Diez cosas que puedes hacer con tus hijos en Navidad sin salir de casa
Primeros lectores 3 min

Diez cosas que puedes hacer con tus hijos en Navidad sin salir de casa

¿Quién dice que quedarse en casa es aburrido? Te proponemos una lista de diez divertidos planes para hacer con tus hijos durante Navidad sin necesidad de pisar la calle. ¡Con el frío que hace!

EQUIPO PENGUIN KIDS

Entendemos de libros que molan 

Es posible que no te acuerdes, porque han pasado algunos años y es normal que con el paso del tiempo solo recordemos lo que nos interesaba, pero si haces algo de memoria, en Navidades, además de esperar a que llegara Papá Noel o los Reyes, lo único que hacíamos era jugar con nuestros juguetes de siempre y ver más frecuentemente a la familia. 

No vamos a negar que de vez en cuando nuestra memoria nos obsequie con una visión idealizada que poco tiene que ver con la realidad: poniendo el belén, adornando el árbol o jugando con los primos. Pero vamos a darte un baño de realidad: el belén lo ponías en cinco minutos, la caja de adornos del árbol estaba hecha un desastre, con las serpentinas medio peladas, las luces hechas un nudo y más de una bola rota… y a los primos los veías en Nochebuena, en Nochevieja y, con un poco de suerte, el día 7 de enero para enseñarles los regalos de Reyes. 

Peeero este año puede ser diferente. Si queremos, podemos pasar más tiempo en casa aprovechando la excelente oportunidad de hacer un montón de cosas con nuestros hijos que no habríamos tenido en mente en otras circunstancias, así que, como dice un refrán que nos acabamos de inventar: «Al mal tiempo, manos a la obra».

 

Te recomendamos

Te vamos a proponer una lista de diez actividades que podrás hacer con tus hijos (o que podrán hacer ellos solos) durante estas Navidades… y entre ellas, hemos disfrazado algunas que son educacionales y que se las colaréis en forma de juego. ¿No es genial? 

Úsalas en el orden que quieras, repite las que más te gusten e implanta en el día a día de tus hijos las que veas que se adaptan mejor a sus personalidades. 

¡TOMA NOTA!

Solo necesitarás cartulinas blancas, lápices de colores, rotuladores, pegamento de barra y revistas viejas. 

Cada cartulina representará un día en el que escribirán las cosas que han hecho, sea mucho o poco, harán un dibujo del clima que haga ese día y lo titularán recortando las letras grandes de los anuncios de las revistas. La decoración es la parte más divertida, porque hará volar su imaginación rellenando los huecos con pequeños dibujos o recortes de cosas que le llamen la atención de las revistas, pequeñas hojas que hayan cogido en el parque o detalles de las propuestas que vienen a continuación. 

Esta actividad es un clásico, pero no por ello hay que descartarla, y más si le añades dos ingredientes extra, típicos de estas fechas: manzana y canela.

En un bol mezclaréis primero ½ taza de harina normal, ½ taza de copos de avena, ½ cucharadita de levadura en polvo o bicarbonato, una cucharadita de canela y ½ taza de azúcar. Después le añadiréis una manzana triturada, un huevo* batido y ½ taza de mantequilla derretida. 

Dejad que lo mezclen ellos, metiendo las manos limpias para después hacer pequeñas bolas del tamaño de una nuez y hornearlas 15 minutos en el horno precalentado a 180º. 

¡Listo! Galletas bizcochonas navideñas en media hora. Y no sabéis cómo huele la casa después…

*Si sois una familia vegana, podéis sustituir el huevo por medio plátano machacado.

¡Hoy es el día de dar las gracias! Pero ¿dar las gracias a quién y por qué? Pues a todos los miembros de la familia por todo. Este día es importante que empecemos dando ejemplo los padres: «Gracias por hacer el desayuno», «Gracias por haber recogido tu cuarto», «Gracias por ayudarme a poner la mesa»… 

Aunque no lo parezca, este juego aumentará su atención a detalles cotidianos que pasan desapercibidos para nuestros hijos y serán conscientes de la cantidad de cosas que hacemos por ellos a lo largo del día. 

No podemos esperar que hagan una lista de propósitos muy detallada, pero sí podemos incluir entre los nuestros que los suyos se cumplan. De esta forma les animaremos a realizar esta práctica no solo al final de un año, sino en momentos continuos de su vida adulta. Está claro que sus propósitos han de ir unidos a una recompensa… por ejemplo, «si recoges tu cuarto todos los días de la semana, el fin de semana jugaremos dos horas a lo que tú quieras».

2020 ha sido el año de TikTok. Hemos comprobado cómo se viralizaban cientos de coreografías que hemos visto en todas las redes sociales. Música pegadiza y movimientos sencillos, el cóctel perfecto para pasar un buen rato y, además, hacer algo de ejercicio. En YouTube encontrarás cientos de vídeos con las mejores coreografías que han pasado los debidos controles parentales. 

Elige un viernes o un sábado cualquiera y planéalo todo: la cena, los aperitivos, las bebidas… y las pelis. ¡Es noche de cuentos y cine!

Esa noche se podrán dormir a la hora que quieran, porque lo harán en el cuarto de estar habiendo montado una tienda de campaña con sábanas. Nosotros estaremos con ellos viendo películas y contándoles cuentos hasta que caigan rendidos. En las plataformas digitales hay un listado infinito de pelis navideñas muy divertidas… y, si no, siempre podéis recurrir a Solo en casa, que nunca falla. 

Tranquilos, por experiencia sabemos que se quedan dormidos pronto. 

Papá Noel o los Reyes están cerca. Seguro que les traen un montón de juguetes nuevos con los que se divertirán y pasarán horas… pero, por desgracia, hay muchos niños que no podrán tener juguetes nuevos este año. Es buen momento de decirle adiós a los juguetes que ya no usamos. Pero lo mejor de todo es que no los van a tirar a la basura… sino que los van a donar para que otros niños sean tan felices como ellos han sido mientras los han tenido. Además, nos ha dicho un pajarito que si hacen eso... seguro que los Reyes se portan mejor con ellos, porque es un buen gesto... y los buenos gestos tienen recompensa.

Poner el belén es uno de los momentos más divertidos de la Navidad, y no queremos romper la tradición de montar las figuras a las que tanto cariño tenemos… Pero ¿qué tal si añadimos algunas de nuestra propia cosecha y lo hacemos Do It Yourself

Para eso solo necesitamos darles unos paquetes de plastilina a nuestros hijos y pedirles que hagan personajes y animales. La plastilina es el mejor invento para padres con falta de ideas. No garantizamos que el resultado sea muy navideño, pero sí que van a pasar un rato entretenidos. 

Nuestros hijos son nativos digitales. Manejan las pantallas táctiles con una maestría asombrosa, pero seguro que no saben lo que es mandar una carta, un sello o abrir el buzón. Esta Navidad es un buen momento para mandar una carta a todos esos seres queridos a los que no podremos ver en persona. ¿Qué tal una carta a los abuelos? ¿Y una postal navideña dibujada por ellos mismos a los amigos de la playa? ¿Y qué tal si les enviamos una carta a nuestros hijos y ellos una a nosotros? ¡Qué ilusión abrir todos los días el buzón hasta que llegue! ¿Qué pondrá en la carta?

Si no se les ocurre cómo hacer una postal, pincha en la imagen que aparece al final de este post y descárgate la forma de hacerla. Ellos pondrán su toque personal, que la hará más especial todavía. 

Si con todo lo que te hemos propuesto te quedas sin ideas, siempre puedes recurrir a los juegos de mesa tradicionales en su vertiente más navideña, como en El gran libro de juegos de Navidad, donde encontrarás ocho juegos tradicionales con un ambiente muy de las fechas. Un libro en gran formato con las hojas de cartón duro para que solo haya que abrirlo y ya tengas el tablero montado con las fichas incluidas. 

Porque sabemos que se pueden quemar las galletas, que el diario se puede quedar a medias o que las figuras del belén sean un churro… pero los juegos de mesa no fallan jamás. 

EL_GRAN_LIBRO_DE_JUEGOS_DE_NAVIDAD

Más Populares

Más populares

Artículos relacionados

«¡La gloria de la guerra!»: así resuenan hoy los ecos de Orwell y su «Homenaje a Cataluña»
La combinación de testimonio personal y habilidad narrativa hacen de «Homenaje a Cataluña» una obra magistral de la literatura de guerra y de la historia del siglo XX, así como un retrato clave para entender hoy lo que fue la guerra civil española. Además, el paso del tiempo nos permite valorar este título como un punto de inflexión en la posición política y en la configuración del legado cultural de George Orwell, a quien recordamos a través de las palabras de Miquel Berga, profesor de literatura inglesa en la facultad de Humanidades de la Universitat Pompeu Fabra y experto en la figura del autor británico.
«¡La gloria de la guerra!»: así resuenan hoy los ecos de Orwell y su «Homenaje a Cataluña»
«El castellano no es lo mismo después de la poesía de Pizarnik»
Aunque las dos habían estudiado y escrito sobre Alejandra Pizarnik hasta creer que no volverían a hablar más de ella, la aparición de unos documentos inéditos en el archivo de Princeton llevó a las argentinas Cristina Piña y Patricia Venti a regresar sobre la figura de la poeta que las acompaña y obsesiona desde siempre. Publicada a cincuenta años de la muerte de Pizarnik, hablan con Luna Miguel —otra confesa devota— de «Alejandra Pizarnik: Biografía de un mito», la biografía en la que se sumergen en su adolescencia mítica, sus amores, sus años en París, su suicidio y la huella que dejó en su búsqueda inquebrantable de «solo llegar hasta el fondo». Y de paso, ya barajan distintas escenas de la película que están pensando escribir.
«El castellano no es lo mismo después de la poesía de Pizarnik»
Alison Bechdel: la verdad está ahí dentro
Alison Bechdel fue la primera en plasmar en viñetas que la infancia es el crisol de todas nuestras veleidades. En el quince aniversario de «Fun Home», la semilla de la narración autobiográfica aplicada al cómic, reivindicamos la vida y obra de esta brillante e intuitiva escritora estadounidense, celebrado referente de la literatura LGTBI+ y, sí, ideóloga del archiconocido test de Bechdel.
Alison Bechdel: la verdad está ahí dentro
Añadido a tus libros guardados