• ¡En oferta!
Negro como el mar
Escuchar fragmento

Negro como el mar

PLAZA & JANÉS , enero 2022
(23)
Narrador: Jane Santos
Duración: 07 horas 29 minutos

Un crucero de glamour en un transatlántico de lujo se vuelve letal en la última novela de Mary Higgins Clark, la reina del suspense.

Escuchar fragmento

Solo desea huir de la humillante escena del arresto de su prometido la víspera de su boda. Celia Kilbride, experta en joyas, acepta un puesto de trabajo en el transatlántico Queen Charlotte para escapar de la atención pública. Allí conoce a Lady Emily Haywood, de ochenta y seis años, dueña de un collar de esmeraldas de incalculable valor que desea donar a un museo tras el crucero.

Pero el tercer día de travesía encuentran a Lady Emily muerta y el collar ha desaparecido. La lista de sospechosos no hace más que crecer. Celia se dispone a encontrar al asesino sin darse cuenta de que se ha puesto en peligro mortal antes de que el crucero llegue a su fin.

Reseñas:
«Una lectura ágil, con una trama bien trabajada que no se pierde en un final superfluo y que, sobre todo, cuenta con la dosis exacta de giros y sorpresas para que nos mantengamos enganchados.»
Revista Kritica

«Mary Higgins Clark usa el humor, demuestra su talento para recrear escenas de manera casi cinematográfica y su documentación previa, en este caso, en el sector de la alta joyería.»
Laura Galdeano, Libertad Digital

«Me dio un susto de muerte.»
The Guardian

«La reina de la alta tensión.»
The New Yorker

En los blogs...
«La autora nunca defrauda a sus seguidores y en esta novela vuelve a conseguir captar el interés del lector con una trama bien urdida que se desarrolla en un escenario sugerente, que invita a que la intriga y el suspense se desarrollen de forma trepidante.»
Blog Me gustan los libros

«Este libro es puro estilo Mary Higgins Clark, nos pone en duda, los pasajeros hacen que pensemos de uno en otro quién ha sido, nos narra muy bien la vida a bordo del crucero, cómo se forman amistades o enemistades.»
Blog Estoy entre páginas

«Es una novela sencilla (que no simple), con mucha agilidad, con un vocabulario más que correcto, mérito también de la traductora, y una capacidad de atrapar al lector entre sus páginas envidiable.»
Blog Atardeceres bajo un árbol

Leer más

Solo desea huir de la humillante escena del arresto de su prometido la víspera de su boda. Celia Kilbride, experta en joyas, acepta un puesto de trabajo en el transatlántico Queen Charlotte para escapar de la atención pública. Allí conoce a Lady Emily Haywood, de ochenta y seis años, dueña de un collar de esmeraldas de incalculable valor que desea donar a un museo tras el crucero.

Pero el tercer día de travesía encuentran a Lady Emily muerta y el collar ha desaparecido. La lista de sospechosos no hace más que crecer. Celia se dispone a encontrar al asesino sin darse cuenta de que se ha puesto en peligro mortal antes de que el crucero llegue a su fin.

Reseñas:
«Una lectura ágil, con una trama bien trabajada que no se pierde en un final superfluo y que, sobre todo, cuenta con la dosis exacta de giros y sorpresas para que nos mantengamos enganchados.»
Revista Kritica

«Mary Higgins Clark usa el humor, demuestra su talento para recrear escenas de manera casi cinematográfica y su documentación previa, en este caso, en el sector de la alta joyería.»
Laura Galdeano, Libertad Digital

«Me dio un susto de muerte.»
The Guardian

«La reina de la alta tensión.»
The New Yorker

En los blogs...
«La autora nunca defrauda a sus seguidores y en esta novela vuelve a conseguir captar el interés del lector con una trama bien urdida que se desarrolla en un escenario sugerente, que invita a que la intriga y el suspense se desarrollen de forma trepidante.»
Blog Me gustan los libros

«Este libro es puro estilo Mary Higgins Clark, nos pone en duda, los pasajeros hacen que pensemos de uno en otro quién ha sido, nos narra muy bien la vida a bordo del crucero, cómo se forman amistades o enemistades.»
Blog Estoy entre páginas

«Es una novela sencilla (que no simple), con mucha agilidad, con un vocabulario más que correcto, mérito también de la traductora, y una capacidad de atrapar al lector entre sus páginas envidiable.»
Blog Atardeceres bajo un árbol

Leer menos
Traductor
Neus Nueno Cobas
Tipo de encuadernación
Audiolibro
Idioma
ES
Fecha de publicación
20-01-2022
Autor
Mary Higgins Clark
Editorial
PLAZA & JANES
Dimensiones
153mm x 229mm
Traductor
Neus Nueno Cobas
Tipo de encuadernación
Audiolibro
Idioma
ES
Fecha de publicación
2022-01-20
Autor
Mary Higgins Clark
Editorial
PLAZA & JANES
Dimensiones
153mm x 229mm
9788401028687
20-01-2022
Mary Higgins Clark
Mary Higgins Clark
Ver Más
Mary Higgins Clark nació en Nueva York y falleció en Naples (Florida) a los 92 años. Cursó estudios en la Universidad de Fordham. Está considerada una de las más destacadas autoras del género de intriga, y sus... Leer más

Mary Higgins Clark nació en Nueva York y falleció en Naples (Florida) a los 92 años. Cursó estudios en la Universidad de Fordham. Está considerada una de las más destacadas autoras del género de intriga, y sus obras alcanzan invariablemente los primeros puestos en las listas de best sellers internacionales. Sus últimos libros publicados en castellano son Mentiras de sangre, Sé que volverás, Los años perdidos, Temor a la verdad, Asesinato en directo, El asesinato de Cenicienta, Fraude al descubierto, Legado mortal y Vestida de blanco.

Para más información, visita la página web de la autora (maryhigginsclark.com).

Leer menos
Ver Más

Suscríbete a nuestras novedades editoriales

Novedades

Otros libros del autor

Actualidad

Artículos relacionados con este libro

Reseñas

Reseñas

23 Reviews
Una novela de la autora que no destaca, pero entretiene
Mary Higgins Clark siempre escribe libros de misterio que te deja pensando y cambiando de opinión sobre quien lo hizo a lo largo de toda la novela. De hecho, sus libros me hacen ver que dependiendo de que tipo de misterio haya que resolver, sería una buena detective o no.Esta novela es algo diferente, ya que toma lugar en un crucero y con una pr... Leer más
Mary Higgins Clark siempre escribe libros de misterio que te deja pensando y cambiando de opinión sobre quien lo hizo a lo largo de toda la novela. De hecho, sus libros me hacen ver que dependiendo de que tipo de misterio haya que resolver, sería una buena detective o no.Esta novela es algo diferente, ya que toma lugar en un crucero y con una protagonista que es experta en joyas; cuando hay un asesinato y en el acto se pierde un collar con un gran valor monetario. Y claro, al ser en un crucero, es decir un lugar cerrado, todos los pasajeros son sospechosos hasta que se demuestre lo contrario.Casi todos los personajes me sacaron un tanto de quicio, porque me parecían sospechosos a ratos, y no terminaba de fiarme de nadie. Aunque al mismo tiempo, me encantó como intento descubrir el misterio y no lo consigo ni a la primera ni a la segunda.Esta novela no tiene nada nuevo para la autora, no es su mejor libro, y tampoco va a ser un libro de referencia en su género. Pero dentro de las lecturas de la autora, esta es entretenida y divertida; al mismo tiempo que tenemos un pequeño romance por medio. Leer menos
Sorpresas hasta el final
Qué mejor manera para retomar un proyecto, que haciendo un pequeño y humilde homenaje. Hace pocos días falleció la autora de mi última lectura, Mary Higgins Clark, la llamada reina de la alta tensión; y por ello, aunque tengo más reseñas pendientes, he decidido volver con este thriller.Este libro cayó en mis manos hace tiempo a través de Edición... Leer más
Qué mejor manera para retomar un proyecto, que haciendo un pequeño y humilde homenaje. Hace pocos días falleció la autora de mi última lectura, Mary Higgins Clark, la llamada reina de la alta tensión; y por ello, aunque tengo más reseñas pendientes, he decidido volver con este thriller.Este libro cayó en mis manos hace tiempo a través de Edición Anticipada , y decidí leerlo tras el fallecimiento de la escritora.El thriller es uno de los géneros que más me atrapan y me resultan más fácil de leer, pero en el caso de Negro como el mar, a pesar de la cantidad de personajes que hay en la novela, aún fue más rápida su lectura.Su ventaja es que son capítulos cortos pero la mayoría intensos de  trama, con giros y sorpresas en cada uno de ellos.Los escenarios están perfectamente descritos sin caer en la pesadez que a veces supone situarte en la escena de la historia.Y si alguien es seguidor de esta escritora, encontrará personajes conocidos de otras novelas.Animo a su lectura, así  podréis comprobar que nadie es lo que parece.Os dejo la sinopsis de mano de Megustaleer:“Solo desea huir de la humillante escena del arresto de su prometido la víspera de su boda. Celia Kilbride, experta en joyas, acepta un puesto de trabajo en el transatlántico Queen Charlotte para escapar de la atención pública. Allí conoce a Lady Emily Haywood, de ochenta y seis años, dueña de un collar de esmeraldas de incalculable valor que desea donar a un museo tras el crucero.Pero el tercer día de travesía encuentran a Lady Emily muerta y el collar ha desaparecido. La lista de sospechosos no hace más que crecer. Celia se dispone a encontrar al asesino sin darse cuenta de que se ha puesto en peligro mortal antes de que el crucero llegue a su fin.” Leer menos
La reina de la al ta tensión en estado puro
Capítulos cortos pero la mayoría intensos de trama, con giros y sorpresas en cada uno de ellos.
Capítulos cortos pero la mayoría intensos de trama, con giros y sorpresas en cada uno de ellos. Leer menos
Un libro de misterio al más estilo clásico
En esta novela, nos situaremos en un trasatlántico que hace la dirección opuesta a la del Titanic. Este barco guarda muchas similitudes con el gran navío que se hundió y eso me ha gustado mucho ya que en todo momento me lo he imaginado todo y sentía que estaba dentro del barco con los personaje. En este trasanlantico viajan diferentes personas, ... Leer más
En esta novela, nos situaremos en un trasatlántico que hace la dirección opuesta a la del Titanic. Este barco guarda muchas similitudes con el gran navío que se hundió y eso me ha gustado mucho ya que en todo momento me lo he imaginado todo y sentía que estaba dentro del barco con los personaje. En este trasanlantico viajan diferentes personas, por un lado tenemos a Celia nuestra protagonista que es una gémola de muchísimo prestigio que sufre un revés amoroso y decide embarcarse para alejarse un poco de su antigua vida. El resto de pasajeros serán muy variados, tenemos a un cura, a un matrimonio que les tocó la lotería y una señora que pose un collar de esmeraldas de valor incalculable , posesión de la gran Cleopatra. En el tercer día de viaje, esta señora aparece muerta y el collar a desaparecido. Celia se empeñara en esclarecer lo sucedido ya que el asesino esta entre ellos y todos pueden ser culpables.Me ha gustado mucho el ritmo de la novela ya que desde el principio ya se nos expone la premisa principal y hacia donde va a girar la trama. Me ha encantado coger la lupa y empezar a investigar de la mano de nuestra protagonista, como sabéis soy una gran amante de jugar a los detectives. Esta novela, si os soy sincera, me ha gustado pero la segunda mitad se me queda floja ya que se descubre al culpable desde mi punto de vista muy pronto, esto lo que hace es que es yo por mi parte pierda el interés ya que el gran enigma de estas novelas es siempre descubrir al asesino. Ya por último, me gustaría hablar de la pluma de la autora la cual es muy dinámica y fluida y me ha gustado mucho como la autora a formado a los personajes cada cual más distintos y todos con un motivo aparente para cometer el asesinato y el robo.En resumen, este ha sido un libro de misterio que me ha gustado, pero la segunda mitad se me ha quedado un tanto floja, pese a eso, lo recomiendo mucho a los amantes del género. Leer menos
Vuelve la reina del suspense homenajeando a otra de las grandes
La célebre autora de suspense nos vuelve a traer un caso de dos de sus personajes más conocidos, Alvirah y Willy, que se encuentran celebrando nada menos que su 45º aniversario de bodas. En ésta ocasión todo sucede a bordo de un lujoso transatlántico de apariencia idílica... pero cuyos pasajeros, cómo no, esconden un montón de secretos.Es un sec... Leer más
La célebre autora de suspense nos vuelve a traer un caso de dos de sus personajes más conocidos, Alvirah y Willy, que se encuentran celebrando nada menos que su 45º aniversario de bodas. En ésta ocasión todo sucede a bordo de un lujoso transatlántico de apariencia idílica... pero cuyos pasajeros, cómo no, esconden un montón de secretos.Es un secreto a voces que lady Emily no solo viaja con el collar de Cleopatra en su posesión, sino que además piensa lucirlo por primera vez durante el crucero pese a la presunta maldición que se cierne sobre él. La expectación es máxima, pero antes de que se produzca el anunciado momento tendremos ocasión de ir conociendo uno por uno a los personajes que protagonizan la obra y que por tanto podrían estar preparando un terrible crimen. En éste aspecto es indudable que me recuerda un montón al estilo de Agatha Christie, la estructura es muy similar: Entorno idílico, personajes con luces y sombras, un desencadenante inesperado... y ya la hemos liado. Cuando lady Emily aparece asesinada no hay ninguna duda de que el móvil era el famoso collar.La estructura de la novela es bastante amena ya que utiliza los días que transcurren en el crucero para generar un ritmo constante y cargado de información. A medida que nos familiarizamos con sus historias, vamos viendo también quiénes podían tener un motivo para cometer el crimen y somos partícipes de la investigación. Pese a todo, es indudable que hay un personaje que cobra cierto protagonismo por encima de los demás, y esa es Celia Kilbride.Celia es gemóloga y arrastra un pasado tormentoso del que no puede deshacerse, ya que toda la prensa se ha hecho eco de la historia.  Está invitada como conferenciante, y desde luego su presencia es de lo más interesante al ir a cruzarse con un collar de tanto valor. ¿Pero estará allí sólo por interés profesional?Todas las miradas están puestas en un misterioso criminal autodenominado "El hombre de las mil caras", y es que él mismo ha anunciado su presencia en el crucero y su intención de robar la preciada joya durante el viaje. ¿Pero será realmente el culpable del homicidio?Se nota que Higgins tiene mucha experiencia en el género y sabe provocar intriga y desconcierto en sus lectores. Todos los personajes parecen sospechosos, y lo mejor de todo es que están atrapados en medio del mar, así que quien quiera que sea el culpable debe de seguir abordo. Quizá es ahí donde también cae en algunos de los tópicos del género, pero si has llegado hasta aquí está claro que no te importa si la novela ofrece algo inimitable o es sólo entretenimiento de la mano de una de las mejores autoras de suspense que existen. Y no es decir poco.De breve extensión y fácil lectura, sin duda es una novela muy llevadera que los amantes del género disfrutarán y que cualquier otro lector ávido de historias adictivas sabrá valorar.  Leer menos
Una lectura sea muy rápido y sin apenas dificultades de la llama
Es la primera vez que leo algo de esta famosa autora y no sabría decir el motivo porque lo cierto es que me he encontrado una novela como la que esperaba, una novela entretenida a secas, que se lee casi de una sentada porque está formada por capítulos muy cortos y cada capítulo suele basarse en alguno de los personajes que conforman la historia.... Leer más
Es la primera vez que leo algo de esta famosa autora y no sabría decir el motivo porque lo cierto es que me he encontrado una novela como la que esperaba, una novela entretenida a secas, que se lee casi de una sentada porque está formada por capítulos muy cortos y cada capítulo suele basarse en alguno de los personajes que conforman la historia.La trama que nos trae la autora no es nuevay la encontramos en algunas novelas de Agatha Christie, en las que se recluye a un número no pequeño de personajes en un lugar concreto, en este caso, el trasatlántico Queen Charlotte, donde durante la travesía inversa que hizo el Titanic, el barco al que emula, se comete el asesinato de una rica mujer y la desaparición de uno de sus empleados más cercanos.A mi este tipo de tramas me recuerda mucho cuando jugaba al Cluedo con mis primos porque la base es prácticamente la misma: un conjunto de personajes variopintos que no se conocen de nada y que coincidiendo en algunos lugares del barco en escasos días, acaban definiéndose ante los demás. Todos son sospechosos: la experta en gemología, Celia Kilbride, que viene huyendo de un novio estafador y famoso; la asistente personal de la asesinada que le ha venido robando poco a poco desde hace tiempo; su contable y su esposa, que han hecho otro tanto para mantener la vida de lujo que le exige su mujer; el diplomático que anhela una de sus joyas para devolverla al país de donde procede; el matrimonio de ancianos que aparentan estar llenos de bondad y comprensión; el policía de incógnito que ha subido al barco para encontrar a un ladrón de joyas muy famoso y efectivo; o la vencedora de un concurso que ha ganado el viaje como premio. Todos ellos, moviéndose por un barco gigantesco intentando cada uno de ellos conseguir determinados objetivos que bien pueden ser falsos.En general, el libro es muy previsible, al menos me ha resultado muy sencillo no sólo vislumbrar quien es quien comete cada acto, sino que también resulta previsible establecer otro tipo de historias paralelas que acontecen. Bajo mi punto de vista lo mejor que tiene esta historia es su agilidad y su ligereza, cosa que hace que tu ritmo de lectura sea muy rápido y sin apenas dificultades, pero lo cierto es que para ser de "la reina del suspense" yo no le he encontrado suspense alguno. Leer menos
Una novela policíaca que recuerda a los clásicos en la que el le
Nunca había leído nada de Mary Higgins Clark, la verdad. En el blog tenemos una reseña de otra obra suya, ¿Dónde te escondes? y Eva acabó encantada con la lectura, pero ya sabéis que es raro que yo coja novelas policíacas. Pero sí es cierto que ver esta novedad me dio ganas de leer algo de esta magnífica autora, y no me ha defraudado.En esta nov... Leer más
Nunca había leído nada de Mary Higgins Clark, la verdad. En el blog tenemos una reseña de otra obra suya, ¿Dónde te escondes? y Eva acabó encantada con la lectura, pero ya sabéis que es raro que yo coja novelas policíacas. Pero sí es cierto que ver esta novedad me dio ganas de leer algo de esta magnífica autora, y no me ha defraudado.En esta novela el lector viaja durante una semana a bordo del Queen Charlotte, un lujoso crucero que ha congregado a una gran cantidad de ricos, famosos, expertos en determinados temas que están invitados como conferenciantes y demás personas que pueden permitirse un lujo así, desde nuevos millonarios a nobles, pasando por un policía infiltrado que va buscando a uno de los mejores ladrones. En él va Celia, la protagonista, que desea escapar de su vida por todo lo que ha liado su ex -ha estafado mucho dinero a mucha gente, siendo ella salpicada-. Celia es una una experta gemóloga que trabaja para reparando y tasando joyas de lujo, siendo invitada al crucero por una de sus pasajeras, lady Emily Haywook, quien mostrará al mundo una pieza única: el colgante de esmeraldas de Cleopatra, que se dice que perteneció a la misma reina de Egipto y cuyo país está lucha luchando por recuperarlo.Como buena novela de misterio, durante el trayecto suceden robos, empiezan a vislumbrarse secretos, ocurre alguna que otra muerte... y todos los personajes son sospechosos, como no podía ser de otra manera. Celia jugará un papel fundamental al conocer determinados secretos que pueden poner su vida en riesgo. El lector tendrá la misión de descubrir quién es el culpable o los culpables, o al menos intentarlo, antes de que se resuelva todo.Una cosa que me ha encantado del libro ha sido la cantidad de personajes útiles que existen. Todos cumplen perfectamente su función dentro de la historia; unos estarán más desarrollados que otros, pero todos están perfectamente definidos y muy estereotipados, es decir, con los clásicos clichés que la clase media podemos tener sobre las clases más altas, como son a la hora de comportarse, las refinerías, las manías, la visión que tienen de las clases inferiores, etc. La autora también ha sido capaz de darles una veracidad que parece que se puedan tocar, por lo que es imposible que el lector no se «relacione» con ellos, y ninguno le dejará frío.Evidentemente Celia es la que más juego da al ser la protagonista, pero hay un par de personajes que desde el primer momento tienen algo que no puedo explicar. Personalmente, me gusta mucho lady Emily.«Qué pena, pensó, mientras experimentaba la inyección de energía que siempre sentía cuando se disponía a dar un golpe. Aunque la mayoría de las veces era capaz de conseguir el objeto de sus deseos sin la triste necesidad de acabar con la vida de nadie, era consciente de que esa noche podía verse obligado a hacerlo. Resultaba improbable que su visita al dormitorio de Lady Em no despertase a la dama.» Y bueno, reconozco que mi apuesta no salió bien y no lo acerté, cosa que de verdad me alegra. La trama va girando de tal manera que sea complicadísimo poder encontrar al asesino y la idea de quién puede ser cambiará constantemente, algo imprescindible en este tipo de novelas y que la autora ha conseguido crear con gran maestría.En cuanto a la narración, es una novela sencilla (que no simple), con mucha agilidad, con un vocabulario más que correcto, mérito también de la traductora, y una capacidad de atrapar al lector entre sus páginas envidiable, favorecida a su vez por el hecho de que los capítulos son muy cortos -a veces de una y dos páginas-, haciendo que se quiera seguir leyendo más y más.La novela se divide en seis partes, con un total de 97 capítulos más epílogo, todos contados por un narrador omnisciente.Realmente, reseñar novelas policíacas tienen el problemas que no puedes meterte mucho más. Como conclusión, es una novela totalmente recomendable para los amantes del género y para los que quieran relajarse con una novela muy escrita que les mantendrá pegados a sus páginas. Leer menos
Lectura interesante para los amantes de la novela negra y la gem
Es la primera vez que leo algo de Mary Higgins Clark y me ha sorprendido para bien. El libro está muy bien escrito y resulta de fácil lectura, ya que la mayoría de capítulos son muy cortos (algunos apenas tienen una página) y eso te anima a seguir leyendo para ver cómo se resuelve la historia. En cuanto a la trama, es una novela negra con un fin... Leer más
Es la primera vez que leo algo de Mary Higgins Clark y me ha sorprendido para bien. El libro está muy bien escrito y resulta de fácil lectura, ya que la mayoría de capítulos son muy cortos (algunos apenas tienen una página) y eso te anima a seguir leyendo para ver cómo se resuelve la historia. En cuanto a la trama, es una novela negra con un final bastante edulcorado para mi gusto. Quizás puede hacerse algo pesada al principio cuando va describiendo a cada uno de los personajes principales, pero después, cuando ya los ha ubicado a todos, la lectura se vuelve más amena y sobre todo ligera. A mí personalmente, lo que más me ha gustado de la historia, ha sido el personaje de Celia Kilbride y sus anécdotas sobre gemología (campo del que es experta) pues la autora utiliza a este personaje para introducir hábilmente conocimientos y curiosidades sobre las piedras preciosas más famosas del mundo, como el collar de esmeraldas que perteneció a Cleopatra y es el eje central de la novela.Sin duda recomiendo este libro y probablemente siga leyendo más obras de la autora. Leer menos
Negro como el mar
Hola a todo el mundo!! Se que llevo mucho tiempo sin subir nada pero no he tenido tiempo ni tampoco inspiración, pero eso ya ha llegado a su fin porque por fin voy a poder ir subiendo poco a poco, sin prisa pero sin pausa. El libro que voy a reseñar es un libro mandado los de la editorial y la verdad es que no he podido elegir mejor. Vamos allá.... Leer más
Hola a todo el mundo!! Se que llevo mucho tiempo sin subir nada pero no he tenido tiempo ni tampoco inspiración, pero eso ya ha llegado a su fin porque por fin voy a poder ir subiendo poco a poco, sin prisa pero sin pausa. El libro que voy a reseñar es un libro mandado los de la editorial y la verdad es que no he podido elegir mejor. Vamos allá. La historia tiene como protagonista a Celia Kilbride, gemóloga con mucha fama que se embarca en un crucero de nueve días para dar unas conferencias sobre joyas. Aunque ella es la protagonista según nos da entender la sinopsis, aparecen mas personajes que le darán a la historia mucho sentido, entre ellos está Lady Emily Haywood, que es la dueña de una gran fortuna además del collar de esmeraldas de Cleopatra, con un valor incalculable, y es ese collar el que va a lucir en el crucero, una gran oportunidad para todos aquellos que quieren hacerse con el collar. A lo largo del crucero Lady Emily aparece muerta y el collar desaparecido, y será Celia quien se dispondrá a encontrar al asesino de Lady Emily. Tal como he dicho la protagonista de la historia es Celia, una mujer que ha sido engañada por su pareja, la cual era un estafador que estafó a todos los amigos de Celia e incluso a la propia Celia; pero no por eso deja de ser una mujer fuerte, involucrada en su trabajo. Pero como he dicho Celia no es la única que aparece y está involucrada con Lady Emily, dueña del collar de Cleopatra, sino que también podemos encontrar a Brenda Martin, ayudante de Lady Emily, su compañera y mejor amiga; Roger Pearson, contable, llevaba las cuentas de Lady Emily, y su mujer Yvone; Ted Cavanaugh, abogado y encargado de devolver los objetos robados a su país original, entre ellos el collar de Cleopatra; Alvirah y Will Meehan, matrimonio al que le ha tocado la lotería; Anna DeMille, una mujer divorciada a la que le había tocado el crucero en un sorteo; el Professor Longworth, experto en Shakespeare, invitado al crucero para dar conferencias; y por último Devon Michaelson, agente de la Interpool, infiltrado en el crucero para evitar el robo del collar de Cleopatra por el Hombre de las Mil Caras. Todos los personajes tienen algo que esconder que no quieren que descubra la persona que tienen al lado, un collar de valor incalculable que mucha gente admira y desea, un asesinato en la habitación de un crucero; todos involucrados con la víctima, pero solo uno de ellos es el culpable.Esta ha sido una historia arrolladora, impresionante y simplemente magnífica.Hacia mucho tiempo que no leía un libro de género thriller, y no podía haber elegido un libro mejor para abrir de nuevo mi mundo a este género. Este es un libro corto, pero historia está perfectamente contada, no sucede nada rápido, todo tiene su tiempo, todo está marcado por las actitudes de los personajes que hacen que la historia fluya al tiempo que tiene que fluir. Una historia contada en tercera persona, pero contando como se desenvuelve cada personaje, una de las mejores maneras (según yo) de contar una historia sobre un asesinato, ya que lo que mas atrae es saber cada paso de cada personaje y su relación con la historia; y con este libro se logra esto y solo puedo decir que es perfecto.Recomiendo este libro, a todas las personas les guste o no el thriller, porque este libro merece la pena ser leído, por la sencillez de su prosa y por el atrayente argumento. Juega a ser detective en esta maravillosa historia, donde todo son secretos, donde nada parece lo que es y donde el asesino te puede dar un buen susto. Leer menos
Cluedo en un crucero
Esta la primera novela que leo de la autora. A pesar de eso, la fama precede a Mary Higgins Clark y era fácil saber por que terrenos se iba a mover la historia antes de empezar con ella: un misterio y su resolución. En este sentido, no hay sorpresas, el lector se encuentra con un caso que implica muertes y robos y puede jugar a intentar descubri... Leer más
Esta la primera novela que leo de la autora. A pesar de eso, la fama precede a Mary Higgins Clark y era fácil saber por que terrenos se iba a mover la historia antes de empezar con ella: un misterio y su resolución. En este sentido, no hay sorpresas, el lector se encuentra con un caso que implica muertes y robos y puede jugar a intentar descubrir quién es la persona o personas culpables antes de llegar al final del libro.La estructura a la hora de ir facilitando los hechos según van ocurriendo es muy esquemática, capítulos cortos y muy ordenados, sin demasiada información extra. Esto puede gustar porque da ligereza a la lectura, que se vuelve muy rápida, o puede parecer insuficiente si lo que se espera es algo más de profundidad en cuanto a la ambientación (un crucero inspirado en el Titanic puede dar más pie a divagar sobre el tema del que se toma realmente la autora) o los personajes que aparecen: este seria el libro número 11 en el se muestra a Alvirah y Willy dos personajes recurrentes de la autora, pero es algo que no se averigua al leer este caso y tampoco es relevante saber información previa sobre ellos para no perderse en la historia, aunque sus seguidores quizá agradecerían mayor contenido sobre la evolución de estos personajes ya conocidos.Leer este libro es casi como ver una partida rápida del popular juego de mesa Cluedo: se presenta un crimen, unos posibles causantes y sus posibles motivaciones. El lector puede tratar de averiguar qué ha pasado o simplemente dejarse llevar hasta el final de la mano de Higgins Clark (en una lectura rapida, ligera y fácil, pero no aburrida) y conformarse con su explicación.  Leer menos
Una rápida y recomendable historia
Como fan de la autora desde que un dia me la recomendaron al buscar novelas de intriga, he de decir que ésta me ha gustado, aunque no tanto como otras suyas, pero lo ha hecho.La trama no es nada compleja pero eso no quita que la historia sea buena, ya que a veces menos es más como bien dicen, y en este caso lo es. Hay thrillers que tienen mil in... Leer más
Como fan de la autora desde que un dia me la recomendaron al buscar novelas de intriga, he de decir que ésta me ha gustado, aunque no tanto como otras suyas, pero lo ha hecho.La trama no es nada compleja pero eso no quita que la historia sea buena, ya que a veces menos es más como bien dicen, y en este caso lo es. Hay thrillers que tienen mil ingredientes y giros más pero esta historia, aun siendo más sencilla, te engancha bien. La intriga se mantiene hasta el final, y el hecho de que los capítulos sean tan cortos se agradece y ayuda a hacerla mucho más ligera, queriendo leer un poco más y un poco más... Y así hasta leerse sola.Me han gustado las descripciones de los personajes, cómo poco a poco se les va conociendo y cómo la autora te lleva por la trama en un escenario cerrado, además de la atmósfera que crea. Siempre he visto la serie 'Se ha escrito un crimen', y leyéndola me sentía como si estuviese viendo uno de los capítulos desde el sofá, tal cual. Tiene muy buen ritmo y yo, personalmente, no atinaba con quién era el culpable.La veo como una novela rápida y amena, perfecta para leer un fin de semana de desconexión por ejemplo por lo ligera que es desde el principio. Ya digo, creo que Mary Higgings tiene novelas mejores, pero esta no defrauda. Bastante recomendada :D Leer menos
La nueva novela de Mary Higgins Clark
Mary Higgins Clark es una vieja conocida. Hace muchos años, cuando era una jovencita, me bebía sus novelas. Aún recuerdo esas novelitas de bolsillo, de color rojo, que cogía en la biblioteca y que devoraba como si no hubiera un mañana. Reconozco que, tras leerlas, las olvidaba casi inmediatamente pero mientras tanto las disfrutaba un montón; y, ... Leer más
Mary Higgins Clark es una vieja conocida. Hace muchos años, cuando era una jovencita, me bebía sus novelas. Aún recuerdo esas novelitas de bolsillo, de color rojo, que cogía en la biblioteca y que devoraba como si no hubiera un mañana. Reconozco que, tras leerlas, las olvidaba casi inmediatamente pero mientras tanto las disfrutaba un montón; y, en muchos casos, eso es lo único que quieres.Pero, ¿cómo habrá resistido la autora el paso de los años? Supongo que ella seguirá escribiendo más o menos igual pero, ¿soy yo el mismo tipo de lectora?Éstas son mis impresionesUna serie de personajes se embarcan en el viaje inaugural del lujoso crucero Queen Charlotte, un transantlántico que nada tiene que envidiar a antecesores tan famosos como el mismo Titanic. Entre estos personajes está lady Emily, quien por primera vez va a lucir el collar de esmeraldas que perteneció a la reina Cleopatra. O su fiel ayudante, o su contable. O Celia Kilbride, una experta en joyas que va a dar unas conferencias pero que acarrea una mochila personal muy cargada. O una pareja que ha ganado millones en la lotería y se está dando el capricho de su vida. O un viudo que va a esparcir las cenizas de su mujer. Pero también, según él mismo ha avisado, un famoso ladrón de joyas que se hace llamar el hombre de las mil caras, cuya identidad nadie conoce pero que es perseguido en varios países. Con todo este cóctel, la tragedia está servida.Mary Higgins Clark suele escribir a la manera clásica de las novelas de misterio -o, al menos, ese es el recuerdo que yo tenía de ella y que se ha visto confirmado en esta novela. Lo primero es presentar a todos los personajes. Lo hace de forma somera pero precisa y, siendo un buen elenco de personajes, la verdad es que todos quedan bien caracterizados (dentro de los límites de una novela como ésta, por supuesto).Después, se meterá en la descripción del escenario. En muchas de sus novelas utiliza un escenario cerrado; en éste por ejemplo. El escenario será un crucero; ciertamente, el escenario es grande pero, al final, las diferentes escenas se desarrollan en los mismos y concretos sitios (sé que existe un nombre “técnico” para esto pero ahora mismo no lo recuerdo me temo). En esta ocasión el escenario es de lo más exótico y atractivo, no lo vamos a negar Y, de haberlo exprimido, se podría haber conseguido un ambiente muy asfixiante porque eso de estar encerrado en alta mar con un asesino o asesinos, sin poder huir, acobarda en mi opinión. Aunque no es el caso de esta novela, ni siquiera lo buscado por la autora.Otra de las características de sus novelas es que, en principio, casi cualquier personaje puede ser culpable y la misión de Mary Higgins es que dudemos de todos. He de decir que no lo ha conseguido en mi caso. Me imaginé quién era el culpable desde el momento en que lo presentó (al principio de la novela) y acerté. Normalmente no solía acertar los culpables de las novelas de esta autora pero, o bien ella ha perdido facultades, o bien las he adquirido yo pero en este caso me ha parecido realmente evidente. Tanto quién iba a ser la víctima como quién la iba a matar y por qué me lo he imaginado antes de la página cincuenta y eso ha restado algo de interés a la tramaEl estilo es el típico de estas novelas escritas para el puro entretenimiento. Lo consigue sin duda alguna; el libro me ha durado tres días y eso que lo compaginaba con otro. Pero es que realmente se lee solo, sin ningún esfuerzo por nuestra parte. Es el típico libro desengrasante, que no requiere la mínima atención. Ello se debe a la sencillez de la historia y de la prosa de la autora, a la abundancia de diálogo, a la existencia de capítulos muy cortos y a la agilidad narrativa.Entonces, ¿ha cumplido o no la prueba del algodón? Me ha gustado y me ha entretenido, me lo he pasado bien leyéndolo y, en unos momentos complicados para mí, eso es justamente lo que necesitaba así que ha cumplido con creces su función. Ahora bien, no he disfrutado como solía disfrutar los libros de esta autora. No tengo claro si es porque éste es peor que otros o, más probablemente, porque desde entonces he leído libros mejores, igual de intrigantes y entretenidos pero con historias más potentes y mejor escritos. Y es que dentro de mi género preferido, la novela negra, últimamente he leído novelas muy muy buenas.En definitiva, éste es un libro para los fans de Mary Higgins Clark -que son muchos- y para todo el mundo en general si está buscando una lectura entretenida y sin más complicaciones. Leer menos
La codicia en el mar
Negro como el mar es la primera novela de Mary Higgins Clark que tengo entre mis manos y la trigesimoquinta novela de la autora.La historia narra los acontenicimientos que tienen lugar en mitad del mar, en concreto en un transatlántico recién inaugurado, el Queen Charlotte, al que quieren comparar con el Titánic, por sus lujos, su distribución y... Leer más
Negro como el mar es la primera novela de Mary Higgins Clark que tengo entre mis manos y la trigesimoquinta novela de la autora.La historia narra los acontenicimientos que tienen lugar en mitad del mar, en concreto en un transatlántico recién inaugurado, el Queen Charlotte, al que quieren comparar con el Titánic, por sus lujos, su distribución y su ambiente que recuerda a este crucero que acabó en el fondo del mar. Tanta es la similitud con este legendario transoceánico que los sucesos que tienen lugar en él son tan llamativos como en el propio de la obra.Los huéspedes de este crucero son gente adinerada y con status mundial en sus campos de investigación o de trabajo o simplemente mente son gente que por suerte o por desgracia les tocó la lotería y decidieron embarcarse en este viaje que deparará muchas sorpresas. Junto con ellos también les acompañan invitados de alto prestigio que darán conferencias cada día para amenizar la semana que durará el crucero.A lo largo de la historia nos encontramos con varios personajes de los cuales algunos de ellos tendrán mayor importancia en el desarrollo de la novela, como pueden ser Celia Kilbride y lady Emily Haywood.Celia Kilbride: viaja sola, tiene veintiocho años. Una de las conferenciantes invitadas. Es gemóloga, es decir, una estudiosa en la rama de minerología que se centra en las gemas o piedras preciosas.Lady Emily Haywood: tiene ocheinta y seis años, es famosa por su riqueza. Ha invitado a otros personajes que formarán parte de la historia con un gran peso: Brenda martin, Roger Pearson e Yvonne. Una de las cosas que destaca a esta mujer es que alaga llevar al crucero el collar de esmeraldas de Cleopatrá, el cuál querrá presentarlo al público por primera vez.Centrándonos en el collar hay que advertir que de este objeto se dice que hay una maldición sobre él. La trama gira en torno a él por lo que tanto lady Emily como el collar serán parte fundamental de la misma. A través de la historia nos encontramos con varias subtramas dependientes de los personajes que aparecen, ya que intentan resolver los probemas, la mayoría relacionado con la economía personal, de forma muy egoísta e individual, pensando en sí mismos sin tener en consideración las posibles consecuencias que puedan ocurrir a la hora de desentramarlos. A lo largo de toda ella nos topamos con asesinatos, robos, amor; suspense en definitiva.Los pros de esta novela, en mi opinión, son:Me ha llamado la atención que el desarrollo de la trama tenga lugar en mitad del mar en un lugar si escapatorias donde se deberán resolver todos y cada uno de los problemas que van surgiendo.La estructura del libro llama mucho la atención y engancha al lector ya que está organizado por días, cada uno que transcurre en el crucero. Además los capítulos que en la novela aparecen son muycortos por lo que la autora consigue que no te separes del libro en ningún momento y quieras seguir leyendo.Es la primera novela que leo de esta ecritora, a pesar de la cantidad de libros que tiene en su haber, y se nota el lenguaje cuidado y la experiencia que tiene al crear una historia como esta.Como la parte negativa podría decir es una novela muy típica dentro del tópico. Una primera parte en la que todos los invitados están felices porque han ido ha disfrutar, menos uno, el que tiene que originar el problema principal. Un desarrollo caótico cuyo final se resuelve in extremis en una situación muy peligrosa. Para concluir quisiera decir que es un libro con una lectura muy rápida que te mantiene atento en la mayoría del tiempo aunque con los personajes que aparecen puedes perder el hilo de la historia sin darte cuenta. Aun así es un libro que recomendaría leer, en especial para aquellos amantes del suspense y a los que sueñan con el lujo, ya que he podido imaginarme cada detalle que aparece descrito.Lac odi Leer menos
Quizás Vd. no sea el asesino
Lo primero que llama la atención de este libro es su magnífica presentación. Como decía en los datos técnicos es de tapa blanda con solapas, pero tanto el nombre de la autora, como el título, están realzados en relieve, lo que le confiere un aspecto agradable, tanto al tacto como a la vista. La autora cultiva este género como pocos escritores y ... Leer más
Lo primero que llama la atención de este libro es su magnífica presentación. Como decía en los datos técnicos es de tapa blanda con solapas, pero tanto el nombre de la autora, como el título, están realzados en relieve, lo que le confiere un aspecto agradable, tanto al tacto como a la vista. La autora cultiva este género como pocos escritores y prueba de ello son sus numerosos títulos que casi todos han sido un éxito. La novela ha sido estructurada en 97 capítulos y un prólogo. No se asuste el lector por el número de capítulos, pues algunos a penas tiene una hoja, pero consigue con ellos ir saltando de un personaje a otro y realizar un trenzado donde los personajes interactuan entre ellos, creando amistades y enemistades, al tiempo que van desnudando sus vidas e interioridades, para que el lector intente aclarar la trama y el asesinato de lady Emily y los motivos que cada uno tiene para actuar de esa forma.El éxito de una novela de suspense, es, sin duda, no despejar hasta el último momento quien es el asesino, y el motivo que le ha llevado a ello. En mi opinión está completamente conseguido el objetivo.  Leer menos
Un misterio clásico de la reina de la novela de intriga
La última novela de Mary Higgings Clark publicada en España es una narración de misterio en lugar cerrado, en la tradición de la que es modelo fundamental la británica Agatha Christie. En esta ocasión, los protagonistas son viajeros en la primera travesía del transatlántico ficticio "Queen Charlotte", un barco que evoca todo el lujo y glamour de... Leer más
La última novela de Mary Higgings Clark publicada en España es una narración de misterio en lugar cerrado, en la tradición de la que es modelo fundamental la británica Agatha Christie. En esta ocasión, los protagonistas son viajeros en la primera travesía del transatlántico ficticio "Queen Charlotte", un barco que evoca todo el lujo y glamour del Titanic y el Lusitania. El macguffin de la historia es un valioso collar y la víctima Lady Em, una aristócrata que planea donarlo tras el viaje. El variado plantel de pasajeros y el juego de engaños, traiciones y maquinaciones crean una trama perfectamente engrasada por una profesional del género que sabe cómo hacer funcionar este tipo de historias. Personajes dibujados de modo básico, excepto la heroína en apuros -la injustamente sospechosa gemóloga Celia Kilbride-, capítulos breves sin ornamentos y un final feliz con la dosis exacta de sorpresa, premio para los buenos y castigo para los malos, hacen de esta historia un amable entretenimiento con pocas pretensiones de los que son de agradecer de vez en cuando. Leer menos
Mi opinion, enganchante
Un libro con el que no sospecharas quien es el asesino hasta el final, ya que vas sospechando de prácticamete de todos y de ninguno. A mi me sorprendió quien es el asesino, ya que para nada lo esperaba, aunque si que es verdad que cuando lo sabes, puedes intuir cosas a lo largo del libro que te iban dando pistas.Desde luego, para ser el primer l... Leer más
Un libro con el que no sospecharas quien es el asesino hasta el final, ya que vas sospechando de prácticamete de todos y de ninguno. A mi me sorprendió quien es el asesino, ya que para nada lo esperaba, aunque si que es verdad que cuando lo sabes, puedes intuir cosas a lo largo del libro que te iban dando pistas.Desde luego, para ser el primer libro que leía de la autora, me ha sorprendido muchísimo, ya que para nada pensaba que lo hilaba todo tan bien, y no deja nada suelto al azar, ya que todo tiene un porqué en su libro.En mi opinión, es una autora que si te gusta el género de suspense y thiller te va a gustar, y que a mi me recuerda en cierta manera a Agatha Christie, aunque le faltarían las deducciones de nuestro querido Poirot.Si le tuviera que dar una puntuación del uno al diez, seguramente le daría un diez, ya que a mi modo de ver no ha explicado correctamente el porque el asesino hizo lo que hizo, de hecho nos quedamos con la sensación de que falta algo. Leer menos
Mejora con el tiempo
Esta historia, aunque al principio no me cautivó porque me parecía aburrida, conforme iba avanzando en la lectura me iba atrapando. La historia está dividida en días, con un total de 6 días, y dichos días están divididos en distintos capítulos. Normalmente en cada capítulo se habla de un personaje distinto de la historia. Como ya he dicho, al pr... Leer más
Esta historia, aunque al principio no me cautivó porque me parecía aburrida, conforme iba avanzando en la lectura me iba atrapando. La historia está dividida en días, con un total de 6 días, y dichos días están divididos en distintos capítulos. Normalmente en cada capítulo se habla de un personaje distinto de la historia. Como ya he dicho, al principió no terminó de gustarme pues se me hacía largo porque había muchos detalles, tanto descriptivos como históricos, que hacían que la historia se me hiciera pesada. Sin embargo, cuando se llega al tercer día, el momento en el que la trama comienza a tomar fuerza todo cambia.Negro como el mar  es una historia con una trama muy interesante que da mucho de sí, con muchos giros conforme pasan las páginas. Cuando piensas que todo va a girar en torno a un personaje, pasa algo que lo cambia por completo.Sin hacer mucho spoiler, esta historia es una clara exposición de lo ambiciosos que podemos ser los humanos y lo que estamos dispuestos a hacer para tener lo que queremos o creemos que merecemos, sin importar las personas a las que podamos hacer daño. Con unos giros argumentativos inesperados y un final muy bien desarrollado, Negro como el mar es una historia que no se deben perder. Leer menos
Predecible y amena
Bueno, es la primera vez que leo una novela de la autora, parece mentira teniendo en cuenta lo fan que soy de las novelas de misterio, policíacas y thrillers. La historia se basa en un viaje en crucero, con personas poderosas y no tan poderosas, y la trama se desarrolla entorno a un crimen, y un collar muy valioso de Cleopatra. A grandes rasgos,... Leer más
Bueno, es la primera vez que leo una novela de la autora, parece mentira teniendo en cuenta lo fan que soy de las novelas de misterio, policíacas y thrillers. La historia se basa en un viaje en crucero, con personas poderosas y no tan poderosas, y la trama se desarrolla entorno a un crimen, y un collar muy valioso de Cleopatra. A grandes rasgos, me ha gustado. Mary escribe ligero, es amena, y ha conseguido sentirme cercana a un mundo tan distinto al mío. Tengo que decir que el comienzo me resultó un tanto confuso. Comienza presentando personajes, y acabé un poco "estresada" entre tanto nombre, pero es algo que conforme avanzas, se resuelve sin complicaciones. Acabas conociendo bien a los personajes.En todo momento sabes quien asesina a Lady Em, pero, es curioso, que aún así, quería seguir leyendo y avanzando en la trama. Especialmente entrañables los personajes de Alvirah y Willy, y no le cabe duda que leeré más novelas en las que aparezcan, les he cogido cariño. En resumen, una historia sencilla, llena de lujo, pero sencilla, rápida de leer y cumple su objetivo, entretener.  Leer menos
Una novela previsible por demás
Me he llevado una gran desilusión con esta novela de la "reina de la alta tensión" en palabras de The New Yorker que imagino harán referencia a otros títulos de la escritora pues éste tiene poquito de todo excepto de una cosa: previsibilidad. Y que una novela de misterio, como ésta es, sea previsible es sobre todo demérito.El escenario es habitu... Leer más
Me he llevado una gran desilusión con esta novela de la "reina de la alta tensión" en palabras de The New Yorker que imagino harán referencia a otros títulos de la escritora pues éste tiene poquito de todo excepto de una cosa: previsibilidad. Y que una novela de misterio, como ésta es, sea previsible es sobre todo demérito.El escenario es habitual en este tipo de relatos: un trasatlántico de lujo, el Queen Charlotte, que pretende emular en lujo y exclusividad al "Queen Elizabeth", al "Queen Mary" o, al "Titánic" que hace poco más de un siglo hizo la famosa y fallida travesía de Southampton a Nueva York, exactamente la contraria que el Queen Charlotte está iniciando en el momento en que comenzamos a leer la novela. Gregory Morrison es el armador de este lujoso transatlántico y lo que él desea es que el barco sea admirado por el placer que se desprende de él y no por sucesos siniestros que despierten una cierta semejanza, siquiera lejana con el 'Titánic' de infausto recuerdo. Pero basta que quieras que algo no ocurra para que todo te conduzca a ello. Y así a bordo del buque habrá de todo: hombres que caen al mar, asesinatos, robos...Estamos ante una novela tipo las que construía Agatha Christie cuando recluía a sus personajes en un espacio cerrado donde sucedía un crimen. El asesino, en esas narraciones, estaba entre los asistentes a ese viaje ('Asesinato en el orient Exprés', 1934) o en esa isla a la que habían sido invitados ('Diez negritos', 1939). Al igual que en ese tipo de novelas de la novelista belga, Higgins Clark recluye a sus personajes en un espacio cerrado, una cárcel de oro en esta ocasión, un lujoso transatlántico. En él viaja una rica octogenaria, Lady Em, poseedora de una joya única, el collar de Cleopatra, reclamado por Egipto, que ella piensa donar a un museo norteamericano. Los asesores financieros de Lady Em, Mr. Roger Pearson y su esposa Yvonne; su secretaria particular, Mrs. Brenda; Ted Cavannagh, interesado en que el collar vuelva a manos egipcias; la experta en gemología, Celia Kilbride; el capitán del barco; un misterioso agente de la Interpol que dice haber sido enviado por la Agencia para evitar que el famoso ladrón 'El hombre de las Mil caras' se haga con la joya; un experto en Shakespeare que ameniza el viaje dando conferencias sobre el bardo inglés; el matrimonio formado por Alvirah y Willy Meehan que, curiosos, investigan los sucesos... En fin, un universo de personajes que revolotean alrededor de la adinerada anciana y sobre los que recaen todas las sospechas cuando ésta aparezca asesinada.El planteamiento anterior no está mal. Pero el proceso de realización, en mi opinión, falla con estrépito y no logra mantener mínimamente el interés del lector. ¿Por qué? Pues, sencillamente porque todo lo que sucede es previsible: Son previsibles las posibles relaciones amorosa entre personajes; es más que previsible el principal sospechoso; previsible, en fin, es todo lo que sucede en el barco y que, naturalmente, no voy a decir aquí. Y no lo voy a decir porque la buena literatura se aprende también leyendo libros no tan buenos, novelas fallidas como ésta de la gran Mary Higgins Clark que, quizás por edad [he leído en las redes sociales que ella ya no escribe los libros que llevan su firma, ¡glups!] ya no maneja los resortes narrativos con la maestría de hace unos años cuando consiguió alzarse, entonces sí que sí, con el título de "la gran dama del thriller estadounidense".*De todo el relato me cuesta salvar alguna cosa. Y es que todo en él me parece fallido: *Los personajes son completamente `planos', y eso en una novela de personajes es grave por demás.*No hay alusión alguna a la concreta realidad social de los Estados Unidos de donde proceden los pasajeros.*La imagen que se nos transmite de la sociedad norteamericana es de un clasismo feroz con ignorancia total de cualquier otro estrato que no sea el de la clase alta; es más, con frecuencia se alude a lo desagradecida que es la clase trabajadora al no saber reconocer debidamente los esfuerzos de los ricos que los emplean y les pagan el sueldo: "Hace un tiempo, un cocinero que llevaba casi veinte años conmigo, a cuyos hijos pagué los estudios, empezó a hinchar mis facturas de comida y alcohol." [dice la rica Lady Em a Celia]*Las referencias culturales son pocas y muy manidas: [Brenda] "pudo sentir los brazos de Ralphie alrededor de su cuerpo mientras empezaba a leer los tiernos pasajes del periplo de Jane Eyre de tragedia en tragedia hasta su reconciliación con el señor Rochester" [Anna DeMille, divorciada hace ya quince años de su marido, y que ha ganado el viaje en un concurso radiofónico, piensa antes de bajar al comedor del Queen Charlotte] que "Esa era su frase favorita de Scarlett O'Hara, su modelo de mujer". A uno de los personajes se lo compara con un personaje de una tira cómica existente en USA desde los años 20: "Devon Michaelson, el Dick Tracy de la Interpol"."Pronto estaremos todos en cubierta cantando el 'Nearer, my God, to there, nearer to there...', como en la película Titánic".FinalComo aspecto positivo sólo destacaría el ritmo que el autor da al relato y que hace que la lectura resulte ágil y muy viva, pero también, muy poco satisfactoria pues no aporta nada al lector ni en el terreno de la intriga, ni en el del conocimiento, ni, por supuesto, en el propiamente literario. Leer menos
Final inesperado. Esta vez me ha engañado totalmente
? Negro como el mar, de Mary Higgins Clark se lee en un suspiro. Las prácticamente 300 páginas de la novela, han volado ante mí. No necesité más que unas horas para leerla. Me gusta mucho esta escritora y todo lo que ha escrito, sin embargo, es evidente que no todas sus novelas pueden ser iguales. Y esta, aunque está bien, tal vez no es la mejor... Leer más
? Negro como el mar, de Mary Higgins Clark se lee en un suspiro. Las prácticamente 300 páginas de la novela, han volado ante mí. No necesité más que unas horas para leerla. Me gusta mucho esta escritora y todo lo que ha escrito, sin embargo, es evidente que no todas sus novelas pueden ser iguales. Y esta, aunque está bien, tal vez no es la mejor que tiene. ¿Quieres saber por qué? Pues sigue leyendo esta reseña. ?La estructura. Mary Higgins Clark nos estructura la trama en seis días, que es el tiempo que va a durar el crucero, más un epílogo. Esos seis días van a contener 97 capítulos, así que ya os podéis imaginar que todos son muy cortitos, lo que hace que la lectura sea muy, muy rápida. La escritora nos divide la novela en tres grandes partes: la presentación de los personajes, la motivación que tienen para matar a la pobre Lady Haywood y la escena final con la resolución del crimen. La presentación de los personajes, aunque se va intercalando con aspectos del día a día del crucero, es muy larga. En la página 167 (sí, lo apunté) sigue presentando a personajes nuevos. Lo que supone más misterio (hay más personajes que pueden ser los culpables) a la vez que menos desarrollo de la trama. En esta novela la trama es un poco simple, poco trabajada. ?Los personajes. Cuatro personajes principales exentos de sospecha van a acompañarnos en este viaje: Lady Emily (la desafortunada asesinada), Celia (personaje femenino protagonista) y Alvirah y Willy (matrimonio protagonista de muchas de las novelas de la escritora. Ganaron la lotería y se dedican a resolver misterios de forma amateur). Todos los demás (aunque nosotros internamente vayamos descartando algunos) podrían ser el asesino. Los personajes que entran en la categoría de sospechosos son, a mi parecer, demasiados, lo que provoca que la trama de la novela quede un poco pobre, ya que usa muchas páginas explicando el pasado y las motivaciones de cada uno de ellos para cometer el asesinato. La envidia puede ser un sentimiento mortal.? La trama. Además de la atención del lector intentando averiguar desde la primera página quién es el asesino ¿qué nos cuenta Mary Higgins Clark en esta novela? Pues, por un lado, lo que más me ha llamado la atención es el egoísmo de la mayoría de los personajes. Realmente tienen un corazón bien negro. Que distintos motivos lleven a un montón de personajes a desear la muerte de Lady Emily es, como poco, inquietante. Por otro lado la historia que más se desarrolla es la del pasado de Celia, que vive el crucero obsesionada por las consecuencias de haberse prometido con un timador, pero aún así, tampoco se profundiza demasiado. Frases sueltas aquí y allá.? El misterio. Me he leído prácticamente todo lo que ha publicado la escritora y casi siempre sigue la misma estructura. Aunque es cierto que los últimos libros han sido un poco diferentes. Pues bien, teniendo en cuenta su fórmula básica, en muchas de sus novelas contaba las páginas que tardaba en adivinar quién era el "traidor". Mi récord está en 10 páginas (más o menos). Y aquí leí la novela pensando en la misma dinámica. He de decir que no he sabido quién era el asesino hasta que lo cogen. O la edad está haciendo mella en mí o el misterio realmente está bien logrado. Como podréis suponer, prefiero pensar que la segunda opción es la correcta. Mary Higgins Clark consigue sin lugar a dudas crear una tensión alrededor del misterio que hace que no puedas dejar de leer. Da igual que su historia no sea demasiado profunda, combina los elementos necesarios para que no quieras cerrar el libro hasta que descubras quién lo hizo.? Otras novelas anteriores de la escritora. (Quizás esto sea un spoiler, salta al siguiente punto si no quieres leerlo) En las novelas de Mary Higgins Clark siempre hay una mujer protagonista, independiente económicamente, de unos treinta años, que se ve envuelta en un misterio que hace peligrar su vida, y, providencialmente, al final, siempre la salva un apuesto hombre que se ha enamorado de ella. Para rizar el rizo normalmente el asesino es alguien muy cercano a ella. Pero, a pesar de que la fórmula se repite en muchas de sus novelas, su lectura sigue siendo adictiva e interesante.Es autora de unas 57 novelas de misterio, muchas de ellas pertenecientes a la serie de Alvirah y Willy. Tiene un estilo elegante en el que no encontraremos ni grandes escenas emotivas, ni escenarios sangrientos, ni romanticismo lacrimógeno. Es sobria, con un gran dominio de su pluma.?Conclusión. Me gusta Mary Higgins Clark. Es una escritora que consigue atraparte desde la primera página. Desde la primera palabra. Mary Higgins Clark es sinónimo de éxito. Todo lo que cuenta en sus novelas es interesante (aquí por ejemplo hay unos datos muy bien integrados en la historia sobre las joyas). Y cuando acabas de leer su última novela, piensas que, cuando publique la siguiente, la comprarás y la leerás. Negro como el mar quizás no es la mejor, pero sigue siendo Mary Higgins Clark, y con eso es suficiente. No tiene ninguna novela mala. Si aún no conocéis a la escritora, os recomiendo que empecéis a leerla.  Leer menos
La ambición es el motor de la trama que envenena o convierte en
? "Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero."Esta cita de Miguel de Cervantes (1547-1616) resume bien “Negro como el mar”, el trigésimo quinto thriller de la reina del suspense, la escritora americana Mary Higgins Clark (Plaza & Janés, 2018) que llegó el 11 de enero a las librerías.? La ambición es el moto... Leer más
? "Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero."Esta cita de Miguel de Cervantes (1547-1616) resume bien “Negro como el mar”, el trigésimo quinto thriller de la reina del suspense, la escritora americana Mary Higgins Clark (Plaza & Janés, 2018) que llegó el 11 de enero a las librerías.? La ambición es el motor de la trama que envenena o convierte en víctima a muchos de los personajes. ? Vuelve el simpático y entrañable matrimonio Meehan formado por la detective amateur Alvirah y Willy, un hombre amable, fuerte, cabal...  que desde 1987 han protagonizado más de diez novelas. Ahí es nada. En esta ocasión se embarcan en el transatlántico de lujo "Queen Charlotte" donde por supuesto ocurrirá un crimen. No podía ser de otra manera ?.Junto a muchos otros personajes que poco a poco iremos conociendo, tratarán de averiguar la identidad del asesino.? Celia Kilbride: experta en joyas que un día antes de su boda rompe su compromiso al ser detenido su novio por estafa. ¿Estará ella implicada o fue una víctima más? ? Lady Emily Haywood: a sus 86 años viaja junto a su asistenta personal Brenda, su gestor Roger acompañado de su esposa Yvonne y un fabuloso collar de esmeraldas que perteneció a Cleopatra. ? El hombre de las mil caras: un famoso ladrón que ha anunciado que va a hacerse con el collar.? Un abogado, el capitán, el armador, un agente del FBI, un profesor especializado en Shakespeare, la ganadora de un sorteo y hasta un mayordomo (no puede faltar en toda novela de suspense que se precie ?)... son otros de los personajes que nos acompañarán a lo largo de esta historia que quizás recuerda demasiado a otra novela de Mary Higgins Clark, "Misterio en alta mar" del 2012 donde la trama también se desarrolla en un recién inaugurado crucero, el "Royal Mermaid" con un selecto grupo de pasajeros entre los que también se encuentran Alvirah y Willy. Suena tan parecido...Pero bueno, es súper entretenida, se lee fácilmente gracias a los cortos capítulos en los que vamos saltando de personaje en personaje, el estilo sencillo, cercano y actual de Mary Higgins Clark le imprimen buen ritmo. No es un novelón ni mucho menos pero leo todo tipo de libros y éste es de los que utilizo para distraerme, desconectar y disfrutar de un rato de intriga. Me pasa como con el cine que tan pronto voy a ver una película profunda, de gran contenido social o histórico, como una de terror, una comedia, un musical o incluso una infantil (me chiflan).¿Y a vosotros qué os gusta leer? ¿Habéis leído alguna vez a Mary Higgins Clark? ¿Sois aficionados a este tipo de novelas? Yo sé a quién le va a encantar... A mi mami, que es una fan de Agatha Christie. Leer menos
La maldición de Cleopatra
Negro como el mar es una novela escrita por Mary Higgins Clark, escritora estadounidense y una de las autoras más destacadas dentro del género de intriga. Este libro fue publicado el pasado 11 de enero de 2018 y se presenta como una lectura ligera y entretenida. Pertenece a la Serie Alvirah y Willy, personajes maravillosos a los que, personalmen... Leer más
Negro como el mar es una novela escrita por Mary Higgins Clark, escritora estadounidense y una de las autoras más destacadas dentro del género de intriga. Este libro fue publicado el pasado 11 de enero de 2018 y se presenta como una lectura ligera y entretenida. Pertenece a la Serie Alvirah y Willy, personajes maravillosos a los que, personalmente, he cogido mucho cariño.El libro narra los sucesos que van aconteciendo en el día a día de los pasajeros que se embarcan en el Queen Charlotte, un transatlántico que pretende dejar huella en la historia siendo el más lujoso y elegante jamás conocido, con muchas similitudes al Titanic. Leyendo la sinopsis del libro se llega a pensar que Celia Kilbride, una experta en joyas que embarca en el Queen Charlotte por diversas razones, es la protagonista de la historia, pero, personalmente, no lo veo así, creo que toda la historia posee una parte equitativa para cada uno de los personajes. Es cierto que se centran en ella, pero no es la protagonista de la historia. De hecho creo que hay un claro protagonista del libro.La edición del libro es muy positiva, desde mi punto de vista, ya que presenta capítulos cortos, de dos o tres hojas, incluso de una en muchos de ellos. Da la sensación, por poner un ejemplo cotidiano, de estar comiendo pipas sin poder parar y a su vez sin darse cuenta de ello, por lo que, sin percatarse, se ha hecho un gran avance. Ayuda, también, que la letra sea bastante grande. Se nota que la edición me ha gustado haha. Cada capítulo narra el día a día (como la hora del cóctel o la comida en los distintos comedores y salones) de los personajes siendo el narrador  omnisciente la mayor parte del tiempo. Está ordenado por días, es decir, cuando se ha terminado de contar las hazañas del día, se empieza un día nuevo algo así como un diario.Las descripciones son completas, aunque requieren una gran imaginación para poder verlo todo con claridad qué queréis que os diga, no estoy acostumbrada a imaginarme ese tipo de barcos tan lujosos haha.Respecto a la puntuación debo decir que le he quitado un poco porque la manera de escribir de Mary Higgins me ha confirmado, desde mucho antes de la mitad del libro, quién era el/la asesino/a y eso me ha llevado a que no me sorprendiera lo que ella supongo que esperaba en el lector aunque he tenido mis sospechas sobre algún otro personaje. Así pues, recomiendo la lectura a toda aquella persona que le guste este tipo de género o quiera tener un primer contacto con él. Por lo que a mí respecta, me ha encantado. Leer menos
La Agatha Christie de nuestros días
Típico libro de intriga y suspense de los que nos tiene acostumbrada Mary Higgins Clark, la Agatha Christie de nuestros días (perdón por la comparación).Una serie de personajes se embarcan en un crucero de lujo, el Queen Charlotte. Cada uno tiene su propia historia: el que llegó por casualidad, el que va a trabajar, la rica pero ya muy mayor mil... Leer más
Típico libro de intriga y suspense de los que nos tiene acostumbrada Mary Higgins Clark, la Agatha Christie de nuestros días (perdón por la comparación).Una serie de personajes se embarcan en un crucero de lujo, el Queen Charlotte. Cada uno tiene su propia historia: el que llegó por casualidad, el que va a trabajar, la rica pero ya muy mayor millonaria, parejas en crisis, un ladrón que ha anunciado que va a actuar en el transatlántico... Y en la tercera página ya sabemos que uno de ellos no llegará con vida al puerto de destino.Algunos personajes están muy bien dibujados, pero justo el culpable queda desdibujado, podría ser él como alguien al que no se hubiera mencionado en ningún momento. No queda clara su motivación, la resolución es un poco simple y casi precipitada.Es un libro con un estilo muy sencillo, de lectura fácil y directa. Me gusta que los capítulos sean breves, para poder cortar la lectura en cualquier momento sin dejarlo en mitad de un capítulo (manía personal).Como nota negativa: la portada. Es una portada cutre, de folletín británico, lo cual es normal, ya que aclaran en la cubierta que se trata de una adaptación del original. Leer menos
Product added to wishlist