Biografía para encontrarme

Mario Benedetti

Fragmento

04 Poesias

1. Paréntesis

Acompáñenme a entrar en el paréntesis

que alguien abrió cuando parió mi madre

y permanece aún en los otroras

y en los ahoras y en los puede ser

lo llaman vida si no tiene herrumbre

yo manejo el deseo con mis riendas

mientras trato de construir un cielo

en sus nubes los pájaros se esconden

no es posible viajar bajo sus alas

lo mejor es abrir el corazón

y llenar el paréntesis con sueños

los pájaros escapan como amores

y como amores vuelven a encontrarnos

son sencillos como las soledades

y repetidos como los insomnios

busco mis cómplices en la frontera

que media entre tu piel y mi pellejo

me oriento hacia el amor sin heroísmo

sin esperanzas pero con memoria

por ahora el paréntesis prosigue

abierto y taciturno como un túnel

2. El Después

El Después nos espera

con las brasas y los brazos abiertos

ah pero mientras tanto

vemos pasar con su cadencia

la muerte meridiana de los otros

los más queridos y los no queridos

cada paso que damos hace huella

tiene su nube propia / su pregunta

pero además sabe que es imposible

reconciliarnos con la propia sombra

ya no encontramos a los nuestros

en las pálidas imágenes ausentes

no logramos soñar / sólo esperamos

que alguien nos sueñe sin puñales

de todos modos preparamos

la boca por si vuela un beso

y si no vuela siempre queda

uno que emerge del olvido

aunque está hecho de blanduras

el amor es un esqueleto

con vértebras / tuétanos / huesitos

que permanecen mientras el resto

inútil como siempre

se va haciendo ceniza

¿y qué dirá el Después / después de todo?

tengo la impresión de que sus brazos

empiezan a cerrarse

y es ahora mi muerte meridiana

la que en silencio está diciendo ven

pero yo me hago el sordo

3. Corazón de trapo

Quisiera penetrar poquito a poco

en el muro de las incertidumbres

despejar cada enigma de su enigma

cada sospecha de sus amenazas

hay que avanzar buscándonos / buscando

la sola senda inédita / la senda

que también buscan todos los vecinos

con su impaciente corazón de trapo

todo está ahí / quiero decir el mundo

mundo que cabe en un espejo roto

4. Pies de patria

Sarta de pies la patria

que se alzan o avanzan o deslizan

sobre césped o barro o adoquines

digamos multitud discriminada

pasan con la extrañeza en las pupilas

buscándonos aquí / de solo en solo

cada lejos es un pendón de angustia

donde se instala aquello que ignoramos

filósofos y algunos sabihondos

nos dicen en la puerta del oído

que no nos preocupemos / es la vida

sin embargo no late en este cuerpo

sarta de pobres pies que pese a todo

nos van llevando en calles y llanuras

el paisaje mira desde la grava

y no sabe qué hacer con nuestra suerte

sí / la patria está allá como está aquí

allá diseminada en pedacitos

aquí pidiendo que la conservemos

en todos los centímetros que somos

5. Creencias

Las creencias pasan a mi costado

todas enarbolando una promesa

cada una con un poco de sol

y también un silencio como música

este contorno es crudamente estéril

sin bostezos sin ecos sin palabras

pero lleva una alondra que podría

ser o no ser un espíritu santo

sin embargo la veo

demasiado oceánica

demasiado terrestre

demasiado formal

de mi memoria llegan las propuestas

no todas contagiadas por el vértigo

ni buscando afanosas un crepúsculo

ni inventando teorías en hilachas

la compasión esconde sus pudores

nadie sabe de nada / ni de todo

más allá del destino hay una equis

y no hay ecuación que la despeje

las creencias prosiguen su desfile

y no hay devoción a su servicio

quizá por eso quedarán sangrando

en el invernadero de las dudas

6. Resumen

Resumiendo

digamos que oscilamos

entre dicha y desdicha

casi como decir

entre el cielo y la tierra

aunque el cielo de ahora y el de siempre

se ausente sin aviso

las ideas se van volviendo sólidas

sensaciones primarias

palabras todavía en borrador

corazones que laten como máquinas

¿serán nuestros o de otros?

este llanto de invierno no es lo mismo

que el sudor del verano

el dolor es un precio / no sabemos

el costo inalcanzable de la sabiduría

pensamos y pensamos duramente

y una pasión extraña nos invade

cada vez más tenaz

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados