Una novela de...Las siete dinastias

Matteo Strukul

Fragmento

Las dinastías

Las dinastías

Milán (Visconti-Sforza)

FILIPPO MARIA VISCONTI: duque de Milán.

AGNESE DEL MAINO: amante y favorita de Filippo Maria Visconti.

MARÍA DE SABOYA: esposa de Filippo Maria Visconti y duquesa de Milán.

PIER CANDIDO DECEMBRIO: consejero de Filippo Maria Visconti.

FRANCESCO SFORZA: condotiero y duque de Milán.

BIANCA MARIA VISCONTI: duquesa de Milán, hija de Filippo Maria Visconti y Agnese del Maino.

CICCO SIMONETTA: consejero de Francesco Sforza.

BRACCIO SPEZZATO: lugarteniente de Francesco Sforza.

MICHELE DA BESOZZO: pintor milanés.

GASPARE DA VIMERCATE: lugarteniente de Francesco Sforza.

GALEAZZO MARIA SFORZA: duque de Milán, hijo de Francesco Sforza y Bianca Maria Visconti.

LUDOVICO MARIA SFORZA, llamado EL MORO: duque de Milán, hermano de Galeazzo Maria Sforza e hijo de Francesco Sforza y Bianca Maria Visconti.

LUCRECIA LANDRIANI: amante y favorita de Galeazzo Maria Sforza.

BONA DE SABOYA: esposa de Galeazzo Maria Sforza y duquesa de Milán.

CATERINA SFORZA: hija de Galeazzo Maria Sforza y Lucrecia Landriani.

LUCIA MARLIANI: amante y favorita de Galeazzo Maria Sforza.

LUCRECIA ALIPRANDI: dama de compañía de Agnese del Maino.

GABOR SZYLAGI: sicario de Bianca Maria Visconti.

Venecia (Condulmer)

GABRIELE CONDULMER: patricio veneciano conocido con el nombre papal de Eugenio IV.

POLISSENA CONDULMER: patricia veneciana, hermana de Gabriele Condulmer.

NICCOLÒ BARBO: aristócrata veneciano, esposo de Polissena Condulmer, miembro del Consejo de los Diez.

PIETRO BARBO: hijo de Niccolò Barbo y Polissena Condulmer conocido con el nombre papal de Pablo II.

ANTONIO CONDULMER: embajador veneciano en la corte de Francia.

ANTONIO CORRER: primo de Gabriele Condulmer, cardenal de Bolonia.

FRANCESCO BUSSONE, llamado EL CARMAGNOLA: capitán general del ejército de Terraferma de la Serenísima República de Venecia.

Ferrara (Este)

LEONELLO DE ESTE: marqués de Ferrara, hijo de Niccolò III de Este y Stella de’ Tolomei.

GUARINO GUARINI: magister, titular de la cátedra de Elocuencia y Literatura Latina y Griega en el Studium de Ferrara.

BORSO DE ESTE: duque de Ferrara, hijo de Niccolò III de Este y Stella de’ Tolomei.

ERCOLE I DE ESTE: duque de Ferrara, hermanastro de Borso de Este.

Florencia (Médici)

COSIMO DE MÉDICI, llamado EL VIEJO: señor de Florencia.

PAOLO DI DONO, llamado PAOLO UCCELLO: pintor florentino.

PIERO DE MÉDICI, llamado EL GOTOSO: señor de Florencia, hijo de Cosimo de Médici y Contessina de Bardi.

LORENZO DE MÉDICI, conocido como EL MAGNÍFICO: señor de Florencia, hijo de Piero de Médici y Lucrecia Tornabuoni.

BRACCIO MARTELLI: aristócrata florentino, amigo de Lorenzo de Médici.

Roma (Colonna y Borgia)

ANTONIO COLONNA: aristócrata romano, príncipe de Salerno, señor de la rama de Genazzano.

ODOARDO COLONNA: aristócrata romano, hermano de Antonio y Prospero Colonna Prospero Colonna: aristócrata romano, hermano de Antonio y Odoardo Colonna, cardenal.

STEFANO COLONNA: aristócrata romano, señor de la rama de Palestrina.

SVEVA ORSINI: aristócrata romana, esposa de Stefano Colonna.

CHIARINA CONTI: aristócrata romana, madre de Stefano Colonna.

IMPERIALE COLONNA: aristócrata romana, hija de Stefano Colonna y Sveva Orsini, esposa de Antonio Colonna.

SALVATORE COLONNA: aristócrata romano.

ALFONSO DE BORGIA: aristócrata español, elegido papa con el nombre de Calixto III.

Nápoles (aragoneses)

EL REY ALFONSO V de Aragón, llamado EL MAGNÁNIMO: rey de Aragón, soberano del reino de Nápoles.

DON RAFAEL COSSIN RUBIO: hidalgo de Medina del Campo, capitán del ejército aragonés.

FERNANDO I DE ARAGÓN, también llamado FERRANTE: rey de Aragón, soberano del reino de Nápoles, hijo de Alfonso V de Aragón y de Gueraldona Carlino.

ISABEL DE CLERMONT: reina de Nápoles, esposa de Fernando I de Aragón.

FILOMENA: plebeya napolitana.

ANIELLO FERRARO: pocero napolitano.

ÍÑIGO DE GUEVARA: capitán del ejército aragonés.

Primera parte

PRIMERA PARTE

Prólogo

Prólogo

Ducado de Milán, castillo de Binasco, 1418

Quería subir a lo alto de la torre. Sabía que tardaría una eternidad, pero se juró que lo lograría. Había fulminado con la mirada a un soldado que se había ofrecido a ayudarlo.

Empujaba con los bastones contra cada peldaño. Hacía fuerza con los brazos. No era ninguna novedad. Sus piernas delgadas, raquíticas, subían despacio, con dificultad. Avanzaba con paso inseguro, renegando y mascullando maldiciones contra sí mismo y aún más contra sus padres, que lo habían relegado a ese infierno de dolor y de inutilidad desde su más tierna infancia.

Cuando finalmente superó el último escalón, estaba empapado en sudor. Casi le temblaban los brazos por el esfuerzo sobrehumano. Se apoyó en las almenas de la muralla, las abrazó y dejó caer al suelo los bastones.

La torre se erguía contra el cielo, alta y maciza. Se alzaba en la esquina del castillo, dominando la vista. El aire empezaba a cambiar de dirección, soplaba hacia el rojo de la aurora. El viento frío del invierno le levantó la capa y la dejó caer hasta que

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Añadido a tu lista de deseos