Si tu hijo o hija encuentra las galletas de chocolate a pesar de haberlas escondido y sabe perfectamente lo que le van a traer los Reyes Magos antes del 6 de enero... tienes a un o una detective en casa. No te esfuerces por esconder más las cosas, las encontrará siempre. Lo mejor que puedes hacer es fomentar ese afán de investigación y sacarle provecho para potenciar algunas habilidades.