Cómo acompañar el enfado y las rabietas en la infancia
Pequeños preguntones 3 min.

Cómo acompañar el enfado y las rabietas en la infancia

El enfado es una emoción como otra cualquiera dentro del amplio abanico de emociones que el ser humano puede experimentar y sentir a lo largo de su vida. 

Si hay veces que no sabes gestionar el enfado de tus hijos y necesitas algunos consejos, sigue leyendo este post de Alejandra Melús. 

ALEJANDRA MELÚS

Experta en atención temprana y primera infancia

@melusalejandra

Desde que nacemos las emociones aparecen en nuestro día a día y a través de ellas expresamos cómo nos sentimos, lo que necesitamos, si están o no cubiertas nuestras necesidades básicas esenciales, si tenemos hambre, sueño o necesitamos que nos arropen.

Poco a poco la expresión de las emociones va siendo más detallada con la aparición del lenguaje tanto comprensivo como expresivo.

El enfado no debe ser reprimido ni contenido, tan solo debemos acompañar esta emoción.

Es en este momento, hacia los dos años de vida, cuando aparece la llamada etapa de las «rabietas», donde el niño empieza a mostrar su enfado o frustración con mayor contundencia cuando siente que no se satisfacen sus necesidades o cuando no sabe expresar adecuadamente lo que quiere. También sucede cuando no se siente comprendido o no sabe comunicarse con el lenguaje o la palabra adecuada.

Es una etapa totalmente natural a esta edad y puede prolongarse durante varios años de vida e incluso a lo largo de toda la infancia.

Te recomendamos

El problema principal es que la sociedad tiende a catalogar las emociones entre buenas o malas y en el caso del enfado, la rabia o la frustración, las encasillamos dentro de las emociones negativas, porque son emociones que implican desacuerdo, protesta, impulsividad, discusión o enfrentamiento, y además estas emociones nos remueven y alteran la tranquilidad de la situación actual, pero de igual modo son muy necesarias para el desarrollo del ser humano.

acompañar a nuestros hijos en el enfado

¿Por qué es necesario el enfado?

El ser humano necesita expresar sus emociones, su conformidad o disconformidad en cada situación, la ira cuando existen injusticias o la frustración cuando algo que está sucediendo a su alrededor no puede ser controlado por sí mismo o no acontece como desearía.

La contención emocional o la falta de expresión de sentimientos puede llevarnos a consecuencias negativas, tanto en nosotros mismos como en las relaciones con los demás.

¿Qué herramientas favorecen el enfado?

El enfado potencia en el ser humano varios aspectos:

  • Favorece la motivación, la movilidad, el impulso por cambiar, por actuar y activarse. El enfado no te mantiene impasible, sino que te invita a moverte, a realizar un cambio, te llena de energía y te enfoca en el qué hacer.
  • Desarrolla la creatividad y la imaginación, ya que ante un conflicto o un momento que no nos agrada, buscamos soluciones, modos de cambiar, pensamos nuevas ideas, imaginamos cómo llevarlas a cabo, ideamos planes y trazamos nuevos proyectos.
  • Puede ser un gran alentador. El enfado y la rabia pueden servirnos como aliento para motivar un cambio, para mejorar, perseverar y persistir en un objetivo que se nos resiste o no nos agrada demasiado. Puede servirnos como motor de cambio.
  • El enfado es un buen impulsor del diálogo. Siempre desde la calma y el respeto, este sentimiento puede ofrecernos la oportunidad de conversar sobre aquello que no nos gusta, poner de manifiesto situaciones que nos desagradan y exponer puntos de vista diferentes, tratando de llegar a aspectos comunes y así comprender y empatizar con el otro.
  • La rabia o la frustración son emociones que debemos saber expresar adecuadamente, sin herir al otro, aprendiendo a gestionar adecuadamente las situaciones que nos llevan a sentir estas emociones, comprendiendo que son naturales y que debemos dejar que fluyan y convivan con nosotros, por lo que podemos afirmar que el enfado o la rabia nos sirven como aprendizaje de herramientas de gestión emocional.

acompañar en el enfado de nuestros hijos

Además, como adultos, debemos acompañar estas emociones sin juicio, con comprensión, tratando de dar un buen ejemplo en las situaciones en las que nosotros sentimos enfado o rabia, siendo el espejo donde ellos se puedan mirar y reflejar y transmitiéndoles seguridad, tranquilidad, calma y sobre todo mucha disponibilidad y afecto incondicional.

Así mismo, en nuestro día a día podemos ayudarnos de herramientas como los cuentos, que hacen que empaticen tanto con los personajes, sus historias y vivencias:

  • ¿Qué necesito cuando me enfado?, de Tania García. Creadora de la Educación Real®, ha escrito este precioso cuento con un doble objetivo: ayudar a los padres y madres a entender los enfados de sus hijos y a saber cómo guiarlos para que aprendan a comprenderse a sí mismos y también ayudar a los niños y niñas a reconocer el enfado y la rabia e integrarlo como una parte más de su desarrollo evolutivo. Es un libro ideal para leer en familia, para que padres y niños aprendan a gestionar juntos emociones como la rabia.
  • ¡Estoy muy enfadado!, de Begoña Ibarrola. Este libro incluye varios cuentos que tienen por protagonista a la emoción del enfado. Los personajes encuentran estrategias para enfrentarse a la frustración a través de las historias. El enfado se expone como una emoción más y a través de este cuento Begoña nos ofrece herramientas útiles y sencillas para abordarla. Además incluye ejercicios tanto para las familias como para los educadores.

acompañar en el enfado de nuestros hijos

  • Hoy estoy… enfadado, de Clara Peñalver. Un cuento que ayuda a poner voz a las emociones, a explicarlas y comprenderlas, a entender cómo expresar la emoción. La ira es una emoción más dentro del amplio abanico de las emociones, pero debemos aprender a ponerle nombre y comprender cómo expresarla sin herir a los demás.
  • ¿Estás muy enfadado?, de Chiara Piroddi. Un cuento que habla del enfado en el momento preciso de ir a la cama, que a veces es un rato conflictivo en la rutina de casa. Este cuento incluye cinco consejos para las familias para gestionar adecuadamente esta emoción.
  • Estoy contigo, de Cori Doerrfeld. Es un cuento que narra a través de su protagonista, un pequeño niño, el enfado, desde su inicio hasta que este desaparece al aprender cómo gestionarlo. Pero lo más bonito de esta historia es cómo aprende el niño a reconocer y gestionar su enfado, gracias a qué herramientas, a cómo le acompañan y cómo lo hacen. Además, a través de este libro podemos poner voz a las emociones, empatizar mejor con nuestros niños y niñas y hablar del amor incondicional, del acompañamiento, de la espera, la escucha y el vínculo. Es un cuento maravilloso que no debería faltar en ninguna casa.

Acompañar a nuestros hijos en el enfado

Y no olvidemos que el enfado no debe ser reprimido ni contenido, tan solo debemos acompañar esta emoción como a nosotros nos gustaría que nos apoyaran en situaciones similares.

Es muy importante validar, dar voz, poner palabra y mostrar comprensión. Siempre con respeto, empatía y mostrándonos cercanos y disponibles.

Es esencial dar buen ejemplo y ofrecer la mejor versión de nosotros y nosotras mismas en cada conflicto o situación de enfado o frustración. Debemos ver cada situación como una oportunidad de aprendizaje.

Más Populares

Más populares

Artículos relacionados

Cinco consejos para gestionar el enfado de nuestros hijos
Que nuestros hijos se enfaden es normal, pero podemos aliviar y prevenir futuros disgustos si les ayudamos a gestionar sus emociones. Descubre cómo.
Cinco consejos para gestionar el enfado de nuestros hijos
Cómo acompañar la llegada de un hermano: cuentos y herramientas
Cuando un nuevo miembro llega a la familia, todo se puede ver alterado, por eso es importante saber acompañar este momento de manera adecuada. ¿Tu hijo o hija está esperando un hermanito y no sabéis cómo lo va a asumir? Sigue leyendo para conocer algunos de los consejos de Alejandra Melús y sus recomendaciones favoritas para que, cuando llegue el momento, todo vaya sobre ruedas. 
Cómo acompañar la llegada de un hermano: cuentos y herramientas
Bienvenidos a Penguin Kids, ¡pasen y vean!
Con la misma ilusión con que de pequeños nos asomábamos al escaparate de nuestra librería preferida presentamos hoy Penguin Kids, un nuevo sello destinado a los primeros lectores, esos que todavía no saben la aventura que les espera. Con la misma insistencia con que pedíamos un cuento tras otro antes de ir a dormir, buscaremos ahora las mejores historias y los mejores proyectos: los que sean capaces de arrancar una carcajada a cada pequeño lector, aquellos que les expliquen el mundo, que los lleven a pedir un bis una y otra vez… ¡todos los que les hagan crecer por dentro! Bienvenidos a Penguin Kids. ¡Pasen y vean!
Bienvenidos a Penguin Kids, ¡pasen y vean!
Añadido a tus libros guardados