Libros que nos ayudan a ser felices
Pequeños preguntones 3 min.

Libros que nos ayudan a ser felices

La definición de felicidad es tan amplia como personas hay, por lo que no existe una fórmula concreta que aporte esa sensación de bienestar a todo el mundo. Pero sí hay maneras o patrones generales que nos pueden ayudar a encontrar la propia de cada uno. Sigue leyendo para saber cómo encontrar la tuya y la de tus hijos. 

EQUIPO PENGUIN KIDS

Entendemos de libros que molan

Asegurar dónde reside la felicidad es muy aventurado, porque cada uno tiene un concepto diferente de felicidad. A algunas personas se la provocan las cosas materiales; a otras, disfrutar de tiempo libre, y otras la encuentran en pequeños detalles. 

Pero ¿es necesario que la felicidad venga a ti o puedes ir a buscarla?

La felicidad se puede buscar.

¿Qué te produce felicidad? Si te hacemos esa pregunta posiblemente estés pensando en la salud de tus hijos, en que no falte el trabajo para poder aportarles todo lo que necesitan, que su entorno sea seguro... y que sean felices. Buscamos por todos los medios que nuestros hijos sean felices y nos preocupamos o frustramos cuando, en algún momento, esto no es así. 

Para empezar, te diremos que la tristeza es un estado de ánimo como cualquier otro, por eso no hay que preocuparse si aparece, siempre que no sea de forma continua. 

Pero, volviendo a la felicidad, ¿viene sola, condicionada por factores externos que aparecen en nuestra vida de forma puntual, o podemos ir a buscarla? 

LA FUENTE ESCONDIDA

Te recomendamos

Podemos buscarla, sin duda, pero te vamos a dar algunos consejos para que encuentres la felicidad en las cosas más cercanas. 

  • Regresa a tu infancia. Conforme nos hacemos mayores dejamos de realizar muchas de las actividades que nos hacían felices cuando éramos pequeños. El trabajo excesivo, el estrés o el «qué dirán» son enemigos de la felicidad. Desaprende lo aprendido y busca las cosas que te hacían feliz cuando eras pequeño o pequeña. 
  • Busca las actividades que te hacen feliz. Ya sabemos que las obligaciones diarias como el trabajo y la crianza de nuestros hijos nos dejan sin energía y tiempo para realizar muchas actividades. Pero encontrar un hueco para practicar algo que nos haga felices es fundamental. Quítale media hora al sofá y dáselo a algo que te provoque esa sensación de bienestar interior. 
  • Encuentra la felicidad en los pequeños detalles de tu entorno. No hace falta planear algo con mucho tiempo para llegar a ese estado. Pasear al perro y mirar a tu alrededor, cocinar con música o abrir las ventanas y respirar el aire limpio que ventila la casa son pequeñas actividades que pueden sacarte del bucle. Haz todas esas cosas de forma consciente y disfruta de esos minutos o segundos. 
  • Proponte la felicidad en tu día a día. Las preocupaciones están a la orden del día y es fácil desmotivarse. Pero empezar el día con la firme intención de buscar algunos momentos de felicidad es una manera de convencerte de una realidad: mereces ser feliz y lo vas a ser. 
  • Para y cierra los ojos. Si estás corriendo y sientes cansancio, ¿qué haces? Efectivamente, te detienes para tomar aire y recuperar algo de energía. Con las emociones pasa exactamente lo mismo. Busca un lugar tranquilo, deja todo lo que estés haciendo y cierra los ojos. Desconecta tu mente y piensa en algo agradable que te haga sentir bien, como, por ejemplo, el último chiste con el que te reíste, el próximo viaje que te apetecería hacer o esa receta que hace tanto tiempo que no preparas y que quieres volver a probar. 
  • No dependas de nada ni de nadie. La felicidad ha de ser compartida, pero no dependiente, es decir, no debemos conformarnos con que la felicidad dependa de personas o situaciones, sino que hemos de «encontrar la felicidad por el simple hecho de ser». Y después, cómo no, ¡compartirla con los demás!

la fuente escondida

A Pol le gusta mucho cantar. Cuando canta, siente que vuela. Es como si pudiera extender unas alas imaginarias y recorrer rincones del mundo que nunca ha visto. Como si tocara el cielo con la punta de los dedos.

A menudo se pregunta cómo se llama esa sensación. Cuando cierra los ojos, le recorre todo el cuerpo un sentimiento inmenso, como si una fuente mágica brotara de su pecho. Está convencido de que, si todas las personas encontraran su fuente, serían más felices. ¿Cómo puede hacer para que la encuentren las personas a quienes quiere?

Míriam Tirado, autora de El hilo invisible y con más de 75.000 libros vendidos, nos invita en esta ocasión a encontrar nuestra fuente interior: aquella que nos conecta a nuestro verdadero ser y nos permite ser más felices. Y lo hace en un momento clave en el que tendemos a perderla con facilidad, con una tierna historia en la que padre e hijo se ayudarán mutuamente a buscarla.

La fuente escondida es un libro que no solo nos propone leer, sino también parar, reflexionar, conectarnos y, por último, ¡jugar a encontrar nuestra fuente escondida en familia!

la-fuente-escondida

Más Populares

Más populares

El hilo invisible Ir al producto
  • ¡En oferta!
  • -5%

El hilo invisible

9788417921330
Míriam Tirado
Un cuento sobre los vínculos que nos unen con quien más queremos. Escrito por Míriam Tirado, consultora de crianza consciente y periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza.
22,79 € 23,99 €
Compañeros de aventuras Compañeros de aventuras 2 Ir al producto
  • ¡En oferta!
  • -5%

Compañeros de aventuras

9788448857110
Cisco García
Compañeros de aventuras es la emocionante, conmovedora e intensa experiencia vital de Cisco García y su familia. Un ejemplo de superación, positividad y ganas de vivir.
14,57 € 15,34 €

Artículos relacionados

Veintiún días para ser #alegresyfelices
Dicen que se tardan aproximadamente veintiún días en cambiar un hábito, así que nos hemos unido al reto de Patry Montero y Álex Adróver para que en tan solo tres semanas nuestras vidas den un giro positivo y comencemos a ser más #alegresyfelices.  Si te apetece apuntarte al reto, sigue leyendo, porque son ellos los que nos cuentan cómo conseguirlo y qué beneficios vamos a obtener. 
Veintiún días para ser #alegresyfelices
Cómo contagiar la actitud positiva a tus hijos
A lo largo de la vida, cualquier persona sufrirá algunos cambios inesperados que pueden hacer variar su personalidad, su actitud ante los demás y su comportamiento ante otros imprevistos menores. Enseñar a nuestros hijos a afrontar los problemas de una forma positiva produce una base en su pensamiento que le ayudará a sobrellevar esas dificultades de forma más consciente y no anclarse en la negación. Sigue leyendo para descubrir una maravillosa historia de superación y ejemplo de actitud positiva. 
Cómo contagiar la actitud positiva a tus hijos
¿Cuánta confianza tienen tus hijos en sí mismos?
Para que nuestros hijos tengan confianza en sí mismos, primero hemos de demostrarles que nosotros confiamos y creemos en ellos. ¿Quieres saber cómo reforzar su autoconfianza? Sigue leyendo. 
¿Cuánta confianza tienen tus hijos en sí mismos?
Añadido a tus libros guardados