Unicornia 7 - Un palacio de hielo

Ana Punset

Fragmento

cap-1

imagen

Amanece un nuevo día en la mágica ciudad de Unicornia, donde siempre hay una aventura que vivir… ¡Y hoy no es una excepción!

¿Quieres saber de qué estoy hablando? Pues voy a ir dándote pistas, a ver si aciertas.

Lo primero que te voy a decir es que estoy volando, sí, pero no encima de ningún unicornio. Estoy volando… ¡en autobús!

Aunque esa no es una gran pista, así que te daré otra: voy sentada con Paula y Sara, claro, pero no vamos solas, porque también viajamos con el resto de la clase.

¿Qué? ¿Te vas haciendo una idea de lo que estamos haciendo? ¿No? ¿Y si te digo que también está con nosotras Florinda, nuestra profe de la Escuela de Magia Superior?

¿Ya lo sabes?

¡Exacto!

imagen

Supongo que te estarás preguntando por qué volamos en autobús y no encima de nuestros unicornios… ¡Pero es que en realidad ellos también vienen con nosotras!

Mira, ¿los ves? Están justo ahí, junto al autobús. ¡No se perderían la excursión por nada del mundo! Sin embargo, esta vez, ellos vuelan por su cuenta y nosotras vamos calentitas aquí dentro, en el bus con alas, porque fuera hace mucho, mucho frío. ¡Brrr!

¿Te imaginas el motivo?

imagen

Bueno, venga, más pistas… Si te pregunto a qué lugar te gustaría ir de excursión…, ¿qué me responderías?

Yo tengo una lista muy clara de excursiones geniales:

Sitios

geniales para ir

de excursión:

A la luna

A un parque acuático lleno de toboganes

A una jungla llena de animales en libertad

A un mundo invadido por dinosaurios

Al país del revés, donde el suelo está arriba y el cielo abajo

imagen

Pues imagina un poquito más, porque… ¡no es a ninguno de esos sitios!

Te recuerdo que allí adonde vamos hace muuucho fríííooo…

Mira, te lo voy a decir ya, porque no me aguanto las ganas:

¡NOS VAMOS AL PALACIO DE HIELO!

¿Que no sabes lo que es? Pues su nombre ya lo dice un poco: es un palacio hecho con hielo.

No sé lo que hay dentro, pero supongo que… ¿Una cama de hielo? ¿Una pared de hielo? Incluso puede que… ¿una cocina de hielo? ¡Aunque no creo que en ella se pudieran cocinar cupcakes voladores como en Unicornia!

imagen

La cuestión es que por eso es por lo que no podemos volar con nuestros unicornios hasta allí. ¡Porque nos convertiríamos en cubitos de hielo voladores!

imagen

Los unicornios no tienen ni frío ni calor, porque son mágicos y esas cosas no les afectan. Así que, mientras ellos vuelan libres cruzando las nubes, Paula, Sara y yo vamos sentadas en un autobús con alas, junto al resto de la clase. Vamos cantando canciones para que el viaje se nos pase rápido y podamos llegar a nuestro destino. Aunque… hay alguien aquí que desafina: ¡Sasha!

imagen

Por suerte, Florinda nos salva de los gallos y empieza a hablarnos de la familia que nos ha invitado al Palacio de Hielo:

—Se llaman Diana, Carlos y Quique. Son los Protectores del Norte. ¡Y esto no es ninguna tontería! Son una familia muy importante.

Florinda nos cuenta que el palacio tiene miles de años y que apareció por arte de magia después de la gran nevada que cubrió todo el Norte de nieve y frío para siempre. Ese palacio se encarga de que todas las criaturas de la zona estén protegidas y cuidadas.

—Por eso es tan importante que respetéis todo lo que os diga la familia, ¿de acuerdo? —nos insiste Florinda, como si fuéramos a hacer justo lo contrario.

—¡De acuerdo! —respondemos todos.

Justo en ese momento, Sara me da un codazo para que mire por la ventana y Sasha se abalanza sobre mi cabeza. ¡Estamos llegando! Ay, qué ganas de estar en un lugar tan mágico. ¡No podemos esperar a ver lo que se esconde en ese palacio! ¿A que tú tampoco?

imagen

Suscríbete para continuar leyendo y recibir nuestras novedades editoriales

¡Ya estás apuntado/a! Gracias.X

Product added to wishlist