¿Cómo lograr un descanso saludable en casa?
Muerdelibros 3 min.

¿Cómo lograr un descanso saludable en casa?

¿Sabemos cómo es el sueño normal de los bebés y de los niños? ¿Podemos hacer algo para mejorar nuestros hábitos familiares de sueño? ¿Qué ocurre cuando la falta de descanso afecta al ritmo familiar? A todas estas cuestiones responde Olga Sesé, la primera coach certificada del sueño infantil en España. 

Sigue leyendo para conocer algunas recomendaciones para familias sobre el sueño infantil. 

¡Dulces sueños!

DIANA OLIVER

Periodista especializada en infancia

@dianaoliver.es

El sueño infantil es una de las preocupaciones más habituales de las familias actuales. Cuánto, dónde, cómo y dónde deben dormir nuestros hijos e hijas son cuestiones que se plantean en hogares y consultas pediátricas cuando los niños no duermen como esperamos que duerman. Pero ¿sabemos cómo es el sueño normal de los bebés y de los niños? ¿Podemos hacer algo para mejorar nuestros hábitos familiares de sueño? ¿Qué ocurre cuando la falta de descanso afecta a la vida familiar?

Existen múltiples respuestas para cada una de estas preguntas, quizá tantas como familias, porque detrás de cada una de ellas se esconden multitud de circunstancias, contextos y sentires. 

Lo sabe bien Olga Sesé, la primera coach certificada del sueño infantil en España por The International Parenting and Health Institute (IPHI) y autora de ¡Buenas noches, Miau!, que apoya desde hace cinco años a padres y madres para que logren el descanso que necesitan. En estas sesiones de acompañamiento ha observado que nos preocupa tanto que los niños descansen lo que necesitan como el descanso de toda la familia, porque a la larga es una situación que nos afecta a todos. «A todo el mundo le preocupa que su hijo descanse adecuadamente para que también lo haga la familia y hay que saber que los primeros doce meses de vida pueden ser duros en cuanto al sueño. Y puede convertirse en algo difícil de sobrellevar porque el exceso de cansancio acumulado prolongado en el tiempo puede alterar significativamente la dinámica familiar. Todos necesitamos descansar», explica. Y es que cuando no dormimos estamos irritables, de mal humor, cansados y no tenemos energía para afrontar el día. Además, la falta de sueño, según la experta, puede producir dolor de cabeza, hipersensibilidad, menos capacidad para manejar el estrés y menos capacidad para defenderse de enfermedades. 

Te recomendamos

buenas noches miau

Fue precisamente la falta de sueño tras el nacimiento de su primer hijo, y las consecuencias que aquello tuvo, lo que llevó a Olga Sesé a buscar respuestas. Las encontró. Y, además, su experiencia personal hizo que deseara ayudar a otras familias, dotándolas de las herramientas adecuadas para que logren sus objetivos de sueño y obtengan el descanso que necesitan. Siempre desde el respeto y el apego, dos elementos fundamentales para un desarrollo saludable.

¿Cómo es el sueño de un bebé los primeros meses?

En el ser humano el sueño evoluciona a lo largo de toda su vida, por lo que el sueño de un bebé nada tiene que ver con el sueño de un adulto por una cuestión madurativa. Comprender cómo es el sueño normal de un bebé puede ser un gran alivio para muchas familias superadas por la falta de descanso y los despertares intermitentes durante la noche. Cuenta Olga Sesé que los bebés menores de cuatro meses no tienen un patrón de sueño establecido, sus ciclos de sueño son de dos fases: sueño «activo» y sueño «tranquilo» (también conocido como sueño REM y no REM) y duran entre 45-50 minutos. Es decir, que en sus primeros meses los bebés no distinguen el día de la noche y duermen cortos periodos de tiempo a lo largo de 24 horas. «No tienen las etapas distintivas de sueño que tendrá a medida que crezcan y sus cerebros maduren. Como resultado, los recién nacidos pasan la mayor parte de su tiempo en sueño profundo», dice Sesé. Será a partir de los cuatro meses cuando sus cerebros comienzan a madurar, cuando sus patrones de sueño empiecen a cambiar y sus ritmos circadianos se pongan en marcha. Entonces, según la coach del sueño, el sueño del bebé se estructurará en tres siestas durante el día y un periodo más largo por la noche. «En lugar de tener dos fases de sueño, pasará a tener cinco de 90-120 minutos de duración. Por lo tanto, es normal que se vayan despertando y tengan un sueño desestructurado», señala.

buenas noches miau

La comunidad científica respalda la idea de que el sueño de los niños evoluciona a la par que lo hacen ellos. También establece unas tablas con las horas aproximadas que suele dormir un niño o un adolescente según la edad. La National Sleep Foundation, por ejemplo, recoge en How much sleep do babies and kids need? que hasta los tres meses suelen dormir de 14 a 17 horas a lo largo de todo el día; de los cuatro a los once meses, de 12 a 15 horas; entre el año de vida y los dos años, de 11 a 14 horas; entre los tres y los cinco años, de 10 a 13 horas; entre los seis y los trece años, de 9 a 11 horas, y en la adolescencia, de 8 a 10 horas. Muy similares son los datos de la Guía de Práctica Clínica sobre Trastornos del Sueño en la Infancia y Adolescencia en Atención Primaria (2011), publicada en España por el Ministerio de Sanidad. 

Pero ¿cómo son los hábitos de las familias a la hora de ir a dormir? ¿Nos vamos a la cama cuando debemos para descansar lo suficiente? Responde Olga Seé que debido al ritmo de vida que llevamos hoy en día, con el estrés del trabajo, la casa, los niños, las extraescolares... lo más habitual es que cenemos entorno a las nueve o diez de la noche y, en consecuencia, nos vayamos a dormir entorno a las once, teniendo así menos horas de sueño nocturno: una media de siete horas en adultos. Dice la experta que, en general, siempre se intenta que los niños vayan a la cama cuanto antes, pero debido al ritmo de cosas que hacemos a lo largo del día, esto no siempre es posible. «Lo ideal es que un niño esté durmiendo como muy tarde entre las ocho y las nueve, así podrá tener un promedio de diez a once horas de sueño nocturno, que es lo mínimo que necesitan», sostiene. 

Ayudarles a conciliar el sueño

A dormir no se aprende, los bebés ya saben dormir antes de nacer, pero sí podemos acompañarles y darles las herramientas en su camino hacia un sueño continuado y más autónomo. Explica Olga Sesé que hay padres que quieren que sus hijos duerman del tirón y les dejen descansar, pero hay que entender que un bebé se puede despertar por muchos motivos y que es normal que se despierte hasta los doce o catorce meses. De hecho, recuerda que todos nos despertamos en mitad de la noche y tenemos esos microdespertares, la diferencia es que en la gran mayoría de los casos los bebés no saben volver a dormirse y unir los ciclos de sueño para así tener un sueño más continuado. 

buenas noches miau

Según Olga Sesé no existen fórmulas mágicas para acompañarles y lograr un mejor descanso para toda la familia, pero sí cree que puede ayudarnos seguir una serie de recomendaciones:

Tener en cuenta la edad, ya que antes de los cuatro meses no tendrán establecidos los ciclos circadianos.

Respetar las ventanas de sueño. En función de cada etapa de su desarrollo, las siestas diurnas deberán ser diferentes, hasta solo necesitar una siesta al día. 

Crear un ambiente idóneo para dormir, bajando los niveles de intensidad de las luces y sonido adecuados. En caso de no poder controlar el ruido, nos apoyamos en el ruido blanco.

Establecer unas rutinas de sueño en las que el bebé pueda saber que se aproxima el momento de ir a dormir.

La constancia será la clave.

Los mitos más habituales en torno al sueño infantil

La crianza está repleta de mitos que, muchas veces, pueden hacer más difícil el tránsito por esta etapa para las familias. Desde la lactancia hasta la adquisición de determinados evolutivos, son infinitas las creencias populares y el sueño no iba a ser menos. La experta en sueño infantil recuerda algunos de los mitos más comunes:

«Tu bebé dormirá más cuando esté cansado». Cuando un bebé está demasiado cansado es probable que tenga dificultades para conciliar el sueño. Sin embargo, cuando ha descansado lo suficiente durante el día llega a la noche relajado, y entonces podrá tener un sueño más reparador y tranquilo. Quedarse dormido si está cansado y sobrestimulado le resultará más difícil y a su vez el sueño será más irregular durante la noche.

«Si se acuesta tarde, se quedará dormido antes y dormirá mejor». Es recomendable acostar a los niños en el momento que muestran señales de sueño. Si te pasas de su hora, su cuerpo comenzará a segregar cortisol, hormona que le activará, y se sobreactivará. Un niño sobreactivado concilia peor el sueño y tiene una noche más activa.

«Dar un biberón cargado hará que el peque duerma toda la noche». Hacer una gran toma no hará que el niño se duerma más rápido, ni que no se despierte por la noche. De hecho, una cena muy copiosa puede hacerle sentir pesadez y estar incómodo y dificultar así la conciliación del sueño.

¿Cómo puede ayudar «¡Buenas noches, Miau!» a los más pequeños?

buenas noches miau

En ¡Buenas noches, Miau!, un cuento sobre un gatito y su rutina para ir a la cama para ayudar a dormir a los más pequeños que incluye una guía con el método BabyREM, Olga Sesé explica cómo es el sueño de un bebé y  cómo evoluciona para que las familias puedan establecer los primeros rituales de buenas noches y desarrollar unos hábitos de descanso saludables, esenciales para toda la familia y para el desarrollo de los más pequeños. Con este libro las familias podrán acompañar cada etapa y fase de sueño por las que pasará el bebé y así podrán ayudarle y brindarle las herramientas necesarias para su descanso.

Puedes conocer más sobre el trabajo de Olga en su web www.babyremcoach.com

Más Populares

Más populares

Buenas noches, Miau Buenas noches, Miau 2 Ir al producto
  • ¡En oferta!
  • -5%

Buenas noches, Miau

9788448858421
Irene Bofill Olga Sesé
Llega la hora de irse a dormir. ¿Qué padre o madre no ha soñado siempre con que esta hora sea tranquila, calmada... y resulta ser todo lo contrario? Olga Sesé y este cuento del pequeño Miau te ayudarán a conseguir que la hora de irse a dormir sea el momento mágico del día.
15,48 € 16,30 €

Artículos relacionados

Bienvenidos a Penguin Kids, ¡pasen y vean!
Con la misma ilusión con que de pequeños nos asomábamos al escaparate de nuestra librería preferida presentamos hoy Penguin Kids, un nuevo sello destinado a los primeros lectores, esos que todavía no saben la aventura que les espera. Con la misma insistencia con que pedíamos un cuento tras otro antes de ir a dormir, buscaremos ahora las mejores historias y los mejores proyectos: los que sean capaces de arrancar una carcajada a cada pequeño lector, aquellos que les expliquen el mundo, que los lleven a pedir un bis una y otra vez… ¡todos los que les hagan crecer por dentro! Bienvenidos a Penguin Kids. ¡Pasen y vean!
Bienvenidos a Penguin Kids, ¡pasen y vean!
La importancia de leer a tu hijo antes de irse a dormir
Da igual que hayas tenido un día de trabajo al que se le suman las preocupaciones extra. La noche no perdona y el cuento de antes de ir a dormir es intocable. Si ya no te quedan recursos para inventarte más historias o estás cansado o cansada de leer el mismo cuento cada noche, sigue leyendo; te proponemos varias opciones muy interesantes para que se queden groguis en minutos. 
La importancia de leer a tu hijo antes de irse a dormir
Los mejores libros para niños y niñas de 0 a 3 años
Seleccionar las primeras lecturas para nuestros hijos es una tarea a la que prestar atención, pues de nuestra decisión dependerá lo fácil que puede resultar el aprendizaje en sus primeros años. 
Los mejores libros para niños y niñas de 0 a 3 años
Añadido a tus libros guardados