Desde pequeños nuestros hijos e hijas reciben cientos de pequeñas píldoras de información errónea que les llevan a convencerse de las diferentes capacidades entre ambos sexos. Esta información pasa desapercibida en nuestro día a día, pero genera un poso en la sociedad muy difícil de erradicar.  El momento del cambio está aquí y es nuestro deber, como madres y padres, educar a las generaciones del futuro en la igualdad y el respeto entre los sexos. Sigue leyendo para descubrir diez micromachismos con los que te puedes encontrar a diario.