Tierna y rebelde (Saga de los Malory 2)

Johanna Lindsey

Fragmento

 

Título original: Tender Rebel

Traducción: Lilian Schmidt

Ante la imposibilidad de contactar con el autor de la traducción, la editorial pone a su disposición todos los derechos que le son legítimos e inalienables.

 

1.ª edición: junio 2011

© 1988 by Johanna Lindsey

© Ediciones B, S. A., 2011

para el sello Zeta Bolsillo

Consell de Cent, 425-427 - 08009 Barcelona (España)

www.edicionesb.com

Depósito Legal:  B.15632-2012

ISBN EPUB:  978-84-9019-122-4

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en el ordenamiento jurídico, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.

 

 

 

 

 

 

Este libro está dedicado con amor

a todos mis lectores, con un agradecimiento

especial a aquellos que deseaban que

el tío Tony tuviese su propia historia.

 

   

1

 

Inglaterra, 1818.

 

—¿Tienes miedo?

Roslynn Chadwick dejó de mirar por la ventanilla del carruaje, por la que había estado contemplando el paisaje durante una hora sin verlo realmente. ¿Miedo? Estaba sola en el mundo, sin tutor ni familiares. Iba camino de un futuro incierto, dejando a sus espaldas todo cuanto conocía. ¿Atemorizada? Estaba aterrorizada.

Pero Roslynn trataría de evitar que Nettie MacDonald lo supiera. Nettie ya estaba bastante inquieta; lo había estado desde que cruzaron la frontera inglesa la mañana anterior, si bien trataba de ocultarlo quejándose, según su costumbre. Hasta entonces, Nettie había estado alegre y despreocupada, incluso cuando cruzaron las tierras bajas de Escocia, que despreciaba. Nettie, que había sido una montañesa durante toda su vida, es decir durante cuarenta y dos años, nunca creyó que algún día debería abandonar sus bienamadas tierras bajas y además cruzar la frontera inglesa. Inglaterra. Pero era imposible dejar atrás a la querida Nettie.

Roslynn se esforzó por sonreír para complacer a su doncella y tranquilizarla.

—Oh, Nettie, ¿por qué habría de tener miedo? ¿Acaso no logramos salir subrepticiamente en medio de la noche? Geordie nos buscará en Aberdeen y Edimburgo durante semanas y jamás adivinará que nos hemos fugado a Londres.

—Seguramente —dijo Nettie, complacida por el éxito que habían tenido hasta ese momento y olvidándose momentáneamente de que experimentaba temor y disgusto hacia los ingleses. Mucho más profunda era

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados