Federico

Ilu Ros

Fragmento

Page 4 of 349
background image
Edición en formato digital: mayo de 2021 © 2021, Ilu Ros© 2021, Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.U.Travessera de Gràcia, 47-49. 08021 Barcelona© Vicente Aleixandre, 1986, y herederos de Vicente Aleixandre, por el texto de la p. 243© Salvador Dalí, Fundació Gala-Salvador dalí, Figueres, 2021, por los textos de las pp. 155, 157 y 315Penguin Random House Grupo Editorial apoya la protección del copyright.El copyrightestimula la creatividad, defiende la diversidad en el ámbito de las ideas y el conocimiento, promueve la libre expresión y favorece una cultura viva. Gracias por comprar una edición autorizada de este libro y por respetar las leyes del copyrightal no reproducir, ni distribuir ninguna parte de esta obra por ningún medio sin permiso. Al hacerlo está respaldando a los autores y permitiendo que PRHGE continúe publicando libros para todos los lectores. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, http://www.cedro.org) si necesita reproducir algún fragmento de esta obra.ISBN: 978-84-264-0954-6Compuesto por Fernando de SantiagoComposición digital: Newcomlab S.L.L.
Page 5 of 349
background image
Mientras trabajaba en este libro, contadas personas sabían en quéconsistía el proyecto que tenía entre manos, y me pasó que, hablandocon alguna de ellas, al nombrarle el título, Federico, me mirara yme hiciera una pregunta insospechada: «¿Qué Federico?». ¿Cómo quequé Federico? Federico solo hay uno. Evidentemente, sé de más personas con este nombre, pero ¿no parece posible que muchos de ellos lo lleven hoy en honor a nuestro escritor? No me parece nada descabellado, porque no sé si existe un nombre que vaya tan unido a una persona como el de Federico.Admito que he sentido un gran peso en la espalda al enfrentarme aescribir sobre la vida y obra de García Lorca. Se ha dicho tanto de él yde su legado... Han hablado de él sus hermanos, sus amigos, sus vecinas,las muchas personas que lo conocieron...; por eso he creído oportuno sencillamente dejarmellevar por laspalabras, escritasy pronunciadas,de todas esas personas, y por las del mismo Federico; leerlas, escucharlas y hacerme un esbozo propio de quién era él, lo que significaba paralos que lo rodeaban y lo que ha significado después para el mundo.Todos los que lo conocieron coinciden en que, pretendiéndolo o no, Federico era siempre el centro de atención. No me cabe duda alguna de que así fue cuando su obra y su figura siguen ejerciendo una atracción tan grande sobre nosotros. Federico nos lleva a un estado de embelesamiento en el que nos dejamos zarandear por Bernarda Alba, bebemos su veneno y lo tragamos con gusto aun sabiendo que nos hará vomitar larvas; hace que nos baile el corazón en el pecho al son de un pandero que redobla cuando leemos su poesía; olemos el sudor entre los pliegues de la piel de un bebé hecho de aire y de anhelos empozados.Me imagino a Federico contando la historia más prosaica del mundo y me veo siguiendo cada palabra, pirueteando al repiqueteo INTRODUCCIÓNFederico solo hay uno
Page 6 of 349
de su acento andaluz, observando cómo cada sílaba se va posando en el lugar adecuado. Dicen que tanto daba lo que contase: los demás siempre lo escuchaban con atención, y yo me lo creo. Porque Federico no nos habla más que de lo que somos. De nuestras entrañas y del alma que entra y sale por los sentidos cuando respiramos, sudamos, nos reímos o lloramos. De las cosas que pasan detrás de la puerta de la casa de al lado. De la brisa que nos acaricia la cara una mañana fresca de primavera.Naturalmente, en este dejarme arrullar por Federico me he permitido soñar, y eso me ha llevado a fantasear sobre cómo fueron algunas cosas, a ficcionar un poco lo que he leído sobre él, a imaginar cómo caminaba de niño, a preguntarme qué veía en los caracoles, en las plantas, en las gentes que tanto le atraían.La noche que mataron a Federico García Lorca no había luna. Yo, que capitaneo este libro, me he permitido dibujársela, porque el colmo de aquella monstruosidad es que ni siquiera ella estuviera para acompañarlo.Su

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tus libros guardados