Pequeño gran libro: Escorpio

Jimena La Torre

Fragmento

Pequeño gran libro: Escorpio

Agradecimientos

Soy muy feliz de contarles esta historia de agradecimiento hacia el signo de Escorpio. Fui bendecida con un abuelo de Escorpio y no solo de ese signo, sino que además de fecha mágica: 7 de noviembre.

Las historias de mi abuelo, desde mi niñez, siempre fueron geniales. Mi abuelo siempre estaba haciendo algo, construía, hacía negocios, pintaba cuadros. Vivía en una casa chica y con su jubilación se mudó a una casa grande, en la que se lo pasó disfrutando los últimos años de su vida. Siendo muy joven se fue a trabajar de fotógrafo a Trelew. Mi abuelo era terriblemente temido por todos, pero yo no le tenía miedo, lo enfrentaba y hasta logré que le gustara Lionel Richie: compartimos momentos escuchando “All Night Long”. Corría el año 83, me iba a encontrar con unos amigos y me vestí con su saco y su gorra gris para completar mi atuendo. Tenía pantalones de cuadros gigantes, zapatos guillermina con zoquetes de puntillas, un suéter shetland en el que asomaba un cuello bebé con puntilla. Cuando me vio me dijo: “Así te van a llevar presa”, y efectivamente eso sucedió... Mamá y papá no tenían teléfono y desde la comisaría llamé a mi abuelo.

Literalmente me habían llevado presa por portación de “estilo de vestuario”, no tenía nada que ver que mis amigos fueran punk y dark vestidos de negro y con los pelos parados o que hubieran podido tener cosas en la mochila que nunca me enteré. Mi abuelo me vino a buscar a la comisaría y me dijo: “¡Esto queda entre vos y yo! Nunca lo tiene que saber tu madre”. Desde ahí empezamos una relación muy compinche. A los 20, cuando tuve mi primer hijo, me fui a vivir a su casa y mi abuelo disfrutó de sus últimos años viendo a mi primer hijo crecer y también de la compañía de nuestra primera gata, Princesa, que había tenido bebitos.

Así ese ESCORPIO gruñón disfrutó de cada momento tierno que sucedía en nuestras vidas. Luego el “Cáncer” hizo su trabajo para su despedida.

A mi equipo, en especial a Euge que transforma todo su impulso y pulsión en “poemas”. Teniendo premios como escritora, el esoterismo pudo más, es una gran contenedora e impulsa a sus consultantes a salir adelante, siempre. Sari y Vivi, que aman a los números. A la licenciada Maca, a Eva Karina (parapsicóloga) por sus aportes de Astrología oriental. Bea con las Gemas que te protegen; Maia, Adry, Vanesa, Jess V, Pao Mariposa con diversos aportes y mi mano derecha, Sil Molinas, que su casa de los otros en Escorpio hace que sea una gran compañera de desafíos de esta canceriana.

Pequeño gran libro: Escorpio

Bienvenido, Escorpio

Ocho es el número del infinito, el número que ocupa Escorpio en el zodíaco. Escorpio ama la eternidad, no importa en qué plano esté, jamás se olvida a un escorpiano/a. Son intensos y sentimentalmente extremistas, generan que el otro los desee y se muera por ellos. No les gusta lo indefinido ni los términos medios: aman u odian. Ven todo desde la profundidad del propio sentimiento. Esto es un problema a la hora de relacionarse, porque el otro jamás comprende lo que le ocurre. Quien ama a un Escorpio siente a diario la presión del amor celoso y posesivo. Un tormento que se multiplica para el propio escorpiano, que tiene eso dentro de su ser y nada lo conforma. Ser Escorpio es vivir cada momento con intensidad y durabilidad. Su intuición es tan fuerte que perciben los resultados de una situación y descubren las mentiras con un olfato de sabueso cazador. Se brindan por completo y exigen lo mismo del otro para sentirse felices. Cuando sufren una decepción, evitan volver a ver a esa persona, y el motor para vivir sin ella es no olvidarla, por lo que, en las siguientes relaciones, tienden hacia el mismo patrón de personalidad: se enamoran una vez y luego buscan repetir el mismo formato.

Sus ideas fijas y su perseverancia los vuelven líderes en cualquier profesión. Conocen muy bien el límite del mal y cuidan a los que aman de manera exagerada. Una de sus grandes cualidades es enseñar a actuar con valentía y coraje a los demás. Consiguen lo que desean y practican un juego seductor con la muerte, por el cual a lo largo de sus vidas experimentan numerosas situaciones de finales y dolor con riesgos permanentes para la salud. Su gran función es descubrir los misterios del ser humano. Son excelentes psicólogos e investigadores.

En este libro te voy a actualizar tus conocimientos para que sepas TODO sobre Escorpio, y te reconozcas, y si tenés la Luna en Escorpio o ascendente o planetas entiendas cómo es esa energía dentro de tu ser. También te contaré qué pasa con las casas astrológicas cuando aparece en este signo en tu carta natal. ¡Y algo que te encanta!: cómo es la energía de Escorpio para amar y algo mucho mejor, cómo compatibiliza con los demás signos, decanato por decanato…

También, querido Escorpio, te daré algunos tips más, porque Escorpio siempre desea más, y para eso te recomiendo plantas, alimentos, deportes y cómo vivir mejor tu vida…

Si sos esotérica, te recomiendo qué cosas sí o qué cosas no podés utilizar de este mundo mágico. En este libro te vas a encontrar con la magia necesaria para encaminar tus cualidades receptivas súper desarrolladas.

Pequeño gran libro: Escorpio

PARTE 1
Adentrémonos en Escorpio

Pequeño gran libro

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist