa un domingo gris y lluvioso, en la cama antes de dormir y dejar caer el libro sobre el regazo) y que no haga funcionar al cerebro demasiado. Para mi gusto es una novela floja, donde ni trama ni personajes me terminan por enganchar a pesar de que puede tener algún que otro brillo oculto.Generalmente en este tipo de novelas se tira mucho de personajes típicos y de muchos tópicos. “El último baile” no va desencaminado en este sentido. Drama familiar por el asesinato de una joven de 18 años; padres destrozados; inocentes acusados; malentendidos; vecinas cotillas; un joven discapacitado que lo lía todo; amigos encubridores; familias llenas de odio; mucha religiosidad; alguien que no es quien aparenta; pistas falsas; abogados y jueces y policías… Pero de entre todos los personajes ni uno tiene una definición clara y profunda, ninguno evoluciona en toda la novela. Quizá solo salvo a la hermana de la fallecida, Aline, una joven de 28 años que vuelve a casa después de un drama personal y tras haber pasado 3 años trabajando fuera para encontrarse con su familia destrozada por la tragedia.Con “El último baile” tengo la impresión de que la historia va narrada a trompicones. Su estructura de capítulos cortos no ayuda a que haya una narración continuada en la que la propia trama lleve al lector de un lado a otro. Es muy agobiante para mí, que estoy acostumbrado a narraciones bien hiladas, toparme con una novela como esta en la que la narración va a saltos, solapando dramas, historias familiares y puntos de vista. Lo que algunos pueden considerar un estilo rápido y voraginoso, para mí es un estilo simple, más que sencillo, que lo único bueno que tiene es que es de rápida lectura, pero poco más.Tengo también la impresión que Mary Higgins Clark es considerada la reina del suspense y las novelas policiacas como lo es John Grisham el rey de la novela judicial. La cuestión es que Clark en “El último baile” usa una historia muy masticada ya para intentar sonar original, cosa que ya es muy complicado conseguir en este tipo de novelas. No critico que sea así, cada escritor tiene su público, pero creo que un libro es algo sagrado y cada historia debe intentar contar algo y significar algo, no solo servir de divertimento y pasatiempo. Y este libro es lo segundo dejando muy de lado lo primero. Con que solo los personajes y la trama hubieran tenido más profundidad todo hubiera sido muy diferente.No obstante y pese a mi opinión personal sobre “El último baile” he de decir que tiene una virtud, y es que termina enganchando ligeramente, aunque solo sea por ver cómo termina todo y se cierran todos los flecos de la historia. Es una buena novela para pasar el rato, pero no para disfrutar leyendo porque no tiene ningún elemento de lo que para mí es la buena literatura. Esta es literatura de estación de tren de aeropuerto o de sala de espera en el hospital; pero nunca de salón calentito y disfrute casero.  Leer menos
Una fiesta que terminó en tragedia, una joven brutalmente asesin
El cadáver de Kerry Dowling aparece en el fondo de la piscina después de una fiesta en su casa: ha sido asesinada, pero ninguno de sus invitados sabe o ha visto nada. Aunque parece no haber testigos de la agresión, no faltan sospechosos. De desarrollo sencillo y ágil lectura, trágica, inquietante y adictiva, la novela El último baile de Mary Hig... Leer más
El cadáver de Kerry Dowling aparece en el fondo de la piscina después de una fiesta en su casa: ha sido asesinada, pero ninguno de sus invitados sabe o ha visto nada. Aunque parece no haber testigos de la agresión, no faltan sospechosos. De desarrollo sencillo y ágil lectura, trágica, inquietante y adictiva, la novela El último baile de Mary Higgins Clark tiene los ingredientes para convertirse en el thriller ideal para una fría tarde de lluvia.El último baile de Mary Higgins Clark: una fiesta, un asesinato y… ¿ningún testigo?Kerry Dowling estaba en el jardín recogiendo los restos de su fiesta cuando alguien la golpeó en la cabeza con un palo de golf y la tiró a la piscina. Kerry estaba sola en casa y quiso aprovechar la ausencia de sus padres para celebrar una última fiesta con sus compañeros de instituto antes de marcharse a la universidad.Todos sus invitados se habían marchado antes de las once de la noche ?Kerry insistió en quedarse sola para evitar las quejas de sus vecinos? y su asesino aprovechó la ocasión para atacarla sin testigos. A la mañana siguiente, sus padres Steve y Fran Dowling y su hermana mayor Aline encontraron el cuerpo sin vida de Kerry flotando en el fondo de la piscina.Todo apunta a Alan Crowley, el novio de la joven, como el sospechoso más obvio ?todos vieron discutir a la pareja durante la fiesta?, pero el caso del asesinato de Kerry Dowling esconde muchos misterios y no faltan los sospechosos. Sin pretenderlo, su vecino Jamie, un entrañable joven con necesidades especiales, también se verá implicado en la investigación del caso.Lejos de quedarse al margen de la investigación, Aline decide ayudar al detective de homicidios Mike Wilson en sus pesquisas y aprovechar su puesto como orientadora en el instituto de Saddle River para hacer sus propias averiguaciones. Lo que Aline no sabe es que su osadía pondrá en riesgo su vida.El último baile de Mary Higgins Clark: ¿quién mató a Kerry Dowling?Una fiesta que terminó en tragedia, una joven brutalmente asesinada, una apacible comunidad rota por la desdicha y un misterioso crimen por resolver. Trágica, inquietante y adictiva, la novela El último baile, nuevo título de la autora de misterio Mary Higgins Clark, conquista al lector con una historia repleta de cabos sueltos y grandes interrogantes sin respuesta.La escritora hace gala de su buen gusto para el thriller y se gana al lector con una nueva historia bien desarrollada a base de capítulos muy breves pero efectivos que apuestan por la claridad y la concisión para contar su historia sin redundancias ni grandes artificios.De desarrollo sencillo y lectura ágil, El último baile es la novela de intriga ideal para ese lector ávido de misterios que busca perderse en la enrevesada investigación de un crimen sin resolver. La novela perfecta para leer de una sentada. Y aunque la historia pueda resultar un tanto previsible en sus últimas páginas, cabe destacar la capacidad de la autora para mantener el interés del lector hasta el último capítulo. Leer menos
Una novela adictiva sin pretensiones
Kerry ha dado una fiesta en su casa para los graduados, aquellos que en poco tiempo harán las maletas para irse a la universidad. Después de la fiesta, finalizada antes de la hora en la que los vecinos puedan llamar a la policía, Kerry se encuentra recogiendo los restos de la fiesta en el patio trasero. Los padres de Kerry han pasado el fin de s... Leer más
Kerry ha dado una fiesta en su casa para los graduados, aquellos que en poco tiempo harán las maletas para irse a la universidad. Después de la fiesta, finalizada antes de la hora en la que los vecinos puedan llamar a la policía, Kerry se encuentra recogiendo los restos de la fiesta en el patio trasero. Los padres de Kerry han pasado el fin de semana fuera y el domingo por la mañana acuden al aeropuerto para recoger a su hija mayor, Aline. Cuando llegan a casa, viendo como se encuentra la casa sin haber sido limpiada después de la fiesta, los padres de Kerry y Aline encuentran a su hija menor muerta flotando en la piscina. La fuerte discusión entre Kerry y su novio pondrá a la policía tras su pista, pero lo que no saben es que hay un testigo del crimen.La trama fue sencilla en un primer momento. Nos presentan un crimen, pero la autora conforme avanza la novela va enredando las cosas hasta crear una maraña. Me gustó bastante la forma de narrar de la autora, muy ligera y concisa, pero demasiado obvia. Creo que si hubiera sido una novela más larga y pausada, donde los personajes tuvieran el peso que merece en la historia y conociéramos en profunidad más de ellos, habría sido genial. El ritmo es muy rápido. Es una novela sumamente corta compuesta por una gran cantidad de capítulos aún más cortos que solo te invitan a seguir leyendo. Ha sido una lectura que me ha durado poco tiempo con la que me he entretenido, pero como ya os he comentado he echado cosas en falta para poder disfrutar de ella del todo. Los giros argumentales no me han sorprendido. Desde el principio tenía mis sospechas sobre quién perpetró el crimen y se vieron confirmadas al final de la novela. Os repito, si queréis leer el libro, no leáis la sinopsis. Mis sospechas fueron confirmadas cuando leí la sinopsis completa, a pesar de tener muy claro quién es el asesino. El final me ha dejado un poco fría. Al haber descubierto mucho tiempo antes lo que iba a ocurrir me dejó un poco indiferente. También hay un elemento que no debería haber estado ahí por las circunstancias y quien haya leído el libro sabrá a qué me refiero ya que en el epílogo tiene su punto culminante. Leer menos
Un fin de fiesta muy negro
Un grupo de jóvenes de Saddle River, New Jersey, acude a la invitación de Kerry Dowling para disfrutar de una de las últimas fiestas del verano, después, la mayoría de ellos se separará para dar inicio a su primer año universitario.A la mañana siguiente todos los asistentes son informados de que el cadáver de la anfitriona ha sido hallado flotan... Leer más
Un grupo de jóvenes de Saddle River, New Jersey, acude a la invitación de Kerry Dowling para disfrutar de una de las últimas fiestas del verano, después, la mayoría de ellos se separará para dar inicio a su primer año universitario.A la mañana siguiente todos los asistentes son informados de que el cadáver de la anfitriona ha sido hallado flotando en la piscina con una fuerte contusión en la cabeza. Su novio, Alan, que había mantenido una fuerte discusión con ella, y Jamie, un vecino con discapacidad intelectual, se convierten automáticamente en los principales sospechosos, tanto para la policía que sigue la investigación como para los lectores que nos dejamos engañar en primera instancia por la autora.Jamie, inspirado en el nieto de Mary Higgins Clark, es el único testigo del asesinato. Su enfermedad, que le hace confundir la percepción del tiempo interfiriendo en sus recuerdos, se convertirá en un arma de doble filo para él al no poderse establecer en sus testimonios a la policía si habla en pasado o en presente. El cuidado perfil del personaje nos lleva a vivir en primera línea el trato que damos a las personas con discapacidad y nos hace darnos cuenta de los prejuicios que tenemos hacia este colectivo.El detective de la policía, Mike Wilson, y Aline Dowling, forman un tándem perfecto en la investigación del caso. Él se ocupa de las investigaciones e interrogatorios y ella aprovecha su nuevo cargo en el instituto, como orientadora escolar, para establecer contacto con los amigos y compañeros de su hermana Kerry.La lista de sospechosos aumenta al mismo ritmo que avanza la novela y nuestra labor consiste en ir descartando aquellos que nos dan buenas vibraciones y centrarnos en los que realmente son merecedores de que les sigamos la pista; esa que nos llevará directamente hacia un desenlace que demuestre que nuestra intuición ha sido, en esta ocasión, acertada, quién es la persona responsable del asesinato de Kerry y los motivos que le han llevado a cometerlo.Y ahí es donde entra en juego el buen hacer de la autora que sabe sacar rédito a su experiencia como escritora de best seller policíacos y construye una trama a medida de su legión de seguidores mezclando las dosis justas de misterio, intriga y algunos episodios con los que intenta despistarnos sembrando la duda.Una narrativa ágil y directa, con más sospechosos de lo esperado pero en la que vuestro olfato seguro que no os falla. Y aunque, Mary Higgins Clark, nos lo ha puesto demasiado fácil en esta ocasión, sigue demostrando el motivo por el cual sus novelas de intriga son tan populares. Leer menos
Añadido a tus libros guardados