asd
  • ¡En oferta!
  • -5%
Esta farmacia necesita receta
Esta farmacia necesita receta
Esta farmacia necesita receta
Esta farmacia necesita receta
Esta farmacia necesita receta
Esta farmacia necesita receta

Esta farmacia necesita receta

GRIJALBO , noviembre 2021
(8)

Farmaenfurecida vuelve con una nueva novela gráfica que ilustra las dos caras de la farmacia.

Remedios y su compañera Antonia conocen de primera mano los intríngulis de la farmacia. Ambas visten la bata blanca desde hace años (será por eso que ya no luce tan blanca) y luchan juntas contra los comandos de prescripción vecinal, pero, pese a compartir vocación, su visión de lo que se cuece a ese lado del mostrador es muy distinta. Así que cuando llega a la farmacia una nueva estudiante en prácticas, cada una de estas maestrillas de la botica le mostrará un enfoque diferente del paraíso (o infierno) en el que viven, entre cajas de medicamentos, prospectos y recetas.

La mirada idealista de Remedios contrastará con el humor ácido que se gasta Antonia, y así le enseñarán los trucos que toda buena farmacéutica debe conocer, desde armarse de paciencia hasta torear a quien pide antibióticos sin receta y, por supuesto, a mantener el cúter afilado.

Reseñas:
«El día a día detrás del mostrador de una farmacia de barrio. Una obra original y para desternillarse de la risa. Guillermo Martín y Maribel Carod son una perfecta simbiosis.»
Lacomicteca.com

«Dispensación de risas en lugar de pastillas.»
Farmacosalud.com

«Historias de una farmacia española. Guillermo Martín Melgar cuenta con humor cómo es el día a día de una botica.»
El Periódico

«Un cómic de humor que da a conocer los entresijos de una profesión que exige más habilidades de las que de entrada creemos.»
RNE

«Los farmacéuticos disfrutarán con las aventuras de Remedios, pero seguro que también lo hará cualquier lector con buen humor y ganas de pasar un rato divertido.»
El farmacéutico

Leer más

Remedios y su compañera Antonia conocen de primera mano los intríngulis de la farmacia. Ambas visten la bata blanca desde hace años (será por eso que ya no luce tan blanca) y luchan juntas contra los comandos de prescripción vecinal, pero, pese a compartir vocación, su visión de lo que se cuece a ese lado del mostrador es muy distinta. Así que cuando llega a la farmacia una nueva estudiante en prácticas, cada una de estas maestrillas de la botica le mostrará un enfoque diferente del paraíso (o infierno) en el que viven, entre cajas de medicamentos, prospectos y recetas.

La mirada idealista de Remedios contrastará con el humor ácido que se gasta Antonia, y así le enseñarán los trucos que toda buena farmacéutica debe conocer, desde armarse de paciencia hasta torear a quien pide antibióticos sin receta y, por supuesto, a mantener el cúter afilado.

Reseñas:
«El día a día detrás del mostrador de una farmacia de barrio. Una obra original y para desternillarse de la risa. Guillermo Martín y Maribel Carod son una perfecta simbiosis.»
Lacomicteca.com

«Dispensación de risas en lugar de pastillas.»
Farmacosalud.com

«Historias de una farmacia española. Guillermo Martín Melgar cuenta con humor cómo es el día a día de una botica.»
El Periódico

«Un cómic de humor que da a conocer los entresijos de una profesión que exige más habilidades de las que de entrada creemos.»
RNE

«Los farmacéuticos disfrutarán con las aventuras de Remedios, pero seguro que también lo hará cualquier lector con buen humor y ganas de pasar un rato divertido.»
El farmacéutico

Leer menos
Colección
FICCION
Páginas
112
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
11-11-2021
Autor
Farmaenfurecida
Maribel Carod
Editorial
GRIJALBO
Dimensiones
166mm x 239mm
Colección
FICCION
Páginas
112
Target de edad
Adultos
Tipo de encuadernación
Tapa blanda con solapas
Idioma
ES
Fecha de publicación
2021-11-11
Autor
Farmaenfurecida
Maribel Carod
Editorial
GRIJALBO
Dimensiones
166mm x 239mm
9788425360107
11-11-2021
Farmaenfurecida
Farmaenfurecida
Ver Más
Farmaenfurecida es el perfil de humor más popular en las redes sociales entre los farmacéuticos. La cuenta nace del ingenio y la creatividad de Guillermo Martín Melgar (Salamanca, 1990), graduado en Farmacia por... Leer más

Farmaenfurecida es el perfil de humor más popular en las redes sociales entre los farmacéuticos. La cuenta nace del ingenio y la creatividad de Guillermo Martín Melgar (Salamanca, 1990), graduado en Farmacia por la Universidad de Salamanca.

Guille, quien debe su nombre al hermano de Mafalda, se ha ganado el corazón y las risas de muchos farmacéuticos y estudiantes acercándose con frescura y mucho humor al día a día del gremio. Una visión desde dentro del mundo de la farmacia que este joven amante de los cómics traslada al papel en divertidas novelas gráficas.

Su primer libro, Esta farmacia es una cruz (Grijalbo, 2019), fue un éxito de ventas. Dos años más tarde vuelve a aliarse con la ilustradora Maribel Carod para ofrecernos Esta farmacia necesita receta.

Leer menos
Ver Más
Maribel Carod
Maribel Carod
Ver Más
Maribel Carod (Barcelona, 1978), licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, es ilustradora y autora de cómic. Colabora habitualmente en la revista El Jueves con viñetas de actualidad y, desde... Leer más

Maribel Carod (Barcelona, 1978), licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona, es ilustradora y autora de cómic. Colabora habitualmente en la revista El Jueves con viñetas de actualidad y, desde hace varios años, con la serie de humor gastronómico semanal «Hay hambre».

Publica en diversas revistas, editoriales y medios, y combina los trabajos de ilustración con la creación de historietas y viñetas de humor gráfico en formato online.

Su primera colaboración con Farmaenfurecida, ilustrando Esta farmacia es una cruz, fue tan aplaudida, que ha vuelto a coger los lápices para dar vida a ese universo en Esta farmacia necesita receta.

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Novedades

Otros libros del autor

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

Fresca, ácida y mordaz. Aunque no seas del gremio la vas a disfr
Recién salidita del horno llega a mis manos la novela gráfica "Esta farmacia necesita receta" de Farmaenfurecida e ilustrado por Maribel Carod (Grijalbo, noviembre 2021).Si te animas a leer "Esta farmacia necesita receta" prepárate porque vas a recibir altas dosis de ironía, humor en vena y profundos ataques de risa.? Precaución: estas risas pue... Leer más
Recién salidita del horno llega a mis manos la novela gráfica "Esta farmacia necesita receta" de Farmaenfurecida e ilustrado por Maribel Carod (Grijalbo, noviembre 2021).Si te animas a leer "Esta farmacia necesita receta" prepárate porque vas a recibir altas dosis de ironía, humor en vena y profundos ataques de risa.? Precaución: estas risas pueden ser contagiosas.Tras el éxito de "???? ???????? ?? ??? ????" (Grijalbo, 2019) volvemos a vivir las aventuras y desventuras de Remedios y Antonia tras el mostrador de su botica, tan diferentes y tan complementarias, esta vez acompañadas de Dolores, la chica de prácticas.¿Logrará sobrevivir a los comandos de prescripción vecinal?¿Soportará el carácter sarcástico de Antonia (porque Reme es un amor ?)?¿Seguirá queriendo ejercer esta profesión cuando acabe las prácticas?Ay... Dolores... No sabes la que te espera!!!Fresca, ácida y mordaz.Aunque no seas del gremio la vas a disfrutar. Leer menos
Novela gráfica ilustrada a todo color con mucho humor
¡Qué lindo! Este libro es una novela gráfica ilustrada a todo color con mucho humor y cantidad de guiños a una profesión que no solo está siempre a pie de cañón sino que fueron de los que más se tuvieron que arriesgar por la pandemia. En lugar de quejarse de los quebraderos de cabeza del trabajo, la autora ha canalizado todas esas anécdotas que ... Leer más
¡Qué lindo! Este libro es una novela gráfica ilustrada a todo color con mucho humor y cantidad de guiños a una profesión que no solo está siempre a pie de cañón sino que fueron de los que más se tuvieron que arriesgar por la pandemia. En lugar de quejarse de los quebraderos de cabeza del trabajo, la autora ha canalizado todas esas anécdotas que se repiten tanto en un oficio de cara al público y su ave fénix ha sido una novela gráfica muy divertida con la que, si alguna vez has trabajado directamente con el público, te sentirás fácilmente identificado. Yo no soy farmacéutica, soy auxiliar y también me encuentro todos los días con situaciones como las que retratan aquí. Usuarios que deben ponerse una crema para prevenir úlceras y te suelta "esto no hace na" y claro, cómo le explicas que no verá resultados porque no es milagrosa, que solo mantiene la piel como la tienen ya. Resultado: no se pone la crema. Y así todos los días. Por eso comprendo muy bien todo lo que explican aquí, además con dibujos muy simpáticos, llenos de movimiento y mucho, mucho humor. El cariño con el que lo exponen hace que estés seguro de que sonreirás la próxima vez que vayas a la farmacia. Puede ser un bonito regalo para tu farmacéutica preferida, quizás para algún auxiliar, un médico y otros compañeros del sector socio-sanitario que estoy segura de que disfrutarán muchísimo.    Leer menos
Sonrisa permanente
En esta novela gráfica nos vamos a encontrar con el día a día de una farmacia. Los textos son hechos en tono irónico, cómico y muy muy realista. Las ilustraciones me han encantado, son muy bonitas y reflejan muy bien los sentimientos de los personajes. En el libro nos encontramos a las farmacéuticas Remedios y Antonia. Podríamos decir que su for... Leer más
En esta novela gráfica nos vamos a encontrar con el día a día de una farmacia. Los textos son hechos en tono irónico, cómico y muy muy realista. Las ilustraciones me han encantado, son muy bonitas y reflejan muy bien los sentimientos de los personajes. En el libro nos encontramos a las farmacéuticas Remedios y Antonia. Podríamos decir que su forma de ser es opuesta, Remedios es más dulce, empática y buena y Antonia es lo contrario, aunque no es mala eh! Es más brusca, tiene menos tacto...pero ambas hacen un equipo perfecto. También conoceremos a Remedios que viene a hacer las prácticas a la farmacia.Me ha gustado mucho, ha conseguido que durante toda la lectura tuviese una sonrisilla en la boca, nos describe situaciones realistas con un toque de humor e ironía. Aunque no trabajo en una farmacia en mi trabajo tengo mucha atención al público y me he sentido identificada en muchas ocasiones.Una lectura con la que pasarás un buen rato con Remedios, Antonia, Dolores y todos sus clientes!! Leer menos
Anecdotario de dos farmacéuticas
Es un libro de tapa blanda con solapas de tamaño trade. No es una novela, es un "anecdotario" de una farmacéutica. La verdad que está curioso, lo cuentan con una nota de humor y diversión, gracias a la viñetas tipo cómic que dejan una historias muy cómicas y a veces un poco tensas sobre lo que es trabaja en una farmacia, a veces una jungla , p... Leer más
Es un libro de tapa blanda con solapas de tamaño trade. No es una novela, es un "anecdotario" de una farmacéutica. La verdad que está curioso, lo cuentan con una nota de humor y diversión, gracias a la viñetas tipo cómic que dejan una historias muy cómicas y a veces un poco tensas sobre lo que es trabaja en una farmacia, a veces una jungla , por la clase de animales que entran en su farmacia, La de dos farmacéuticas Antonia y Remedios, y la nueva en prácticas Dolores, el trio que da color a estas páginas, me he reído muchísimo con la chica de prácticas, no se cómo no se le quitaban las ganas de trabajar cara al público en una farmacia con todas las cosas que las pasan, que en realidad es lo que todos podemos pensar que pasa en las farmacias, desde robo de medicamentos del punto sigre, hasta los que quieren antibióticos sin receta... Un cómic divertido y entretenido, con poquitas páginas pero muchas anécdotas , algunas muy humorísticas y otras no tanto, incluso he notado que a veces eran un poco repetitivas. Leer menos
Ahora veo la farmacia con otros ojos!
Esta farmacia necesita receta es un cómic tratado con mucho humor y mimo, de dos farmacéuticas que le explicarán a una novata en prácticas recién salida de la universidad, como es la vida laboral en una farmacia. El cómic empieza con las magníficas farmacéuticas, Remedio y su compañera Antonia. Cómo poli bueno poli malo, se deja ver ya en las pr... Leer más
Esta farmacia necesita receta es un cómic tratado con mucho humor y mimo, de dos farmacéuticas que le explicarán a una novata en prácticas recién salida de la universidad, como es la vida laboral en una farmacia. El cómic empieza con las magníficas farmacéuticas, Remedio y su compañera Antonia. Cómo poli bueno poli malo, se deja ver ya en las primeras páginas el carácter de cada una. Antonia de personalidad fuerte, que es una característica de algunas personas con una autoestima alta y un fuerte sentido de quiénes son y lo que quieren en la vida. Y después está Remedios una chica de lo más apacible, que no suele discutir con otros sujetos y que, por lo general, se muestra tranquilo y de buen humor. Puede decirse que no se enoja con frecuencia ni se manifiesta de manera violenta. Es una cualidad positiva ya que juntas hacen el tándem perfecto para enseñarle los gajes del oficio a Dolores que es la chica de prácticas. El cómic nos enseñará como es un día en una farmacia y por ello, nosotros los lectores seremos como Dolores, aprenderemos de ellas dos. Empezaré por decir que Dolores como recién salida del huevo cómo aquel que dice, empieza las prácticas con muchísima ilusión, deseando poner en práctica todo lo aprendido en la universidad. Antonia y Remedios que con la experiencia que gastan, la miran como diciendo pobre angelito, empiezan poco a poco a desmontar el idilio de Dolores. Con mucho humor, eso sí. Con mucho humor le explicarán las dos caras de la farmacia, ya que Dolores está indecisa de acabar trabajando en una farmacia, en un hospital, en la industria o investigación de ensayos. Se abre la farmacia y empieza el show, ella observará desde las gradas cómo se desenvuelven las dos farmacéuticas veteranas, verá cómo atienden en un momento a veinte personas, cómo buscan los medicamentos en el archivador, cómo hay que ordenar y firmar las recetas y eso sólo es el principio del día, Dolores queda fascinada y asustada a la vez, no se pensaba que había tanto estrés.A todas estás enseñanzas tendremos también la oportunidad que tipo de clientes hay. Esto fue lo que más gracia me hizo.  Hay desde el cliente desconfiado que siempre quiere ser atendido por la misma persona y no quiere cambios. Hay el cliente agresivo que todo lo pide con amenazas, sin razón y sin receta.Hay el cliente que compra un medicamento en la farmacia y lo quiere devolver porqué al final no se lo a tomado, como aquel que devuelve ropa al Zara. Pero también hay la otra cara, clientes muy agradecidos, que te traen dulces al trabajo como muestra de agradecimiento, te invitan a un café, o te dan las gracias encarecidamente. Clientes que te preguntan como te han ido las vacaciones y te dicen cuánto te han echado de menos. Después hay clientes que saben más que los doctores, que se automedican o se autodiagnostican sus propias dolencias y exigen a las farmacéuticas el remedio.La farmacia es un lugar donde puedes encontrar de todo por eso lo llaman: Aquí hay de todo, como en botica.El único lugar donde te gritan e insultan por negarte a infringir la ley.Un lugar que te piden consejo de todo, también acuden sin saber que quieren.Es un buen lugar para cocinar medicamentos. El único lugar donde la gente busca solución a todo tipo de problemas. El cómic hace especial mención a los niños que acuden a la farmacia con los adultos. Estas páginas también las disfrute a carcajadas porque tiene puntos buenísimos que deja muy en evidencia a sus mayores. Con ellos las mentiras tienen las patas muy cortas y tampoco hay filtros, así que las verdades fluyen de lo lindo.Otro título que me encantó fue el de cómo cabrear a un farmacéutico:Exigencias.Falta de respeto.Dudas sobre el producto y querer verlos todos.Exigir medicamento sin receta.Que te atienda una farmacéutica y el cliente quiera que la atienda otra.Clientes que saben más que los propios médicos y profesionales de la sanidad.Cuándo dudan de tu profesionalidad.Gente maleducada que entorpece el ritmo de trabajo porque está más por el movil que en lo que tiene que pedir.Cuándo ya has cerrado y siguen viniendo clientes a pedir cosas.Gente que tiene todas las recetas de los medicamentos pero los piden de uno en uno y vienen todos los días.Clientes que te pagan con una cantidad muy baja con la visa y quieren factura y tíquet.O esa gente que viene a buscar el producto, ve el precio y no lo compranporque prefieren comprarlo online más barato.Y muchas más anécdotas tronchantes que nos indica que no hay que hace si no queremos cabrear a un farmacéutico.Un tema muy importante y tratado con humor es de como educar a un cliente. Cuándo gente muy jovencita viene a pedir pastillas anticonceptivas para su pareja, y no hay comunicación entre ellos y el sanitario le hace ver las mil opciones que hay. O quien pide cosas que esta fuera de receta medica porque malinterpretan al medico. A veces interrumpen antes de tiempo la explicación de la farmaceutica y hay malentendidos que hacen sacar los colores a los clientes. Y el cliente que va a la farmacia sin saber que quiere, y te tiene allí pensando y se va sin comprar nada, porque no sabe nada. A este le llaman socrático!  En definitiva para la sanidad en general yo creo que hay que ser como dice Dolores, tener empatía, paciencia.. mucha paciencia, estar actualizado,concienciar, ser referencia pero a la vez también hay que ser firme y no dejarse pisar.Saber decir que no en una farmacia es fundamental. Este cómic me a gustado mucho, y también me a hecho ver otra cara de esta profesión que no sabía. He podido ver con mucho humor que los farmacéuticos están hechos de pasta de ángel.Maravilla de cómic, lo recomiendo! Leer menos
Una farmacia, una aventura
Mi opinión muy resumida sería que me ha gustado muchísimo. Se que Farmacia Enfurecida tiene un libro anterior, pero este ha sido mi estreno con sus novelas gráficas y no podría estar más contenta.El libro nos sitúa en una farmacia, evidentemente, y en cada una de sus páginas nos deja vivir a través de Reme, Antonia y Dolores situaciones que enfr... Leer más
Mi opinión muy resumida sería que me ha gustado muchísimo. Se que Farmacia Enfurecida tiene un libro anterior, pero este ha sido mi estreno con sus novelas gráficas y no podría estar más contenta.El libro nos sitúa en una farmacia, evidentemente, y en cada una de sus páginas nos deja vivir a través de Reme, Antonia y Dolores situaciones que enfrentarán en este ámbito a diario. Situaciones divertidas y otras que pueden ser muy frustrantes y desagradables, pero que el autor nos las enseña desde un punto de vista humorístico, sin negar el lado amargo de la profesión, pero quedándose con la mejor parte. Tenemos a la farmacéutica optimista que intenta ver el lado bueno, la cínica que querría hacer el mundo arder y la ingenua que acaba de llegar y no sabe aun donde se ha metido. Cada una de ellas es especial y aportan a la historia matices indispensables.Los diálogos son realistas y divertidos, las ilustraciones maravillosas, dan vida a la historia. La pega de este tipo de libro es que suelen hacerse muy cortos, los terminas enseguida y cuando llegas al final querría haber tenido 500 páginas más. Pero al final me quedo con que he tenido una lectura breve, pero muy entretenida y divertida, así que creo que eso es lo más importante. Leer menos
Como la vida misma
Un comic para ver la realidad de la vida de una farmacia con unos momentos que son desternillantes sacando lo mejor hasta de la peor situación, me gusta el retrato que hace tanto de las farmacéuticas que cada una es diferente hasta de los nombres que tienen algo de guasa con Remedios, Dolores la de prácticas, me lo he pasado increíble, y muchas ... Leer más
Un comic para ver la realidad de la vida de una farmacia con unos momentos que son desternillantes sacando lo mejor hasta de la peor situación, me gusta el retrato que hace tanto de las farmacéuticas que cada una es diferente hasta de los nombres que tienen algo de guasa con Remedios, Dolores la de prácticas, me lo he pasado increíble, y muchas de las situaciones las he visto, y espero de corazón que no haya protagonizado ninguna por el bien de mis farmacéuticas, es una profesión que no esta de todo valorada y debería es lo primero que tienes más a mano y a veces abusamos de su atención y pensamos que son dioses todo poderosas y nos están ahí para ayudarnos pero no hacen milagros. Estoy deseando poder leer el otro porque me ha parecido fabuloso para pasar un rato riéndote y dándote cuenta como somos hay que buscar la parte buena de las cosas como se dice en el comic no siempre es todo malo, me ha gustado como están retratadas las farmacéuticas y lo detalles que aparecen. Gracias por libros con tanto gusto y por hacernos pasar estos ratos tan amenos al retratar la vida real de otra manera Leer menos
Cómic que hará que no puedas dejar de reir.
“Esta farmacia necesita receta” es una novela gráfica que relata en clave de humor el día a día en una farmacia de barrio. No conocía a Farmaenfurecida pero desde ya me declaro fan (encima es paisano). Ha sabido trasladar al formato cómic con humor e ingenio anécdotas que se pueden dar a diario en una farmacia y en las que muchos podemos vernos ... Leer más
“Esta farmacia necesita receta” es una novela gráfica que relata en clave de humor el día a día en una farmacia de barrio. No conocía a Farmaenfurecida pero desde ya me declaro fan (encima es paisano). Ha sabido trasladar al formato cómic con humor e ingenio anécdotas que se pueden dar a diario en una farmacia y en las que muchos podemos vernos reflejados, si bien no como protagonistas, sí como “víctimas colaterales” de algunos de estos clientes.Dolores, la nueva chica de prácticas, se une a Antonia y Remedios en la farmacia de Doña Valeriana, dispuesta a poner en práctica todo lo aprendido durante sus años en la facultad, pero pronto se dará cuenta que la realidad es bien distinta y que tendrá que lidiar con todo tipo de clientela. Gracias a Antonia y Remedios conocerá dos formas distintas de entender su profesión (pensad en una situación ángel y demonio). Antonia fue mi personaje favorito. Su actitud macarra y un tanto vacilona con algunos clientes que eran peores que un dolor de muelas consiguió sacarme más de una carcajada.“Esta farmacia necesita receta” es un cómic fresco y divertido que engancha desde la primera página gracias a viñetas ingeniosas acompañadas de unas ilustraciones que encajan a la perfección con el tono de la historia, y que relatan anécdotas que si bien pueden parecer surrealistas, estoy convencido no se alejan ni un ápice de la realidad. Ha sido una grata sorpresa y espero que podamos seguir disfrutando de las aventuras y desventuras de mis (desde ya) farmacéuticas favoritas durante mucho tiempo.La única pega que le encuentro es que es muy corto, pero al menos me queda el consuelo de que puedo volver a reencontrarme con algunas de sus protagonistas en Esta farmacia es una cruz.Gracias a Edición Anticipada, Penguin Random House y Grijalbo por el envío del ejemplar. Leer menos
Añadido a tus libros guardados