Los beneficios de los hábitos en los niños
Pequeños preguntones 3 min.

Los beneficios de los hábitos en los niños

Ayudar a que nuestros hijos generen una serie de hábitos es una forma de ofrecerles estabilidad y seguridad. Seguir unos patrones de conducta que garanticen siempre el mismo resultado no solo contribuye a su educación, sino que desarrollan aspectos de la personalidad. Sigue leyendo para saber más sobre los hábitos, costumbres, rutinas, procesos, etc. 

EQUIPO PENGUIN KIDS

Entendemos de libros que molan

Todos sabemos que los buenos hábitos y rutinas son beneficiosos para el desarrollo físico, mental y emocional de nuestros hijos, pero, a veces, padres y madres pecamos de impaciencia y queremos que aprendan a hacer las cosas rápido, interrumpiendo el proceso y retrasando el objetivo.

Lo primero es diferenciar «rutina» y «hábito», que aunque a priori parezcan lo mismo, en realidad una se forma a partir de la otra. 

Las rutinas son los actos que se repiten en el tiempo y los hábitos, la forma de proceder a esa rutina. Por ejemplo, vestirse y desayunar son rutinas que se repiten cada mañana, pero la forma particular en la que cada niño o niña se pone la camiseta, se ata los zapatos o unta la mantequilla en la tostada son hábitos. 

Por lo tanto, los hábitos se aprenden, desarrollan y perfeccionan de manera diferente en cada persona, por eso es importante no forzar su aprendizaje. Así que no te preocupes si tu hijo o hija se pone al revés los calcetines; sin presión y con algo de ayuda —si observas que la necesita— terminará haciéndolo bien. 

Te recomendamos

Pero ¿qué beneficios aportan los hábitos?

Aprendizaje. Cada pequeño paso que dan es un conocimiento desbloqueado. Hoy se pone mal los calcetines, pero ha aprendido que así no es. Mañana lo hará bien.

Autoconocimiento. El hecho de que nuestros hijos empiecen a hacer cosas por sí mismos aumenta el conocimiento sobre su ser y sus capacidades. 

Autoestima. Saberse capaces de hacer algo genera confianza y una mayor valoración sobre sí mismos. 

Motivación. Al iniciar una tarea y saber que la están haciendo correctamente, obtienen un incentivo  para acabarla, fijando de esa manera un objetivo a cumplir. 

Para evitar frustraciones, los padres debemos acompañar en cada avance, animar a continuar y evitar reproches en caso de no haberlo conseguido. Recuerda que todas esas habilidades las están desarrollando y todo es nuevo para ellos. Nuestra prisa o impaciencia merma el aprendizaje de cosas nuevas, influye directamente en una autoestima baja al considerar que no son capaces de hacer las cosas y pierden la motivación para iniciar nuevos hábitos. 

¿Tu hijo o hija se enfada porque ha llegado la hora de dormir y tiene que dejar de jugar? ¿No quiere irse a la cama porque le da miedo la oscuridad?

Con Los trucos de Teo esos momentos pueden convertirse en los preferidos del día. Además, estos libros también están dirigidos a los padres y madres. La doctora Chiara Piroddi, psicóloga especializada en psicoterapia cognitiva evolutiva, ofrece algunos consejos para ayudar a nuestros hijos a superar sus miedos.

Más Populares

Más populares

Artículos relacionados

Las cuatro preguntas más repetidas sobre el miedo en los niños
«El miedo.» Ya solo escribirlo o pronunciarlo produce una sensación incómoda en la cabeza y en el cuerpo. Y si la provoca en los padres y madres, imagínate en nuestros hijos, que carecen de recursos emocionales para analizar la situación y superarla con éxito.  Hoy hablamos de las preguntas más frecuentes que nos hacemos las madres y los padres respecto a los miedos de nuestros hijos e hijas y contamos con la ayuda de la educadora sociofamiliar y autora de libros infantiles Tania García. 
Las cuatro preguntas más repetidas sobre el miedo en los niños
Cinco consejos para gestionar el enfado de nuestros hijos
Que nuestros hijos se enfaden es normal, pero podemos aliviar y prevenir futuros disgustos si les ayudamos a gestionar sus emociones. Descubre cómo.
Cinco consejos para gestionar el enfado de nuestros hijos
Añadido a tus libros guardados