Tener un perro es una gran responsabilidad, pero eso no significa que tengas que privarte de las cosas que más te gustan, como viajar, ir a bares, lugares de ocio y playas. Sigue leyendo si quieres descubrir un montón de sitios a los que puedes ir con tu perro.