Cómo convertirte en tu yo más lector en 2023

¿Te has propuesto leer más libros este año? Tenemos algunos trucos para ayudarte a alcanzar tu objetivo.

12 enero,2023
Crédito: Getty Images

Crédito: Getty Images

Ah, un nuevo año. Con el calendario empezando, ¿te planteas hacer algo con tu pila de libros pendientes?, ¿piensas ponerte finalmente con algunos de los clásicos este año? O tal vez simplemente quieras sacar algo más de tiempo para leer, pero todavía te cuesta abrirte paso entre los libros de la estantería. Tanto si te has propuesto leer más como si simplemente quieres leer mejor, sabemos cuál es el problema: hay más libros excelentes para leer que tiempo para leerlos. Afortunadamente, hay un montón de trucos sencillos que te ayudarán a leer más. Eso sí: para descubrirlos, primero tienes que leer este artículo. 

Usa marcadores

Es posible que hayas visto -en Instagram, TikTok o YouTube- libros con pestañas llenas de colores, formando bonitos arcoíris. ¡Bienvenido al mundo de los marcadores! Como su nombre indica, sirven para marcar diferentes partes del libro, por diferentes razones. Pueden ser razones personales, del propio lector, o razones que tengan que ver con el libro. Tal vez quieras destacar los capítulos a los que quieres volver más tarde, o bien las escenas que incluyen hechos fantásticos que te gustaría recordar, o simplemente pasajes bonitos que quieras citar. Puedes utilizar pestañas de distintos colores para cada categoría, y quizá sea buena idea hacer una leyenda en la portada para recordar a qué se refiere cada una. ¿Cómo te ayuda esto a leer más? Los fans de los marcadores dicen que les aporta de todo, desde satisfacción, hasta diversión y atención. Además, te da una razón para seguir leyendo -y marcando-, y así crear ese agradable arcoíris a lo largo de las páginas.

Lee durante los anuncios

Algunas personas muy lectoras, que leen docenas de libros al año, sostienen que parte de su éxito se debe a no ver mucha televisión. Pero esto no tiene por qué ser así, ¡especialmente si estás viendo una buena adaptación televisiva de un gran libro! Las pausas publicitarias son cada vez más una cosa del pasado, pero todavía están presentes en los partidos retransmitidos, o en programas de entretenimiento. ¿Qué haces normalmente durante ese tiempo? ¿Tomar un aperitivo? Ten un libro siempre a mano y cógelo cuando empiecen los anuncios. Baja el volumen de la televisión, si te distrae. Puedes conseguir 15 minutos de lectura muy fácilmente. 

Utiliza la regla de los diez minutos

Los buenos libros atrapan fácilmente: son los que te hacen pensar en ellos cuando no los estás leyendo, los que no puedes dejar de comentar, los que te da rabia que terminen. Pero no todos los libros son tan fáciles de leer y, sobre todo, de terminar. Aunque pueden ser gratificantes por otros motivos: ofrecen una visión diferente de algo, una prosa hermosa o una nueva forma de pensar sobre algún tema; pero hay que esforzarse en seguir leyendo para llegar hasta el final. ¿Cómo conseguirlo? Prueba la regla de los diez minutos. Sentarse y obligarse a leer durante diez minutos cada día es una práctica estupenda. Es posible que mires el cronómetro, llegues a los diez minutos y pares de inmediato, pero al menos habrás hecho diez minutos de lectura. Y también es probable que de repente levantes la vista, y hayan pasado treinta y cinco minutos sin darte cuenta.  

No tengas miedo de pedir ayuda

Quizás este año te apetezca sumergirte en alguno de los grandes clásicos, libros que algunos consideran parte del canon literario como 1984, El extranjero, Orgullo y prejuicio o Siddhartha. Es un reto fantástico, pero la forma de expresarse de siglos pasados puede sonar arcaica en nuestros oídos más modernos. En ese caso, es recomendable utilizar alguna guía de estudio o de análisis del libro en cuestión. Hay muchos recursos disponibles en internet: por ejemplo, Schmoop, SparkNotes y CliffsNotes ofrecen información sobre muchos de los grandes clásicos de la literatura. 

Lee en tu teléfono

Sé que suena contradictorio, ya que los teléfonos son elementos de distracción y a menudo el mayor enemigo de una lectura ininterrumpida. Muchos utilizamos nuestro teléfono un poco más de lo que nos gustaría, pero en él también podemos encontrar aplicaciones que nos ayuden a leer más, como Kindle. Así, convertimos el hábito de tener el teléfono en la mano en lectura. ¡Tan sencillo, pero tan eficaz! Para conseguir una mayor concentración, pon el teléfono en modo avión o en escala de grises, y disfruta de un tiempo de pantalla más beneficioso.

Empieza bien el día

¿Qué es lo primero que haces cuando te despiertas? Si buscas tu teléfono para saber qué hora es, y veinte minutos más tarde sigues mirándolo, este es nuestro consejo: toma un libro en su lugar. Comenzar el día con lectura puede cambiarnos la vida. Puedes empezar con quince minutos de lectura todas las mañanas, elige una lectura amena y entretenida para comenzar bien tu día. Puede incluso que este hábito te sorprenda queriendo levantarte aún más pronto de lo habitual para poder leer más rato. Otro formato excelente para esos quince minutos de lectura mañanera son los poemas, ya que son accesibles y rápidos de terminar. 

Otros artículos

Recomendaciones

Descubre algo nuevo
Divide y vencerás: 10 consejos para no caer en la tentación de procrastinar
Divide y vencerás: 10 consejos para no caer en la tentación de procrastinar
Con la intención de ayudarnos a combatir este pequeño mal al que llaman procrastinación, los expertos de «Entiende tu mente» nos traen una serie de consejos para dejar atrás esa pereza y alcanzar nuestro máximo potencial, incluso en invierno. 
Descubre algo nuevo
Por qué una librería es el lugar perfecto para tener «un encuentro cuco»
Por qué una librería es el lugar perfecto para tener «un encuentro cuco»
¿Aburrido de las aplicaciones de citas? Haz como en las películas y dirígete a una librería: es posible que sea allí donde encuentres a tu próximo amor.
Descubre algo nuevo
Cómo ser un lector más feliz
Cómo ser un lector más feliz
¿Has perdido tu magia lectora? No te preocupes, exploramos algunas formas de volver a adquirir el hábito.
Añadido a tus libros guardados