Resistencias queer

Andrea Natzahuatza
Luis Ruiz

Fragmento

Título

Introducción
¿Qué es resistir?

Para muchas personas hablar de diversidad sexual y de género es participar de un debate alrededor de un tema controversial, enfrascarse en discusiones políticas sobre lo moralmente correcto y discutir —desde la lejanía— sobre la viabilidad de los derechos de un grupo de personas que usualmente se ven como sujetas de estudio, pero rara vez como protagonistas de historias o voces dignas de ser escuchadas y celebradas.

Sin embargo, para las personas que nos vivimos desde la disidencia sexual y de género, esto es parte fundamental de quienes somos, cómo nos relacionamos y la forma en que dejamos de ser un yo individual y nos convertimos en nosotres, nosotras y nosotros.

Las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans binarias y no binarias, intersexuales, asexuales, pansexuales, queer y de otras identidades y orientaciones disidentes (que serán agrupadas en este libro bajo el acrónimo LGBTQ+) hemos visto una y otra vez cómo se habla mucho sobre nosotrxs, pero rara vez con nosotrxs; se toman decisiones que afectan nuestras vidas solamente en función de lo que otras personas creen, piensan y sienten; cómo se nos ha convencido de que es nuestra responsabilidad ganarnos lo que de por sí, por ser seres humanos, ya es nuestro: la dignidad, el bienestar, el reconocimiento de nuestros derechos.

En escuelas, noticieros, congresos, iglesias y reuniones de amistades y familiares se nos menciona constantemente, pero muy rara vez se nos ha invitado a la conversación. Parece que somos un ente abstracto sobre el cual discutir, pero no empatizar, entender, aprender de la forma en que vemos el mundo y nuestras identidades y orientaciones como parte de él.

Cuando nos preguntan por qué hablamos de las poblaciones LGBTQ+ como una comunidad, aun con las diferentes y muy dispares formas de vivir y pensar entre nosotrxs, hay una infinidad de posibles respuestas, pero una de las más contundentes es que a todxs nos une el hecho de que por ser quienes somos y desear (o no) de cierta forma, resistimos a un sistema que prioriza la experiencia heterosexual y cisgénero sobre las demás. De ninguna forma somos un grupo homogéneo de personas, y hacia el interior de la comunidad existe una infinidad de realidades marcadas por distintos privilegios y opresiones, sin embargo, cuando hablamos en colectivo lo hacemos porque nos funciona para nombrar y entender las cosas que sí tenemos en común y buscar formas de hacerles frente.

Resistir, para las poblaciones LGBTQ+, no es una opción, sino la única forma viable para existir en un mundo que se niega a escuchar nuestras voces.

Hasta las más mínimas expresiones de nuestra cotidianidad son una afrenta a las normas, exigencias y expectativas de las instituciones dominantes y los grupos sociales más privilegiados que —en aras de mantener un rancio statu quo que les beneficia— rechazan lo que no se alinea con una serie de valores y prácticas que ponen en el centro ciertas vivencias y relegan muchas otras.

Resistimos cuando nos oponemos a la invisibilización sistemática a la que se nos somete, mostrándonos con orgullo tal y como somos, y negándole al miedo la posibilidad de paralizarnos frente a la sociedad.

También lo hacemos cuando construimos otras formas de habitar el mundo sin alinearnos a todas sus reglas y exigencias. Cuando soñamos con otras y mejores realidades en las que nadie viva opresión ni discriminación por ser, expresarse, desear, querer, intimar, sentir o pensar de la forma en que lo hace. Y, sobre todo, resistimos cuando tomamos esos sueños como punto de partida para incidir en la realidad y transformarla desde la ternura, el amor y la diferencia.

Resistir, para nosotrxs, también es permitirnos disfrutar del placer y la felicidad aun cuando se nos han prohibido. Un acto como una fiesta, un beso, una fotografía, un encuentro sexual o la decisión de vestirnos o maquillarnos de cierta manera puede parecer simple e insignificante para las mayorías, pero desde los márgenes de la vivencia de la sexualidad y el género se vive como una pequeña revolución.

Optar por la alegría es radical y poderoso cuando se te ha dicho que tu destino es, si acaso, la supervivencia.

La resistencia de las poblaciones queer no es nueva, ni siquiera reciente. Las personas LGBTQ+ de hoy en día somos capaces de resistir al sistema heterocisnormativo con fuerza y temple gracias al legado de transformación de rebeldes queer del pasado que —aun sin la existencia de un movimiento articulado a nivel global— tejieron lazos comunitarios para destruir ideas caducas y violentas respecto a la diversidad sexogenérica y, por consecuencia, dignificar sus vivencias disidentes y transgresoras.

Si bien es cierto que gracias al histórico esfuerzo de activistas LGBTQ+ a nivel global, hoy es innegable el avance en cuestión de derechos, reconocimiento, visibilidad y reivindicación de nuestra comunidad, de manera simultánea y como respuesta a este histórico fenómeno se está registrando un peligroso incremento de los discursos y políticas que se oponen a nuestra inclusión en la sociedad, lo que resulta en violencia que vulnera la dignidad y el bienestar de las personas queer.

Ante este panorama la desolación y la desesperanza se presentan como opciones tentadoras —y no culpamos a quienes a veces nos sentimos así frente a una realidad que lo amerita—, pero es en momentos como este que aparece una vez más la invitación a resistir de manera comunitaria, articulada, dialógica, plural y radical.

Este libro es a la vez un homenaje al legado histórico de las resistencias queer y una invitación urgente a inspirarnos en el espíritu liberador y punk de las disidencias del pasado y presente para continuar caminando hacia un futuro en el que no haya opresión ni discriminación a las que oponerse. También es un recordatorio de que si eres una persona LGBTQ+ en cualquier parte del mundo y de la edad que sea, con el simple hecho de ser tú y buscar vivir bien, ser feliz, aceptarte y cuidarte, ya estás resistiendo.

En las páginas siguientes encontrarás una colección de textos originales que abordan las problemáticas y realidades que hoy enfrentamos las poblaciones LGBTQ+ en el mundo, así como historias de las personas que, antes de nosotrxs, soñaron con las metas que hoy nos acercamos a cumplir.

Portadilla

img-c1

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tu lista de deseos